Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2017

La nueva batalla legal contra el racismo en Texas

Arturo Contreras
IPS Noticias


Una de las muchas actividades a favor de los migrantes en el sureo estado de Texas, en Estados Unidos. Crdito Arturo Contreras Camero/EnelCamino

Una de las muchas actividades a favor de los migrantes en el sureo estado de Texas, en Estados Unidos. Crdito Arturo Contreras Camero/EnelCamino

AUSTIN, Estados Unidos, 12 jun 2017 (IPS) - Cuatro condados son la punta de lanza en la pelea legal por los derechos de millones de latinos en el estado de Texas, en Estados Unidos. Esas cuatro localidades presentaron tres demandas en contra del gobierno estadal por la aprobacin de la ley SB4, que busca aumentar la fuerza de deportacin.

La Ley muestra tus papeles, que entrar en vigor el primero de septiembre, obliga a policas locales y estadales a adoptar tareas de agentes federales de migracin, como pedir papeles que acrediten su estancia en Estados Unidos.

De acuerdo con los demandantes, la aplicacin de la nueva norma podra desatar actos discriminatorios y prejuicios raciales en contra de los ms de 10 millones de habitantes latinos en el estado.

Esta ley es un ataque frontal contra los inmigrantes y sus familias, es un intento de reclutar la fuerza de deportacin al convertir a todos los policas en agentes de migracin, violan el debido proceso, violan la igual proteccin de las leyes, explica Efrn C. Olivares, abogado defensor del Proyecto Organizativo de Texas, una de las agrupaciones civiles que demandaron al gobierno del estado.

Por eso, cuatro alcaldes, dos alguaciles y cinco organizaciones no gubernamentales tomaron acciones legales en contra de la SB4 bajo el argumento de que la nueva legislacin atenta contra la separacin de poderes local, estadal y federal.

Los demandantes no esperan que un juez federal d un veredicto aprobando o rechazando la ley; ms bien esperan una suspensin temporal en lo que dura el caso, porque la entrada en vigor de la ley podra afectar las libertades civiles de millones de ciudadanos; un problema que buscan atender inmediatamente.

Cuando hay una demanda compleja, pero hay un tema urgente, le pedimos al juez que, como se va a tardar la resolucin, que suspenda una seccin de la ley, en lo que nos ponemos de acuerdo. Hay que convencer al juez y es una pelea con el juez. Nosotros vamos a pedir que se suspenda toda la ley, pero l puede escoger solo algunos artculos, agrega Olivares.

Los efectos de la ley pueden ser tan fuertes que hay migrantes indocumentados que podran dejar de salir de sus casas o perder acceso a programas sociales y de asistencia que el gobierno les hace llegar a travs de distintas organizaciones no gubernamentales, como cuenta Angela-Jo Touza Medina, directora de la Asociacin de Mujeres Jvenes Cristianas de Greater Austin.

Es miedo a las redadas, bsicamente. Que haya una reunin, en la organizacin en la que trabajo yo, por ejemplo, que somos un centro de salud mental y que la gente no venga por miedo a que, bueno, la polica sabe que est este grupo aqu, qu tal que estn fuera esperndolos, ese tipo de miedo.

Sin embargo, las comunidades inmigrantes no son los nicos afectados, sino tambin los policas locales, quienes, de negarse a acatar la SB4, podran enfrentar la destitucin de su cargo.

Esta ley dice claramente, que, si los oficiales no respetan esta ley, nosotros somos los que vamos a ser multados o mandados a la crcel, dice casi gritando Tom Scherber, el alguacil de Eagle Pass en el condado de Maverick, quien firma una de las demandas.

l es parte de un puado de alguaciles en Texas que se niegan a hacer las veces de agentes de migracin, pues alejara a la gente de la polica, socavara su confianza, lo que creara el ambiente perfecto para que haya ms crmenes.

Yo lo que estoy rechazando es que mis oficiales, incluido yo, no vamos a hacer trabajo de inmigracin en las calles. Nada de eso! No vamos a arrestar gente porque vaya caminando y le preguntemos de qu pas es y si trae documentos, aade el alguacil en un espaol golpeado, con acento norteo.

Estas demandas legales son la ltima herramienta de proteccin de varios condados que albergan grandes comunidades latinas ante la ley de un gobierno que se ha mostrado agresivo con quienes desafan sus decisiones.

Como las represalias que tom el gobernador Greg Abbott en contra del alguacil del condado de Travis, en donde se encuentra la capital del estado, Austin.

Cuando la SB4 apenas era una propuesta en el congreso estatal, la sheriff Sally Hernandez anunci que no estaba de acuerdo con ella y que buscara una manera de evadir su puesta en accin. Como respuesta, el gobierno estatal cort un milln y medio de fondos para la polica a cargo de Hernndez.

Este es un panorama que los demandantes y sus abogados tienen claro, como Jose Garza, el abogado que lidera la demanda que interpuso el condado de El Paso:

Siempre est ese peligro con la gente que lidera Texas, que la gente que no est de acuerdo con ellos sea castigada, por lo tanto, l considera que la nica manera de defenderse es la demanda. Lo que pedimos es que un juez federal revise los peligros potenciales que la ley representa para las personas, un juez que har una evaluacin independiente de la ley. Creemos que desafiar la ley es la mejor manera de proteger al condado y a sus residentes.

Sin embargo, el gobierno estadal tena presente la posibilidad de enfrentar resistencia, civil y legal ante la SB4. Por eso, un da despus de que el gobernador firmara la ley, el fiscal del estado, el general Ken Paxton, levant una demanda en contra del alcalde de la ciudad de Austin, Steve Adler; de la alguacil Hernandez y de los 10 concejales de la ciudad por anunciar que no acataran una ley que an no entra en vigor.

La rpida movida del gobierno estadal parece ridcula, explica Efrn Olivares, director del programa de justicia racial y econmica del Proyecto por los derechos civiles de Texas, pero tiene un truco escondido. La tctica de Paxton busca que un juez federal declare como constitucional la nueva ley.

Ellos entablaron una demanda que declara que la ley es constitucional, cuando el estado promulga una ley, uno quiere sobreentender que aprueban algo que es constitucional. Ahora lo que estn intentando, es que un juez federal diga que lo que aprobaron no va contra la constitucin, dice.

Olivares describe estas tcticas como propias de un sistema totalitario, esto se ve en dictaduras, no en democracias libres.

A pesar de enfrentar a un gobierno con esas caractersticas, la gente que lucha con los litigios no tiene miedo de ms represalias, como cuenta Martha Snchez, vocera y coordinadora de trabajo comunitario para La Unin del Pueblo Entero, una organizacin de migrantes en el rea de Brownsville, al sur del estado que elev otra de las demandas en conjunto con la ciudad de San Antonio.

Ya estamos bien castigados por el gobernador aqu, nunca tiene trato con esta rea. En cambio, tenemos mucha gente vigilndonos, los que monitorean el highway (autopista) y los que monitorean la frontera, tenemos mucha vigilancia, acosan a la gente de las reas rurales, nosotros tenemos el yugo ya muy fuerte. Y (el gobernador) Gregg Abbott ya pidi ms dinero para esto, explica.

Esta lucha es el resultado del trabajo de organizaciones sociales que representan a un grupo de migrantes que histricamente no se haba sabido coordinar para trabajar en conjunto. Ahora, caen en cuenta que estas leyes y estas acciones no afectan solo a los migrantes hispanos, sino a todas las minoras, y estn dispuestos a hacerle frente.

Este artculo fue originalmente publicado por En el Camino, un proyecto dePeriodistas de a Pie . IPS-Inter Press Service tiene un acuerdo especial con Periodistas de a Pie para la difusin de sus materiales.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2017/06/la-nueva-batalla-legal-contra-el-racismo-en-texas/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter