Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2017

Est en crisis el anlisis geopoltico tradicional?

Fernando Dorado
Rebelin


A veces no es cuestin de tener ideas nuevas, sino de dejar de tener ideas antiguas.

Edwin H. Land


Quienes construyen sus anlisis con enfoques eminentemente geopolticos, hasta antes de que apareciera Trump, la tenan relativamente fcil. Podan sentirse seguros en un mundo ordenado en bloques. El gobierno de los EE.UU. lideraba la coalicin de la OTAN, estaba a la cabeza del bloque occidental (USA, Europa-Japn, Israel y Australia), que se enfrentaba al bloque en construccin de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudfrica), liderado por Putin y Xi Jinping, y todo lo dems giraba en torno de esos dos ejes. La primavera rabe, segn esa explicacin, haba sido un complot occidental para reemplazar a viejos enemigos como Mubarack y Gadafi, que a pesar de ser nuevos aliados deban ser derrocados para impedir que las rebeliones populares que se incubaban por efecto de sus gobiernos represivos, pudieran devenir en procesos democrticos que desestabilizaran la regin.

Hasta all la teora ms o menos explicaba esa realidad. La teora de la existencia de un imperio global, sustentado en los intereses de una burguesa financiera transnacional, sin patria y sin lealtades nacionalistas, no tena ninguna cabida, as hubiera sucedido un hecho que contradeca el anlisis geopoltico predominante, como fue la intervencin humanitaria de la OTAN en Libia, que aunque no cont con la aprobacin formal de Rusia y China, no fue cuestionada ni vetada en ningn momento por esas potencias. Una fisura surgi entonces en la teora geopoltica en boga, pero sus idelogos voltearon a mirar para otro lado.

Sin embargo, para esos tericos el gran problema siempre ha sido el complejo mundo islmico. El movimiento supra-nacional que lidera la Hermandad Musulmana y los mltiples grupos y tendencias islmicas que se incuban dentro y fuera de esa corriente poltico-cultural panrabe, no puede ser entendido ni por aquellos que desde afuera se han alineado con las potencias occidentales desde su colonizacin moderna (cuyo objetivo siempre ha sido monopolizar el petrleo y el gas que existe en toda la regin), ni por aquellos que se encuadraron con los intereses geopolticos de la URSS, en medio de las guerras mundiales pero, sobre todo, despus de 1945.

En sus anlisis imaginarios tanto los imperialistas occidentales como los socialistas orientales tenan que cuadrar (y casi siempre ocultar, camuflar, adobar) sus propuestas ideolgicas de democracia y libertad, por un lado, y de autonoma y solidaridad, por el otro, con realidades de gobiernos autcratas, reaccionarios, conservadores, patriarcales, racistas y tribales, y con movimientos de resistencia que no podan ser enmarcados, entendidos o asimilados por visiones y lecturas construidas por fuera de la historia y la realidad rabe, otomana, persa, meda, palestina, marroqu, tunecina, egipcia, siria, etc., y por las divisiones tnico-tribal-culturales de sunes y chies, y de las mltiples y complejas variantes que fueron surgiendo a lo largo de siglos de confrontacin de intereses de lites y cpulas de poder que construyeron alianzas y tradiciones centenarias.

Hasta hace poco tiempo, la mayora de analistas explicaban las diferencias, los conflictos y los diversos alineamientos polticos tanto dentro de cada nacin (muchas de ellas creadas artificialmente en diversas reparticiones que realiz el imperio ingls y francs, y despus el estadounidense y la misma Unin Sovitica) como a nivel regional e internacional, y las contradicciones muchas de ellas agudas y violentas entre los diversos pueblos musulmanes, como simples confrontaciones entre sunes y chies, entre conservadores y reformadores, entre laicos y religiosos, etc., pero esas explicaciones nunca cuadraban del todo. Tanto los polticos de los imperios occidentales como de los pases socialistas se hacan ilusiones con las fracciones laicas que aparecan entre algunos partidos polticos nacionalistas pero, stos no dejaban de ser fenmenos pasajeros que no iban ms all de la nata de las elites.

Lo que hoy sucede que muchos quieren adjudicrselo a Trump es mucho ms inexplicable para quienes ven el mundo rabe-persa-egipcio-etc. y musulmn con ojos occidentales u orientales (estadounidenses, europeos, rusos, chinos, que cada vez se unifican con base en la mirada homogeneizante del capital financiero y mafioso internacional). Que hoy se estn formando nuevos alineamientos dentro de los pueblos rabes, que Qatar (de mayora suni y wahabita como Arabia Saud) sea empujada hacia una alianza con Irn y Turqua; que otros pases rabes liderados por la monarqua Saud se alen para supuestamente atacar y derrotar al terrorismo islmico (Daesh, al-Qaeda, etc.) y a la hermandad musulmana; y que EE.UU. y el Reino Unido (e Israel) no coincidan en esos nuevos alineamientos; no puede ser explicado con la antigua y obsoleta teora de la geopoltica imperial.

Se requiere un nuevo enfoque que comprenda que el gran capital financiero ya acta por encima de lealtades geopolticas y que explique el desorden actual. Una nueva reparticin del mundo est en pleno desarrollo y es urgente entender su devenir. Lo que sucede en Venezuela y Amrica Latina no est muy lejos de lo que ocurre en el Cercano y Medio Oriente y el Norte de frica. Los nuevos nacionalismos imperiales (Trump, Brexit, etc.) ya no necesitan que existan Estados nacionales en el mundo perifrico y dependiente? Una nueva globalizacin est en desarrollo? La crisis econmica global que se ha incubado en las ltimas dcadas exige una nueva poltica de despojo que arrase con la configuracin tradicional de amplias regiones como pareciera estar sucediendo en Oriente Medio? La gran burguesa financiera global despedazar a voluntad y mediante un acuerdo en las sombras a las naciones que posean inmensas riquezas en petrleo y gas (u otras como biodiversidad, sitios tursticos, etc.) para despojarlas con mayor facilidad de sus recursos naturales?

Si as fuera, los fundamentos tericos de la geopoltica tendran que ser revisados. Lo evidente e innegables es que todo est revuelto y hay que repensar y releer.

@ferdorado

Blog del autor: https://aranandoelcieloyarandolatierra.blogspot.com.co/2017/06/esta-en-crisis-el-analisis-geopolitico.html#.WUCALes1_IU

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter