Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-06-2017

Agua, el derecho ms fundamental

ngel Simn
CCS


La naturalidad con la que, en el mundo ms desarrollado, el agua de calidad sale de los grifos y desaparece por los desages hace que la complejidad de su gestin quede oculta para la ciudadana. En realidad, es el resultado de un servicio de nivel excelente sostenido por millones de personas que desempean su labor profesional en sectores relacionados con el agua.

El agua es un servicio pblico esencial porque hace efectivo un derecho humano, el derecho a un agua suficiente, saludable, accesible y asequible. El alcance va ms all de su propio contenido: el agua es el paso indispensable para el aseguramiento de muchos otros derechos humanos como la alimentacin, la salud y el desarrollo en un medio ambiente en equilibrio. Ninguno puede ejercerse con plenitud si no existe la garanta previa del derecho al agua.

En este marco, los equipos de las operadoras privadas que en cualquier regin del mundo gestionamos los recursos hdricos tenemos una responsabilidad fundamental. Como prestadores de un servicio bsico para la poblacin, debemos actuar con la mxima diligencia e innovar en respuesta a los cambiantes retos ambientales y sociales. Lo materializamos tambin salvaguardando las posibilidades de las generaciones futuras de seguir disfrutndolo, adems de impulsando medidas y colaborando con las Administraciones Pblicas y las organizaciones sociales para garantizar que nadie vea quebrantado su derecho al agua.

Puedo hablar con conocimiento de causa del desafo que supone garantizar el acceso a un bien escaso como el agua. La ecuacin se complica con la demanda creciente y la presin del sector agrcola (el trinomio agua, energa y alimentos), de la industria y, eventualmente, del turismo y de los consumos recreativos del agua, que convierten en urgente la necesidad de la reutilizacin y el enfoque hacia la economa circular.

Tenemos una responsabilidad central en la prestacin a nuestras comunidades de este servicio pblico bsico. Esto supone muchas veces ir ms all de la gestin pura del servicio y asumir otros roles: innovar continuamente para mejorar el uso del recurso en todos los sectores, desarrollar soluciones circulares y, sobre todo, concienciar a todos los actores para que entiendan que garantizar el derecho al agua de forma sostenible supone una implicacin por parte de todos en su cuidado, directa o indirectamente. Cunta gente es consciente de que para producir la camisa que viste se han utilizado 2.700 litros de agua, o 132 litros para producir su caf de la maana?

La dimensin de los retos a los que nos enfrentamos exige un debate pblico responsable. Lo ms probable es que el problema del dficit de agua tienda a agravarse como consecuencia del cambio climtico y conllevar afrontar retos pendientes, como la reutilizacin. Todo ello en un contexto en el que debemos avanzar en la construccin de ciudades ms resilientes frente a ese cambio.

Este es un panorama, difcil pero estimulante, que requiere experiencia, inversiones ineludibles y una gran capacidad de gestin junto a un equipo preparado y diverso. Me atrevera a decir que este ltimo factor es, en las circunstancias actuales, el ms decisivo. Si hay algo que caracteriza a nuestro sector es la complejidad de la gestin en tcnicas y tecnologas, de procesos e infraestructuras, de conocimientos, planificacin e impacto, de servicio y digitalizacin, y de relacin con todos los actores implicados: Administraciones Pblicas, ciudadanos, empresas, regantes, proveedores, etc.
El agua tiene un papel fundamental en los ODS: protagoniza el Objetivo nmero 6 (Agua limpia y saneamiento). Pero tambin est presente en otros, como el que hace referencia a la alimentacin o el relativo a la salud y el bienestar. Es clave el Objetivo 17, que impulsa alianzas entre Gobiernos, sector privado y sociedad civil.

Una gestin excelente ha de apelar a la creatividad a la hora de abordar nuevas soluciones, a la responsabilidad y, sobre todo, a la capacidad de inventar e innovar del ser humano. Es ah donde el problema puede convertirse en una oportunidad. Los profesionales del agua constituyen da a da, muchas veces sin ser conscientes de ello, la base de la garanta de un derecho humano fundamental. Arreglar una vlvula, analizar una muestra, atender y anticipar los requerimientos del ciudadano todas y cada una de las tareas diarias tendra que ser un factor de motivacin y orgullo para quienes trabajan en este sector. Qu mejor motivacin que contribuir a hacer realidad uno de los derechos humanos fundamentales?

 

ngel Simn. Vicepresidente de SUEZ a cargo de Water Europe.

Fuente: http://ccs.org.es/2017/06/09/agua-el-derecho-mas-fundamental/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter