Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-06-2017

Entrevista a Pedro Montes sobre la situacin del Banco Popular y el sistema financiero espaol (I)
El Banco Popular se habra podido convertir en una entidad nacionalizada que podra ser el germen de una banca pblica poderosa

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Pensador y activista imprescindible en la izquierda espaola y europea en estas ltimas dcadas, Pedro Montes es actualmente presidente de la asociacin Socialismo 21.

En un artculo reciente hablabas del oscurantismo que domina todo el mundo financiero y, en particular, el sistema bancario. A qu tipo de oscurantismo hacas referencias? Qu esconde ese oscurantismo? Hablabas de Espaa o en trminos ms generales?

Oscurantismo, opacidad, falta de transparencia. Con ello quiero referirme a la impenetrabilidad que tiene un sistema financiero y el balance en particular de una entidad. Caben arreglos, manipulacin, maquillaje, al punto de que la distorsin entre la situacin real y aparente de una institucin financiera pueden ser radicalmente distintas. De hecho, cuando una de ellas entra en liquidacin es porque esa distorsin ya no es sostenible. Cunto tiempo puede pasar entre que un banco ya no es solvente y su quiebra efectiva cuando se desata el pnico una vez que se hacen pblicas sus dificultades? Cuntas veces ocurre que una institucin declara beneficios y cuando se investiga registra prdidas manifiestas? Aade parasos fiscales, secreto bancario, empresas interpuestas y todo ello arroja un cuadro cuya verdadera realidad es desconocida.

Por lo dems, la actividad financiera son operaciones que no producen nada (aunque sean rentables), es todo inmaterial, que se concentran en el balance.

S, s, desde luego, a veces nos olvidamos de cosas bsicas.

Las empresas productivas fabrican pan, arreglan automviles, venden toneladas de cemento, etc. etc., tienen unos ingresos y pagos que pueden contabilizarse. Los movimientos de un banco son absorbidos por un misterioso balance y desentraarlo es tarea complicada, tanto que se necesita de especialistas muy cualificados. Todo esto se refiere a cualquier sistema bancario, pero en lo ltimos aos se han registrado convulsiones inmensas, a las que no ha sido ajeno el sistema crediticio espaol, originando una situacin donde las tentaciones de engao y manipulacin se han acrecentado muy considerablemente, y ya se sabe que las tentaciones son irresistibles.

S, en la mayora de los casos.

Qu ha ocurrido en el banco Popular? Ya s que la pregunta da para un libro pero te pido una resumen, lo ms esencial. Ha sido grave lo sucedido? Cmo se ha resuelto si se puede hablar en estos trminos?

El banco Popular ha sido una de las principales vctimas de la disparatada hiperactividad inmobiliaria de los aos previos a la crisis. Cuando hablamos de la burbuja inmobiliaria nos referimos al exagerado nivel de crecimiento y ocupacin en el sector de la construccin y el fraudulento y especulativo proceso alcista de los precios. Para sostenerla era necesaria una financiacin desorbitada y hubo entidades crediticias que intervinieron con ms moderacin que otras, figurando el banco Popular como una de las ms activas entre estas, sobrecargando su balance con demasiados prstamos hipotecarios y facilitando la especulacin que se dio entonces sobre el suelo. Sobrevenida la crisis, el estallido de la burbuja, oper una regla elemental: cuanto ms se estaba comprometido con el sector inmobiliario ms grave tena que hacer la conmocin interna en cada una de las entidades crediticias. Por lo que se sabe, el banco Popular haba ganado puestos de privilegio en el ranking.

Qu papel han jugado las autoridades monetarias europeas y las autoridades espaolas? El Banco de Espaa ha estado a la altura de las circunstancias?

Las autoridades europeas no han intervenido nada ms que una vez estallada la crisis. En su gnesis todo fue un asunto interno y lo ms grave que cabe decir es que el Banco de Espaa nunca se enter, o nunca se preocup de la evolucin del sector inmobiliario y los crditos para su financiacin. No recuerdo haber ledo ningn informe en el que se criticase la insostenible trayectoria de la construccin de viviendas y las hipotecas. Viva el desarrollismo pens el Banco de Espaa, que nunca ha querido amargarle la vida a los gobiernos de turno. No era cuestin, ni de siquiera matizar, el "Espaa va bien" del guerrero Aznar. Sobrevenida la crisis, las autoridades monetarias europeas han contribuido con 40.000 millones de euros, 40.000 millones de deuda pblica de prstamos para el rescate de los bancos en crisis, debindose subrayar lo del rescate dada la obstinacin del gobierno por no reconocerlo.

Efectivamente, no hay forma, su relato no es ese. Nunca hablan en esos trminos.

Los compromisos pblicos han sobrepasado ampliamente esa cantidad, si bien el montante global de esos compromisos y la forma que revisten no los tengo suficientemente claros: la disparidad de cifras es enorme y la opacidad cobra en este asunto tintes densos, que el gobierno no tiene inters en clarificar. Ha sido a partir de la creacin de la unidad bancaria europea y el Mecanismo nico de Supervisin y Resolucin a partir de 2015 cuando las autoridades monetarias europeas han pasado a intervenir directamente en las crisis internas bancarias, y en el caso espaol con la disolucin del banco Popular. Para los que venimos defendiendo la recuperacin de la soberana econmica, esta intervencin representa una nueva cesin cuyas ventajas no se manifiestan, porque la disolucin del banco Popular se ha hecho de forma bastante brutal, valorando en cero, o por ser precisos en 1 euro, todo el capital propio de la entidad.

Y los motivos...

No estn claros los motivos de esta decisin ni mucho menos la actuacin previa del Banco de Espaa y la CNMV, que han permitido hasta muy ltima hora ampliaciones del capital con informacin falsa. Las querellas legales estn a la orden del da. Y darn mucho ruido, con juicios contra los responsables (ahora mismo se est juzgando el caso Bankia con peticiones de crcel elevadas para Rato y sus cmplices), aunque no cabe esperar el resarcimiento econmico de las vctimas. En resumen, pues, ni las autoridades monetarias europeas y ni las espaolas han estado a la altura de las circunstancias siendo su intervencin muy discutible.

Pero el Popular, si no ando errado, haba sido considerado uno de los bancos ms rentables del mundo y, adems, haba pasado y superado controles recientes. No es muy raro entonces que haya pasado lo que ests explicando ? La crisis, su crisis, est cerrada?

Eso se ha dicho durante mucho tiempo, que el Popular era uno de los bancos ms rentables y solventes del mundo, pero la crisis bancaria ha ocurrido y todo ha podido cambiar radicalmente, si bien, que no se detectasen sus debilidades potenciales pone sordina a la credibilidad de los informes tcnicos tan demaggicamente propagados y exaltados cuando as conviene. Los llamados test de estrs, que corresponden a las autoridades monetarias europea, se haban superado con nota, y, en efecto, esa es otra anomala del caso Popular, que ser un punto de apoyo a las reivindicaciones de las 300.000 vctimas de su desaparicin. Las secuelas jurdicas tardarn tiempo en resolverse, caben demandas de investigacin, se estudiar con ms profundidad y se podr clarificar algo lo acontecido, pero creo que el banco ha desaparecido, es un caso cerrado. El Santander inmediatamente ha puesto sus zarpas depredadoras y ser imposible quitarle su presa.

No hay ahora otro banco espaol, el Liberbank, que tambin est en dificultades? Aqu parece que la Comisin Nacional de Valores ha actuado con ms prontitud y ha prohibido las ventas a corto plazo. Por lo dems, no era tan slido el sistema financiero espaol?

Como regla general no hay que creer nunca al gobierno del PP. Mienten y engaan con una desfachatez inmensa. Niegan lo evidente manteniendo un rostro impasible. Cuando se inici la crisis hablaban impertrritos de la solvencia y solidez de nuestro sistema crediticio, y ya ves cul era la consistencia de esta afirmacin. Por cautela justificada no hay que pensar que la crisis bancaria est superada. Citas el caso del Lberbank, pero puede haber otros, y sobre todo hay tantas incgnitas sobre la evolucin financiera interna e internacional que no se puede descartar nada. Lo de la operaciones de bolsa a corto suspendidas por un mes para ese banco es un parche insignificante. Su futuro depender de su situacin real que para m es desconocida.

Te cito: "El llamado "agujero" resulta de muy difcil precisin, y cabe estimarlo en unos 17.000 millones de euros si se acepta la solucin dada que elimina de un golpe todo el capital propio de la entidad, que podran ser unos 10.000 millones el 6 de junio, y exigir al banco de Santander una emisin de acciones por unos 7.000 millones de euros para afrontar la adquisicin que ha llevado a cabo". Comparado con otros casos, Bankia, Catalunya Caixa, no parece una situacin tan, tan desastrosa

Me atrev a dar una estimacin del llamado agujero, unos 17.000 millones de euros, por dar un orden de magnitud ms que con la pretensin de acertar. Es una cifra, aunque sea aproximada, bastante importante. El euro, con un valor nominal tan fuerte contra la peseta, no nos permite aprehender intuitivamente la magnitud de las cifras econmicas, pero esos 17.000 millones equivalen a casi 3 billones de pesetas.

Conviene recordar ese valor en pesetas.

Por supuesto, prosigo, no son comparables a los 25.000 millones de euros implicados en la recuperacin de Bankia o en las decenas de miles que ha costado hasta ahora el saneamiento del sector crediticio, pero no se puede negar la importancia de la cifra. Representa esta un nuevo y severo descalabro que slo por equiparacin nos puede parecer liviano.

Caban otras soluciones? Qu soluciones? Desde un punto de vista ciudadano, cul habra sido la mejor en tu opinin?

Nunca un problema de esta naturaleza tiene una solucin unvoca. Se ha descargado todo el peso en los propietarios de acciones y bonos convertibles, pero bien cabra haber dado algn valor a las acciones y matizarlo por tramos de modo que los pequeos propietarios, que en ltima instancia deben considerarse pequeos ahorradores, habran salvado parte de sus inversiones. La opcin tomada deja a los depositantes indemnes, y bien podr ocurrir que los modestos accionistas resulten gravemente perjudicados mientras que acaudalados depositantes no corran con dao alguno. Haba un problema de fondo de solvencia y otro de liquidez. La solucin creo ms ecunime habra sido que el Estado interviniera el banco, que se comprometiera a garantizar todos los depsitos, con lo cual se habran detenido el pnico y la avalancha de retiradas de dinero, y luego incurrir en los costes del saneamiento del balances. El banco se habra convertido as en una entidad nacionalizada que podra ser el germen de una banca pblica poderosa, como tambin lo pudo ser Bankia, que tras las ayudas recibidas, aunque tambin pertenece al Estado, se traspas su gestin a manos privadas. Esta diferencia entre la gestin pblica y privada tiene un trasfondo ideolgico considerable, y desde el punto de vista material, de recursos financieros disponibles, otorgara al Estado un gran poder para ejecutar una u otra poltica econmica y de intervencin en eso tan reclamado de un nuevo modelo productivo.

Tienes razn. Habra sido una excelente forma de iniciar una banca pblica.

En el caso que nos ocupa, de modo inconcebible, se otorga al Santander la propiedad y la gestin de un entramado bancario muy apreciable en trminos de clientes activos y pasivos. Los intereses generales no han entrado en los clculos de la operacin, lo cual ni es nuevo ni puede sorprender en la situacin poltica del pas. Un acontecimiento tan inmediato e importante no se ha mencionado, si no me equivoco, en todo el debate de la mocin de censura.

Creo que no, que no se ha mencionado. A m tambin me sorprendi. No lo entend. El "salvamento del BP" nos a costar algo a los ciudadanos? Las autoridades dicen que no. Les creemos? Te pregunto sobre esta tema a continuacin.

Cuando quieras.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter