Portada :: Amrica Latina y Caribe :: La esperanza de Paraguay
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-06-2017

Paraguay
Curuguaty, la masacre que deriv en un golpe de Estado

Hctor Bernardo
Rebelin


A cinco aos del asesinato de campesinos y policas, Ricardo Canese, diputado paraguayo del Parlasur, analiz el entramado que desencaden el golpe contra Fernando Lugo. El rol de los medios, el sector latifundista, el Congreso, el Poder Judicial y la coordinacin de la Embajada de EE.UU.

El pasado jueves se cumplieron cinco aos de la masacre de Curuguaty. El 15 de junio de 2012, en un intento de desalojo ordenado por el Poder Judicial, fueron asesinados once campesinos y seis policas. El hecho fue rpidamente tomado por la derecha paraguaya y por los medios de comunicacin hegemnicos para impulsar un golpe de Estado contra el entonces presidente Fernando Lugo. El Congreso convoc a un juicio poltico exprs y a menos de una semana del hecho el mandatario fue destituido.

El golpe tuvo una clara participacin de la Embajada de Estados Unidos, los medios hegemnicos de comunicacin, el poderoso sector latifundista, el Congreso y el Poder Judicial. Para desandar este complejo entramado, Contexto charl con Ricardo Canese, diputado paraguayo en Parlasur. El parlamentario record que el conflicto de la tierra en Paraguay es muy antiguo, viene desde la Guerra de la Triple Alianza, cuando se realiz una gran apropiacin por parte de la oligarqua latifundista y se cre ah al campesino sin tierra. Eso sigui as hasta que se agudiz durante la dictadura de Alfredo Stroessner. La Comisin de Verdad y Justicia calcul que, en ese momento, ocho millones de hectreas pblicas quedaron en manos de la oligarqua. En Paraguay, el 85% de la tierra qued en manos del 2% de los latifundistas.

La masacre de Curuguaty se produce en ese marco, en un lugar donde la tierra era pblica pero fue apropiada por uno de los grandes latifundistas, el ex presidente del Partido Colorado, Blas Riquelme, remarc.

Canese asegur que el Poder Judicial de Paraguay es el brazo largo de los latifundistas. No es institucional ni democrtico. Eso no se logr cambiar ni siquiera durante el Gobierno de Fernando Lugo. El Poder Judicial, al igual que el Congreso, sigui manejado por los latifundistas.

Cuando el Poder Judicial tom la medida de desalojo, ya estaba todo organizado, todo premeditado para actuar con sicarios, matar a los dirigentes campesinos y a los policas y as provocar el golpe de Estado. Esto ha ocurrido tambin en otros pases como Venezuela, Ucrania y Siria. Se provoca una situacin de fuerte impacto y, con el apoyo de los oligopolios de comunicacin, se generan las condiciones para un golpe de Estado parlamentario que, aqu, pudieron concretar en apenas una semana, detall.

Respecto al rol de Estados Unidos en el golpe, Canese afirm: Nosotros tenemos informacin de que fue la Embajada de Estados Unidos la que oper este golpe. Se lo vio al embajador en Asuncin operando abiertamente, reunindose con los opositores y preparando todas las condiciones para el golpe. La oligarqua paraguaya no tiene la capacidad para planificar algo como esto; la Embajada de Estados Unidos s.

Ese da asesinaron a seis policas y once campesinos. As causaron un doble impacto. Por un lado, los medios dijeron que, apoyados por el Gobierno de Lugo, haba movimientos sociales violentos que mataban policas. Por otro lado, se provoc la desmovilizacin de los movimientos sociales porque les hicieron creer que el Gobierno de Lugo mataba campesinos. Una operacin muy bien pensada y ejecutada, seal.

El parlamentario del Mercosur asegur que hoy Lugo tiene una intencin de voto superior a la que tuvo cuando gan las elecciones. Las encuestas indican que est por encima del 50%, y cuando gan lo hizo con el 41%. La popularidad de Fernando Lugo es mayor por una razn muy simple: la gente comprob que los Gobiernos neoliberales no le traen ninguna la solucin. La salud, la educacin, el empleo, todo est peor ahora. La gente tiene un razonamiento muy simple: con Lugo estbamos mejor. Por eso la oligarqua ahora quiere proscribirlo. Aunque el momento para eventuales impugnaciones es en enero de 2018, ya emitieron un fallo diciendo que l no puede ser candidato. Es como si un rbitro sacara una tarjeta roja antes de que empiece el partido.

Nosotros estamos viendo la estrategia que vamos a usar para que un Gobierno progresista vuelva a Paraguay. Lo importante es el contraste que hizo que la gente valore lo que puede hacer un Gobierno progresista frente al desastre que representa un Gobierno neoliberal, concluy Canese.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter