Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-06-2017

Entrevista a Jos Herrera Plaza sobre Accidente nuclear en Palomares. Consecuencias (1966-2016)
Palomares es una herencia de la dictadura que todos los gobiernos han procurado soslayar excepto en el periodo 2003-2015

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Jos Herrera Plaza (Almera, 1955) curs estudios de Economa en la Universidad de Valencia. Tcnico Superior en Imagen y sonido, trabaja actualmente, como cmara operador, en Canal Sur TV. Desde 1985 ha seguido de cerca todo lo relacionado con el accidente nuclear de Palomares. En 2003 fue coautor y coorganizador del libro y exposicin en el Centro Andaluz de Fotografa Operacin Flecha Rota. Accidente nuclear en Palomares. Posteriormente dirigi el largometraje documental homnimo (2007).

*

Estamos en el ltimo captulo, ya estamos finalizando. Te estoy preguntando por un artculo de ngel Munrriz [AM] del 8 de mayo que lleva por ttulo: Palomares carece de un estudio epidemiolgico ms de medio siglo despus del accidente nuclear. Te estoy preguntando en torno a l, para matizar y para recordar cosas ya comentadas a lo largo de estas entrevistas.

Los coordinadores de las X Jornadas de Salud Pblica de la EASP contestaron a Laynez con un no, recuerda AM. En las Jornadas slo aceptamos trabajos ya realizados, no propuestas. Lo invitamos a que el ao que viene presente los resultados, en caso de que decida llevarlo a cabo, sealaba la respuesta. Uno de los revisores indic sobre la propuesta: No estoy de acuerdo en que no haya estudios realizados. Haciendo una bsqueda rpida se encontraron ms de 20". Entre ellos citaba el Anlisis Epidemiolgico de Palomares 1991-2005 , realizado por el doctor Pedro Antonio Martnez Pinilla. Cul es tu opinin sobre el tema? Es adecuada la respuesta dada?

JH.- Respecto a las X Jornadas de Salud Pblica, le han mentido descaradamente, a tenor de los objetivos generales de la convocatoria. Una de ellas es:  Exponer y debatir experiencias prcticas y propuestas metodolgicas en la investigacin en salud pblica. En cuanto al revisor que le dijo que haba 20 estudios y le puso el ejemplo del Dr. Martnez Pinilla, es ms de lo mismo. El fin justifica los medios para algunos y la falacia es uno de los ms utilizados por los seguidores de Fausto. Me figuro que aspirar a algunos de los puestos bien remunerados de la Escuela o de la Administracin sanitaria andaluza; que ddivas quebrantan peas y conciencias acallan. 

infoLibre pregunt a la EASP por los "ms de 20" estudios que justificaran que no se realizara uno ms, pero no hubo respuesta concreta en este punto comenta AM. Desde este organismo pblico sealaron que, de entrada, la propuesta no se ajustaba a lo que se demandaba en las jornadas de salud pblica. La Consejera de Salud tampoco tiene constancia de estudios epidemiolgicos, pero un portavoz oficial subraya que "desde el Distrito del rea Norte [de Almera] se realizan estudios peridicos sobre mortalidad en toda la zona sin que este municipio presente cifras diferentes al resto de pueblos del rea". Cmo evaluaras la actitud de la Junta de Andaluca a lo largo de estos aos?

JH.- El anterior coordinador de Ecologistas en Accin, gor Parra describa la actitud durante dcadas de este organismo con el problema radiolgico de Palomares como si de un segundo Gibraltar se tratara. Se refera a que, a pesar de tener transferida la salud para todo el territorio autonmico, la Junta nunca quiso saber nada sobre el seguimiento radiolgico en Palomares, con la excusa que se ocupaba el CIEMAT, a pesar de la falta de independencia y credibilidad de este organismo, constatada por los vecinos en el 20 aniversario y certificada por los cientficos independientes que elaboraron el informe del Centre d'Anlisis i Programes Sanitaris. Pero a partir del milenio la actitud fue mucho ms abierta. Cuando iniciamos la adquisicin de las imgenes de los archivos nacionales de los EEUU y la exposicin en el Centro Andaluz de la Fotografa (2003), la produccin del documental (2008) y otras lides, recibimos la ayuda plena y entusiasta de muchos de sus miembros, como la ex consejera y ex ministra Carmen Calvo, adems de otros altos funcionarios a nivel autonmico y provincial. Pero, al igual que en el partido que lo sustenta, existe un sector menos progresista, partidario de la inaccin, el silencio y el olvido. 

Lo que no hay es un estudio epidemiolgico, comenta AM. Este medio ha contactado con diversas instituciones pblicas al objeto de conocer si tenan constancia de la existencia de algn documento cientfico de referencia en este mbito. Los ministerios de Defensa y Sanidad negaron tener competencias en la materia. El Instituto de Epidemiologa Carlos III neg tener constancia de ningn estudio de este tipo. Tanto el Consejo de Seguridad Nuclear como el Ciemat se remiten a los controles que se realizan cada ao a unas 150 personas . Por qu pasan la pelota unos a otros? Por qu tanto problema en hablar de Palomares?

JH.- El asunto Palomares es una herencia de la Dictadura, una papa caliente, que todos los partidos que han ostentado el poder han procurado soslayar y esconder, con la excepcin del periodo 2003-2015. Cuando el CSN como el CIEMAT aluden al seguimiento radiolgico y mdico anual de 150 vecinos y osan emitir conclusiones al respecto, como si de un estudio epidemiolgico se tratara, obran de manera ilegtima, con menoscabo de la credibilidad ganada en los ltimos 15 aos. Primero porque saben perfectamente que es una conjetura. Segundo, porque si fuera al contrario se silenciara eso s, para no daar la economa local o el turismo nacional - o argumentaran errores de operacin, o metodolgicos; los documentos relacionados dormiran bajo llave en el fondo de algunos cajones, o seran sustrados para su prdida, como ha sucedido en el oscuro pasado de esta historia.

Quiero recordarte Salvador que lo que s exista era otra iniciativa conducente a conocer la evidencia epidemiolgica. Desde hace 11 aos Terry Hamilton y dos cientficos del Centro de Espectometra de Masas del prestigioso laboratorio Lawrence Livermore de EEUU, tienen colgado en Internet su proyecto para la realizacin de un estudio epidemiolgico pero, como decimos ac en el sur, les ha dao el sol, o sea el proyecto duerme el sueo de los justos.

Haces bien en recordarlo. El "anlisis epidemiolgico" de Pedro Antonio Martnez Pinilla carece de valor cientfico, recuerda AM, y no fue publicado en ninguna revista. El propio Martnez Pinilla ya advierte de las limitaciones de su trabajo, con "muestras muy pequeas susceptibles de estar influidas por el azar". El estudio detecta una mayor cantidad de tumores en Palomares que en Guazamara, otra pedana de Cuevas del Almanzora, entre 1986 y 1990, pero cifras similares entre 1991 y 2005. "Es del todo deseable realizar un censo nominal de Palomares en el ao 1966 y a continuacin [un censo de] los emigrados y los inmigrados, para poder conocer el verdadero periodo de tiempo que cada censado de Palomares ha vivido realmente en Palomares. Sera deseable conocer los verdaderos tiempos de exposicin que cada habitante ha tenido , por su proximidad o lejana con las zonas radiactivas", seala el estudio de Martnez Pinilla en sus conclusiones. Coincides con todo esto?

JH.- Totalmente. Una persona cabal como Pinilla es capaz de realizar una autocrtica sin ambages y hacer leccin de su yerro, lo que confirma el alto compromiso tico que lo mueve. l contempl la interrelacin de dos variables principales: la morbilidad por cncer y la cada de las bombas, para ello estudi las defunciones desde 1945, y si hubo alguna modificacin desde 1966 hasta 2005. Cuando se producan fluctuaciones al alza de muertes en Palomares, la JEN-CIEMAT se pona nerviosa y lanzaban ataques a sus deficiencias en metodologa cientfica y su poca representatividad por el reducido tamao de las cohortes.

Cuando finalmente concluy que no haba relacin entre las variables, cesaron los ataques. En pocas palabras, en Palomares no existan ni existen ms cnceres que en otros lugares. Esto es un hecho indiscutible. Otra cuestin es conocer si determinados tipos estn relacionados con la exposicin individual de cada paciente a los radionucleidos. Dada la heterogeneidad del patrn de contaminacin, los habitantes pueden estar expuestos de manera muy desigual, en funcin de la localizacin y permanencia en su trabajo. Recordemos que en los primeros 30 aos se ha calculado que los agricultores reciben una dosis comprometida por inhalacin 568% mayor que los que trabajan en el pueblo (210 y 37 Sv. respectivamente). Expresado de otra manera, lo que habra que relacionar son las patologas oncolgicas y la posible exposicin individualizada a largo plazo a la radiacin.

A pesar de haber elaborado un estudio epidemiolgico sobre la morbilidad por cncer en Palomares durante ms de una dcada, su autor Dr. Martnez Pinilla (sentado) no dud en realizar una dura autocrtica sobre su trabajo. En la foto aparece tras la entrevista para el largometraje documental Operacin Flecha Rota. De pie (izq.-dcha.): Julin Pea (cmara), Snchez Picn (productor) y Jos Herrera. ( Foto:J.Herrera)

La ltima, s que he abusado: Este medio se puso en contacto con la Sociedad Espaola de Epidemiologa (SEE) al objeto de recabar una opinin experta sobre la necesidad, o no, de estudios cientficos a fondo en Palomares, y sobre la validez de lo ya elaborado. El experto designado fue Juan Alguacil, que tiene claro que s existe esa necesidad aunque puntualiza se trata de su opinin, no de la SEE en su conjunto. "Una de las cosas que hemos aprendido de Hiroshima y Nagasaki es que la radiacin est ah para toda la vida, independientemente de que a los cinco o a los diez aos aparezca ms o menos marca. En Palomares es relevante antes que nada saber qu gente estuvo expuesta y empezar por ah", seala Alguacil, para quien el Instituto de Salud Global de Barcelona sera la institucin idnea para llevar a cabo el estudio epidemiolgico Por qu ese Instituto? La radiacin est ah para toda la vida? Para siempre? NO es exagerado hacer referencia a Nagasaki e Hiroshima?

JH.- No te puedo responder a tu primera pregunta. No conoca ese instituto, ni que se haba fusionado con el Centro de Investigacin en Epidemiologa Ambiental. Respecto a tu segunda pregunta, creo que la radiacin queda, salvo que se remedie, para toda la vida, no la nuestra, que cumple un corto periodo, sino la de nuestra especie. Desaparecer el homo sapiens y no s cuntas especies ms y ah quedarn los actnidos. Por desgracia siempre tenemos los referentes de las matanzas nucleares en Japn cuando hablamos de radiactividad. 

Voy a tu libro, tenemos que hablar de l. Tres preguntas nada ms esta vez. La primera. Abres con una fotografa. Nos la cuentas? Nos han pensado en realizar una Operacin Flecha Rota II?

JH.- La fotografa que abre el X y ltimo captulo muestra a un matrimonio de venerables ancianos sentados en su casa. Fue la primera y ms excitante entrevista del documental Operacin Flecha Rota. Era la primera vez que hablaba del accidente desde haca 37 aos. Previamente yo haba estado dos aos localizndolo y telefoneando a las 23 personas de los EEUU que se llaman igual. De manera irregular se realiz en la fase del desarrollo o estudio de contenidos y viabilidad. Algo infrecuente, pero era Larry Messinger, justo el que pilotaba el B-52 antes de la colisin. Acababa de sufrir una hemipleja y no queramos esperar 1 o 2 aos al rodaje. Su primognito pidi el da libre en el trabajo para apoyarlo.

A pesar de las subvenciones y ayudas varias, perd mucho dinero tras 4 aos de intensivo esfuerzo en la produccin y en la tv donde trabajo. Eran mis ahorros para amortiguar los precarios ingresos que padeceremos cuando nos jubilemos. Esa circunstancia ha disuadido los deseos de seguir haciendo documentales. All dej el cuero, las pocas carnes que poseo y los ahorros. Toda labor ha de recibir unos emolumentos. La dignidad como profesional ha de estar por encima.

El ttulo del captulo: Nuevo milenio, nuevo mapa radiomtrico. Qu es un mapa radiomtrico? Por qu tiene inters realizarlo?

JH.- Un mapa radiomtrico es la representacin grfica espacial de una caracterizacin o inventario radiolgico. Se presenta como herramienta fundamental a la hora de conocer qu trmino fuente contamina, cunto y dnde. Paso previo a la hora de adoptar mtodos y estrategias de radioproteccin a las personas y rehabilitacin medioambiental. En el caso que tratamos, el mapa fue tridimensional, pues no slo haba que conocer las coordenadas exactas, tambin la profundidad a la que se podran encontrar. Tengamos en cuenta que en 1966 toda la contaminacin era superficial, mucho ms fcil de remediar. Con los aos, la actividad humana la ha podido mezclar en profundidad, o la lluvia y regados han generado la migracin vertical de los radionucleidos.

Hablas de datos hallados que se publicaron 15 aos despus. Y eso por qu? Cmo se explica esa tardanza?

JH.- A mediados de los 80, con Emilio Iranzo al frente del Proyecto Indalo, se realizaron una serie de pruebas de campo en la Zona 2. Desde 1966 se saba que era la ms contaminada, pero no haba habido inters en contradecir o desmontar la historia oficial de una descontaminacin supuestamente modlica. Como los anlisis de plutonio son muy procelosos y caros, se utiliz un detector para americio 241 como vector del plutonio, que es ms fcil y rpido su medida. Si adems conocemos la proporcin con el plutonio, pues con una simple operacin aritmtica podemos conocer la cantidad de los principales contaminantes. Los resultados de esos anlisis confirmaron las peores previsiones. Segn explican los autores de la publicacin: no se conoce bien la causa por la que han permanecido ilocalizables, al igual que con los altos picos semanales de resuspensin (aos 67-68) hallados en los filtros de los muestreadores de aire. En 2001, tras el hallazgo de los documentos, jubilado Iranzo y bajo la coordinacin de Asuncin Espinosa, se publicaron en la coleccin Informes tcnicos del CIEMAT con el n 975.

Por cierto hablas del CSN. Qu opinin te merece este organismo? Estn realmente para defender a la poblacin de los peligros radiactivos?

JH.- La prolongacin de Garoa o las rebajas proyectadas para Palomares son solo dos muestras de un largo rosario. El art. 1 de la Ley fundacional del CSN dice: Se crea el Consejo de Seguridad Nuclear como ente de Derecho Pblico, independiente de la Administracin General del Estado, con personalidad jurdica y patrimonio propio e independiente de los del Estado, y como nico organismo competente en materia de seguridad nuclear y proteccin radiolgica. Esa es la Ley; la teora. En los ltimos aos ha habido innumerables denuncias del sindicato de tcnicos nucleares. Su portavoz Nieves Snchez defina en febrero la situacin del organismo: est capturado por intereses polticos y econmicos de la industria nuclear, y su direccin ejerce una deliberada falta de transparencia para ocultar la realidad . Mi percepcin es la misma que tiene el ciudadano medio actual de la Fiscala Anticorrupcin y la Justicia en general, la Comisin Nacional del Mercado de Valores, la independencia del Banco de Espaa, la Direccin Gral. de Aviacin Civil..as podramos seguir enumerando una por una la descomposicin de nuestras instituciones metastizadas por los partidos polticos hegemnicos, pero hay barra libre. Reina la impunidad.

Lo dejamos aqu se te parece. Ya he abusado mucho de ti esta vez.

JH.- No te preocupes. Ser que me va la marcha. 

No lo dudo. Te va la marcha. Yo intento estar a tu altura.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter