Portada :: frica :: Sahara: 40 aos de exilio y lucha
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-06-2017

Intervencin del representante del Frente Polisario ante la ONU

Ahmed Boukhari
Rebelin


Comit especial de descolonizacinC24
13 de Junio 2017
Naciones Unidas

Seor Presidente,

En nombre del pueblo saharaui, quiero agradecer la oportunidad de dirigirme a este importante Comit donde nuestro pas figura todava en su agenda como la ultima colonia Africana.

Marruecos sigue ocupando nuestro pas desde 1975 en violacin flagrante de las resoluciones de la Unin Africana, de la Asamblea general, del Consejo de seguridad, del dictamen de la Corte Internacional de Justicia de 16 de octubre de 1975, y de las recomendaciones del Comit especial contenidas en el informe de la misin que haba enviado al Sahara occidental en mayo de 1975.

Los crmenes que cometi y sigue cometiendo contra nuestro pueblo son inenarrables y la Historia los juzgar con plenitud algn da y desvelar sus trgicas dimensiones.

Desde el primer da Marruecos recurri al uso de armas prohibidas como el NAPALM con que bombarde la localidad de Um Dreiga en febrero de 1976, la Guernica saharaui. Decenas de nuestros compatriotas fueron ejecutados en pleno desierto y enterrados en tumbas colectivas que fueron algunas de ellas descubiertas en el 2013 y exhumadas en presencia de la ONU.

Seiscientos civiles y 151 militares capturados en en el campo de batalla siguen en paradero desconocido. Algunos fueron arrojados al vaco desde helicpteros. Decenas de nuestros compatriotas, mujeres y hombres, son todava vctimas de violencia, violaciones, torturas, vejaciones, que condujeron en varios casos a la muerte en las crceles o en la represin de manifestaciones. Mas de sesenta son presos polticos que llevan aos en las crceles marroques, entre ellos el Grupo de Gdeim Izik, cuyos miembros fueron sentenciados a cadena perpetua por la corte militar de un pas ocupante polticamente motivada.

El informe especifico del Alto Comisario de la ONU para Derechos Humanos, de septiembre 2006, establece que las violaciones de los derechos humanos por Marruecos se deben en su mayora al hecho de que el pueblo saharaui no ha ejercido su derecho a la autodeterminacin.

Para citar los testimonios mas recientes, el Comit de Derechos Humanos en sus conclusiones adoptadas el 2 de Noviembre 2016 (CCPR/C/MAR/CO/6 a que se refiere el reciente informe del SG S/2017/ 307 de 10 abril deja constancia, cito: de Su preocupacin ante los continuos informes sobre el uso de la tortura, tratos crueles o degradantes perpetrados por el Estado marroqu ..... en el Sahara occidental. El relator especial de la ONU para la tortura, Juan Mndez, que visito el Sahara occidental en 2013 lleg a la misma conclusin.

Muchos observadores y periodistas que han intentado venir a las zonas ocupadas fueron expulsados. En el prrafo 72 del informe , el Secretario general de la ONU dice que, cito: El Gobierno de Marruecos confirm al Alto Comisario de la ONU para derechos Humanos que 187 extranjeros fueron expulsados del Sahara occidental bajo el argumento de cito : minar la seguridad nacional. No se permiten testigos sobre lo que ocurre en esta prisin a cielo abierto.

Marruecos reconoce la verdad a medias, cuando segn el prrafo 73 del informe, confirma que , cito: 776 manifestaciones de protesta" contra la ocupacin tuvieron lugar en el ao pasado en el Sahara occidental , de las que 66 segn Marruecos , fueron reprimidas por la fuerza. En el prrafo 75, el informe dice, cito los saharauis continan siendo discriminados en sus derechos econmicos, sociales y culturales y que se ha hecho muy poco para la autodeterminacin del pueblo del Sahara occidental y no se le consulta sobre la explotacin de sus recursos naturales( fin cita).

Seor Presidente,

El pueblo saharaui es victima de un atropello colonialista que dura ya 42 aos. Hemos hecho frente a la agresin armada en el campo de batalla donde cayeron miles de mrtires saharauis en defensa del derecho a vivir en nuestro pas libre y soberano. En 1979 Mauritania firm la paz y puso fin a su ocupacin del sur de nuestro pas. Diecisis aos mas tarde, cuando las Naciones Unidas y la Unin Africana, nos pidieron en 1991 que confiramos en la va pacifica, en el referndum de autodeterminacin, hemos respondido positivamente al llamamiento. Habiendo declarado la independencia de nuestro pas el 27 de Febrero de 1976 y siendo ya Miembro de la Unin Africana desde 1984, aceptar el referndum fue una tangible prueba de cooperacin.

Donde esta el referndum hoy? Quien lo obstruye? Llevamos 25 aos esperando.

Los hechos demuestran que Marruecos acept la solucin del referndum con la opcin de la independencia y maniobr para implicar a la ONU y a la Unin Africana en un plebiscito fraudulento, a travs de la concesin del derecho de voto a miles de colonos marroques transferidos a nuestro pas durante y despus de la invasin militar. La ONU y la Unin Africana no quisieron legitimar el fraude. Es por eso que Marruecos puso fin en abril de 2004 a su participacin en el proceso pero aun le omos decir que el referndum de autodeterminacin fue abandonado por la ONU porque lo consider irrealizable. Esta atribucin a la ONU es simplemente falsa. El Consejo de seguridad extiende cada ao el mandato de la Misin de la ONU para el referndum del Sahara occidental. La Unin Africana le pide desde 2015 a la ONU que fije una fecha para el referndum de autodeterminacin. La ONU tiene la lista de votantes y un plan detallado en los acuerdos de Houston que las dos partes habamos negociado y firmado en 1997. La ONU puede organizar el referndum en el plazo de tres o cuatro meses. Solo hace falta voluntad poltica.

La falta de respuesta del Consejo de seguridad a la obstruccin marroqu al referndum ha mermado la credibilidad de la ONU y ha llevado a Marruecos a creer que se le ha concedido un derecho a la impunidad. En efecto, la Misin de la ONU es hoy prisionera de la potencia ocupante que la obliga a mirar al otro lado, incluso a no informar a Nueva York sobre hechos de extrema gravedad que tuvieron lugar. Sus coches llevan todava matricula de Marruecos. Es la nica operacin de mantenimiento de la paz creadas desde 1978 que no tiene prerrogativas para proteger los derechos humanos. No puede hablar con la poblacin ni con los defensores de los derechos humanos. El 16 de marzo del ao pasado sus componentes poltica y civil, 87 funcionarios, fueron expulsados por Marruecos en el plazo conminatorio de 48 horas. En su presentacin al Consejo de seguridad reunido de urgencia al da siguiente el 17 de marzo, el Sr. Feltman , Secretario General adjunto de la ONU para Asuntos Polticos dijo, cito: Vemos esta accin [la expulsin] como contraria a las obligaciones internacionales de Marruecos contradas en virtud de la Carta y del Acuerdo sobre el status de la Misin respecto a la MINURSO.

Marruecos se neg desde el 2012 a continuar las negociaciones directas con el Frente Polisario en contravencin a las resoluciones del Consejo de seguridad. Al ao siguiente, en 2013, declara persona non grata al anterior Enviado personal del Secretario general, Embajador Christopher Ross. En enero de este ao exigi su dimisin, que obtuvo. En marzo 2016 impide al SG Ban ki moon visitar la zona ocupada donde esta la sede de la MINURSO, le denigra pblicamente y expulsa la componente civil y poltica de la MINURSO.

En agosto del ao pasado Marruecos nos llev al borde de una confrontacin militar cuando decidi, en violacin de los trminos del alto el fuego, construir una carretera para traficar hacia frica en la zona de ElGargarat, la cual es una zona prohibida por los acuerdos militares con la ONU.

La situacin creada en la zona ha llevado al Consejo de seguridad a pedir al SG de la ONU en la reciente resolucin 2351(2017) a que estudie y busque soluciones al problema creado por Marruecos en ElGargarat.

El Consejo de seguridad en dicha resolucin, solicita que las negociaciones directas entre nosotros y Marruecos se celebren sin demora y quiere que el Secretario general le presente en seis meses una hoja de ruta clara. Marruecos ha hecho todo lo posible para retrasar la designacin del nuevo Enviado Personal del SG y con ello las negociaciones.

Mientras tanto, la Unin Africana del que nuestro pas es Miembro, ha aceptado en enero pasado a Marruecos tras firmar y ratificar la Carta Fundacional de la Organizacin. El articulo 4 de la Carta estipula que las fronteras de los Estados Miembros de la Unin son las adquiridas el da de la independencia. Marruecos accedi a la independencia en 1956. Ello quiere decir que debe retirarse de los territorios de otro Estado de la Unin que ocupa ilegalmente desde 1975.Esto facilitara la solucin del conflicto. Los hechos y declaraciones oficiales marroques en estos meses muestran sin embargo que Marruecos no va a respetar lo que firm y ratific. Tenemos dentro de la Unin Africana a un caballo de Troya que se erige de nuevo en amenaza a la unidad y seguridad continental. Al mismo tiempo, no pierde ninguna ocasin para denigrar a la Unin Africana con el propsito de impedir la cooperacin natural e institucional entre la Unin y las Naciones Unidas para el logro de una solucin justa a un conflicto que esta en la agenda de las dos Organizaciones.

Sr. Presidente,

El pueblo saharaui tiene confianza plena en la labor del Comit.

La Asamblea General adopta cada ao una resolucin en la que le pide que siga de cerca la cuestin del Sahara occidental. Ello requiere en buena lgica ir al terreno. La ultima misin fue enviada el 12 de mayo de 1975, hace 42 aos y un mes. Reitero nuestra invitacin y nuestra total cooperacin con esa misin.

Tambin, Seor Presidente, creemos que seria til que el Comit decida una fecha para la sesin especial sobre el Sahara occidental ya acordada. Ello servir para sacar el tema a la luz del da y liberarlo en fin de las cadenas invisibles del silencio.

Desde otro lado, quisiera transmitir al Comit nuestro deseo de que se pronuncie sobre el saqueo de que son objeto los recursos naturales de nuestro pas, como el fosfato y el banco pesquero, saqueo que le brinda anualmente a Marruecos alrededor 5 mil millones de dlares, que sirven para afianzar la ocupacin y, por ende, alejar la paz. Hemos incoado procesos judiciales contra algunas empresas extranjeras implicadas en el saqueo y esperemos que la Unin Europea sepa respetar la legalidad internacional y la sentencia de su Corte Suprema de Justica de diciembre del ao pasado en la que dej claro que el Sahara occidental no es parte de Marruecos. Es segn la Corte, cito, Un Territorio distinto y separado. Ello significa que los recursos naturales de nuestro pas deben estar fuera de toda transaccin comercial con la potencia ocupante.

Seor Presidente,

El Comit tiene en su agenda un conflicto de alta sensibilidad que conoci 16 aos de guerra cruenta que ha trado inseguridad e inestabilidad a toda la regin. Resolverlo es fundamental porque el riesgo de involucin es real. Un pueblo sigue viendo que su pas esta bajo ocupacin ilegal en pleno siglo XXI y forzado por ello a vivir bajo la represin en la zona ocupada, o en el exilio o al borde de la reanudacin de la guerra. La Comunidad internacional no debe aceptar el fracaso. Tiene medios que debe usar para poner fin a esta injusticia.

Marruecos debe venir a las prximas negociaciones, que nos ha solicitado el Consejo de seguridad, con espritu de cooperacin honesta, liberada de agendas ocultas y tcticas dilatorias, para que de la mano de la ONU y de la UA se logre una solucin justa y duradera a una cuestin de descolonizacin que servir sin duda para el restablecimiento de la estabilidad y seguridad en nuestra regin.

El Comit, cumpliendo con su mandato descolonizador, contribuir a hacer posible esa solucin justa.

Muchas gracias.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter