Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-06-2017

El modelo econmico no lo es todo

Esteban Morales
Cartas desde Cuba


Como ha sido dicho, se trabaja en una fundamentacin terica del Modelo Econmico. Pero mucho cuidado con olvidar, que aunque lo econmico es lo fundamental, esto ltimo no se sostiene sin un Modelo Poltico. Es ms, dialcticamente hablando, la economa es lo fundamental, pero no siempre lo es en cada momento especifico de la dinmica social. No pocas veces, la poltica prima sobre lo economa.

Tambin debiera llamarse a trabajar para una fundamentacin terica de nuestro modelo poltico; de ese, que quermoslo o no, saldr del impacto de los cambios que se generen como resultado de la emergencia de un nuevo modelo econmico.

En cierto modo, el reciente discurso del Vicepresidente Daz Canel, traza esa orientacin, cuando llama a las universidades, a los centros de investigacin y a la intelectualidad toda, a conceptualizar los procesos que vive la nacin , sobre la base del debate ideolgico, la polmica y el anlisis crtico comprometido y revolucionario.

Son varios los asuntos que abarcara el debate para una fundamentacin de nuestro modelo socioeconmico. Visto dentro de la dinmica de los cambios a los que nos lleva el proceso de precisin conceptual y practica del nuevo modelo econmico.

A nuestro entender ese proceso abarcara los aspectos fundamentales siguientes:

- En primer lugar, no es posible llevar adelante las tareas que tenemos planteadas en el mbito econmico, poltico y social, sino logramos la ms completa y dinmica participacin de los trabajadores y de los cubanos todos en ese proceso. Participacin es la clave del xito en todo lo que hagamos para hacer avanzar los cambios.

- Para ello es fundamental que todas las organizaciones, encabezadas por el partido, termine de romper con los esquemas que limitan la participacin de cada ciudadano y en particular de cada militante en el debate de los problemas.

- Debe profundizarse en la estructuracin de la sociedad civil cubana. La que debe representar los intereses que emergen mas all de aquellos representados por las organizaciones polticas y de masas, como poleas trasmisoras de la poltica del partido.

Tomado en consideracin que los ciudadanos tienen intereses privados que van ms all de los que ya estn representados en esas organizaciones mencionadas.

- La prensa cubana, en todas sus esferas, debe terminar de abandonar, el secretismo, el esquematismo, el elitismo, el exclusivismo en el manejo de la informacin, dndole a la intelectualidad revolucionaria, la ms amplia participacin en el anlisis crtico de los problemas, para lograr devenir en una verdadera plataforma de debate de los problemas que nos afectan.

Las masas deben experimentar la sensacin de que la crtica abierta, el cuestionamiento de las polticas, el sealamiento de los errores, el acoso critico a la burocracia que frena los procesos, este en el partido, el estado, el gobierno y a cualquier nivel de la estructura poltica, es una actuacin que cuenta con respaldo y logra las respuestas adecuadas.

- En particular la militancia del partido, debe estar alerta porque hay topos, individuos que hacindose pasar por revolucionarios, frenan los procesos, realizando un conjunto de actividades para introducir la desconfianza, el malestar, el desnimo y servir de quinta columna a la subversin.

Pienso que una tarea fundamental que tenemos, es detectar siempre a los que por ignorancia o intencin, frenan el proceso que vive el pas. Se trata de la nueva contrarrevolucin, esa que como la corrupcin, puede tambin estar en las altas esferas de la direccin del pas. En las organizaciones polticas y de masas, en las instituciones sociales.

Sin dudas, se observa resistencia al cambio, por parte de ciertos factores de la sociedad. Particularmente la prensa, la que a pesar de las mltiples crticas recibidas, contina sin hacer los aportes que se esperan de ella. Pero, Se trata de algo de lo que los periodistas sean responsables? Creo que no, parece que la responsabilidad est al ms alto nivel del partido, que se resiste a cambiar el modelo con que hasta ahora ha dirigido la prensa.

Siendo ello para m una expresin clara de que la resistencia al cambio puede provenir tambin de las mismas altas esferas de la direccin del pas. Lo cual puede tener lugar con varios temas de nuestra realidad social.

Particularmente en el tema racial, de gran sensibilidad, estas incongruencias, ms arriba mencionadas, se manifiestan con gran claridad. La escuela, la prensa, la ciencia, apenas han comenzado a avanzar para acometer la solucin del tema. A pesar de que enfrentamos la realidad de que desde la subversin se trabaja para convertirlo en un arma contra la revolucin y el pas.

No se trata de que exista como tal un racismo institucional, pero las instituciones del estado encargadas de trabajar contra el problema y sus diferentes manifestaciones se encuentran muy atrasadas en las tareas a realizar. Se avanza ya en los campos de la educacin y el trabajo cientfico, pero ni la prensa escrita ni la televisin han asumido su papel.

Fidel castro y el Presidente Ral Castro, se han referido en mltiples ocasiones al problema, como una lacra vergonzosa que la sociedad cubana arrastra, pero se ha avanzado poco aun por desterrar el problema de nuestras relaciones sociales.

Tanto el tema racial como el de la prensa son dos claros ejemplos de las resistencias que existen para hacer avanzar proyectos que tienen una relacin directa con los cambios que el pas est obligado a realizar ,temas que al mismo tiempo, son dos objetivos del trabajo de subversin contra Cuba.

No obstante, pienso que el fenmeno ms complejo al que hoy nos enfrentamos, est en la combinacin entre la resistencia que an se observa a poner en prctica las crticas que la ms alta direccin poltica hace, la magnitud de los problemas y el lmite supervivencia de esa propia direccin poltica.

Cuba se encuentra hoy ante la encrucijada de un cambio sustancial, que no se sabe si podr ser conducido hasta el final por la Direccin Histrica de la Revolucin. La que si bien es cierto, es a su vez la responsable de los errores cometidos, es al mismo tiempo la que cuenta con liderazgo y la experiencia para llevar al pas por los nuevos derroteros.

Fuente: http://cartasdesdecuba.com/el-modelo-economico-no-lo-es-todo/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter