Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-06-2017

Entrevista a Fernanda Vallejo
La dcada del gobierno Rafael Correa y la situacin de las comunidades indgenas en Ecuador

Eleuterio Gabn
Rebelin


Poco despus de las ltimas elecciones presidenciales en Ecuador, entrevistamos a Fernanda Vallejo para que nos haga un repaso sobre la etapa del ltimo gobierno en su pas. En su anlisis destacan las perspectivas indgena y campesina, mundos en los que desempea su labor como antroploga.

El pas, su ecosistema y la agresin de las mineras

Hablamos de un pas pequeo, con 14 millones de ecuatorianos, mega diverso en trminos de biodiversidad pero tambin en cuanto a cultura. Hay veinte nacionalidades y se hablan 17 lenguas distintas. La mayor parte de la poblacin del pas se define como mestiza y casi todos tienen una vinculacin directa con el mundo rural de una u otra manera. Se trata fundamentalmente de un pas agrcola, aunque la mayor parte de la poblacin es urbana por la presin del sistema, todava el 40% de los habitantes del pas viven en el medio rural. Es en el mundo rural donde se mantiene la base cultural del pas a pesar de la presin mundial que existe en favor del urbanismo. Una parte importante de la poblacin es indgena originaria quechua, se concentran en la Amazona principalmente y tambin en la costa. Entre el litoral, la regin andina y la Amazona hay muchas formas culturales, diferentes visiones y modos de entender la vida. Como pas, nuestro modelo de desarrollo est dedicado a la agro-explotacin primaria, monocultivos, a pesar de lo cual mucha poblacin indgena se dedica al cultivo del alimento que comemos, algo que en estos momentos de la historia es un lujo.

El pas es conocido por exportar bananas, cacao y caf. El monocultivo de cacao ha pertenecido durante dcadas a los oligopolios, actualmente al igual que el caf son productos campesinos, no precisamente por una inversin pblica, sino por la capacidad que tienen los campesinos para deshacerse de las maneras de produccin que no les benefician.

A da de hoy el pas vive de las exportaciones de petrleo y en los ltimos tiempos se est recurriendo a la explotacin minera sobretodo en territorios de la Amazona y en lugares de gran impacto medioambiental como son los pramos de las zonas altas. En estos lugares, encargados de mantener la regulacin hdrica y la captura de carbono, es donde encontramos las fuentes de agua dulce ms importantes, no slo del pas sino de toda la cuenca amaznica. Hablamos de una de las principales reservas de agua dulce de todo el planeta. La minera a cielo abierto es la gran amenaza para este ecosistema. Lo mismo ocurre en Per y Colombia.

Las explotaciones mineras utilizan ingentes cantidades de agua, agua dulce y limpia que desechan contaminada y sucia. Se requieren millones de litros para la explotacin y los deshechos acaban yendo a los ros. A pesar de que existen las llamadas piscinas de oxidacin donde se intenta limpiar el agua y evitar la contaminacin, la propia orografa del terreno lo hace muy difcil. La selva tropical presenta una configuracin geolgica muy frgil. All llueve permanentemente, hay continuos desbordes de cauces y derrumbamientos de laderas y montes. Esto supone que las piscinas de oxidacin no van a poder contener el agua sucia que acabar por contaminar los ros. Adems, aqu el suelo funciona a modo de esponja, permitiendo absorber y dosificar el filtrado del agua en la tierra; la minera quita esta cubierta vegetal produciendo, tanto grandes sequas, como inundaciones.

Tanto en la selva hmeda tropical como en los pramos vive la gente. Gente que ha conservado este ecosistema y lo ha mantenido con sabidura ya que depende de l para sobrevivir. Lo han hecho tan bien que su presencia all no se nota, apenas dejan huella en el paisaje. Desde los centros urbanos se dice que es selva virgen pero la poblacin indgena ha vivido all durante milenios, utilizando la naturaleza con una lgica y un respeto que permite que ella misma se regenere. Este es el modelo opuesto al del desarrollo capitalista y no se va a poder mantener de aqu en adelante.

Como decimos, el imaginario nacional tiene la idea de que son tierras desocupadas. La poblacin de montaa realiza una agricultura itinerante sin permanecer mucho tiempo en un lugar y por ello se dice que all no hay gente. Deciden que no hay pueblos y que se pueden explotar sus territorios; se dice que estn vacos o que son muy pocos y que el pas necesita combustibles. Se trata de un imaginario creado que justifica la invasin y la explotacin de la tierra.

Durante los 50 y 70 se llamaron tierras baldas promoviendo una apertura a su colonizacin. Ya hace dcadas hubo conflictos intertnicos aunque con el tiempo se fueron encontrando mecanismos de coexistencia entre campesinos e indgenas. Entonces la poblacin mestiza pobre fue a ocupar territorios de pueblos originarios con lo que ahora es difcil saber quin es indgena y quin no y qu pueblos son los originarios. De esto se aprovech el Estado. Desde entonces ha habido una guerra interna contra los shuars, con dirigentes presos, tambin muertos y muchos desplazados.

La explotacin intensiva del petrleo comienza en los aos 70, en la Amazona. Llevamos 40 aos exportando petrleo, es nuestra principal fuente de ingresos sin embargo nuestras reservas no son muy grandes. El petrleo que se saca del Yasun est vendido de antemano, se pre vendi todo principalmente a China. Todo lo que se saca ahora es para pagar la deuda de los ltimos cinco aos. Ahora la economa empieza a basarse en la minera, es la lgica del capital. Para promover su implantacin, ya ha habido ocupaciones militares y desplazamientos de indgenas Shuar en la Amazona.

Tambin se han construidos muchas presas para hidroelctricas aprovechando la riqueza hdrica del pas. Venden esto como energa limpia produciendo energa que incluso se ha puesto a vender a los vecinos, sin embargo, a mi entender no est dando mucho resultado. Se podra plantear una economa de pequeos productores, lo que no generara grandes capitales sino la posibilidad de llevar una vida austera en trminos de dinero pero siendo autosuficientes y teniendo calidad de vida.

En esta lgica de la implantacin de modelos de desarrollo capitalistas, no se negocia con pueblos originarios. En ocasiones se argumenta directamente que no se trata de pueblos originarios, que no son territorios shuar, para as poder saltarse la consulta previa e informada a la que obliga el convenio 169 de la OIT, ratificado por Ecuador en 1998 [1] . Por lo general se habla de socializar las tierras y por tanto se les echa si no se adaptan al modelo y los empleos que les dan. El Estado declara de utilidad pblica las tierras y luego deposita un dinero en cuentas bancarias, es asunto de los propietarios si toma el dinero o no. Si no lo hacen interviene la fuerza pblica. Ha ocurrido en comunidades enteras a las que se les ha invadido y destruido sus parques, iglesias desalojadas por la llegada de las mineras. Tenemos una constitucin que consagra los derechos de la Madre Tierra pero Correa explic que tambin ella tiene deberes que cumplir, como generar ingresos y dar de comer a la gente pobre.

Correa y el gobierno de Alianza Pas

Antes de empezar a analizar la ltima dcada de gobierno en su pas, Fernanda avisa: No me gusta personalizar en Correa ni en figuras carismticas como ocurre en otras partes de Latinoamrica. Hay que superar este tipo de anlisis. Prefiero hablar en este caso del gobierno de Alianza Pas.

Tras el final de la dictadura en los 70, toca pagar las deudas contradas en este periodo. De este modo se suceden gobiernos sin una capacidad real de funcionar. Desde entonces no se ha tenido la oportunidad de tener un Estado capaz de administrar recursos y generar derechos reales, ni condiciones para la educacin y la salud pblica. La situacin era de escuelas sin pupitres y hospitales sin gasas, donde la gente se tena que comprar sus propios utensilios para ir a escuela o ser atendido en un hospital, ese era el nivel.

En los primeros aos del siglo XXI la presin neoliberal acab dolarizando [2] el pas, lo que supuso una crisis econmica con el consecuente xodo de dos millones de ecuatorianos que marcharon principalmente a Espaa y Estados Unidos. A comienzos de 2000 el neoliberalismo se hizo insostenible con 5 presidentes en 5 aos. En 2000 lleg la dolarizacin que es similar al corralito argentino, la diferencia es que en Ecuador hay una economa ms informal y muy poca gente con cuentas bancarias.

Por entonces comenzaron las polticas pblicas con fondos del Banco Mundial para el bilingismo y proyectos sociales de salud. Esto permiti tambin el reconocimiento de otras lenguas. Poco despus surgi el movimiento urbano de los Forajidos que logr la cada del presidente Lucio Gutirrez, lo que supuso la muerte poltica de la izquierda. La clase media quera una renovacin poltica total. Es entonces cuando surge Alianza Pas como una renovacin de la izquierda.

Correa llega para por primera vez construir un Estado. Una nueva constitucin que se aprueba en un proceso colectivo, refunda el pas. La idea es la de repartir la riqueza. Se reconocen los derechos de la naturaleza, el derecho al buen vivir y finalmente el estado plurinacional, una lucha del movimiento indgena. Los precios del petrleo son en ese momento los mejores de la historia moderna y el gobierno aboga por poner caducidad a los contratos abusivos de las grandes empresas petroleras europeas y norteamericanas. Se realiz una auditora de la deuda externa que detect evidencias de ilegitimidad e ilegalidad por lo que la mayor parte poda lcitamente no pagarse. Tenamos al FMI ahogndonos con polticas de ajuste estructural y en ese momento si Ecuador decida no pagar supondra un precedente histrico a nivel global. Pases como Argentina, Brasil o la India estaban a la espera de lo que se decida en nuestro pas. Esta situacin provoc la cada de los bonos de deuda lo que se consider como una oportunidad para comprar esos bonos a bajo precio. En definitiva, se ech marcha atrs y se acept pagar la deuda conseguida a precio menor, considerando este resultado como un buen negocio. Se reconoci la deuda que se haba demostrado que no mereca ser pagada rebajando a una tercera parte el precio.

Con los recursos de la explotacin petrolera que el Estado se haba apropiado, se incrementaron los bonos de subsidio de la gente con cero recursos. Se duplic de 15 a 30 dlares lo que fue para mucha gente absolutamente salvador. Alrededor de esto se generaron polticas conductivistas para recibir las ayudas, la gente tena que demostrar que escolarizaba a los nios y se adscriba a los centros mdicos. Se realizaron inversiones en escuelas, hospitales y carreteras. El salario bsico se increment y hubo ayudas para la vivienda. Tenamos dinero y se redistribua la riqueza. Por otro lado, se promovi el llevar a cabo una revolucin agraria que luego fue reforma y finalmente acab en nada. Se dieron algunos subsidios al campo muy focalizados a modo de paquetes de agroqumicos, semillas hbridas y pequeos tractores. Correa acab por reconocer que la mayor deuda de su gobierno fue con los campesinos. Hubo necesidad de demostrar que se haca una inversin enorme y modernizadora. El problema es que al mismo tiempo existe mucha corrupcin y sobreprecios de estas inversiones y construcciones que es muy difcil de demostrar a da de hoy.

Durante una dcada en la que el gobierno tuvo el apoyo popular se reestructur el Estado. En esta etapa hubo una borrachera de consumo que a la gente le gust, la clase media estaba encantada. Sin embargo, todo lo que haba funcionado comunitariamente y de forma autogestionada desde haca mucho, como en la administracin del agua, la tenencia de la tierra, las radios comunitarias se reconoci pero a cambio tuvo que pasar el filtro de la supervisin del Estado y adecuarse a sus normativas y leyes. En este proceso se limit la capacidad autnoma de gestin en las comunidades. En mi pas el tendido elctrico, el agua que llega a las casas, los caminos, han sido levantados por la autogestin de la gente en muchos lugares y comunidades. Ahora el Estado, sobre esta organizacin ya hecha, se pone a normativizar y de algn modo, se la apropia mediante sus leyes sin merecerlo. Lo pblico est sirviendo para agredir a lo comunitario. El tema de la alimentacin est siendo sujeto tambin a esta normativizacin. El queso y la carne procesada hechos artesanalmente como se han hecho toda la vida, son ahora normativizados con criterios similares a las normativas de salubridad de la UE. La gente no puede vender sus alimentos porque no tiene permisos y para obtenerlos necesita hacer una inversin. Esta situacin convierte al campesino en un potencial infractor, si no est registrado su actividad comercial es ilegal. El Estado ha asumido su rol controlando la autogestin de las clases populares y generando muchas posibilidades de acumular capital.

El pasado mes de abril Alianza Pas, el partido de Correa, volvi a ganar las elecciones con Lenn Moreno como nuevo presidente. Al respecto de las elecciones Fernanda afirma que a su parecer se encontraban ante dos opciones polticas que no daban ninguna opcin. Por un lado, el capitalismo estatista que persigue las iniciativas de autonoma popular, del otro los neoliberales, herederos de los responsables de la dolarizacin del pas a principios de siglo, que subiran tarifas y eliminaran los subsidios. La democracia se est desmoronado, el voto es obligatorio y no votar supone una multa. Hay una batalla de lo privado y de la implantacin de lo pblico contra lo comunitario. En un pas en que se ha funcionado mucho con lo comunitario para salir de la crisis. En esta situacin, el movimiento indgena, en pie de lucha desde hace 15 aos, contina firme a da de hoy. Recin se ha empezado a reconocer la existencia de pueblos indgenas y sus derechos. Ha sido un movimiento muy criticado por la intelectualidad de izquierda latinoamericana por oponerse a los modelos de desarrollo capitalista que la izquierda ha implementado como remedio para superar la pobreza y la crisis econmica en muchas partes del continente. En los ltimos 10 aos se les ha tratado como minora, con un discurso minorizante, tratando de incluirlos y convertirlos en sujetos de tutela.

Las mujeres del medio rural

A pesar de todo este panorama hay unas protagonistas que Fernanda destaca, las mujeres rurales campesinas. Fernanda trabaja con ellas en la zona interandina. La implantacin del mercado neoliberal con el negocio del cultivo de flores en la zona, hizo que Fernanda fuera a preguntar cmo estaba la situacin. Su trabajo como antroploga consiste en investigar y realizar un anlisis sobre el impacto social que tiene la llegada de esta nueva industria en las comunidades, especialmente en lo referente a la situacin de las mujeres. La expulsin de los hombres del campo para buscarse la vida principalmente en las ciudades, hace que las mujeres se hagan cargo del campo y de la economa domstica. Las mujeres son las que se emplean en los monocultivos de flores. Las abuelas se ponen a la crianza de los nios. Estas mujeres estn socialmente sealadas por abandonar su hogar, hay celos y violencia contra ellas.

Pero adems de su trabajo en la industria de las flores, estas mujeres se estn afianzando en la agricultura tradicional y produciendo un retorno al campo como forma de subsistencia con su propio trabajo. Esto produce un orgullo y una afirmacin de identidad de gnero, cultivan, comercian, dan de comer a sus familias y mantienen el saber de sus antepasados. En su espacio domestico se fortalece su autonoma y su respeto.

En este sentido, otro proceso interesante que est sucediendo en el mundo rural indgena es el de la escolarizacin femenina, llegando casi a la paridad con los nios. Esto supone que nuevas generaciones de jovencitas con conocimientos y habilidades tcnicas que tienen muy claro, al contrario que los varones, que su prioridad es quedarse en el campo para renovar y resignificar la agricultura tradicional. Su sueo no es ir a la ciudad ni trabajar en las empresas de monocultivos para ganar dinero, ni llegar a ser encargadas. Su trabajo es tener autonoma para ser dueas de su tiempo. A pesar que el marco jurdico es muy adverso, ellas se mantienen y venden sus productos de temporada o sus comidas preparadas en las ferias y mercados.

Nuestro trabajo all, consiste en ir introduciendo un anlisis ms de gnero sobre su situacin. Ellas no tienen esta lectura en su mayora. Conocerla enriquece su estrategia para seguir afrontando el futuro en el mundo de sus comunidades. A las muchachas jvenes que han estudiado hay que ayudarlas porque en sus comunidades la ltima palabra la tienen los mayores y hacerse or resulta difcil en ocasiones.

Otro desafo es tratar de que no les coarten desde el Estado, teniendo que pedir permisos y siendo ultra reguladas en sus actividades. Soberana alimentaria, saberes culinarios, medicinales, identidad indgena, vida campesina, mantenimiento de la lengua... Tenemos la responsabilidad de apoyar sus procesos y de encontrar canales para fortalecerlos. En esta circunstancia que se avecina de ms capitalismo si hay posibilidades de mantener todo lo anterior es en torno a estas mujeres.

Notas:

[1] El Convenio 169 de la Organizacin Internacional del Trabajo sobre pueblos indgenas y tribales , es una convencin adoptada por la Organizacin Internacional del Trabajo (OIT) en 1989 . Es el principal instrumento internacional sobre derechos de los pueblos indgenas .

[2] La dolarizacin es el proceso por el cual un pas adopta de manera oficial el uso de la moneda estadounidense, de all el origen del trmino, para su uso en transacciones econmicas domsticas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter