Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-06-2017

Los salarios estatales en Cuba
Clculo residual o condicin indispensable?

Pedro Monreal
El Estado como tal


Es el salario lo que debe pagarle una empresa al trabajador, o es, por el contrario, lo que la empresa considera que puede pagar a sus empleados? La pregunta es importante porque la mayor parte de lo que se publica en Cuba acerca del salario tiene un pequeo gran problema: en rigor no se refiere al salario sino a otra cosa a la que se le llama de esa manera.

Parecen prevalecer tres premisas principales sobre el salario que, a fuerza de repeticin y en ausencia de suficiente reflexin, se han transformado en una especie de verdades inmutables:

  1. La idea de que pagar un salario depende del nivel de productividad,
  2. La nocin de que el salario solamente puede ser pagado si tiene respaldo material, y
  3. El pensamiento de que el fondo de salario bsico de una empresa puede ser formado como un determinado por ciento del valor bruto agregado de la empresa.

Esas tres premisas son falsas. La Economa Poltica ha dejado aclarado ese asunto desde hace ms de 150 aos. Para refrescar el entendimiento esencial del tema, me enfocar en el salario mnimo y en el trabajo simple. Por tanto, no me referir a las cuestiones relativas a las diferencias salariales que deben existir segn los distintos niveles de complejidad de la actividad, calificacin, resultados, y otros factores,

Desde una perspectiva esencial dejando a un lado detalles que pudieran agregarse posteriormente al anlisis- el salario es lo que cuesta sostener al obrero como tal obrero y educarlo para este oficio el coste de produccin de la fuerza de trabajo simple se cifra siempre en los gastos de existencia y reproduccin del obrero. El precio de este coste de existencia y reproduccin es el que forma el salario. El salario as determinado es lo que se llama el salario mnimo el salario de la clase obrera en conjunto se nivela, dentro de sus oscilaciones, sobre la base de este mnimo. (Carlos Marx. Trabajo asalariado y capital. 1849)

Esto permite iluminar rpidamente los problemas que existen con las tres premisas falsas antes mencionadas:

En otros pases existe la prctica del llamado salario mnimo interprofesional (SMI) que establece un salario horario mnimo por debajo del cual ningn trabajador puede ser retribuido. En general, se aproxima al costo de la canasta bsica (el clculo exacto es una cuestin polmica en muchos casos). Usualmente se mueve en el entorno del 50 por ciento del salario medio. No significa que asegure que un trabajador pueda cubrir necesariamente la canasta bsica pues para ello tendra que tener un empleo a tiempo completo.

En muchos pases, especficamente en Amrica Latina y el Caribe, se ha producido un deterioro del poder de compra del salario mnimo. No obstante, existen casos como el de Ecuador, donde el poder de compra del salario mnimo ha crecido. Un clculo realizado sobre la base de considerar que, como promedio, cada hogar cuenta con el ingreso de 1,6 trabajadores, es decir haciendo un clculo de un salario bsico ms el 60 por ciento de otro, indica que en 2014 el ingreso promedio que entraba en cada hogar por concepto de salario mnimo permita cubrir el 99,76 por ciento de la canasta bsica familiar. Ello ha representado una mejora considerable en comparacin con el ao 2005, cuando ese por ciento de cobertura apenas llegaba a 65,66.

Fuente: El salario bsico de 2 miembros en el hogar cubre la canasta bsica, peridico El Telgrafo, 2 de enero de 2015, Ver aqu.

A los efectos de una comparacin, si se asume un ingreso de 1,6 salarios mnimos en Cuba (225 X 1,6 = 337,5 pesos), para hacerle frente a una canasta bsica de 2000 pesos, el por ciento de cobertura sera aproximadamente de 17 por ciento.

Agrego una reflexin adicional que se relaciona con otra premisa, no falsa pero incompleta, y concluyo con una hiptesis en relacin con la rentabilidad empresarial.

Usualmente en Cuba se habla de las plantillas irracionalmente infladas que deben ser reducidas para poder aspirar a tener empresas estatales eficientes. La premisa es incompleta porque debera formularse ms bien de la siguiente manera: plantillas irracionalmente infladas que deben ser reducidas y salarios irracionalmente bajos que deben ser aumentados para poder aspirar a tener empresas estatales eficientes.

En Cuba se escucha frecuentemente decir que no puede distribuirse lo que no se crea, lo cual es cierto de manera general, pero en el mundo real no en el Nirvana de la burocracia- esa creacin de valor no puede funcionar bien si el sistema econmico no es capaz de proveer un salario mnimo que asegure la existencia y reproduccin de la fuerza de trabajo.

Cul es, exactamente, el principio de la Economa Poltica o de cualquier otra ciencia social- que establece que la fuerza de trabajo, nica fuente de creacin de nuevo valor, puede crear valor con efectividad y eficiencia cuando la distribucin primaria de valor priva al trabajador de una parte significativa del valor que le toca recibir para existir y reproducirse?

La hiptesis con la que cierro esta nota sera la siguiente: muchas empresas estatales cubanas que hoy se consideran rentables dejaran de serlo en el mismo minuto en que tuviesen que pagar salarios mnimos equivalentes a la canasta bsica.

Es decir, hoy parecen ser empresas rentables en el papel- simplemente porque pueden reducir costos salariales por la va de no pagar salarios propiamente dichos.

Una empresa no debe ser rentable primero para poder pagar salarios despus. Una empresa debe planificar primero sus salarios (salarios de verdad) y luego determinar si, cumpliendo con esa condicin, puede ser rentable. Si no llegase a serlo, pudieran existir varias alternativas: cierre de operaciones, cambio de administracin, innovacin, recapitalizacin, venta de la empresa, fusin con otra empresa, divisin de la empresa en unidades, etc.

Sin embargo, apropiarse administrativamente de una parte considerable del salario para justificar una rentabilidad ficticia es problemtico desde el punto de vista tico y tambin poltico.

Cuando una empresa no es capaz de pagar un salario mnimo, ello es una muestra evidente de que no es una entidad idnea para asegurar la utilizacin efectiva y eficiente del principal componente de las fuerzas productivas de un pas: sus recursos laborales.

Por razones de ineptitud empresarial, o del modelo econmico en que operan las empresas, no se obtiene de la fuerza de trabajo la cantidad de valor que esta puede generar y se acude entonces a la apropiacin indebida de una parte del valor creado que se supone que debera ser parte del salario. Funcionan entonces esas empresas como mecanismos derrochadores del principal activo econmico de la nacin.

Qu ventajas pudiera reportarle a la sociedad que una parte significativa de la fuerza laboral fuese a parar a ese tipo de entidades?

Trat de encontrar cifras empresariales relativas a esta hiptesis, pero para variar- estas parecen no estar disponibles. No obstante, el dato concreto es que el salario mnimo en Cuba (225 pesos) apenas cubre el 11 por ciento de la canasta bsica. Representa, ms all de cualquier posible discusin sobre el clculo de la canasta, lo contrario de una equivalencia de valor.

Fuente: http://elestadocomotal.com/2017/06/23/los-salarios-estatales-en-cuba-calculo-residual-o-condicion-indispensable/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter