Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-06-2017

Espaa
Bienvenido, Mr. Botn

Jos Miguel Martnez Postigo/Fernando Merodio
Rebelin


La siguiente historia nos llev, avergonzados, a Google, a los 2:10 de Bienvenido Mr. Marshall. Americanos, que recomendamos.

"Pues s seor, rase una vez un pueblo espaol, un pueblo cualquiera", un pequeo y tranquilo pueblo, que llamaremos Santander, en el que nunca pasaba nada, hasta que un da su alcalde y otros se doblegaron sumisos al ftil proyecto econmico-financiero de reconstruccin cultural ideado por el preboste, regalando/ocupando/deteriorando el mejor territorio comn, proyecto que, falseado por los altavoces de la libertad de prensa -no de la de expresin/informacin-, excit la gratitud de gente, no sabemos cuanta, que, solcita, quiso rendir pleitesa al benefactor. Fiesta, desfiles, cohetes y msica.

Al tiempo, otra gente, extrarradio del sistema, s sabemos cuantos, tras constatar la ausencia de informacin objetiva, de recias organizaciones sociales, de una buena y respetada legislacin que actuase como trinchera frente al poder venal, se sali de la hilera con la ambiciosa/ilusa idea de defender el territorio y su dignidad.

Lo haca frente a un poder que, acatado como absoluto, marc el territorio y, en el mejor sitio, coloc un tmulo, una pirmide con un nombre, Botn, sealando quin manda; las prisas iniciales y la nula informacin vedaron la posibilidad de participar y la falta de ordenacin general y del Frente Martimo impidieron valorar una grave ofensa: que en lugar tan hermoso y pblico del centro del Muelle el peor poder financiero plantara una pesadilla y, desde ella, an peor, pretendiera difundir su nefasta cultura.

Como en todas las historias, hay los antecedentes. El 31/07/2010, hace ms de seis aos, cuando el nico uso permitido all era el portuario-comercial y, con objeto de no interferir las vistas de la Baha, el Plan Especial prohiba edificar donde hoy apabulla el Centro, El Diario Montas llenaba seis pginas, incluida la primera, alardeando que, precisamente all, Botn construir un centro cultural () y ocupar el actual aparcamiento del ferry; ay, la hemeroteca!

En aquel lugar, entonces atracaban barcos, maniobraban ferrys, no se poda construir nada, hasta que ilegalidades hilvanadas para las Administraciones por el arquitecto Arnaiz, conseguidor de cmara, corrupcin poltica, pisoteo del Estado de Derecho, y el candoroso silencio de la Ciudad generaron el atropello que no nos deja otra opcin que, pese a molestar a mandamases, bienpensantes y buenistas, cumplir con la obligacin de enfrentarnos al latrocinio con las armas que tengamos.

Hace siete aos explicaba el peridico que la Fundacin Botn gestionar el espacio y asumir sus costes pero con propiedad del puerto Cunta desfachatez!, Ya lo haban pactado? Ahora, en ese mismo peridico, decenas de pginas de turiferarios diversos afirman que el Centro destaca por su sostenibilidad, ser un edificio privado para uso pblico, infraestructura tolerante, exento de monumentalidad, uno de esos edificios donde convive lo sagrado con lo profano,..., exigindonos santiguarnos, quizs, al ir al sagrado lugar, sostenible/pequeo, y agradecer que se abra al pblico.

No coincidimos con tan culta visin y, digan lo que digan los Supremos Tribunales y sus Fiscales, el Centro es impunidad galopando sobre ilegalidad rampante. Fomento, Gobierno regional y Ayuntamiento intentaron crear la apariencia de que, en un lugar en que no se poda construir nada y no era cultural, el catafalco/pirmide es legal, pero lo sentimos mucho y nosotros denunciamos, pues las hay, gruesas ilegalidades:

1. Sin la corrupcin de oscuros pactos previos no era posible que, el 31/07/2010, el peridico supiera qu se iba a construir en el Muelle Albareda y de quien iba a ser.

2. Ese Muelle esencial tena un uso portuario-comercial y no se poda construir nada en l.

3. Algunos lo explican as: bueno, no huele nada bien, pero habrn cambiado las normas y estar legalizado, me tapo la nariz, miro hacia otro lado y aguanto. Pues bien, ni siquiera es as, no lo han legalizado y es una chapuza que apesta a corrupcin.

4. Todo al tiempo -ilegal/imposible y evidencia de que Fomento, Gobierno regional, Ayuntamiento y Fundacin tenan un corrupto acuerdo previo-, han cambiado los viejos usos portuarios y urbansticos por los exigidos por la Fundacin el 31/07/2010 para hacer su obra.

5. Las dos Modificaciones (portuaria y urbanstica) se han tramitado, sin intervencin formal de la Fundacin, por Leopoldo Arnaiz Eguren, el mismo conseguidor que us el Banco Santander en su irregular Ciudad Financiera de Boadilla del Monte, Madrid. Quin le contrat? Qu instrucciones le dio? Las tres Administraciones?

6. El mismo da -13/04/2012- que se publicaba en el BOC el cambio de usos, Botn solicitaba la ocupacin del suelo -la concesin- y presentaba un detallado proyecto y mucha documentacin adaptada a lo aprobado. Imposible sin pactos previos!

7. En das, la Autoridad Portuaria, sin informacin ni participacin, ni concurso de ideas, ni confrontacin del proyecto con la realidad, ni concurrencia con otros posibles interesados, examin, dio el visto bueno y autoriz la lujosa concesin demanial.

8. Aquellos mismos das informaban los medios que la familia Botn ocultaba al Fisco, en Suiza desde la guerra (in)civil, 2.000 sucios millones de euros, razn legal bastante para que no la fuera otorgada la concesin, tambin sabamos cosas de un cuadro de Picasso, ocultaciones de su participacin en Bankinter, ilegalidades en la Ciudad Financiera, Esta gente nos quiere transmitir su cultura?

Etc., etc., etc.

En da de tanto festejo y alegra, si algn medio, imposible cosa, publicara nuestra opinin discrepante, sera una gran noticia para democracia pues, si hubiera cualquier falsedad en ella, lo podran denunciar y exigir pblico castigo para nosotros.

Mientras tanto, con humor negro y por un rato, con Luis Garca Berlanga nos sumamos al candoroso/sumiso canto del pequeo pueblo: Bienvenido, Mr. Botn!!!


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter