Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-06-2017

Todas las muertes del Califa

Leandro Albani
El Furgn


Raqqa, la ciudad del norte de Siria que se transform en la capital del Estado Islmico (ISIS), desde hace semanas se convirti en la arena donde los terroristas comandados por Abu Bakr Al Baghdadi caen derrotados da tras da, en una muestra clara del retroceso permanente de un grupo que todava conmociona al mundo. Y su lder, rodeado del ms profundo misterio desde su nica aparicin pblica en 2014, parece que ahora corre la misma suerte que sus predecesores Osama Bin Laden lder de Al Qaeda- y el Mullah Mohammad Omar mximo responsable del movimiento Talibn-. Escondidos y acechados, Bin Laden y Omar perdieron sus vidas en medio de un halo de secretismo y conjeturas, lo mismo que Al Baghdadi, si es que se confirma la declaracin realizada este jueves por el gobierno de Rusia.


El 16 de junio pasado, el ministerio ruso de Defensa anunci que se encontraba validando la informacin sobre la supuesta muerte de Al Baghdadi, ocurrida el 28 de mayo en una zona al sur de Raqqa, luego de un ataque la fuerza area rusa. En ese momento, Mosc divulg que en el bombardeo -efectuado con drones y de una duracin de apenas 10 minutos-, tambin haba ultimado a 330 terroristas y altos funcionarios del Consejo de Guerra del Estado Islmico que se encontraban reunidos. Entre los dirigentes de ISIS muertos figuran Abu Al Jadji -el emir de Raqqa-, Ibrahim Al Jadj -responsable del control militar de la regin que rodea a Raqqa- y Suleimn Al Shauaj -jefe de seguridad de ISIS-. Al conocerse esta noticia, el canciller ruso Serguei Lavrov dijo que no tena una confirmacin al cien por cien de la informacin.

Pero hace poco ms de 24 horas, el viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Oleg Syromlotov, declar que con gran probabilidad se puede decir que el lder del Estado Islmico fue abatido. El funcionario igualmente aclar, segn la agencia RIA Novosti, que esta informacin est siendo verificada por distintos canales.

El hombre de negro

Al Baghdadi se mostr en pblico en la gran mezquita de Mosul, ciudad del norte de Irak, cuando ISIS comenz a barrer con sangre y muerte los territorios iraqu y sirio. Vestido de negro, de paso lento y rosto adusto, en 2014 el autoproclamado Califa llam a sus fieles a lanzar una guerra sin cuartel contra los infieles, un sector conformado por casi toda la poblacin que no rindiera pleitesa a sus secuaces. Cristianos, chiitas, alauitas, yezides, kurdos, musulmanes sufes, todos fueron blanco del Estado Islmico.

Antes de ser el hombre ms buscado del mundo, Al Baghdadi era un ambicioso yihadista llamado Ibrahim Awwad Ibrahim Al Badri, nacido en la ciudad de Samarra en 1971 y doctorado en estudios islmicos por la Universidad de Bagdad. Aunque su vida se reconstruy sobre una telaraa de interrogantes, existen coincidencias en que el Califa se uni a grupos terroristas en 2003, durante la invasin de Estados Unidos a Irak. Apenas un ao despus fue apresado y estuvo once meses recluido en el centro de detencin Camp Bucca, controlado por las fuerzas estadounidenses. En ese lugar comenz a tejer su relacin con miembros de Al Qaeda, organizacin a la que se integr. Al mismo tiempo, en la prisin entabl relaciones con ex militares del gobierno de Sadam Husein, muchos de los cuales se sumaran a ISIS y conformaran la columna vertebral de la organizacin, debido a su experiencia militar y territorial. Luego de varias divergencias y enfrentamientos con el liderazgo de Al Qaeda, Al Baghdadi se lanz a crear su propia organizacin, que con el tiempo desembocara en el Estado Islmico.

En las diferentes versiones de su derrotero, Al Baghdadi fue presentado como hijo de una familia laica y afiliada al Partido Bass iraqu, que en la universidad tom contacto con los Hermanos Musulmanes (HM), cuestionada organizacin creada en 1928 por Hasan Al Bana en Egipto y que en la actualidad recibe el respaldo de Qatar. Por su parte, Turki Al Bin Ali, seguidor de ISIS y bigrafo del Califa, argument que los orgenes de Al Baghdadi se remontan a la tribu Quaraysh, a la que perteneca el profeta Mahoma. Esta versin, cargada de un efecto meditico que ISIS ha sabido explotar, muestra a Al Baghdadi como un representante legtimo que lleg para liberar al mundo musulmn. El jeque, el guerrero, el erudito que practica lo que predica. El orador, el lder, el revitalizador, descendiente de la familia del Profeta, as fue presentado el Califa cuando el portavoz del Estado Islmico lo anunci en la gran mezquita de Mosul.

Antes de ser el terrorista ms peligroso del mundo, el entonces Ibrahim Awwad Ibrahim Al Badri apareci en una serie de fotos junto al senador estadounidense John McCain, quien ingres a Siria de forma ilegal en 2013 y se reuni con integrantes del Frente Al Nusra, filial de Al Qaeda en territorio sirio, y del Ejrcito Libre Sirio (ELS), primer grupo que se levant en armas contra el gobierno del presidente Bashar Al Assad y es respaldado por Turqua.

Pero si de misterios se trata, las declaraciones ms impactantes las brind el ex integrante de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA), Edward Snowden, al revelar que los servicios de inteligencia britnico y estadounidense, junto al Mossad israel, trabajaron en coordinacin para crear al Estado Islmico. Segn documentos filtrados, Al Baghdadi recibi entrenamiento militar durante un ao por parte del Mossad, adems de cursos de teologa y de oratoria. Tambin se difundi que la verdadera identidad del Califa es Elliot Shimon y que se desempea como agente de la inteligencia israel.

Resurrecciones y derrotas

Protegido por una tropa de seguridad que se lleg a calcular en 300 combatientes, Al Baghdadi transcurri sus ltimos aos entre Mosul y Raqqa, aunque algunos medios difundieron que el lder de ISIS se podra haber trasladado a Libia, pas del norte de frica destruido en 2011 luego de ocho meses de bombardeos de la Organizacin del Tratado del Atlntico Norte (OTAN). Cuando esta versin vio la luz, la idea no era tan descabellada, ya que las primeras milicias de ISIS comenzaban a moverse por territorio libio, confrontando con otros grupos de su misma naturaleza, e intentando controlar los puertos y yacimientos para traficar el petrleo, uno de los grandes negocios del Estado Islmico en estos ltimos aos.

El Califa, desde las oscuridades del misterio, fue dado por muerto en varias ocasiones. El 11 de junio, el Daily Mail, recogiendo informacin de la televisin siria, indic que haba sido neutralizado en un ataque areo, aunque aseguraba que los sitios web vinculados a ISIS no confirmaban la muerte de su jefe. En febrero de este ao, se inform que Al Baghdadi haba resultado gravemente herido durante un ataque de la aviacin iraqu en la ciudad de Al Kaim. En octubre de 2016 se difundieron reportes segn los cuales el lder de ISIS se encontraba grave despus de haber sido envenenado junto con tres comandantes del grupo terrorista. En junio del mismo ao, varios medios difundieron que Al Baghdadi podra haber sido herido en un ataque areo lanzado por la Coalicin Internacional encabezada por Estados Unidos. Ya en abril de 2015 se divulgaron noticias sobre un bombardeo que haba dejado gravemente herido al terrorista.

Hasta ahora, Al Baghdadi parece haber escapado de todas estas versiones periodsticas, como tambin de las operaciones militares que mantienen acorralado a ISIS. Controlando apenas el dos por ciento de Mosul y desperdigado en reducidos focos en Siria, el Estado Islmico se dirige a una inminente derrota militar. La cada de la capital del Califato en Raqqa es cuestin de das, mientras que ISIS intenta golpes desesperados para no desaparecer en el terreno, como tampoco de la escena meditica, un arma que supo utilizar con astucia y precisin, generando un fuerte impacto en la sociedad.

Los ltimos atentados terroristas en Europa, Irn y Afganistn confirman que el Estado Islmico, ante la cada masiva de sus combatientes, apuesta a esta metodologa. La toma de la ciudad de Marawi al sur de Filipinas y su presencia en el norte y centro de frica, demuestran que ISIS es una organizacin con capacidad financiera, no slo por el trfico ilegal de crudo, la venta de mujeres secuestradas y el robo de antigedades, sino porque los canales por los cuales recibe dinero desde Arabia Saud, Turqua e indirectamente de Estados Unidos y Europa continan abiertos.

Bajo la proclama de reunir y homogenizar a la comunidad musulmana de todo el mundo, pero duramente golpeado y diezmado, ISIS sigue levantando las banderas del wahabismo, ideologa oficial de la monarqua saud, donde confluyen las interpretaciones ms ortodoxas del Islam, un frreo control social, la represin como forma de vida y una economa feudal y funcional a los intereses de las potencias occidentales.

Abu Bakr Al Baghdadi ahora suma otra muerte a su historia, una muerte que de confirmarse ser el acta de defuncin de ISIS tal cual se conoce. Sus seguidores y combatientes no tendrn problemas en conformar otros grupos terroristas o mudarse a los que ya existen. El dinero y el poder son los que mandan a la hora de definir en qu fila deben enrolarse los terroristas.

En la gris historia del Califa quedan las cientos de miles de muertes de las que es responsable y un Medio Oriente frgil y desestabilizado, situacin que, vaya casualidad, es funcional a las polticas de Washington y sus aliados.


Fuente original: http://elfurgon.com.ar/2017/06/23/todas-las-muertes-del-califa/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter