Michel Temer se convirti en el primer presidente brasileo acusado formalmente de corrupcin. El procurador general, Rodrigo Janot, lo denunci por corrupcin pasiva ante el Supremo Tribunal Federal (STF), la mxima instancia judicial del pas. Junto con la denuncia Janot solicit que Temer sea separado del cargo. El mandatario vive sus horas ms aciagas con su base de apoyo fracturada y un alto rechazo de la ciudadana.

Los cargos en contra el mandatario slo sern aceptados tras un anlisis del Supremo Tribunal; para que el trmite siga adelante debe contar con el aval de la Cmara de Diputados. El primer anlisis de la denuncia recaer en manos del juez Edson Fachin, instructor del caso en el mximo tribunal, que luego debe decidir si la remite a la Cmara baja, que tendr la ltima palabra sobre el asunto por normas constitucionales. Si la denuncia fuera aceptada, Temer podra ser suspendido de sus funciones por 180 das.

En medios polticos y jurdicos la acusacin formal contra Temer era un secreto a voces, sobre todo, porque el fiscal Janot adelant la semana pasada su conviccin de que Temer haba recibido ventajas ilcitas del grupo JBS, que supuestamente negociaba su antiguo asesor Rodrigo Rocha Loures, actualmente en prisin por ese mismo asunto. Mismo convencimiento mostr la Polica Federal, a cargo de las investigaciones, que en un informe preliminar entregado la semana pasada al Supremo sostuvo que existen serios indicios de que el mandatario incurri con vigor en prcticas corruptas.

Hiptesis de los sabuesos que fue reforzada ayer cuando, en otro informe, la Polica Federal concluy que el mandatario tambin intent obstaculizar investigaciones y dej de comunicar a las autoridades sobre maniobras corruptas de las que tuvo conocimiento, algo que podra generar otras denuncias. Las sospechas se desprenden de confesiones hechas por directivos del grupo JBS, que dijeron que sobornan al mandatario desde 2010 y adems entregaron a la justicia grabaciones que comprometen al gobernante.

En esos audios, Temer escucha en silencio y hasta consiente unas maniobras irregulares que el dueo de JBS, Joesley Batista, dice que realiza en favor de su grupo tanto con autoridades del gobierno como con representantes del poder judicial. Las grabaciones fueron hechas por Batista durante una visita que le hizo a Temer en marzo, por lo que la sospecha que se teje en torno al mandatario se refiere a hechos ocurridos en el ejercicio de su mandato, algo que la Constitucin impone como requisito para que un gobernante pueda ser objeto de un proceso penal.

En caso de que el juez Fachin considere procedente la denuncia, la decisin final ser tomada en Diputados, que la analizarn primero en la Comisin de Constitucin y Justicia y luego en el pleno del rgano legislativo. Si los diputados avalan finalmente la denuncia por el voto de la mayora de dos tercios, Temer sera suspendido de sus funciones durante un plazo de 180 das y su vacante sera cubierta en forma interina por el presidente de la Cmara baja, Rodrigo Maia.

Y si resultara condenado finalmente, en un plazo de treinta das Maia debera convocar a las dos cmaras legislativas para elegir en forma indirecta a la persona que debera completar el perodo presidencial, que, en este caso, concluye el 1 de enero de 2019. Sin embargo, todo eso quedara en la nada si los diputados rechazan la denuncia, pues eso obligara al mximo tribunal a archivar el caso y el presidente continuara en el poder. El actual mandato presidencial lo inici el 1 de enero de 2015 Dilma Rousseff, destituida por irregularidades fiscales el ao pasado y sustituida por Temer, quien entonces ocupaba el cargo de vicepresidente.

Aunque fue formalizada ayer, el plazo para que el Ministerio Pblico presentara la denuncia formal contra el mandatario venca hoy y haba sido definido el viernes por el juez Fachin, que lleva adelante el expediente del Supremo, donde se investiga a Temer por presuntos delitos de corrupcin pasiva, obstruccin a la justicia y asociacin ilcita.

La alianza gobernante est cada vez ms desunida. El ex presidente brasileo Fernando Henrique Cardoso le pidi a Temer que posibilite una reforma constitucional para limitar su mandato ante la crisis poltica que atraviesa su gobierno. Cardoso, quien fue presidente de Brasil entre 1995 y 2003, expres su pedido en una artculo de opinin publicado ayer en el diario Folha de Sao Paulo. Slo el presidente tiene la legitimidad para reducir su mandato, proponiendo l mismo una emienda legal que d lugar a una modificacin de la Constitucin, seal el histrico dirigente del Partido de la Social Democracia Brasilea, que forma parte todava de la base aliada del gobierno. El ex mandatario record su apoyo a Temer tras la destitucin de Rousseff, pero dijo que las acusaciones de corrupcin en contra del mandatario hacen que sea necesario que d un paso al costado. Michel Temer tiene la responsabilidad y tal vez la posibilidad de ofrecer al pas un camino ms venturoso antes que el actual escenario poltico sea arrasado, afirm Cardoso, que tambin le pidi a Temer que tenga sentido comn.

A pesar de su delicada situacin poltica, el jefe de Estado afirm que nada lo destruir. Brasil estaba en una crisis gravsima, pero ahora ha vuelto a tener direccin y est en el camino de la responsabilidad, asegur en un acto con empresarios del comercio minorista en el que sancion una ley que permite diferenciar precios si el pago es realizado en efectivo o con tarjeta de crdito.

Por otra parte, Luiz Incio Lula da Silva lidera las encuestas a un ao de las elecciones presidenciales. La encuesta, realizada por la consultora Datafolha y divulgada ayer por Folha, muestra que Lula encabeza con un 30% la intencin de voto para presidente.