Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-06-2017

Estrategias de la guerra meditica (Parte 3)

Blanca Montoya
Rebelin


Poema de Clase Media

Clase media
medio rica
medio culta
entre lo que cree ser y lo que es
media una distancia medio grande
Desde el medio
mira medio mal
a los negritos
a los ricos
a los sabios
a los locos
a los pobres
Si escucha a un Hitler
medio le gusta
y si habla un Che
medio tambin
En el medio de la nada
medio duda
como todo le atrae
(a medias)
analiza hasta la mitad
todos los hechos
y (medio confundida)
sale a la calle con media cacerola
entonces medio llega a importar
a los que mandan
(medio en las sombras)
a veces, slo a veces, se da cuenta
(medio tarde)
de que la usaron de pen
en un ajedrez que no comprende
y que nunca la convierte en Reina
As, medio rabiosa
se lamenta
(a medias)
de ser el medio del que comen otros
a quienes no alcanza
a entender
ni medio

Mario Benedetti

Las clases medias son, por lo general, las vctimas mejor portadas y los prisioneros ms comedidos de la guerra meditica pues prcticamente tienen total acceso a los medios. La educacin concebida desde la ideologa de derecha, la industria del entretenimiento, los medios de desinformacin, etctera, penetran constantemente en su ser por todas las vas comunicacionales, y por tanto, el miedo y el odio que infunden los convierte en rabiosos soldados que luchan por defender los intereses corporativos transnacionales que tantos y tan diversos bienes materiales les ofrecen independientemente de que se esclavicen o envilezcan para obtenerlos.

Acadmicos, profesionistas, comerciantes, estudiantes y trabajadores que de cierta forma desarrollan el pensamiento perciben lo que el capitalismo y la derecha les inducen a pensar y aspiran al ideal del yo que les plantean abierta o subliminalmente: ganar mucho dinero y el individualismo. Estas clases medias estn sometidas al lenguaje y a las imgenes que manipulan la opinin pblica y moldean una personalidad consonante con un sistema que, fingiendo cierta moral, degrada al ser humano y depreda el ambiente.

Los signos en las comunicaciones son de vital importancia en la conformacin de la ideologa de derecha que va estructurndose en la psique de la poblacin. Un anlisis semiolgico del discurso de la derecha no se adecuara a este espacio, de tal manera slo nos remitiremos a algunos ejemplos;

a) el diccionario de la real academia de la lengua espaola, instrumento meditico de la derecha por obvias razones, define al populismo como Tendencia poltica que pretende atraerse a las clases populares, es decir, tiene una connotacin ambivalente que se ha aprovechado para denostarlo, excluyendo as la concepcin de una genuina tendencia poltica al servicio de las clases populares, para la cual no existe sustantivo;

b) la palabra neoliberalismo implicara una nueva tendencia liberal, concepto que, antes, aluda a la libertad del ser humano en contraposicin al conservadurismo de regmenes autoritarios y antidemocrticos, ahora esa palabra se refiere, no a la libertad por la que abogaba la revolucin francesa que se opuso a la monarqua, sino a la libertad del mercado, es decir, a que los capitalistas acten libremente y sin leyes que defiendan la economa de las mayoras; se priva a la lengua de la palabra que define la tendencia poltica que aboga por la libertad del ser humano en su derecho a la educacin, salud y vivienda, entre otros; en el diccionario la definicin es: teora poltica y econmica que tiende a reducir al mnimo la intervencin del Estado. Disminuir la organizacin poltica y econmica de un pas significa que prevalezca la ley del ms fuerte, en este caso del ms rico;

c) ltimamente surge un neologismo, la posverdad (o mentira emotiva), que prcticamente significa mentira, estafa, falsedad, es decir, como en otros casos se incluye en el lenguaje un vocablo que no slo su significado es precisamente lo opuesto a lo que en parte denota, sino que desde un punto de vista filolgico confunde y manipula el pensamiento: al contener el vocablo verdad, que significa un principio tico, permite que poco a poco se vaya asumiendo que la mentira es una forma de verdad, y por tanto, socialmente aceptable;

d) la palabra indio que se refiere a los indgenas de Amrica resulta utilizada de manera despectiva justo en el lugar del que es originario;

e) una de las palabras que no gustan a la derecha es imperio, al imperio, valga la redundancia, no le conviene ser identificado como tal ante la opinin pblica, por tanto, difunde que nombrarlo as es propio de una postura dogmtica, exagerada o sin asidero en la realidad. En el diccionario imperio es potencia hegemnica y su zona de influencia, no es eso los Estados Unidos que entre otras cosas tiene alrededor de 1,200 bases militares en todo el planeta; que durante 60 aos mantiene un bloqueo a un pas en contra del 99% de los pases del mundo; y que irrespeta las leyes internacionales que previenen la no intervencin y la soberana de los estados?

f) la palabra socialismo, ya no digamos comunismo, provoca pavor en las clases medias as como los tericos y luchadores que lo han profesado, porque tramposamente lo han asociado al totalitarismo de Josef Stalin. Las clases medias perciben al socialismo como prdida, es decir su opuesto, te quita el alimento, a tus hijos, tu casa, tu coche, tu libertad de expresin, porque as, en frases cortas, contundentes y falsas lo definen los medios de la derecha, asocindolo a Cuba, sin que se profundice en el contexto histrico, en el ataque de que ha sido objeto, y en los extraordinarios logros que la revolucin cubana ha tenido en salud, educacin y otros rubros que dignifican al ser humano. A tal grado han influido en la mente, que las clases medias son incapaces de reconocer lo que cualquier gobierno de izquierda verdadera les ha dado en esos trminos; y as les haya dado educacin y salud gratuita, haya provisto de vivienda digna, as haya promovido la igualdad, as haya realizado infraestructura urbana o haya abogado por el reparto de tierras, etctera, lo atacan y denuestan. Y as, omitiendo, agregando y tergiversando palabras la mente va estructurando el mundo de acuerdo a la ideologa de la derecha, incluso en aquellos que dicen simpatizar con la izquierda.

En lo que corresponde a las imgenes, la situacin es gravsima:

a) las imgenes se manipulan aplicando tcnicas que influyen en la percepcin de manera contundente: la escenografa y el maquillaje de un rico empresario lo exhibe como modelo al que habra que aspirar y admirar, un triunfador, sin embargo, se editan segmentos descontextualizados para que un lder de izquierda sea percibido como sucio, errtico y fracasado, lo cual se fija en la mente para siempre, tanto es as que mucha gente piensa que un izquierdista no debe vivir bien ni acceder a los bienes que la sociedad ofrece;

b) en la prensa y, principalmente, en las redes, donde se utiliza ms el dedo que el cerebro, se editan imgenes dizque noticiosas de cierto lugar adjudicndolo arbitrariamente a otro; por ejemplo, para difundir la escasez en Venezuela ponen a indigentes mexicanos sacando alimento de la basura y, para la represin, a militares asesinando personas en Colombia o en Ucrania

c) se producen montajes cinematogrficos para difundir hechos falsos como el supuesto ataque de Muamar el Gadafi a la Plaza Verde en Libia;

d) se promueven videojuegos de ataques a pases que el imperio piensa invadir militarmente; hace diez aos los nios venezolanos que los jugaron estn ahora atacando a su propio pas;

e) la serie televisiva House of Cards en la que el presidente de Estados Unidos miente, delinque y asesina a periodistas, incentiv a un alcalde mexicano a plagiar su discurso; es decir, las propuestas de esas series lejos de provocar una toma de conciencia sobre la falta de tica poltica, lo que promueven es el delito y a esas personalidades como modelos a seguir, finalmente siempre salen bien librados, como ocurre en la realidad.

La historia nacional es otro objetivo de ataque de las corporaciones transnacionales: la bandera, el himno, los hroes nacionales y las fechas patriticas van omitindose de las imgenes y celebraciones pues esos smbolos son fundamentales para conformar la identidad. Ms an, se miente respecto a los hechos histricos y se descalifica a los hroes satanizndolos. El caso de Pancho Villa es emblemtico en este aspecto.

Ms habr que decir sobre las estrategias dirigidas a los jvenes de las clases medias y a las mujeres y sus efectos; sobre las brigadas infiltradas en los pases de izquierda y las que de estos pases viajan al exterior para transmitir propaganda sucia, pero eso lo dejaremos para la siguiente parte.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter