Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-06-2017

Estn divididas las FARC-EP?

Alberto Pinzn Snchez
Rebelin


Por lo que se ve, las Farc-EP estn por el momento comprometidas con alma, vida y sombrero, en cumplir lo firmado y en hacer (todo lo posible) para que el Estado colombiano cumpla lo Pactado en la Habana.

Sin embargo, no deja de ser preocupante la forma en que los medios adictos al rgimen han ido moliendo cotidianamente la sutil estrategia Santista, ejecutada al milmetro por el viscoso comisionado Jaramillo, de acabar con las Farc no solo fsicamente, sino espiritualmente.

En desarmarlas no solo de sus fusiles, sino en dividirlas, desmoralizarlas y claro, amedrentarlas para que la prxima lucha de palabras, tan socorrida, no pase de ser un acariciante aire tibio que refresque el postconflicto neoliberal planeado y en ejecucin.

No de otra manera se explica su incuria y la de su ministro de defensa el ventripotente Villegas con su aliado de negocios empresariales el Fiscal Martnez; su dejadez y desidia en parar, investigar y castigar la muerte de los ms de 150 lderes sociales acusados de guerrilleros y los propios guerrilleros con sus familiares, quienes han sido literalmente fusilados por el narco -paramilitarismo dominante, y que el Estado se empecina en negar. Tampoco, por qu se implementa el Acuerdo de Paz Estado-FARC de manera tan irregular y de forma tan desigual, con tiempos distintos y en lugares diferentes.

La cua ha consistido en sobredimensionar las naturales diferencias que puedan existir en un cuerpo tan heterogneo y diverso como una guerrilla revolucionaria, entre sus miembros de direccin, entre las bases de cada regin; dando un tratamiento diferenciado de all doy. All no doy. Este es mi amigo y este sigue siendo mi enemigo absoluto al que se le debe aplicar la necro-poltica, el body counter gringo con sus recompensas, o conteo de cadveres que dispar el horror de los Falsos Positivos del Santismo.

Se ha ido vendiendo (ha sido una venta exitosa) la imagen de unos comandantes o jefes guerrilleros blandos con el Santismo; condescendientes con sus jugadas tramposas, que protestan suavemente ante ellas, sin la estridencia de antao; desentendidos, o dedicados por entero a recuperar el natural y humano amor familiar que no pudieron dar ni recibir durante todos estos aos de resistencia a la contrainsurgencia colombo-yanqui, y, que en lugar de comunicarse con el mundo exterior mediante comunicados colectivos explicatorios como lo hacan hasta entonces, hoy cual si fueran Trump, o AUV, o Santos, o cualquier otro poderoso que tiene un emporio meditico detrs de s, se dedican a trinar fotos de sus risueas y agradables cotidianidades en la nueva etapa de paz y tranquilidad familiar. A dar un indiscreto (y tal vez para mi) un exagerado visaje. Lo que en el Cagun se denomin el sndrome del micrfono y que caus tantos desencuentros.

Que, de estar muriendo de hambre comiendo races durante los 12 aos del Plan Colombia de Pastrana, AUV y Santos (hasta el cese del fuego) Hoy despus de la prolongada y suculenta dieta cubana, aparecen luciendo un descomunal pecho escurrido, hbilmente caricaturizado por Osuna, quien escarnece al mximo comandante de las Farc ridiculizndolo como el Benitn de las conocidas tiras cmicas gringas.

En cambio, en la lista de los enemigos absolutos (a exterminar) est la lnea dura de Santrich, el incmodo. De quien el anguloso Jaramillo dijo a los medios de comunicacin que no le pongan atencin a alias Jess Santrich. Yo lo que oigo del resto del Secretariado es otra cosa. No nos vamos a desgastar como Gobierno discutiendo con l, no vale la pena (Agencia EFE 26.05.2017)

Ignorarlo o injuriarlo an ms, porque es un casi-ciego que ve bastante ms all de las narices. Porque es directo, honesto, consecuente y poco manipulable y sobre todo, se ha tornado peligroso por su proyeccin carismtica y arraigo popular y de base. Por su visin de largo plazo de la Solucin Poltica al conflicto colombiano, que necesariamente tal como se acord entre las dos Insurgencias, implicar el obligatorio Acuerdo de Paz con el ELN y quien necesariamente jugar un importante papel en el nuevo escenario que se est gestando.

Obviamente, esta imagen fracturada de la comandancia de las FARC ya profundamente arraigada en el imaginario social, saltar cual liebre arisca en medio del prximo congreso de las Farc. Ser algo inevitable, y para discutirla con valenta, honestidad y consecuencia, habr que prepararse. Tambin habr que estar atentos a entender que muchas veces los cuadros militares exitosos no necesariamente son buenos polticos. Y como ya se ha dicho; es necesario dar paso a las nuevas generaciones que estn pidiendo paso, as como recambiar lo gastado o enfermo.

Es un asunto natural, fcil y sencillo, que no tiene por qu seguir los mtodos brutales y zafios que nos han enseado los oligarcas dominantes a lo largo de toda la historia colombiana. No hay que olvidar que es un congreso leninista y bolivariano donde se debe tener bien presente la consigna de Lenin de que la verdad es revolucionaria. Hay que dar ejemplo y enseanza, pues las tareas a futuro van a ser ms difciles incluso que el periodo de la lucha armada y frente a esa realidad alternativa, hay que estar a la altura. De eso se trata: de prevalecer


Blog del autor: http://anncol.eu/opinion/item/6661-alberto-pinzon-sanchez

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter