Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-07-2017

Trabajadores de El Prat impulsan una demanda por la ansiedad que les ocasiona la latencia nociva de este material
Bajo la guadaa del amianto

Vctor Vargas Llamas
El Peridico

La angustia se acrecienta cuando se someten al test mdico anual para saber si han desarrollado alguna patologa


Vivir con la angustiosa sensacin de saberse con una bomba de relojera adosada al pecho. Esa es la insoportable realidad que acompaa a miles de trabajadores que estuvieron expuestos al amianto, uno de los materiales ms nocivos para la salud. Deben convivir con la congoja y el desasosiego de desconocer cundo se activar ese temporizador, el mayor riesgo potencial que pende sobre su salud. Prohibido en la UE desde el 2002, la pesadilla de las terribles enfermedades que acarrea el asbesto no ces con el veto administrativo. El reloj no se detiene para un componente cuya latencia en el cuerpo humano puede perdurar durante dcadas.


Una ansiedad perenne que se acrecienta las semanas previas a la revisin mdica anual a la que se someten los trabajadores para saber si todo va bien o el monstruo ha hecho acto de presencia. "Es cuando ms notas la espada de Damocles sobre tu cabeza. Vas con verdadero pnico y no te sacudes esa sensacin hasta que no te confiman que est todo bien; y lo mismo se puede decir de tu familia", explica Jos Luis Gmez, que fuera trabajador de la antigua planta de Honeywell en El Prat (actualmente absorbida por Federal Mogul, con sede en la Zona Franca) y vicepresidente de la Asociacin de Vctimas Afectadas por el Amianto de Catalunya (AVAAC).

Un grupo de obreros afectados por el amianto en la histrica planta de El Prat han decidido dejar de silenciar ese continuo desasosiego y ultiman una demanda en la que reclamarn el reconocimiento del origen laboral de los trastornos de ansiedad y depresin que padecen por la amenaza de enfermedades de penosa evolucin.

La principal es el mesotelioma, un cncer poco comn de las membranas delgadas que revisten pecho y abdomen, pero tambin tiene relacin con un aumento del riesgo de padecer cncer de pulmn, laringe y ovario, entre otros, segn la Oficina Internacional para la Investigacin del Cncer, dependiente de la Organizacin Mundial de la Salud. Tambin puede aumentar el riesgo de asbestosis, patologa que inflama los pulmones y causa dificultad para respirar, as como dao permanente a este rgano. Situaciones todas con esperanzas de vida tan limitada como la calidad de vida que les acompaa.

Intransigencia

Pese a las evidencias cientficas, las vctimas de esta sustancia altamente txica se topan con la intransigencia de las autoridades espaolas, como ilustra un informe publicado por los doctores Montserrat Garca Gmez y Alfredo Menndez Navarro. En el anlisis se destaca que la Seguridad Social solo admita como enfermos profesionales al 6,4% de los hombres y el 3,4% de las mujeres fallecidos entre el 2007 y el 2011 por mesotelioma pleural relacionado con la exposicin al amianto en su puesto de trabajo. Un estudio de la Comisin Europea seala que hasta el 2025, entre 40.000 y 56.000 personas morirn en Espaa por el asbesto.

La presentacin de la demanda es pionera en Espaa y sigue los pasos de una iniciativa de un grupo de trabajadores de Francia, que han conseguido que la justicia ordene su indemnizacin. "Estamos en el proceso final, obteniendo informes mdicos para acreditar las afectaciones psicolgicas que padecemos", destaca Benedicto Martino, presidente de la AVAAC. La denuncia, a la que se han sumado cerca de una treintena de afectados de emrpesas catalanas, se presentar durante el mes de julio, segn el Collectiu Ronda, que asumir la representacin legal para reclamar daos y perjuicios.

Resultar complejo cuantificar la cifra con la que tratar de compensar el impacto emocional que sufrirn de por vida estos trabajadores. Sobre todo, cuando entran en juego aspectos imposibles de ponderar. "Una de las cosas que ms nos duele es que la empresa saba de sobra el dao que haca trabajar con amianto. Un montn de compaeros fallecieron en los 70 y los 80 por asbestosis, mesotelioma, cncer... Lo saban todo, pero sus medidas se limitaban a aconsejarte no fumar y tomar mucha leche", lamenta Martino. Este diario ha tratado, sin xito, de obtener declaraciones de la empresa que absorbi Honeywell.

Amenaza

La indignacin y la angustia se acrecientan al comparar las condiciones en las que se desempeaban en la empresa. "Trabajamos con amianto hasta el ltimo da lmite que concedi la UE. No se aprovech el ao de moratoria para readecuar las condiciones, y ni siquiera se cerraron las instalaciones una temporada para desamiantarlas, como s se hizo en otros muchos pases", denuncia Martino. "Los filtros para las mediciones se saturaban con cifras de hasta un 400% del valor lmite ambiental", asegura Gmez. La legislacin de los 60 ya obligaba a las empresas a lavar la ropa de sus trabajadores, pero en muchas empresas estos se la llevaban a casa, trasladando el riesgo de afectacin a su hogar.

Lastres que se van acumulando y agravan la pesada carga de vivir con la eterna amenaza del amianto. "En invierno, un simple resfriado que haga que te cueste respirar ya te angustia, no te deja vivir -explica Gmez-: Entonces, y muchas otras veces, te preguntas 'Me ha tocado ya?'".

Fuente: http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/bajo-guadana-amianto-demanda-trabajadores-el-prat-6125147



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter