Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-07-2017

Por una Irlanda socialista

Manuel E. Yepe
Rebelin


En mayo ltimo tuvo lugar en Dubln, Irlanda, el Festival Anual James Connolly organizado por el Partido Comunista de Irlanda y sus amigos. El evento tuvo su conclusin en el cementerio de la colina de Arbour con una ceremonia en honor de James Connolly y otros mrtires del Alzamiento de Pascua de 1916.

El festival resalt la larga historia irlandesa de luchas contra el imperialismo, que actualmente contina contra la influencia colonial britnica sobre los seis condados del noreste de la isla, contra la dominacin supranacional de la Unin Europea y la explotacin econmica de las corporaciones multinacionales de EE.UU.

James Connolly ocupa un lugar esencial de honor e inspiracin para los patriotas irlandeses, especialmente para los comunistas y sus aliados. Su comprensin acerca de la dialctica de las luchas por la liberacin nacional y por el socialismo careci de precedentes para su poca.

Consideraba que la lucha por la independencia de Irlanda estaba orgnicamente vinculada con el combate por la emancipacin de los trabajadores del pas. Sobre ello escribi con gran elocuencia en 1897: Si maana se marchara el ejrcito ingls y se izara la bandera verde (irlandesa) sobre el castillo de Dubln, sin que se establezca la Repblica socialista, nuestros esfuerzos habrn sido en vano. Inglaterra an nos gobernar por medio de sus capitalistas, sus propietarios, sus financistas, a travs de la matriz de instituciones comerciales e individualistas que ha plantado en este pas y regado con lgrimas de nuestras madres y sangre de nuestros mrtires. Por la claridad de su entendimiento sobre el imperialismo y su comprensin proftica del neocolonialismo, Connolly se anticipa a Lenin y los bolcheviques en muchos aspectos.

Mi hermano, Roberto Yepe Menndez, fallecido en 1985 en un accidente areo, era un activo combatiente del Movimiento 26 de Julio durante la insurreccin en Cuba contra la tirana de Batista. Era un ferviente admirador de James Connolly y mientras trabaj en la ltima dcada de los aos 1960 como Cnsul de Cuba en Glasgow, Escocia, estudi a profundidad el pensamiento y la historia de la vecina Irlanda y escribi un premiado libro que titul La Revolucin Irlandesa del que aqu cito algunos prrafos.

Connolly era marxista y catlico, pero conoca bien a la alta jerarqua catlica y saba cunto se beneficiaba Inglaterra con el sectarismo religioso en Irlanda. Aprovech las contradicciones entre los imperialistas, enfrascados en la primera guerra mundial y no le import buscar ayuda blica germana; consciente de que no serva ni al Rey ni al Kiser, sino a Irlanda.

Fue el mximo inspirador de la insurreccin de Dubln en 1916, que en ocasiones ha sido descrita como la primera revolucin socialista de Europa, llevada a cabo en unin con el ala izquierda de los Voluntarios Nacionalistas y que fuera ahogada en sangre. Comprendi la vieja dualidad revolucionaria entre el problema nacional y el socialismo, algo que hoy no parece complejo pero que sin embargo para los socialistas de aquella poca era difcil de comprender. En esos aos los marxistas ms connotados, a excepcin de Lenin, padecan de una lamentable falta de visin en este asunto.

Connolly se inspiraba en el internacionalismo -enfatiza Roberto Yepe- y era heredero de una rica tradicin revolucionaria nacional en ese sentido. Fue, sin duda, la figura ms importante de Irlanda en su tiempo, y probablemente en toda la historia de su pas. Hijo de un basurero, adquiri una slida cultura al mismo tiempo que trabajaba en los oficios ms rudos. Estudi a profundidad la historia revolucionaria de Irlanda y a Karl Marx, de quien fue uno de sus mejores intrpretes y divulgadores. Escriba como hablaba, de manera sencilla y directa, pero con pasin. Se dice que apelaba ms al raciocinio que a las emociones. Nunca reneg de su fe catlica pero luchaba por la unin de las clases populares en la gran batalla que destruira al dominio ingls, sin importarle su credo religioso, porque tena una idea clara acerca de los beneficios que pretenda el imperio ingls atizando los prejuicios religiosos.

Muchos irlandeses valoran a Connolly como el marxista ms extraordinario de Europa Occidental, algo que puede parecer exagerado si nos guiamos por el patrn de una obra literaria acabada. Su obra, tanto terica como prctica, adquiere alturas insospechadas si la ubicamos en su tiempo, por el gran aislamiento que tuvo que soportar incluso en los medios socialistas y obreros. Entonces (sobre todo luego de 1914) el marxismo revolucionario era enarbolado por grupos minoritarios y el movimiento obrero haba sido conquistado en su casi totalidad por la prdica reformista.

De entre los marxistas revolucionarios ms conocidos en esos aos (incluso socialistas como Rosa de Luxemburgo, Len Trotsky y Karl Radeck, con posiciones claramente revolucionarias), solo Lenin comprendi la importancia de la unin del movimiento obrero irlands ms militante con los sectores patriticos de la pequea burguesa en aras de la lucha armada sellada con la insurreccin de Dubln de 1916, cuyo inspirador mximo fue Connolly.

Blog del autor: http://manuelyepe.wordpress.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter