Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2017

Un ejemplo que Argentina debera tener en cuenta para Malvinas
Se cumplieron 20 aos desde que China recuper Hong Kong

Emilio Marn
La Arena


Este 1 de julio se cumplieron 20 aos desde que la Repblica Popular China recuper Hong Kong, ocupado por el Reino Unido. Esa recuperacin fue un gran dato para los pueblos del Tercer Mundo y para los argentinos, estando de por medio Malvinas.

Aunque China y Argentina son muy diferentes, uno socialista y el otro capitalista dependiente, y distan miles de kilmetros entre s, hay temas en que se hermanan.

Son parte del Tercer Mundo, con distintos grados de desarrollo y autonoma, teniendo en cuenta sus sistemas polticos y sociales. Y sobre ambos ejerci pleno poder el imperio, en su pasado colonial y su posterior grado imperialista, particularmente el britnico.

En noviembre de 1845 la Confederacin sufri la agresin naval de ingleses y franceses, a los que el gobierno de Juan Manuel de Rosas present batalla en la Vuelta de Obligado. Los incursores queran imponer el libre comercio y navegacin por los ros interiores. Tuvieron una victoria prrica y no pudieron lograr inmediatamente sus objetivos. Eso les lleg gracias a la Generacin del 80, ya sin el Restaurador, cuando se haba impuesto el modelo de granero del mundo (cualquier similitud con el macrista supermercado del mundo no es mera coincidencia).

Cuando esa flota atacaba en el ro Paran, haba terminado con xito un operativo similar en China entre 1840 y 1842, cuando gan la Guerra del Opio. Los ingleses forzaron militarmente el ingreso del alucingeno trado desde la India y junto con ste impusieron el libre comercio, igual que haban querido en el Ro de la Plata. La dinasta Ching opuso una dbil resistencia. Mejor lucharon las tropas de Lin Ts su, pero ganaron los viejos piratas. Y entre otras prdidas China sufri Hong Kong, en tanto Portugal se qued con Macao.

La escuadra inglesa haba ocupado las Malvinas en enero de 1833, pese a la resistencia del Gaucho Rivero y ante la claudicacin del encargado militar Federico Pinedo (su rbol genealgico dio ramas secas, hoy asentadas en el Senado).

Para China y Argentina la recuperacin de sus territorios ocupados fue una causa nacional. Los gobiernos ms progresistas, como los yrigoyenistas y peronistas, hicieron fuerza porque volviera la hermanita perdida, como le cant Atahualpa Yupanqui. No se consigui pese a una pila de resoluciones de Naciones Unidas. En la dictadura militar-cvica de Galtieri hubo un operativo militar y una breve recuperacin, entre abril y junio de 1982. Los gobiernos democrticos insistieron con los reclamos de soberana, aprobaron leyes para penalizar las operaciones petroleras en las islas y el trfico martimo, pero Londres no solt ms la presa. Y, volviendo a la lnea capituladora de 1990 de Carlos Menem y Domingo Cavallo, Mauricio Macri y Susana Malcorra pusieron la soberana bajo el paraguas. Mejor dicho, bajo tierra.

Fuerza de China

La manera de reclamar de China fue diferente y concluy exitosamente, de all que debera estudiarse con mucha atencin. La principal diferencia fue que en Beijing hubo una revolucin nacional, democrtica y popular entre 1924 y 1949, con perodos contra el reaccionario del Kuomintang y otros de guerra contra el imperialismo japons que haba ocupado en 1931 el nordeste, para finalizar cuatro aos de guerra victoriosa nuevamente contra Chiang Kai shek, quien debi refugiarse en Taiwn, protegido por la armada norteamericana. En 1949, con la proclama de Mao en Tiananmen, comenz la revolucin socialista. Si bien Hong Kong no era prioritario porque haba mucho por hacer con 550 millones de habitantes pobres, ese pedazo de China estaba en la agenda. Haba sido cedido a perpetuidad a Londres y luego los usurpadores fijaron un plazo de cien aos, que venca en 1997, con la idea de no respetarlo. En el intern se haba convertido en una plaza financiera de importancia internacional.

Beijing apremi a Londres. No habra extensin del plazo ni un da. Y en 1984 Margaret Thatcher, que haba vencido en Malvinas dos aos antes, firm con el lder Deng Xiaoping un compromiso de devolucin.

Para facilitar las cosas el referente del PC de China haba planteado una tesis indita: un pas, dos sistemas. Hong Kong se reintegraba como parte de China continental, pero se respetara por 50 aos su sistema capitalista, en tanto la Repblica Popular segua su socialismo sin fecha de finalizacin.

Dos aos ms tarde China tambin recuper Macao de manos portuguesas. Y tiene pendiente la reincorporacin de Taiwn.

Por ms que no le guste, hasta el energmeno de Donald Trump ha tenido que rechinar los dientes y aceptarlo, nombrando el 27 de junio su nuevo embajador en Beijing, Terry Branstad.

El 1 de julio de 1997 se produjo una fiesta nacional inolvidable para la nacin asitica. Otra perla del collar de su majestad volva a sus legtimos cuellos. Eso fue posible porque China siempre reclam lo suyo, con un gobierno fuerte y asentado en el apoyo popular, con un Ejrcito Popular de Liberacin que jug un papel de presin y con anchas espaldas econmicas de un pas que creca al 10 por ciento anual y se converta en segunda potencia mundial. Todo eso pes para que Londres evaluara posibles beneficios y perjuicios en caso de negarse a devolver lo que no era suyo. Esa enunciacin muestra el contraste entre esa China y la Argentina macrista y desmalvinizadora, una va muerta para disputar la soberana.

  

Unidad y lucha

Un pas, dos sistemas implicaba una coexistencia de dos regmenes contrapuestos, con contradicciones en la economa y la poltica. La recuperada se llam Zona Administrativa Especial de Hong Kong (ZAEHK), supeditada directamente al Consejo de Estado, el gobierno central de China. Rige tambin en la Zona la Constitucin de la China, socialista. Y se dict una ley Orgnica, para garantizar los derechos de HK y marcarle los lmites.

Este 1 de julio lleg a Hong Kong el presidente Xi Jinping, quien asumi en marzo de 2013. En una reunin especial pronunci un discurso resaltando los logros econmicos, financieros, sociales y polticos de estas dos dcadas de convivencia entre los dos sistemas, y reiter que el gobierno central seguir respetando los derechos de los hongkoneses, buscando el progreso del hogar comn.

Los chinos se burlaron, en el 20 aniversario, de los pronsticos agoreros de las publicaciones capitalistas como la Revista Fortune, que en 1995 pronostic que el pase de Hong Kong traera una eventual cada de la ciudad. La agencia Xinhua record que sigue siendo entre las primeras siete plazas financieras del mundo: Hong Kong sigue siendo una de las ciudades ms dinmicas del mundo 20 aos despus de su regreso del mandato britnico. Emergi ms fuerte de las crisis financieras asitica y global, y mejor como centro internacional de finanzas, transporte martimo y comercio. Acumulaba en 2016 valores por 3 billones de dlares.

En medio de tantas loas a esa plaza financiera, nobleza obliga, el cronista critica sus negocios financieros. En Argentina se supo de los manejos corruptos de bancos y pagos ilegales. Por caso, Fernando Meirelles, de Odebrecht, admiti que hizo giros desde Hong Kong para Gustavo Arribas, funcionario macrista, por 850.000 dlares, pagando coimas del Lava Jato.

No es una crtica a China sino al sistema capitalista de la ZAEHK, que por 50 aos ahora quedan 30- seguir arrastrando sus lacras.

En Hong Kong tambin pupulan, como en todo pas capitalista, las ideas polticas afines. Y por eso en 2014, como una tarda extensin de la primavera rabe supuestamente democratista que linch a Muammar Khadafy en Libia, los estudiantes de HK ocuparon cuatro zonas reclamando elecciones libres y democrticas. Esa protesta, conocida como la revolucin de los paraguas, fue alentada por EE UU, Reino Unido y Francia, a los que China reclam que cesaran en su injerencia interna.

La Repblica Popular no contempla ese tipo de partidos y elecciones al estilo del Capitolio. Se gua por su Constitucin socialista que en su artculo 1 la define como una repblica popular fundada por la revolucin dirigida por el PCCh. En Hong Kong, el director ejecutivo o gobernador es elegido en forma indirecta, aunque en el futuro se prev una eleccin directa y ms democrtica.

Tal evolucin no ser bajo la presin de movimientos como ese de septiembre-octubre de 2014 en Hong Kong, que amenaz incluso con la ocupacin de edificios pblicos sino renunciaba el director y se concedan esas elecciones occidentales como paradigma nico de democracia.

Beijing record que bajo dominio britnico Londres designaba al gobernador. Ahora hay ms democracia porque lo elige el Comit de Eleccin, de 1.200 personas (eran 400 en 1998). Del Consejo Legislativo, 30 miembros se eligen por voto directo, otros 30 por jurisdicciones y slo 10 por el Comit de Eleccin.

El movimiento procapitalista fracas. Y en su discurso en Hong Kong, el presidente chino marc la lnea roja que los elementos capitalistas no van a poder cruzar. Dijo: cualquier intento de poner en peligro la soberana y seguridad nacionales, de desafiar el poder del gobierno central y la autoridad de la RAEHK o de utilizar Hong Kong para realizar actividades de infiltracin y sabotaje contra China es un acto que traspasa la lnea roja, y es absolutamente inadmisible. Quizs ese da llova en Hong Kong, pero muy pocos usaron paraguas, para no evocar al fracaso de 2014.

Fuente: http://www.laarena.com.ar/opinion-se-cumplieron-20-anos-desde-que-china-recupero-hong-kong-1147466-111.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter