Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2017

Aproximaciones a El siglo sovitico, de Moshe Lewin
Samir Amin y Octubre de 1917

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Ante a los intentos del general Kornilov de aplastar la revolucin en agosto las mujeres se sumaron a la defensa de Petrogrado construyendo barricadas y organizando la asistencia mdica. En octubre las mujeres del Partido Bolchevique participaron en la asistencia mdica y en las comunicaciones fundamentales entre las localidades, varias mujeres se responsabilizaron de coordinar el levantamiento en diferentes zonas de Petrogrado y algunas fueron miembros de la Guardia Roja. McDermid y Hillyer describen la participacin de otra mujer bolchevique en octubre: La conductora de tranva A.E. Rodionova haba escondido 42 rifles y otras armas en su estacin de tranva cuando el gobierno provisional trat de desarmar a los trabajadores despus de los das de julio. En octubre ella se encarg de asegurar que dos tranvas con ametralladoras dejaran la estacin para la toma del Palacio de Invierno. Tena que asegurarse de que el servicio de tranva funcionara durante la noche del 25 al 26 de octubre para asistir a la toma de poder y para comprobar los puestos de la Guardia Roja en toda la ciudad.

Megan Trudell (2017)

 

Samir Amin [1] no se corta ni un pelo y va directo al ncleo del asunto: la Humanidad entera debe mucho a la Unin Sovitica surgida de esta revolucin, pues fue el Ejrcito Rojo, y solo l, el que derrot a las hordas nazis. No slo eso: El modelo de la Unin Sovitica, el de un estado plurinacional basado en el apoyo aportad por los menos necesitados a los ms necesitados, sigue a da de hoy sin haber sido igualado. Ms an: El apoyo de la URSS a las luchas de liberacin nacional de los pueblos de Asia y de frica oblig en su momento a las potencias imperialistas a retroceder y a aceptar una mundializacin policntrica, menos desequilibrada, ms respetuosa con la soberana de las naciones y con sus culturas.

Algunas de sus reflexiones ms importantes [1]:

1. El imperialismo como fase superior del capitalismo.

Lenin y Bujari, yendo ms lejos que los anlisis del Hobson y Hilderfing relativos al capitalismo de los monopolios y al imperialismo, sacaron la principal conclusin poltica: la guerra imperialista de 1914-1918 (prevista solo por ellos, o casi) haca necesaria y posible una revolucin guiada por el proleriado. Bujarin lo dej escrito en 11915 (El imperialismo y la acumulacin del capital) y Lenin en 1916 (El imperialismo fase superior del capitalismo) (p. 9)

La posicin de Amin:

Con el beneficio que me de la perspectiva temporal, sealar aqu los lmites de sus anlisis. Lenin y Bujarin consideran el imperialismo como una etapa nueva (superior), asociada a la transicin al capitalismo de los monopolios. Yo he cuestionado esa tesis y he considerado que el capitalismo histrico ha sido siempre imperialista, en el sentido de que desde su origen en el siglo XVI ha sido el generador de una polarizacin entre sus centros y sus periferias, polarizacin que se fue intensificando durante el transcurso de su despliegue mundializado ulterior... Lenin y Bujarin pensaban que la revolucin, iniciada en Rusia (el eslabn dbil) tena que proseguir en los centros (en Alemania en particular). Su esperanza se fundamentaba en una estimacin a la baja de los efectos de la polarizacin imperialista, aniquilando la perspectiva revolucionaria en los centros.

2. La Guerra Fra y la coexistencia pacfica.

Despus de las guerras de intervencin calientes, la guerra fra ser permanente desde 1920 a 1990. El Occidente imperialista, como los nazis, n siquiera tolera la existencia de la Unin Sovitica. Por su parte, Lenin primero y despus Stalin tratan por todos los medios de hacerles comprender que no tienen intencin de exportar su revolucin; buscan la coexistencia pacfica por todos los medios diplomticos a su disposicin.

Durante el perodo de entreguerras Stalin haba buscado desesperadamente la alianza de las democracias occidentales contra el nazismo. Las potencias occidentales no respondieron a la invitacin; todo lo contrario, buscaron empujar la Alemania hitleriana a hacer la guerra a la Unin Sovitica Ms tarde, con la entrada en al guerra de Estados Unidos, Stalin renovar sus tentativas de fundar la posguerra sobre una alianza duradera con Washington y Londres. Nunca renunciar a ello. Pero tambin en esta ocasin la poltica de coexistencia y de paz buscada por la Unin Sovitica estar condenada al fracaso por culta de la decisin unilateral de Washington y Londres de poner fin a la alianza de guerra tomando la iniciativa d ella guerra fra al da siguiente de Postdam, dado que Estados Unidos dispone del monopolio de las armas nucleares.

3. LA NEP, la Neva Poltica Econmica.

Pero Lenin aprende rpidamente la leccin que le impone la historia. La revolucin, hecha en nombre del socialismo (y del comunismo) es en realidad otra cosa: es gran parte una revolucin campesina. Qu hacer entonces? Cmo vincular al campesinado a la construccin del socialismo? Haciendo concesiones al mercado y respetando la nueva propiedad campesina adquirida; progresando, pues, lentamente hacia el socialismo? Esta ser la estrategia que pondr en marcha la Nueva Poltica Econmica. S, pero porque Lenin y Stalin comprenden tambin que las potencias imperialistas no aceptarn nunca ni la Revolucin ni la neuva NEP. Pues la Rusia sovitica, por lejos que est del poder construir el socialismo, se ha liberado ya del yugo que el imperialismo pretende imponer a todas las periferias del sistema mundial que est bajo su dominio; la Rusia sovitica se desconecta.

4. La doctrina Zdanov.

Al ao siguiente <1948>, Zdanov (de hecho, Stalin), con su famoso informe, que est en el origen de la creacin del Komintern (forma atenuada dell renacimiento de la tercera Internacional), divida tambin l el mundo en dos esferas: la esfera socialista (la URSS y la Europa del Este) y la esfera capitalista (el resto del mundo). El informe ignoraba las contradicciones que, en el seno de la esfera capitalista, oponen a los centros imperialistas y a las naciones de las periferias implicadas en la lucha por su liberacin. La doctrina Zdanov tena un objetivo prioritario: imponer la coexistencia pacfica y de este modo calmar los ardores agresivos de Estados Unidos y de sus aliados subalternos europeos y japoneses. En contrapartida, la Unin Sovitica aceptara adoptar un perfil bajo, abstenindose de ingerirse en los asuntos coloniales que las potencias imperialistas consideraban como sus asuntos internos. Los movimientos de liberacin, incluida la revolucin china, no fueron apoyados con entusiasmo en aquella poca, y se impusieron por s mismos. Pero su victoria (en particular, evidentemente, la de China) introduca cambios en las relaciones de fuerza internacionales. Mosc solo tom la autntica medida de estos cambios despus de Bandung, lo que le permiti, mediante su apoyo a los pases en conflicto con el imperialismo, romper su aislamiento y convertirse en un actor principal en los asuntos mundiales.

5. La colectivizacin.

Son comprensibles por tanto los zigzagueos de Lenin, Bujarin y Stalin frente al doble desafo de la cuestin agraria y la agresividad de las potencias occidentales Finalmente, a partir de 1930/1933 (y no sin que ello tenga relacin con el ascenso del fascismo), Stalin impone la opcin de la industrializacin y del armamento acelerados.

La colectivizacin es el precio a pagar. Pero tampoco en este caso hemos de precipitarnos a emitir un juicio: todos los socialistas de la poca (y los capitalistas todava ms) comparten los anlisis de Kautsky en este punto y estn convencidos de que el porvenir pertenece a la gran explotacin agrcola (aludo aqu a las tesis de Kautsky en La cuestin agraria, primera edicin de 1899). La idea de que la explotacin familiar modernizada es ms eficaz que la gran explotacin tendr que esperar mucho tiempo antes de sr aceptada. Los agrnomos (en particular los de la escuela francesa) comprendieron antes que los economistas que la divisin extrema del trabajo del modelo industrial no era conveniente en el caso de la agricultura; el agricultor se enfrenta a las exigencias de unas tareas polticas difciles de prever

6. Abandono de la democracia.

La ruptura de la alianza obrera y campesina que implic la opcin de colectivizacin en las formas concretas que adopt est en el origen del abandono de la democracia y de la deriva autocrtica

7. China y Mao.

La diferencia es importante; impone una perspectiva larga de mantenimiento de la alianza obrera y campesina. Esto permitir a China no cometer el error fatal de la colectivizacin forzosa, e inventar otra va que har conciliable la propiedad del Estado sobre la totalidad del suelo agrcola con el acceso legal de los campesinos al uso de la tierra y con la explotacin familiar renovada. Mao da una respuesta nueva a la cuestin agraria, basada en la pequea explotacin familiar renovada sin pequea propiedad, reduciendo la presin migratoria hacia las ciudades, y haciendo compatible el objetivo estratgico de la soberana alimentaria con la construccin de un sistema industrial nacional completo y moderno La frmula es ciertamente la nica respuesta posible a la cuestin agraria para todos los pases del Sur contemporneo, aunque las condiciones polticas que hacan posible su puesta en prctica solo se dieron en China y en Vietnam.

Podemos dejarlo en este punto. Continuamos en la prxima entrega.

 

(1) Tomo pie en Samir Amin, Octubre 1917, Vilassar de DAlt, El Viejo Topo, 2017 (traduccin de Josep Sarret) y en Samir Amin, Rusia en la larga duracin, Vilassar de DAlt, El Viejo Topo, 2017.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter