Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-07-2017

Espaa
375 aos de crcel por una fractura de tobillo

Jimmy Muelles
Rebelin


Recuerdo a guardias civiles de paisano en fiestas de Ordizia, completamente borrachos. Robaron una bandera de la CNT en la txozna. Luego fueron al gaztetxe mientras rompan vasos por la calle, se orinaron en el interior del local, y ondeaban la bandera mientras gritaban viva espaa y viva la guardia civil. Se les cay la pistola al suelo y toda la gente huy asustada. Testigos afirman que en otro bar encaonaron a unos vecinos mientras les amenazaban con bajar al da siguiente, esta vez de uniforme.

Tendra yo quince aos cuando hubo una redada de la guardia civil en el pueblo, a lo grande, entraron como si fuera una emboscada militar, como si hubiera un estado de sitio. Salan deprisa de sus todoterrenos e iban por el pueblo identificando absolutamente a todo el mundo. Una anciana que iba a por el pan, un nio sacando al perro, una pareja de enamorados, etc. Daba igual, todo el mundo era sospechoso. A m me pararon con un par de amigos y me interrogaron por un parche que llevaba del grupo Boikot, en el que sala una estrella roja. Recuerdo que nos preguntaron si ramos proetarras. A mi hermano aquel da lo escoltaron hasta casa porque no llevaba el DNI encima.

Otro da yendo a fiestas de San Fermn nos par la guardia civil en Lakuntza (a escasos kilmetros de Altsasu). Iban con metralletas y con la cara tapada con pasamontaas, no era un control de alcoholemia, era un checkpoint en toda regla, al ms puro estilo israel. Pareca una guerra. Se viva un conflicto armado de baja intensidad y actuaban en consecuencia, dentro de la lgica amigo-enemigo. Mi amigo que iba conduciendo les pidi, por favor, que le apartaran la metralleta de la cara, a lo que respondi con una patada al coche y encaonndole directamente a la cabeza, todo ello sin que mediara ninguna provocacin, porque s. Este tipo de controles son habituales. No existe un vecino en toda la Sakana que no se haya sentido amenazado, o al que hayan aterrorizado en un control. Bueno no es casualidad que Euskal Herria sea la zona ms militarizada de Europa occidental.

Pero estos casos no son nada comparado con los miles de casos de tortura. La tortura se ha aplicado de manera sistemtica a todo lo que ellos consideraban entorno de ETA, tambin con gente que no estaba metida en poltica. Es paradigmtico el caso de Unai Romano (podis encontrar sus fotos tras pasar por dependencias policiales, en la red) o el testimonio del recientemente fallecido Ion Arretxe en su libro la sombra del nogal. Algunas torturas han acabado en muerte. La impunidad ha sido la regla con que la justicia espaola ha resuelto todos estos casos. Por eso mismo el Tribunal Europeo de los Derechos Humanos ha condenado al Estado Espaol hasta en seis ocasiones.

Por eso, no es de extraar que por una pelea de bar, la justicia espaola aplique el derecho penal del enemigo, y la fiscala pida 50 aos de crcel, para unos jvenes involucrados en una trifulca en la cual, la lesin ms grave fue la fractura de un tobillo. Un total de 375 aos de crcel por la fractura de un tobillo. Parece un chiste pero no lo es.

El estado espaol se comporta como el primo acomplejado de las democracias liberales europeas, sabedor de que las garantas constitucionales de su sistema legal son una entelequia, y eso que su constitucin es fruto del pacto de la dictadura fascista con nuevas familias polticas vidas de poder. El estado espaol es incapaz de gestionar ningn conflicto trascendente, ni soportar cuestionamiento alguno del rgimen poltico. A todo ello reacciona con violencia y represin. Esa actitud defensiva es una evidencia de que es un sistema poltico que, tal y como lo conocemos, est al caer. El problema es toda esa gente joven llena de ideales, que se llevara por delante en su cada. Como los ocho de Altsasu y los cuatro de Orereta.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter