Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-07-2017

[Crnicas sabatinas] Ms ac y por debajo del choque de trenes con muchas vctimas en los vagones de tercera clase
Referndum secesionista? No, gracias. No al (falso)derecho a dividir(nos)! (I)

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Para los federalistas del norte y del sur del Tajo. Porque ellos estn alumbrando el futuro de una Repblica ibrica, democrtica, social y federal vinculada a la Revolucin de los claveles y a la II Repblica espaola, la que renunci a la guerra como instrumento de poltica exterior.


Cuando los catalanes recordamos el exilio del presidente Llus Companys, Pompeu Fabra o Pere Bosch Gimpera, no podemos evitar como demcratas recordar a su vez el de Juan Negrn, Manuel Azaa y Antonio Machado.

Josep Maria Fradera (2017)


Yo soy espaol integral, y me sera imposible vivir fuera de mis lmites geogrficos; pero odio al que es espaol por ser espaol nada ms. Yo soy hermano de todos y execro al hombre que se sacrifica por una idea nacionalista abstracta por el solo hecho de que ama a su patria con una venda en los ojos. El chino bueno est ms cerca de m que el espaol malo. Canto a Espaa y la siento hasta la mdula; pero antes que esto soy hombre del mundo y hermano de todos. Desde luego, no creo en la frontera poltica

Federico Garca Lorca (1936)


Hace unos das, el seor Artur Mas deca en una conferencia en Berln que crearemos la Dinamarca mediterrnea, y segn los medios argumentaba en forma de pregunta: Si el Estado ms rico y el segundo ms poblado de Alemania quisiese decidir su futuro, veran lgico que el Gobierno criminalizase a los polticos que han puesto las urnas? Se trata de una pregunta retrica, pues la respuesta est al alcance de quien quiera saberlo. En enero de este ao, el Tribunal Federal de Alemania rechazaba que Baviera pudiese convocar un referndum secesionista, con el taxativo argumento siguiente: En la Repblica Federal de Alemania, que es un Estado-nacin basado en el poder constituyente del pueblo alemn, los Estados no son dueos de la constitucin. Por lo tanto, no hay espacio bajo la Constitucin para que los estados individuales intenten separarse. Esto viola el orden constitucional. Sera difcil decirlo ms claro en tan pocas lneas. No lo saba el seor Mas? Sera grave. Pensaba que nadie se dara cuenta de tal error? No lo sabemos. Pero que conste que en Alemania la Constitucin no reconoce el derecho a decidir. En cuanto a criminalizar a los polticos, la gran diferencia entre los polticos alemanes y algunos de los de aqu, aquellos tienen tendencia a aceptar y acatar las decisiones del Tribunal Constitucional, por lo que no procede actuar contra aquellos que intentasen saltarse la decisin vinculante del alto tribunal. Algo parecido pas en Italia, con la tentativa de referndum en la regin del Vneto

Pere Vilanova (2017)


Un elemento importante para entender este crecimiento de las desigualdades ha sido el gran deterioro del mercado de trabajo cataln. En 2016 el 53% de las personas desocupadas llevaban buscando trabajo durante un ao o ms, siendo Catalunya uno de los pases de la UE-15 que tiene el porcentaje mayor de este tipo de desocupados. Tal porcentaje era solo del 16% en 2008, habindose aadido a este grupo de desocupados, durante el periodo 2008-2016, 259.700 personas que estn desesperadas por encontrar trabajo. Y para hacer ms agudo el dolor, el 71% de las personas en paro no reciben ninguna prestacin o subsidio en concepto de paro. La gran mayora de ellos son trabajadores que haban ocupado puestos de trabajo de salarios bajos. Esta situacin es particularmente aguda entre las personas jvenes, siendo Catalunya el pas con mayor desempleo juvenil de la UE-15 junto con el resto de Espaa, Grecia e Italia.

Vicen Navarro (2017)  

Antes de notas y prembulos. Iba a escribir: empieza a ser una locura Pero no. Ni Trump est loco ni Puigdemont y los suyos dicen o hacen locuras. Deberamos respetar a las personas afectadas por enfermedades mentales (no hace falta que le explique la dureza de algunas de ellas) y evitar ese tipo de metforas, muy presentes, desgraciadamente, en el lenguaje poltico.

Cojo el hilo. El pasado mircoles 5 de julio, el presidente Puigdemont, del PDCAT, un partido de orden, sistema, especulacin, beneficios, muchos beneficios, y mando, envuelvo en mil corrupciones, uno de las formas polticas organizadas por gente guapa de bien que naturaliza el capitalismo como nico mundo posible (se ran estpidamente de cualquier alternativa), habl, tras la concesin del Premio Internacional de Catalua, de Estado de sitio de Costa Gavras. La recomend -la recomend!-, aunque reconoci que la haba visto haca muy pocos das. Su mundo es totalmente disjunto respecto al del director heleno-francs (que, por cierto, vot a Macron en las elecciones francesas si mi informacin es buena!) y la izquierda. Por si fuera necesario: la situacin poltica en Catalua no tiene nada que ver -nada!- con lo sucedido en Uruguay durante la dictadura militar de los aos setenta. Y, desde luego, la CUP no son los tupamaros catalanes.

Eso s, para el nacionalismo-secesionismo-soberanismo todo vale. Basta pensar en las declaraciones del vicepresidente de la Generalitat en un programa matutino de TV3, la secesionista, ese mismo mircoles: convocan el referndum, dijo sin que se le cayera la cara de vergenza, porque les obliga la ley, el Derecho internacional, la Carta de las Naciones Unidas. Porque les obliga la ley! (http://politica.e-noticies.cat/junqueras-diu-que-lonu-ens-obliga-a-fer-el-referendum-111085.html).

Otra nota ms del mismo cajn. Maana del 6 de julio, Universidad Progresista de Catalua (la organiza u organizaba Vicen Navarro). Debate sobre si es o no es posible un gobierno de las izquierdas en Catalua. No hace falta que resuma, nada nuevo (de izquierdas nada de nada). Interviene Anna Gabriel de la CUP: s es posible, seala, pero con condiciones. Las condiciones: 1. Que no se acepte el rgimen del 78 y 2. Que no se incluyan en ese gobierno fuerzas que aceptan el dominio del mercado sobre la ciudadana, sobre la voluntad ciudadana. Dejemos al margen lo de rgimen del 78, que incluira, como es sabido, la Generalitat y el Parlamento de Catalua (de la que Gabriel es parte), me centro en la condicin 2: cmo es posible afirmar lo que se ha sealado Gabriel y ser aliado de una fuerza, PDCat, y tambin ERC, que creen que el mercado es el dios indiscutible casi como principio bsico, como un axioma a prueba de todo? En qu quedamos? Cabe afirmar A y practicar no-A? S, cabe, porque todo vale.

(Entre parntesis y a modo de prembulo despus de admitir con dolor que, inevitablemente, no se puede hablar de todo y que siempre - disculpas- quedan temas centrales en el tintero a pesar de la extensin, excesiva a todas luces. Tres apuntes:

1. Una exposicin puede verse estos das en la crcel de Modelo de Barcelona, hasta el 26 de noviembre. Lleva por ttulo:La Modelo nos habla: 113 aos, 13 historias. La muestra, se afirma, centra la atencin en 13 de los personajes ms relevantes que habitaron, contra su voluntad, entre los muros del penal. Lo de ms relevante, en general, suele ser un disparate, una descortesa o una, digamos, conclusin extrada desde una perspectiva siempre parcial, siempre discutible. Ya se pueden imaginar qu mirada rige en estos momentos en una exposicin as en .Cat. Un comentario del historiador Jos Luis Martn Ramos que me permito suscribir (por si fuera necesario: es imposible leer esta reflexin como un ataque o una descalificacin de Salvador Puig Antich, nada de eso ):

Una nota sobre mis manas. Va de batallas culturales, en este caso de batallas por la memoria, no con la derecha, no con el franquismo, con otros.

Espero que nadie me interprete de manera torcida. Con todos los respetos personales hacia Salvador Puig Antich, me parece inaudito que la memoria de la represin de la crcel Modelo se est focalizando en l. Entiendo que el nacionalismo y las clases medias lo estn convirtiendo en hroe paradigmtico de la lucha contra la dictadura ante las generaciones que suben y las futuras. No entiendo en absoluto que callemos y que incluso responsables de la memoria que se dicen de izquierdas no hayan considerado inconveniente esa focalizacin. La ejecucin de Puig Antich representa solo -y nada menos- la barbaridad del sistema franquista, pero no representa -o lo hace en una nfima proporcin- la lucha contra la dictadura.

Encuentro a faltar en la exposicin nombres de la "quinta" de La Modelo de 1939-1945. Hay bastantes y podemos escoger: Otilio Alba, Toms Pons, Manuel Donaire, Numen Mestres, Puig Pidemunt, Valverde, Carrero; los anarquistas: los hermanos Gmez Taln, de Pallars a todos ellos los dejamos en su fosa comn; el PSUC ya no es el partido de los cien muertos es el partidos de los cien olvidados. No entiendo que nadie, nadie, se est acordando hoy de ellos.

La Memoria histrica es poltica de memoria. Se est haciendo una determinada poltica de memoria. Insisto, con todos los respetos personales por Puig Antich. El era un joven de clase media asalariada, y de clase media y an ms acomodada eran la mayor parte del resto del MIL, los hermanos Sol Sugraes, Santi Soler Amig, Jos Luis Pons Llobet De un grupsculo -el trmino es descriptivo, nada ms- cuya solidez colectiva e impacto en la lucha antifranquista queda medido por el hecho de su dispersin, poco antes de la detencin de Puig Antich. No era un obrero malcarado, de mono y grasa como la inmensa mayora de los ejecutados que lo fueron en los patios de la crcel o salieron de sus puertas camino del campo de la bota; su iconografa era otra, ms extraa a las imgenes de nuestro presente

Cuando nuestros nietos o los nietos de nuestros amigos representen la lucha contra la dictadura con una camiseta con la cara de Salvador Puig Antich no nos extraemos. Ser el testimonio de otra batalla perdida. sta, sin darla siquiera.

Y mi estupefaccin sube de tono cuando veo las 13 imgenes de la historia de la Modelo que rene la exposicin. En ellas no hay anarquistas, no hay comunistas, no hay socialistas, no hay obreros. Hay un exceso injustificable de independentistas (Compte, Marcell Perell, Xirinachs,) republicanos (Companys, Fortuny), alguna figura icnica (Ferrer Guardia, el mismo Puig Antich) concesiones a los temas del momento (Gilda, el Vaquilla). Un retrato grotesco de la Catalua luchadora y reprimida. Es una cuestin de incompetencia o de sectarismo? Otra batalla cultural por hacer desaparecer del pas lo que molesta a quienes tienen de l la concepcin ms estrecha.

Hasta aqu Jos Luis Martn Ramos; reitero mi acuerdo. Tienen de l la concepcin ms estrecha es una forma ms muy generosa que usa aqu el historiador de la UAB.

2. Aydennos, por favor, chenos una mano poltico-cultural y fraternal. Si ustedes son miembros o simpatizantes de cualquier colectivo de izquierda, incluso sin serlo, presionen un poco, coment e n con sus compaeros, con los representantes de su organizacin, la necesidad de escucharnos . El federalismo de .Cat les necesita. No es broma, no es una exageracin. Hay que hablar, debemos hablar, no podemos estar en silencio. Tenemos cosas, muchas cosas que decir. No confen acrticamente, como haran y deben hacer conmigo, de las informaciones que les lleguen desde el mbito soberanista-nacionalista cataln en sus diferentes variantes. Ni tampoco en sus postulados indiscutibles. Hay otras v o ces en la izquierda de Catalua que apenas se oyen, que no consiguen llegar al gora, que estn silenciadas. Intentan los colectivos dominantes que, esta vez s, el resto sea silencio. Incluso h ay revistas que se dicen de izquierda (y radical adems) donde jams aparece un escrito de orientacin federalista. Jams. Para ellos, la revolucin en marcha es la secesin, la ruptura del demos comn, el portazo interesado , la construccin de un nuevo muro-Estado. El sectarismo es manifiesto. Difundan y comenten nuestras ideas (que pueden ser la suyas) si les parecen razonables y sensatas.

3 . Les copio a continuacin una reflexin de Michael Roberts -de un libro de ortodoxia marxista, en el sentido ms feliz de la expresin, que les interesar: La larga depresin, Vilassar de Dalt, El Viejo Topo, 2017, p. 217, traduccin de Alba Dedeu- directamente relacionada con nuestro asunto:

A veces la regin rica del sur britnico se queja porque le toca pagar los subsidios de desempleo de Gales, pero este descontento no tiene sentido. Al fin y al cabo, si siguiramos su lgica hasta el final, tendramos que decir que los riqusimos ciudadanos de Kensington, la parte adinerada de Londres, no deberan tener que pagar unos impuestos que despus se redistribuyen a los ciudadanos pobres de Gales o del norte de Inglaterra. De ser as, Kensington tendra que romper con la unin fiscal y monetaria britnica, establecer controles fronterizos y un banco central propios. Su riqueza desaparecera pronto, sin duda, porque se basa en el trabajo de ciudadanos de todo el estado y todava ms del trabajo en el extranjero. Esta es una cuestin que pasan por alto muchos nacionalistas en Alemania y el norte de Europa. Si la eurozona se rompe en sus miembros individuales, las prdidas indefinidas (no solo inmediatas) en el PIB de los pases del norte seran considerables.

Pueden cambiar Kensington por Pedralbes, por algunas zonas del Ensanche barcelons y por otros barros altos, y extraer consecuencias. Los argumentos nacionalistas neoliberales suenan igual en todas partes, tienen las mismas o parecidas finalidades.

Cierro aqu este parntesis inicial).

Las citas, La tercera, la de Pere Vilanova, cuenta cosas sabidas pero a veces, como sola recordar Manuel Vzquez Montalbn, conviene decir y repetir lo evidente. Ms en estos momentos. La cuarta, de Vicen Navarro, explica algunas singularidades sociales del oasis cataln, del estado ms rico y el segundo ms poblado de Espaa, de la Dinamarca del Mediterrneo. La fotografa es una muestra del peligroso sectarismo de un sector, no tan minoritario, de la ANC. Si no ests con ellos, eres un traidor a la Patria -o algo as- que no merece ninguna consideracin, slo el castigo y el desprecio. La primera cita est extrada, es el paso final, de un artculo reciente -se public en El Pas el pasado martes, 4 de julio- del gran historiador de la UPF (lo comentar en la segunda parte de esta sabatina). Es algo as como el ncleo esencial, lo ms bsico, de la izquierda de Catalua. Sin eso, nada. La segunda cita, la de Garca Lorca, el gran poeta de todos, pertenece a la que fue su ltima entrevista, la publicada el 10 de junio de 1936. Tambin lo que siente y declara el poeta asesinado es rancio-espaolismo, un sentimiento de opresin de otros pueblos y culturas?

La s coordenadas semanales . Las polticas: el proceso antidemocrtico que agita el referndum secesionista para el prximo 1-O sigue en pie y con marcha acelerada. Nada les detiene, nada parece detenerles (juegan cuanto menos a esa apariencia). Ni la prdida de las elecciones plebiscitarias el 27S (reconocida por la CUP, el sector ms secesionista de la alianza!), ni sus permanentes procedimientos avasalladores . Su ansia de poder, su voluntad de poder, todo el poder para los secesionistas, lo justifica todo. Su estrategia: un error del adversario, un golpe mal dado que les permita presentarse como vctimas del Estado neofranquista espaol. Su mejor escenario.

Las coordenadas econmicas:

1. La huelga del metro barcelons contina. Es incomprensible pero as es.

2. La PAH ocup el pasado lunes siete pisos de un edificio de la calle Aragn, 477, en una zona cntrica de Barcelona. El edificio es uno de los que han sido comprados por la firma Norvet. Anuncia los pisos en venta en su pgina web, con imgenes virtuales, y ya ha comenzado a informar a algunos vecinos que les rescindir su contrato de alquiler. Dos ejemplos: 1. Gabriel Freitas, que empez a vivir en un piso del edificio en 1992, tiene contrato de alquiler hasta noviembre. En mayo recibi un burofax anuncindole que deba abandonar la vivienda. Su situacin: angustiado, desempleado, con ingresos familiares reducidos al sueldo de su esposa. Una de las personas que han ocupado, Karina es su nombre. Tiene dos hijos menores. Han tenido que irse del local-vivienda en el que vivan desde haca 17 aos pese a tener un contrato supuestamente indefinido. Comenta que el Ayuntamiento le ofreca como solucin un piso compartido.

3. Mercedes Daurella accionista de Cobega, distribuidora de Coca-Cola, ha alcanzado un acuerdo con la fiscala por el que acepta una pena de dos aos de crcel por defraudar 1,5 millones de euros. Un ejemplo del comportamiento econmico y social de una persona que pertenece a las 400 grandes familias catalanas con mando en plaz a .

4. Los terrenos sobre los que se construir, si finalmente el proyecto llega a su fin, BCN World, son propiedad de La Caixa, de Caixabank, y est tasados (desconozco el tasador) en 110 millones de euros. La entidad bancaria, un poder fctico omnipresente en .Cat, se garantiz que, en caso que no apareciese ningn candidato a levantar la urbanizacin, cobrara esa cantidad de la Generalitat. Invertir sobre seguro es el nombre tcnico de estas operaciones.

5. Un mapa de los recortes, de las retallades sanitarias en .Cat. https://juanguil.wordpress.com/2017/07/05/el-mapa-de-les-retallades-sanitaries-a-catalunya/

Les copio tambin esta reflexin de Javier Lpez Facal, Catn el viejo y el Dr. Johnson, dos notables cascarrabias (http://www.mientrastanto.org/boletin-158/de-otras-fuentes/caton-el-viejo-y-el-dr-johnson-dos-notables-cascarrabias). Para nuestras coordenadas de fondo:

Traigo a colacin estas dos frases, pronunciadas en su da por sendos grandullones tronitonantes y malhumorados, con motivo de tantos implicados en lo del Palau, el 3 per cent, la Pnica, la operacin Lezo y de otros fures publici, (presuntos) ladrones de lo pblico, cuyos objetivos declarados eran, o bien reforzar el sentimiento de que Espaa es una gran nacin (Fundacin 2 de mayo, fundada por doa Esperanza Aguirre en 2007) o bien, lexcellencia, la participaci, el comproms social i la catalanitat de que haca gala el Palau. La patritica fundacin madrilea acab resultando ser un silo de dinero negro, mercanca de cuya gestin eran aparentemente maestros consumados los seores Granados, Gonzlez y otras ranas de la fauna madrilea de la seora Aguirre. Si nos desplazamos unos kilmetros hacia el este, al otro lado del meridiano de Greenwich, cuando el 31 de mayo de 1984 unos 300.000? enfervorizados manifestantes arroparon al recin reelegido molt honorable President de la Generalitat en ruidosa protesta contra la querella de la Banca Catalana, el seor Pujol les advirti de que con Catalunya no se juega, ocultando ya entonces el aurum de la hucha familiar mediante la prpura de la patria, ese ltimo refugio de no pocos (presuntos) sinvergenzas. Permtanme que rinda hoy desde aqu un tardo homenaje a estos dos cascarrabias, el censor Catn y el doctor Johnson por su apasionada e intil denuncia de la corrupcin pblica. Hoy, que estamos mucho ms adelantados, dnde va a parar, sabemos que esas denuncias no sirven absolutamente para nada.

Para las coordenadas culturales basta hoy con lo siguiente:

El grupo de la CUP y el de Juntos por S han acordado una mocin sobre las subvenciones y la publicidad institucional en los medios de comunicacin privados que incluye un punto en el que se pone como condicin que "mediante la aceptacin de la publicidad institucional del Govern, los medios se comprometen a aceptar todas las campaas que lleva a cabo el Gobierno, como las relacionadas con comunicar todo lo necesario para el buen funcionamiento del referndum del prximo 1 de octubre". El diputado de la CUP, Albert Botran, que presentado el texto, ha exigido "coherencia" a los medios que reciben ayudas pblicas o publicidad y ha indicado que se les debe exigir determinadas condiciones como la incorporacin de mujeres en sus espacios de opinin as como "pluralismo" en "la campaa por el referndum del 1 de octubre, que la queremos entera y normal tanto por el 's' como por el 'no'"... El diputado de Junts pel S [Jordi Cuminal] ha remarcado que los medios de comunicacin "deben decidir si aceptan o no aceptan a la Generalitat como un anunciante suyo". Ciudadanos, el PSC y el PPC han votado contra este punto y CSQES se ha abstenido... La diputada de CSQEP, Marta Ribas, ha retrado a la CUP y JxS que "los medios que acepten publicidad institucional deban publicarse tambin publicidad institucional sobre el referndum del 1 de octubre" y acus a los dos grupos parlamentarios de "provocar un problema en los medios de comunicacin" y "ponerlos en la tesitura de tener que elegir entre una legalidad o la otra (http://comunicacion.e-noticies.es/jxsi-y-la-cup-condicionan-las-ayudas-a-medios-a-aceptar-la-campana-del-referendum-110968.html)

Ya ven qu partida juegan, con qu dados. Y por qu se habr abstenido CSQES? Por qu no han votado en contra de esa barbaridad?

Vamos a nuestro tema de hoy. Para centrarnos, un artculo que vale la pena leer y estudiar, sobre todo por parte de sectores de de las izquierdas que no paran de hablar del derecho inalienable de los pueblos a la autodeterminacin: Vctor M. Snchez Autodeterminacin, secesin y Derecho internacional https://laverdadofende.blog/2013/07/12/autodeterminacion-secesion-y-derecho-internacional/ Un fragmento:

La prctica contina en pocas ms recientes. La disolucin de la URSS y de la Repblica Federal Socialista Yugoslava a principios de los 90 hizo que se agolparan a las puertas del Comit para la eliminacin de la discriminacin racial de la ONU reclamaciones de distintas naciones o pueblos culturales en bsqueda de apoyos a su derecho a la secesin. En su Observacin General 21 de 1996, relativa al derecho a la libre determinacin, el Comit subray que a juicio del Comit, el Derecho internacional no ha reconocido el derecho general de los pueblos a declarar unilateralmente su secesin de un Estado. A este respecto, el Comit sigue los principios expresados en Un Programa de Paz, a saber, que toda fragmentacin de los Estados ira en detrimento de la proteccin de los derechos humanos y del mantenimiento de la paz y la seguridad. Esto no excluye, sin embargo, la posibilidad de llegar a arreglos concertados libremente por todas las partes interesadas. Esta observacin concordaba perfectamente con la prctica de la ONU ante los ltimos fenmenos de nacionalismos separatistas que, por otra parte, ha continuado invariable. Muestra una actitud claramente contraria a la secesin que no haya emergido de un acuerdo interno.

Veamos ahora una declaracin reciente de la Xarxa Socialisme 21, un colectivo muy activo en .Cat, ante la convocatoria del referndum del 1 de octubre. Construyamos la alianza de pueblos y de las clases populares para recuperar la soberana popular es su ttulo.

El anuncio por el gobierno de la Generalitat de la convocatoria de un referndum para decidir la independencia de Catalunya el 1 de octubre ha abierto de nuevo, con especial intensidad, el debate sobre el conflicto entre Catalua y el Estado espaol, comentan cuando deberan decir entre el gobierno de la Generalitat y sus apoyos y el gobierno de Espaa, y de las soluciones y alternativas en un nuevo contexto poltico determinado por la renuncia de soberana de los respectivos gobiernos, de Espaa y Catalua, tras la integracin en la UE y la aceptacin de la moneda nica. Este ltimo es uno de sus mbitos de intervencin ms destacados.

Llama la atencin, prosiguen, que el PP y PDCat (antigua CDC) partidos polticos que polarizan y hegemonizan a travs del control de los medios de comunicacin dicho conflicto estn gravemente implicados en los episodios de corrupcin sistmica ampliamente conocidos. La utilizacin de este conflicto, para tapar sus respectivas miserias, y obtener rditos polticos se hace cada vez ms evidente afirman con toda razn. En realidad, el punto es ms que destacable, ms all de la manipulacin de las emociones entre sus respectivos electorados, es ms lo que les une que lo que les separa. De acuerdo, lo hemos comprobado mil y una vez. Recientemente en la votacin del CETA. Ambos partidos, son defensores del capitalismo, en su versin neoliberal ms antisocial. Donde gobiernan han aplicado brutales recortes en los derechos sociales bsicos en salud, educacin y proteccin social. Son campeones de las privatizaciones, de la destruccin de empleo y recorte de los salarios y de los derechos laborales.

Recuerda la Xarxa que el grupo parlamentario de CiU-PDCat vot en el Congreso a favor de la reforma laboral y de la ley orgnica de estabilidad presupuestaria (de carcter recentralizante) promovidas por el gobierno del PP. Por qu extraarse, preguntan, de la abstencin del PDCat en la mocin de censura contra el gobierno de Rajoy presentada recientemente por Unidos Podemos. Nadie se extra.

Hay ms. La ciudadana de Catalua se encuentra ante una grave manipulacin de sus sentimientos y legtimas aspiraciones a una sociedad ms justa, igualitaria y democrtica. El derecho democrtico a decidir, afirman aunque, como sabemos. no existe tal derecho (es una forma de hacer referencia al derecho de autodeterminacin, un mantra de un amplio sector de la izquierda), exige una primera condicin, el desarrollo de un debate democrtico con plenas garantas y respeto a la pluralidad de posiciones que existen en la sociedad catalana, sobre el contenido real y las consecuencias de las opciones que se someten a decisin, Si o NO, a la independencia de Catalua. Nada de eso ocurre en Catalua actualmente. Por supuesto. Nada. El monopolio del control de los medios de comunicacin por el PDCat y el gobierno de Junts pel Si, no garantizan el debate democrtico. En la vida cotidiana se asiste al discurso nico pro-independentista en dichos medios, o las tertulias donde tienen cancha de modo preferente los defensores de la independencia o del unionismo ms rancio para reforzar la reaccin victimista y proindependentista entre las audiencias. Los diagnsticos, propuestas y alternativas de los defensores del federalismo democrtico no tienen voz ni visibilidad, cuando, sealan, representan una gran parte de la ciudadana en Catalua. La manipulacin es parte de la estrategia.

Tambin se hurta del debate, sostienen a continuacin, la estrategia ms razonable y eficaz para superar el bloqueo poltico impuesto por el gobierno del PP, que impiden avanzar en los cambios polticos necesarios y superar, a travs de un Proceso Constituyente, la Constitucin obsoleta de 1978, desnaturalizada tras la imposicin sin consulta popular del art 135 que subordina los derechos de la ciudadana al pago de la deuda y los objetivos de dficit pblico impuestos por Bruselas y Berln. No est claro en qu consistira ese proceso constituyente al que aluden y, menos an, que toda la Constitucin de 1978 haya quedado obsoleta, a pesar de que tienen razn en lo que respecta al artculo 135, modificado con nocturnidad y alevosa, conviene no olvidarlo, por el PP y el PSOE.

En el choque de trenes al que nos abocan irresponsablemente los gobiernos del PP y de Junts pel S, sealan, el gobierno del Estado tiene los medios, los recursos y la fuerza para vencer. Pero ganar dejando un escenario poltico de intenso victimismo y frustracin. Solo aplazar hacia el futuro el necesario encaje de Catalua en Espaa a travs de vas democrticas y libre adhesin a un proyecto federal. El gobierno Rajoy tendr ms medios pero que el gobierno Puigdemont y sus aliados tienen tambin sus poderes y que hacen todo lo posible para generar ms separacin y enfrentamiento es indiscutible. La pelota no est slo en el tejado Rajoy, este es otro tic de cierta izquierda. Mientras tanto, aaden con toda razn, los riesgos de fractura social, de encono del odio entre quienes sienten y opinan diferente, puede tener efectos negativos sobre la unidad de las clases populares [en Catalua y en el conjunto de Espaa, es aadido mo], ante lo cual apelamos a los movimientos sociales a no dejarse dividir por dicho conflicto. No permitamos, no debemos permitir, a los bancos, multinacionales, empresarios y ricos en ambas riberas del Ebro celebrar el debilitamiento de los movimientos populares y de la clase trabajadora.

La Xarxa llama a la ciudadana, a los movimientos sociales, a las fuerzas polticas de la izquierda transformadora, republicana e internacionalista, a abordar el debate de fondo que intentan sustraer las fuerzas conservadoras nacionalistas de Espaa y Catalua. En su opinin, el fuerte incremento del sentimiento secesionista en Catalua es el resultado de la crisis del capitalismo y de las brutales polticas austericidas impuestas por Bruselas y Berln, como consecuencia de la renuncia de soberana de Espaa y Catalua en la integracin en la Unin Europea y en la moneda nica... No es posible una independencia real de Catalua y Espaa en la UE. Esa forma de escribir, Catalua y Espaa es puro lenguaje nacionalista, lo mismo que la independencia real de Catalua, pero, ms all de eso, la izquierda catalana debera entender y aceptar que el auge del secesionismo en Catalua, sin negar otras razones de fondo, tiene su razn principal, su causa desencadenante y posibilitadora, en el trabajo permanente de los secesionistas desde hace muchos, muchos aos. No es de ahora. Las crisis ayudan a su proyecto, lo posibilitan, pero la cuestin de fondo es otra: Espaa es un pas atrasado y nosotros somos la Dinamarca del Mediterrneo; a los pobres que les den, nosotros fuera, seremos ms ricos y estaremos ms guapos.

Para salir de la larga crisis impuesta por el capitalismo, es necesario, sostiene la Xarxa, recuperar la Soberana Popular y los instrumentos econmicos que la garantizan tanto en Espaa, como en Catalua, lo cual exige la desconexin con la UE y sus tratados esclavizantes, y salir del euro. Recuperar esa soberana popular solo ser posible mediante la construccin de una alianza de pueblos, de las clases populares y de la clase trabajadora en el conjunto de Espaa y Catalua. Para avanzar hacia ese objetivo es necesario echar al gobierno del PP y abrir el camino hacia un Proceso Constituyente que permita construir una sociedad democrtica de verdad, participativa, y que d una solucin democrtica al conflicto nacional a travs de una Repblica Federal democrtica de libre adhesin. Esta es, en su opinin, la nica va real y efectiva para el cambio y una solucin democrtica al conflicto entre Catalua y Espaa. LO de Repblica federal de libre adhesin puede ser una forma enmascarada de apuntar hacia el confederlismo. Por lo dems, no se trata de hablar de libre adhesin sino de promover una cultura federalista que la cimente.

Sea como fuere, el referndum anunciado por Junts pel Si para el 1 de octubre, apunta la Xarxa, es un error estratgico y est condenado al fracaso, no tiene fuerza vinculante, no cuenta con el mnimo reconocimiento internacional y no cumple las condiciones de la Comisin de Venecia. Solo servir en su opinin para alimentar el discurso independentista ante las prximas elecciones autonmicas. Esta convocatoria, en el mejor de los casos, solo ser un ejercicio de movilizacin del sector de la poblacin que apuesta por la independencia. La Xarxa respeta que la ciudadana que participe en dicha consulta, y condenamos de antemano todas las acciones coercitivas del aparato del estado. Pero, desde ya, y con ms razn desde el 2 de octubre, proponen abrir el debate y la reflexin para encontrar junto a los amplios sectores de la ciudadana de Catalua que defienden el federalismo democrtico un punto de encuentro para avanzar en la alianza de pueblos, etc etc. Es necesaria, ms que nunca, sostienen finalmente, una estrategia que nos permita vencer y conquistar la emancipacin real de los pueblos y clases populares.

En sntesis: muchos acuerdos y bastantes desacuerdos. Pero, cuanto menos, no estn a favor del referndum-estafa del 1-O y lo sitan en las coordenadas correctas: ms agitacin nacionalista para separarnos y dividirnos. Nada de obligacin de las Naciones Unidas como ha sealado Junqueras.

En la prxima sabatina comen to el artculo de Josep Maria Fradera al que he hecho referencia: Referndum y los valores de la izquierda. Les dejo el enlace; vale la pena. (https://elpais.com/elpais/2017/07/03/opinion/1499093078_484401.html)

Me queda el captulo de recomendaciones.

Aunque llego tarde. Intenten moverse por la red! Lo colgarn seguramente. Paco Fernndez Buey, de estar entre nosotros, hubiera ido. Con seguridad de la buena.

Ms recomendaciones: Las Kellys entrevistan a Anna Castan, la hotelera que les apoya http://www.asec-asic.org/2017/07/03/las-kellys-entrevistan-a-anna-castan-la-hotelera-que-les-apoya/

Sobre el amianto: Vctor Vargas Llamas, Trabajadores de El Prat impulsan una demanda por la ansiedad que les ocasiona la latencia nociva de este material. Bajo la guadaa del amianto. http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/bajo-guadana-amianto-demanda-trabajadores-el-prat-6125147

Una referencia ms y es importante sobre el tema-monotema: Jos Luis Gordillo, Las sirenas y los referndums unilaterales no existen http://www.mientrastanto.org/boletin-159/notas/las-sirenas-y-los-referendums-unilaterales-no-existen Tambin estas tres: Xavier Arbs Marn, La transitoriedad. El Pas, 4 de julio de 2017, p. 15, y Joan Botella, Esto no es un referndum. El Pas, 5 de julio de 2017, p. 18, Manuel Cruz: I aix, que hi paga?. El Pas, 6 de julio de 2017. Tambin la intervencin de Joan Boada: http://politica.e-noticies.cat/boada-estic-preocupat-pel-meu-pais-111111.html

Cambio de tercio para ir finalizando y les dejo en muy buenas manos: Federico Garca Lorca: La ltima entrevista (10 de junio de 1936). http://revistarambla.com/federico-garcia-lorca-la-ultima-entrevista/ Es extraordinaria! Qu poeta, qu artista, qu pensador! Con 38 aos, su vida fue sesgada, arrebatada, golpeada. No puedo evitarlo: les copio el enlace alPequeo vals viens de Cohen-Morente, Me cas en su compaa: https://www.youtube.com/watch?v=gqwjjgDIkfE

Finalizo. Una reflexin de Vandana Shiva sobre temas centrales, con una excelente mirada ontolgica, epistemolgica y poltica, tres en uno (esta vez s!):

P: Cules son hoy las problemticas ambientales ms graves que enfrenta la humanidad? VS: El problema ms profundo es la continuacin de la visin mecanicista del mundo, el cual ve la naturaleza como algo inerte, como materia prima a ser explotada, como un vertedero para nuestros desechos. Esta visin del mundo gan fuerza con los combustibles fsiles, y se impuso en el mundo a travs del colonialismo, destruyendo las culturas de Bhoomi, Pachamama, Gaia, las cuales ven a la Tierra como un ser vivo, y a los seres humanos como parte de la tierra. Las diversas expresiones de la crisis ecolgica caos climtico, erosin de la biodiversidad, extincin de especies, desaparicin y contaminacin del agua, desertificacin, contaminacin txica estn todas relacionadas con este paradigma mecanicista anquilosado.

Cules son las expresiones materiales ms peligrosas de este paradigma mecanicista? Como cientfica ecolgica y activista, veo la agricultura industrial como la fuente ms importante de destruccin de la salud del planeta y nuestra salud. El 75% de la destruccin del suelo, del agotamiento del agua, de la erosin de la biodiversidad, estn relacionados con los impactos de los productos qumicos en la agricultura. Estos productos qumicos se derivan de los combustibles fsiles, y la agricultura industrial es responsable de la mitad de los gases de efecto invernadero que contaminan la atmsfera y causan inestabilidad climtica. Los alimentos de esta agricultura tambin son responsables del 75 por ciento de las enfermedades crnicas que afectan a la humanidad. La fumigacin de Roundup en Argentina, en la soja Roundup Ready, ha llevado a una epidemia de cncer. Esto era conocido por Monsanto desde 1984. Sin embargo, mintieron diciendo que el glifosato Roundup es seguro. Pero tenemos una alternativa probada en la agroecologa del cultivo de alimentos sin venenos. La agricultura libre ahora se ha convertido en una alternativa para el medio ambiente y la salud. Y creo que est teniendo lugar un gran cambio de conciencia

La entrevista completa con Diego Fernndez Romeral en Pgina 12 (no se la pierdan!): https://www.pagina12.com.ar/47779-empujan-a-la-humanidad-al-limite

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter