Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-07-2017

El pecado de defender trabajadores

Pablo Waisberg y Felipe Celesia
Revista Haroldo


La Noche de las Corbatas fue un operativo poltico, ideolgico, econmico y disciplinador que la dictadura descarg sobre un grupo de letrados laboralistas. A 40 aos de esos crmenes, los autores de este texto desmenuzan el significado de ese episodio trgico de nuestro pasado reciente y reconocen en estos secuestros el objetivo principal del golpe de Estado: modificar la distribucin de la riqueza y, al mismo tiempo, la estructura econmica de la Argentina.

La Noche de las Corbatas fue un operativo poltico, ideolgico, econmico y disciplinador que la dictadura descarg sobre un grupo de abogados cuyo nico pecado era defender trabajadores. Esos crmenes sintetizaron, y llevaron al terreno cotidiano, el objetivo principal del golpe de Estado de 1976: modificar la distribucin de la riqueza y, al mismo tiempo, la estructura econmica de la Argentina. Para ello era necesario mutilar la Ley de Contrato de Trabajo, que haba sido discutida y sancionada en democracia, y tambin terminar con los profesionales que la reivindicaban en cada negociacin paritaria, en cada asamblea gremial, en cada asesoramiento a las conducciones sindicales para las que trabajaban.

As como el sentido de ese asalto a la Casa Rosada puede leerse en los secuestros de la primera noche y en los das que siguieron, lo mismo puede hacerse al analizar la voracidad de los cambios sobre la estructura legal. La Ley de Contrato de Trabajo fue uno de los primeros objetivos: apenas 30 das despus del golpe se eliminaron 25 artculos y se modificaron 98 de los 301 que haba votado el Congreso, en 1974.

La existencia de una normativa especfica destinada a establecer y regular las relaciones armnicas entre trabajadores y empleadores, no debe constituir materia cuestionable. Sin embargo, dicho rgimen contiene disposiciones susceptibles de configurar situaciones que generen excesos respecto del equilibrio de comportamiento a observar en las relaciones antes citadas, dijo el ministro de Trabajo de facto, el general Horacio Toms Liendo, que haba sido asesorado por abogados de empresas, al argumentar el recorte del 40 por ciento de la Ley 20.744.

Con esta modificacin, y otras sucesivas, la dictadura terminara conculcando los derechos de los trabajadores en favor de los sectores empresarios.

-Reinstal los beneficios de la tercerizacin.

-Quit el derecho de defensa frente a una sancin disciplinaria.

-Elimin el principio in dubio pro operario (duda en favor del trabajador) en materia de prueba.

-Cercen derechos relacionados con la huelga y otras medidas de accin directa.

-Derog el derecho a retener las tareas frente al incumplimiento del deber de seguridad.

-Desarticul el principio de condena solidaria de empresas de un grupo econmico.

-Retir el incremento del valor de las vacaciones cuando no eran concedidas por el empleador.

-Baj de 4 a 2 aos el plazo para que los trabajadores pudieran recurrir a los tribunales.

A ese ataque le sigui el golpe sobre los abogados de los sindicatos marplatenses: Norberto Centeno, Jorge Candeloro, Salvador Arestin, Hugo Alais y Toms Fresneda. En la faena tambin secuestraron a Mercedes Argaarz de Fresenda, embarazada de cinco meses, y a Marta Garca de Candeoloro y Carlos Bozzi (ambos sobrevivientes). Tambin se llevaron por error- a Camilo Ricci, socio de Alais, pero lo liberaron rpidamente. Los secuestros continuaron una semana ms y en total se llevaron a 13 personas. Por estos secuestros existe una causa penal donde se investiga si el juez provincial Pedro Hooft decidi no tramitar los habeas corpus ni las causas judiciales a sabiendas de que los secuestrados se encontraban en poder de las Fuerzas Armadas.

No fueron los nicos ataques a los laboralistas. Cerca de Mar del Plata tambin se llevaron la vida de Carlos Alberto Moreno, el abogado que patrocinaba a los trabajadores de la Asociacin Obrera Minera Argentina (AOMA) en causas contra la cementera Loma Negra por enfermedades laborales. Los obreros se enfermaban de silicosis porque la empresa no garantizaba los elementos de seguridad y terminaban postrados con sus pulmones convertidos en piedra.

Moreno era muy efectivo en sus demandas. Lo demostr un informe de la Oficina de Investigacin Econmica y Anlisis Financiero (OFINEC) de la Procuracin General de la Nacin, donde se detall que la empresa de Amalia Lacroze de Fortabat obtuvo ganancias extraordinarias al ahorrarse el pago de indemnizaciones laborales tras la desaparicin de Moreno, en abril de 1977.

Otra de las vctimas por ese pecado de defender trabajadores fue Luis Raffagheli, que en 1976 seguramente no soaba con convertirse en camarista laboral. Haba cometido un delito aberrante para quienes comandaban el golpe -tanto los frontman militares como los que lo digitaron desde las sombras- y que era difcil de digerir: logr la reinstalacin de un delegado sindical despedido del astillero Vanoli. Lo secuestraron el 20 de abril de 1976, siete das despus de que la Justicia Laboral notific que el trabajador deba volver a su puesto. Estuvo cinco meses desaparecido, pas por varias sesiones de tortura y finalmente lo liberaron.

Me preguntaban por el doctor Norberto Centeno. Obviamente al doctor Centeno lo considero uno de mis maestros y por supuesto que dije lo que pensaba de l y automticamente fui objeto de una nueva sesin ms fuerte an de tortura diciendo, aseverando ese zurdo hijo de puta. Eso me dej pasmado. Creo que mi detencin se debi a alguna denuncia de un sector empresarial y me parece que lo de Centeno puede haber sido algo parecido, declar Raffaghelli durante una de las audiencias de los Juicios por la Verdad.

Cuarenta aos despus, la discusin sobre los derechos de los trabajadores y el rol de los abogados laboralistas vuelve a estar en discusin con el mismo trasfondo: el reparto de la riqueza, aunque la va criminal usada al amparo de la dictadura ya no es posible.

Felipe Celesia y Pablo Waisberg son autores de La Noche de las Corbatas. Cuando la dictadura silenci a los abogados de los trabajadores, Ed. Aguilar, 2016.

Fuente: http://revistaharoldo.com.ar/nota.php?id=227


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter