Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Uruguay. Millones de columnas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-07-2017

Uruguay
Inclusin financiera versus bancarizacin forzosa (el problema de las palabras)

Marcelo Marchese
Rebelin


El discurso del Frente Amplio a favor de la inclusin financiera promociona los eventuales beneficios que esta poltica brindar a los ciudadanos: ms seguridad y mayor acceso a los crditos. En esto, como en otras cosas, el oficialismo se identifica con quienes impulsan la bancarizacin a nivel mundial: Algunas pruebas han demostrado que una mayor inclusin financiera no slo acelera el crecimiento econmico y el empleo, sino que tambin enmienda la desigualdad de ingresos y contribuye a la reduccin de la pobreza (1)

La cita anterior est tomada de un documento de la Alliance for Financial Inclusion (AFI), una alianza respaldada por el G20 y el Banco Mundial y financiada por Bill y Melinda Gates. Como se ve, esta cruzada mundial tiene un noble objetivo: es el primer conjunto de compromisos mundiales y medibles por parte de formuladores de polticas pblicas de pases en desarrollo y emergentes para liberar el potencial econmico y social de los 2,500 millones de personas ms pobres del mundo, a travs de una mayor inclusin financiera (2) . Gracias a Dios la AFI y el Banco Mundial y el G20 y Bill y Melinda Gates, desvelados por los miserables, quienes no pisan un banco ni en sueos, han diseado una poltica para sacarlos de la pobreza, ello es, obligarlos a entrar en contacto con los bancos, quiranlo o no.

Segn la AFI, el 50 por ciento de la poblacin mundial no est incluida (financieramente hablando) y entre estas gentes, el 86 por ciento se encuentra en los pases en desarrollo y emergentes. De acuerdo a lo dicho hasta ahora, el G20, el Banco Mundial, Bill, Melinda y los bancos centrales y los formuladores de polticas y entes reguladores en materia financiera que conforman la AFI, son una suerte de padres buenos en un cuento de hadas donde lejos de abandonar a sus hijos pobres en el bosque, los ayudan, es decir, los incluyen financieramente, pues desean liberar su potencial econmico . Nada dice este cuento acerca de los beneficios que la inclusin financiera llevar a los entes reguladores en materia financiera, sea lo que fuere que sea, y en todo caso nada dice sobre los beneficios que llevar a los bancos, una palabra mucho ms entendible.

Ya se sabe que los cuentos de hadas, o los cuentos que fuere, se construyen pura y exclusivamente con palabras y se sabe que en ello es clave la eleccin y el orden de las palabras. Si el lector es un optimista de esos que piensa que vivimos en el mejor de los mundos posibles , le aconsejara que abandone ya mismo la lectura y se dedique a una tarea ms edificante, pues nosotros elegiremos otras palabras, las cuales sern ordenadas de manera diferente antes de arribar al final donde alguien se comer las perdices.

Mientras el G20 y compinches utilizan la expresin inclusin financiera , como si el lenguaje debiera cumplir la funcin de esconder la realidad en lugar de enunciarla, otros han preferido utilizar las palabras bancarizacin forzosa y casualmente, estos otros no han logrado ver los beneficios que la bancarizacin traer a los pobres de los pases en desarrollo y emergentes, a los cuales llaman del tercer mundo , pero s han visto cmo beneficiar a los bancos, y en menor medida, a los gobiernos.

Piense el lector en el beneficio que obtienen los bancos de sus clientes, la mitad de la poblacin mundial, y piense que a partir de una serie de medidas en pocos aos duplicarn su clientela, aunque sea con los ms pobres, y piense que adems multiplicarn quien sabe por cunto su volumen de negocios, ya que casi todas las operaciones, sea la venta de una casa o el pago de un sueldo o tributo, se harn va bancaria. As que la banca ver que casi toda la poblacin mundial realizar casi todas las operaciones comerciales por su intermedio, lo cual le acarrear inauditas ganancias y algo ms: conocimiento y control, que redundarn, obviamente, en inauditas ganancias. Con estas medidas les brindaremos a los grandes banqueros ms dinero, ms conocimiento y ms control sobre nuestras economas. Esto es lo ms parecido al sueo de un banquero: saber el exacto beneficio que obtiene tal o cual rubro, tal o cual inversin, y esta informacin y este control no es que lo reciban gratuitamente, sino que pagaremos por darlos.

Digan lo que digan los autores de cuentos de hadas polticos, existe una ley ineluctable del capital: tiende a concentrarse. Con la bancarizacin forzosa esta concentracin de riquezas, conocimiento y poder alcanzar niveles maravillosos y llegaremos un da al colmo de que el dinero ser unos simples nmeros, sin soporte fsico, esto es, con mayor posibilidad de ser alterado o inventado, como si estuviramos a las puertas de la era de la preeminencia de lo virtual y adulterable sobre lo real, el dinero electrnico sobre el dinero, el libro digital sobre el libro de papel, el contacto va facebook sobre encontrase cara a cara, las palabras inclusin financiera sobre las palabras bancarizacin forzosa .

Decamos que amn del gran capital, los gobiernos se beneficiarn de la bancarizacin forzosa, lo cual es evidente desde que se har casi imposible evadir los impuestos y los impuestos, se sabe, tienen dos caractersticas principales: 1- aumentan y aumentan y 2- interesan notablemente a los gobiernos. As que el lector mal pensado, quien ni por un instante sospecha que vivimos en el mejor de los mundos posibles, puede creer una de dos cosas o las dos a la vez: 1- el gobierno que se autodefine de izquierda, aquel mismo que pretenda nacionalizar la banca y ahora, como dice el amigo Hoenir Sarthou (3), ha decidido bancarizar la nacin, tom este dudoso camino pues no es otra cosa, como todo gobierno, que un sirviente del gran capital, o, 2- lo ha tomado pues puede ejercer mayor control sobre el cobro de impuestos (mi opinin es que fue por las dos cosas, en una razn de un 90 por ciento la primera y un 10 por ciento la segunda).

Ahora bien, amigo lector, slo me resta decir que nos dicen que vivimos bajo un rgimen liberal, lo cual en cierto sentido es verdad y en otro es una abierta mentira y ah volvemos al problema de las palabras vinculadas con la apariencia o la realidad. A la hora de dejar que las pasteras arrojen toneladas de basura a nuestros ros, o de permitir que los pesqueros chinos vengan a arrasar nuestra fauna marina, el liberalismo campea por sus fueros, sin embargo, a la hora de permitir que alguien tenga derecho a fumar a doscientos metros de una escuela, o de que, al menos, paguemos nuestros impuestos como queramos (en este mejor de los mundos posibles hemos llegado al extremo de clamar por la mejor manera de pagar impuestos) o que compremos una casa o lo que sea sin pasar el dinero por el banco, el liberalismo se evapora como una gota en una plancha al rojo. El gobierno olmpicamente olvida nuestro derecho y libertad y paternalmente nos incluye financieramente, aunque uno no quiera ser incluido, aunque uno clame por no ser incluido pues sospecha que el cuento de hadas no es otra cosa que un cuento de hadas que el gobierno cuenta como si fuera elaborado por l mismo, cuando bien sabemos que es un cuento de hadas elaborado en un lugar muy muy lejano, donde no tiene cabida ningn gobierno ni sirviente.

Si todo les sale como lo tienen planeado (y muy probablemente todo les saldr como lo tienen planeado, habida cuenta que nos tragamos cuentos muy dudosos) a estos seores del lugar muy muy lejano slo les restar comer perdices y ser felices para siempre, a no ser que queramos escribir nuestro propio cuento y as forzar un plebiscito donde decidiremos si a estas fauces sin fondo les entregaremos lo que nos queda para enriquecerlos todava ms, o si decidiremos mantener un mnimo de prudencia, libertad y privacidad. Habr que flotar la lmpara Quin sabe si adentro no se encuentra escondido el genio?

Notas:

(1) Ubicando la inclusin financiera en el mapa mundial https://www.microfinancegateway.org/sites/default/files/mfg-es-documento-ubicando-la-inclusion-financiera-en-el-mapa-mundial-11-2013.pdf

(2) Ibd

(3) Mujica y la bancarizacin, Hoenir Sarthou

http://www.voces.com.uy/articulos-1/mujicaylabancarizacionporhoenirsarthou

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter