Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Kurdistn, un pueblo sin derechos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-07-2017

Presentacin del libro Revolucin en Rojava
"Esta forma organizativa no es solo la ms democrtica y deseable, sino la nica forma posible de hacer frente a la situacin de guerra"

Martintxo Mantxo
Rebelin


Del 19 al 20 de junio tuvimos entre nosotras a Ercan Ayboga, miembro de la Asamblea Ecologista de Mesopotamia que vena a presentar el libro del que es co-autor Revolucin en Rojava (des-control).

La guerra de Siria lleva aos (desde 2009 ) siendo cabecera de informativos y peridicos. Una guerra sangrienta y destructiva como pocas, y en la que se mezclan muchos intereses pero sobre todo de carcter geoestrtegico y de control de recursos. Las guerras del Oriente Prximo, adems de ser instigadas por los poderes extranjeros, tienen el comn denominador de tener a los combustibles fsiles como causa principal del conflicto. En este caso, en Siria, el conflicto tiene que ver, como pasa en Ucrania, en ser lugar de paso elegido para transportar el gas y en competencias y hostilidades entre los distintos productores. En 2009, Qatar propuso un gaseoducto que pasara por Arabia Saud, Siria y luego Turqua hasta Europa. Pero el gobierno sirio rechaz el proyecto y mientras pact con Irn con el mismo fin, de construir un gaseoducto desde Irn a travs de Iraq.

Eso fue 2009, ao en el que comenz esta guerra. De cmo es apoyado cada parte ahora ya lo sabemos, pero est claro que hay intereses. Por esa razn se armaron grupos como ISIS o Al Qaida que luego se fueron de las manos (o no...). Mientras un pueblo que quera deshacerse de un rgimen autoritario, y un pueblo como el kurdo que tambin quera libertad. Como nos explicaba Ercan Ayboga. pese a situarse los pozos de extraccin de petrleo (esto tambin es algo que las fuerzas sirias ahora quieren controlar), la zona de Rojava (Kurdistn occidental en kurdo) ha sido la ms desfavorecida econmicamente. El petrleo se transportaba a otras partes de Siria para refinar y las ganancias tampoco eran reinvertidas en su economa. Tmpoco exista aqu ninguna central para la produccin elctrica.

Lo mismo ocurra con la agricultura, de tipo industrial, intensificada, centrada en la produccin de trigo para el resto del pas: 60% del trigo de Siria es producido aqu. En esa coyuntura, el pueblo kurdo consigui hacerse con el control de su territorio en torno a las ciudades de Afrn, Koban y Jazira, en un principio cantones aislados pero que consiguieron unir. Ahora se intenta liberar Raqqa. La zona liberada a las fuerzas del Estado Islmico y del gobierno, ya supera lo considerado como zona kurda. As que desde 2016 se conoce como Federacin Democrtica de Norte Siria (FDNS), donde todas los grupos tnicos conviven con respeto. Adems de kurdos aqu habitan rabes, asirios, turcomanos, armenios, circasianos y chechenios.

Esta federacin se rige por los principios de la Autonoma Democrtica, una democracia de base basada en las asambleas por comunidades (comunas), que a su vez participan en Consejos de Comunidades, y estos en la Asamblea cantonal. Esta forma de organizacin est basada en teoras como el municipalismo libertario, que fue asumido por Ocalan y el PKK.

Como parte de esta democratizacin se ha desarrollado tambin la educacin, socializando el acceso a la educacin creando academias, universidades y formas de educacin no reglada, adems de hacerla posible en kurdo. A nivel laboral se han impulsado las cooperativas, crendose 21 nuevas, y empleando ya a 100.000 personas. Muchas son exclusivamente impulsadas por mujeres, empleando a 6000 mujeres. https://cooperativeeconomy.info/ Tambin se han recuperado 2.6305,5 Has, la mayora perteneciente al gobierno sirio, para uso agrcola, en cooperativas. Por otro lado, en este territorio, aunque no se ha abolido la propiedad privada, no existen las transnacionales corporativas.

Pero junto a la democracia directa otros dos son los aspectos principales de esta revolucin: los derechos de la mujer y el ecologismo. La mujer, como ya apuntamos en el plano laboral, participa tambin plenamente en la resistencia y liberacin del territorio como muestran esas fotos que han recorrido el mundo. Lo hacen en unidades exclusivas de mujeres, el YPJ, y tambin de seguridad interna o Asayish. No en vano, las fuerzas que lucha el ejercito de FDNS son las ms reaccionarias, pero sobre todo hacia las mujeres. De todo lo que podemos or del ISIS, oiremos de esclavizacin y venta de mujeres, prostitucin y violacin sistmica, as como el sojuzgamiento en todas las esferas de la vida, que las mujeres kurdas no estn dispuestas a permitir. A nivel organizativo tambin, se funciona con una cota de gnero, en la que se obliga en cada institucin o grupo a que participe un mnimo de un 40% de mujeres. Los cargos pblicos tambin son compartidos por un hombre y una mujer (algo que tambin lo usan en la zona bajo ocupacin turca, utilizando las formas de alcaldesa y teniente alcalde para ello).

Como Ercan nos explic, en un ambiente de guerra como este, el ecologismo es el aspecto menos desarrollado. A nivel agrcola se han abandonado las formas ms intensivas, as como los abonos qumicos (plantas en zona bajo control estatal) y se est produciendo abono natural. Un problema grave que vive Rojova y que sin duda es usado por la vecina Turqua para impedir el xito de una autonoma kurda es el de los embalses. De la misma forma que el embalse de Ilisu se construye para anegar la zona utilizada por el PKK y para infligir una derrota social y cultural al pueblo kurdo, los embalses de Turqua se emplean de la misma forma. Se mantienen llenos sin liberar agua, para impedir acceso a sta en Rojova. O de repente se libera demasiada para producir torrentes destructivos. Ambas formas dificultan tambin su uso con fines elctricos. De esta forma Turqua ha producido varias crisis hdricas tanto en Siria como en Iraq (en 2011 y otras). Actualmente el agua cuesta el doble que el petrleo en Rojava.

A nivel energtico, el deseo es producir electricidad a travs de fuentes renovables, pero la guerra no les ha permitido desarrollarla. Los embalses de los que se provean de electricidad estn ahora bajo dominio del ISIS. As que la gente de Rojava se ha visto obligada a limitarse al petrleo que han conseguido refinar desde 2013. La electricidad es producida de esta forma mediante grandes generadores situados en comunidades. Estos se consideran como solucin temporal. Una organizacin sueca ha recogido donaciones para arreglar tres generadores disel en la ciudad de Amuda, en el cantn de Jazira (este). Estos tres generadores podran producir un total de 1.320 kW, 10 horas de electricidad diaria para 800 hogares. Mientras operan con dos generadores. (www.indiegogo.com/projects/the-rojava-electricity-project-23k-in-23-days#/).

Todas estas conquistas debemos entenderlas en un contexto de muchas limitaciones asociadas a la guerra guerra, de ataque y defensa continua, de bloqueo (por ISIS, Turqua y otros) y tambin de afluencia continuada de refugiados de las zonas vecinas. Segn Ercan Ayboga, en realidad esta forma organizativa no es solo la ms democrtica y deseable, sino la nica forma posible de hacer frente a la situacin de guerra sin perder de vista aspectos vitales como la alimentacin, educacin, salud, cultura, y tambin organizativos. tambin nos explicaba como entre los refugiados las frmulas de democracia directa y otras polticas desarrolladas en Rojava son tambin asumidos por los refugiados en sus campamentos. estos campamentos adems son bsicamente sostenidos por la poblacin de Rojava que ya de por s vive con gran limitacin. Muestras de solidaridad en las situaciones ms drsticas.


Organizan: AGIR (Herri Kurduaren aldeko Ekimena), Herri Kurduarekin Elkartasun Ekimena, Kurdistanen aldeko Koordinakunde Libertarioa, Ekologistak Martxan, Mugarik Gabeko Ingeniaritza (MGI-ISF), Komite Internazionalistak eta Askapena.

http://www.biehlonbookchin.com/rojavas-threefold-economy/

https://libcom.org/files/Murray_Bookchin_The_Ecology_of_Freedom_1982.pdf

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter