Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-07-2017

Espaa
La lucha contra el abandono de plsticos llega al Congreso

Nacho Valverde
Pblico

Comproms y Equo presentan en la Cmara Baja una Proposicin no de Ley para implantar el sistema de depsito, devolucin y retorno de envases, similar al implementado en la Comunidad Valenciana. En Alemania, Noruega o Australia este modelo ha permitido recuperar el 95% de los envases, mientras que en Espaa solo se recicla el 22 %


Accin de Greenpeace contra el vertido de plsticos al mar

En 2011 la llegada del Partido Popular al Gobierno supona un duro revs para las polticas dirigidas a reducir la cantidad de envases, plsticos y residuos presentes en nuestro entorno. Uno de los habituales decretazos de la poca de mayora absoluta del PP en diciembre de 2012 acababa con el calendario establecido por el gobierno socialista para la implantacin de un sistema de depsito y retorno de envases.

Cinco aos despus, la colosal cantidad de plsticos en los ocanos ha alcanzado cotas tan altas que el debate se ha instalado en la opinin pblica, en la Unin Europea y las instituciones espaolas (al margen de la cerrazn del Partido Popular) parecen decididas a revertir el gran salto hacia atrs que supuso aquel Real Decreto. Un texto de medidas urgentes que dilapidaba toda proteccin del medio ambiente bajo el pretexto de eliminar trabas burocrticas y que, paradjicamente, ha sido el causante de un lustro negro en lo referente a la conservacin de nuestros entornos naturales.

La recuperacin de medidas que ayuden a disminuir la cantidad de plsticos ha venido de la mano de una de las comunidades cuya cuenca se est viendo sumamente afectada por la concentracin de dicho material en su ecosistema. Hablamos de la Comunidad Valenciana, que en abril de 2016 anunciaba la futura implantacin del sistema de depsito,devolucin y retorno de envases (SDDR) para acabar con el abandono de basuras en sus playas y ayudar a corregir la densidad de plsticos del Mar Mediterrneo comparable a las llamadas sopas de plstico del Ocano Pacfico-. Para entender la magnitud del problema, segn un informe de Greenpeace, entre el 21% y el 54% de los microplsticos de todo el mundo estn en el Mediterrneo, el 96% de la basura marina y el 72% de la recogida en las playas espaolas mediterrneas son plsticos.

El sistema propuesto, establecido en pases como Alemania o Noruega que alcanzan un porcentaje de reciclado cerca del 70%, permite corregir el vaco generado por el actual modelo de contenedores. Este sistema denominado de gestin integrada de residuos (SIG) provoca que la mayor parte de envases consumidos queden abandonados en la va pblica o en la naturaleza.

Segn calculan desde la Generalitat Valenciana, de los 7 millones de envases que genera al ao, 5 acaban directamente desechados en el entorno. El SDDR, pensado como un complemento al actual sistema de contenedores, permitira gestionar esos cinco millones de envases que ni se retornan ni se reciclan. Mediante el pago de 10 cntimos adicionales por cada bebida que se consuma, el importe ser devuelto una vez deposite el envase en las mquinas de retorno de los establecimientos. Con esta simple medida, pases como Alemania, Suecia o Australia han conseguido el retorno del 95% de envases dado que cualquier persona puede devolver a la mquina el envase que se encuentre abandonado. 

Accin de Greenpeace contra la contaminacin por plsticos en el Mediterrneo. GREENPEACE

A pesar de estar anclados en el 30% de proporcin de reciclaje que nos sita trece puntos por debajo de la media europea, la medida ha sido atacada por la industria y los grandes distribuidores asociados en torno a Ecoembes y Ecovidrio- por considerar que ataca a su actual modelo de negocio. A travs del consejero delegado de Ecoembes, scar Martn, la industria ha llevado a cabo una virulenta campaa contra la Generalitat sealando la medida como ilegal, manifestando que el sistema de depsito de envases costar 520 millones ms a las arcas de los valencianos y que detrs de la iniciativa existe una operacin comercial de una multinacional sueca que quiere poner 20.000 mquinas y llevarse el dinero a su pas.

La organizacin elude los bajos porcentajes de reciclado y, en vez de centrarse en los fallos del actual sistema que provoca que el 58% de la basura acabe en vertederos, los ataques de Ecoembes han ido especialmente dirigidos a las organizaciones ambientales que impulsaron la iniciativa Retorna. Las presiones que ejerce el sector envasador y las grandes superficies son brutales. En Catalunya pararon un estudio hace dos aos que nicamente trataba de determinar qu sistema era ms barato y eficiente. Lo nico que estamos proponiendo es un sistema complementario que se encargue de todos los envases que genera el consumo en el exterior. Ecoembes, con todo su poder, debera ser parte de la solucin y estn optando por la misma estrategia que la industria con la Ley Antitabaco, sostiene Miquel Roset, director de Retorna.

La guerra de cifras de reciclado

Uno de los principales conflictos est en torno al coste para el contribuyente y las cifras de reciclado. La propia responsable de residuos del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente pona en cuestin las cifras de reciclaje ofrecidas por Ecoembes, entidad que gestiona y aporta las cifras de reciclado en Espaa. Frente a la cifra oficial ofrecida por la Unin Europea, Ecoembes eleva hasta el 70% el porcentaje total de reciclado. Un desfase de 40 puntos basado en unas cifras que administra y audita la propia organizacin. Si atendemos solo a los envases, las cifras bajan hasta el 22% de reciclado en Espaa; mientras que en Alemania el SDDR ha permitido la recuperacin del 98,5 por ciento.

En cuanto al coste, las organizaciones ecologistas son conscientes de que implantar el sistema de depsito supondr un coste adicional por la instalacin de las mquinas en los comercios que, aseguran, se corregir con el ahorro de hasta 46 cntimos por envase recogido. Con estudios a medida de la industria financiados por Ecoembes -como la Ctedra Ecoembes de la Politcnica de Madrid y la organizacin Envases y Sociedad-, la organizacin tambin ha tratado de instalar la idea de que el SDDR resultar ms caro para los valencianos y que dicho sistema acrecentar los efectos del cambio climtico al necesitar mayores desplazamientos en camiones. Sin embargo, las cifras ofrecidas por las organizaciones ecologistas calculan que la reduccin de emisiones de CO2 con este sistema sera de un 65% debido a que este sistema s compacta los residuos en origen y elimina fases intermedias.

Miquel Roset, director de la iniciativa, seala a los medios de la Comunidad Valenciana por haber difundido la idea de que existe una oposicin feroz de los valencianos a esta medida: La Direccin General de Calidad Ambiental de la Comunidad Valenciana realiz una encuesta y el 95% de los usuarios vean este sistema como una solucin al abandono de envases y como una prctica natural similar al retorno de los cascos de vidrio en los aos 80. Cuando los medios dicen que hay una oposicin feroz es de los responsables de que se sigan desperdiciando los residuos, no de la ciudadana.

Desde la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente, Elena Cebrin prefiere eludir las polmicas y centrarse en la mejora del actual modelo y en los retos que tiene por delante el sistema de retorno que an quedan por resolver: Ms que hablar de intereses, lo que si hemos detectado en las mesas de negociacin es que el actual sistema de Ecoembes tiene un potencial de mejora notable. Es algo en lo que estamos de acuerdo todos y son necesarias mejoras en educacin ambiental, divulgacin, ratios de reciclaje, resultados y en la contenerizacin. La implantacin de un nuevo sistema plantea dudas en la patronal que tenemos que resolver cmo pueden ser los impactos puede tener en los costes a asumir por los establecimientos comerciales, as como en el consumo y en el comportamiento del consumidor.

Comproms y Equo lo llevan al Congreso

En el mes de junio, el conflicto en torno al sistema de depsito llegaba al Congreso de los Diputados. Comproms, encargado de abrir el debate a nivel regional que ahora trasladan al conjunto del Estado, junto al partido ecologista Equo recibieron el apoyo de todos los grupos parlamentarios a excepcin del PP y Ciudadanos.

Enric Bataller, diputado de Comproms e impulsor de la medida, explica las ventajas que traer un modelo necesario para cumplir con los requisitos de alcanzar un porcentaje de reciclado del 65% en 2030 marcados por la Unin Europea: Los beneficios de devolver los envases a la tienda son evidentes: acabamos con el abandono de latas y botellas, generamos puestos de trabajo verdes y promovemos un modelo econmico circular que supera el actual basado mayoritariamente en usar y tirar. Las marcas de bebidas y los grandes supermercados se han opuesto en las 40 regiones donde se ha optado por la prctica de devolver envases, pero al final siempre acaban conviviendo con el sistema y pidiendo incluso que lo amplen, como est ocurriendo hoy en da en Alemania.

Alodia Prez, responsable de residuos de Amigos de la Tierra, considera injustificada la imagen de Ecoembes sembrada en medios de comunicacin (y que ha calado en la ciudadana) de organizacin defensora del medio ambiente: Ecoembes al final ha hecho fuertes campaas de comunicacin y se asocia su imagen al medio ambiente, pero no es ms que Mercadona, Coca-Cola o Nestl organizados. De hecho, ese era su primer lema y es para lo que surgi, para asociarse, poder tratar mejor esos envases y ahorrar costes. Ellos haran una valoracin cuando se puso en marcha la Ley de Envases de 1997 y les saldra ms barato el sistema del contenedor amarillo, porque tambin se les dio como primera opcin el sistema de depsito. Que me parece muy lcito, pero si ahora se ha demostrado que ambientalmente es mejor el otro sistema es evidente que tendrn que remar en esa direccin. Son una parte importante para que se recicle en este pas, pero si no apuestan por las mejores tcnicas sostenibles no se pueden poner la medalla de defensores de la naturaleza.

Fuente: http://www.publico.es/politica/lucha-abandono-plasticos-llega-congreso.html




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter