Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-07-2017

No basta con prohibir las armas nucleares

Tharanga Yakupitiyage
IPS


Ms de siete dcadas despus de que Estados Unidos tirara las dos bombas atmicas sobre Japn, la ONU aprob un histrico tratado para prohibirlas. Pero la esperanza de vivir en un mundo libre armas nucleares se ve opacada por las dudas en torno al xito del nuevo documento.

Ms de 122 pases, las dos terceras partes de los 192 miembros de la ONU (Organizacin de las Naciones Unidas), adoptaron el acuerdo para prohibir las armas nucleares tras varios meses de negociaciones.

Logramos plantar la primera semilla de un mundo libre de armas nucleares; una norma que espera desde hace 70 aos, destac Elayne Whyte Gomez, la representante permanente de Costa Rica y presidenta de la Conferencia de la ONU que negoci el tratado.

Por su parte, la responsable del programa de Desarme Nuclear de la organizacin PAX, Susi Snyder tambin subray la importancia del hecho: Hay gente que trabaja desde hace dcadas en este asunto, incluso yo misma, y vivir un momento que sabes perfectamente bien que es histrico, te hace sentir todas las emociones.

Existen unas 15.000 ojivas nucleares en el mundo, ms de 90 ciento de las cuales estn en manos de Estados Unidos y Rusia.

A diferencia del Tratado de No Proliferacin de Armas Nucleares (TPN), de 1968, que permite a cinco pases poseer bombas atmicas, el nuevo instrumento prohbe de forma explcita el uso directo e indirecto, la amenaza de uso, la adquisicin y el desarrollo de estas armas.

Tambin incluye por primera vez disposiciones para brindar asistencia a vctimas de ensayos y usos de armas nucleares, as como la recuperacin ambiental de reas contaminadas por actividades vinculadas a ellas.

El tratado normativo subraya las consecuencias humanitarias de las armas nucleares, lo que es un logro enorme, en especial para los hibakushas, personas bombardeadas, en japons, (por las bombas lanzadas sobre las ciudades japonesas de) Hiroshima y Nagasaki, dijo a IPS la investigadora de la Asociacin para el Control de Armas (ACA), Alicia Sanders-Zakre.

Las referencias al impacto de la bomba aparecen en todo el documento, incluso en la profunda preocupacin por las catastrficas consecuencias humanitarias que resultaran del uso de armas nucleares y el riesgo persistente que su continua existencia supone para la humanidad.

El conocimiento sobre devastacin que causan las armas nucleares no es nuevo, pero tanto Snyder como Sanders-Zakre coincidieron en que los pases siguen letigimndolas como parte de su enfoque en materia de seguridad.

Algunos pases dijeron en las negociaciones que al tener una doctrina de seguridad que apunta a la disuasin nuclear, las potencias nucleares legitiman su uso y se apartan de sus consecuencias humanitarias, las que a menudo no se aparecen primero en el escenario de seguridad, indic Sanders-Zakre.

El nuevo tratado procura eliminar el prestigio de las armas nucleares hacindolas inaceptables para el derecho internacional.

No sin pelear

Los nueve estados con armas nucleares, as como la mayora de los miembros de la Organizacin del Tratado del Atlntico Norte (OTAN) no participaron en la conferencia, salvo Holanda, que vot en contra el documento.

Entre los ms crticos se destac Estados Unidos, que desde el inicio de las negociaciones, dijo que el proceso no era realista, en especial dadas las crecientes tensiones entre el gobierno estadounidense y el de Corea del Norte.

No hay nada que quiera ms para mi familia que un mundo sin armas nucleares, pero tenemos que ser realistas. Hay alguien que crea que Corea del Norte las prohibir?, plante la embajadora de Estados Unidos, Nikki Haley.

Estados Unidos, Gran Bretaa y Francia anunciaron en una declaracin conjunta que no tienen intenciones de firmar, ratificar o formar parte del tratado.

Una presunta prohibicin de las armas nucleares que no resuelve el problema de la seguridad que sigue haciendo necesaria la disuasin no llevar a la eliminacin de todas las armas nucleares ni mejorar la seguridad de ningn pas ni la seguridad y la paz internacionales, sealan, al reiterar su continuo compromiso con el TPN.

No sorprende que esos pases decidieron no participar, observ Snyder, por su deseo de mantener el poder poltico asociado a las armas nucleares. Pero critic la iniciativa conjunta, pues puede violar el TPN.

El artculo 6 del TPN, suscrito por la mayora de los estados, seala que cada parte se compromete a celebrar negociaciones de buena fe sobre medidas eficaces relativas a la cesacin de la carrera de armamentos nucleares en fecha cercana y al desarme nuclear.

Snyder seal que para la mayora de las partes, las negociaciones constituyeron una medida efectiva hacia el desarme.

Esta prohibicin no es el ltimo esfuerzo para lograr y mantener un mundo libre de armas nucleares, pero s es un elemento clave. Era una falta que avergonzaba a los estados nucleares, que demostraban su compromiso con las armas inhumanas en vez de con la humanidad, prosigui.

Pero las potencias nucleares arguyen que no violan el TPN porque no consideran que la prohibicin permita eliminar las armas nucleares y por ello no es una medida efectiva, explic Sanders-Zakre.

Este ltimo tratado refleja la creciente divisin entre los estados que tienen los que no tienen bomba atmica en materia de desarme.

Entre la espada y la pared?

Tambin hubo molestias por la prohibicin de estacionar, instalar o desplegar armas nucleares, pues pone a muchos miembros de la OTAN con acuerdos para compartir tecnologa nuclear en una situacin delicada.

Cinco pases, entre ellos Alemania y Turqua, tienen actualmente ojivas estadounidenses en el marco de la poltica de la OTAN. Para que los miembros de la alianza atlntica se unan al tratado debern revertir o abandonar sus obligaciones.

Por un lado, el tratado busca ser universal para incluir a muchos miembros. Pero a la vez, es un tratado de prohibicin y que en un tratado de prohibicin, uno de sus miembros tenga armas nucleares en su territorio sera contradictorio, reconoci Sanders-Zakre en dilogo con IPS.

Podr ser eficaz un tratado sin esos pases? Segn Snyder y Sanders-Zakre, s.

El tratado fija una norma, y los estados nucleares tienen antecedentes de cumplir las normas, aun cuando no suscriben un acuerdo, indic Snyder, refirindose al Tratado de Prohibicin Completa de los Ensayos Nucleares (TPCEN) que, a pesar de no haber sido ratificado por todas las naciones y de no haber entrado en vigor, fij una serie de normas que condenan los ensayos nucleares.

La norma se extender ms all del tratado y, probablemente, se transforme en una condena continua de las actividades de los estados nucleares que no sean de desarme, abund.

Sanders-Zakre reconoci que podrn aparecer algunos obstculos antes de la entrada en vigor del acuerdo, como la posible presin de los estados nucleares para que los otros pases no lo ratifiquen o una disminucin general del impulso poltico.

Pero con o sin los estados nucleares, el tratado marcar un paso normativo significativo hacia el desarme si los 122 estados que negociaron el instrumento lo firman y lo ratifican.

Espero que este acuerdo sea el primer paso hacia un dilogo ms productivo sobre desarme y que sirva para despertar a los estados nucleares que desde hace tiempo no emprenden serias negociaciones para el desarme, seal.

Por su parte Snyder subray el hecho histrico. Este tratado ayudar a eliminar las armas nucleares; no es lo ltimo paso que las sacar para siempre del mundo, pero ayuda a reafirmar la completa ilegitimidad de estas armas tan inhumanas y ofrece un camino para su eliminacin, destac.

El documento se abrir a la firma el 20 de septiembre, al inicio de la 72 sesin de la Asamblea General de la ONU, y entrar en vigor 90 das despus de que haya sido ratificado por 50 pases.

El documento se aprob en un momento que refleja el temor de que el mundo estuviera ms cerca de un desastre nuclear de lo que estuvo en 1953, cuando Estados Unidos y la disuelta Unin Sovitica realizaron ensayos con bombas de hidrgeno.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2017/07/no-basta-con-prohibir-las-armas-nucleares/

Traducido por Vernica Firme



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter