Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-07-2017

Quin manda en la educacin?

Rosa Caadell
El diario de la educacin

La educacin no tiene que estar al servicio de la economa, de las empresas o del mundo financiero, la educacin tiene que ofrecer herramientas, conocimientos y valores para que todos y cada uno de nuestros alumnos y alumnas .


Estamos en tiempos confusos y, en el mbito educativo, esta confusin puede terminar por exterminar los principios bsicos de lo que deba ser la educacin pblica: un derecho universal, independientemente del lugar de nacimiento, de su estatus econmico y cultural, de su sexo, de su religin, de su orientacin sexual o de su identidad nacional.

Una educacin garantizada por las administraciones en condiciones de igualdad para todo el alumnado. A favor del desarrollo integral de todos los chicos y chicas. Una educacin que imparta conocimientos y saberes, impulsaba valores democrticos y de participacin y que dotaba a todo el alumnado de los conceptos fundamentales para entender el mundo y poder criticarlo y mejorarlo. Para ello existan normas bsicas, que emanaban de las leyes, y unos ejecutores singulares que eran los profesionales de la educacin. Los docentes y el resto de la comunidad educativa participaban en la construccin del conocimiento y adaptaban sus metodologas al alumnado. Los centros pblicos eran gestionados democrticamente y el profesorado, como funcionario, tena libertad de ctedra para impartir su docencia al margen, y a veces en contra, de los gobiernos de turno.

Todo ello est, en estos momentos, en cuestin.

Cada vez ms se confunden centros pblicos, gestionados pblicamente, laicos, gratuitos y democrticos, con los privados que funcionan con los criterios de la patronal, que reciben dinero pblico y que, en la mayora de los casos, incumplen la ley: cobran cuotas, seleccionan al alumnado y favorecen la segregacin. Hay un inters, cada vez mayor, en presentar a las dos redes como una: centros sostenidos con dinero pblico.

Adems, dentro de los pblicos se estn promocionando centros de diferente calidad: los innovadores o avanzados y los dems. Ello, unido a la promocin de un inexistente derecho, el de elegir centro, da como resultado un aumento importante de la segregacin, con una concentracin del alumnado por clase social y origen cultural. Lo que es socialmente injusto y pedaggicamente negativo.

Aparecen empresas, bancos y organismos privados que interfieren en la educacin: deciden qu hay que ensear, cmo, con qu metodologas, qu tecnologas utilizar y cmo evaluar. Nunca bancos y empresas tuvieron tanto inters en la educacin, ni tanto poder para imponer sus principios al margen de unas administraciones que no dirigen pero s aplauden estas innovaciones.

Los organismos privados utilizan dos estrategias: impartir formacin para el profesorado y elaborar material didctico. Se supone que ambas son de mxima importancia. Son las empresas, bancos o fundaciones privadas las que deben definir el perfil del profesorado y elegir los contenidos? Quin controla esta formacin? Quin tiene la prerrogativa de formar al profesorado? Pueden estas organizaciones ayudar al alumnado a tener una visin crtica del funcionamiento de la economa y poltica actual? Pueden ayudar a educar en la solidaridad y la democracia, en el rechazo a la desigualdad y a la marginacin? Qu principios ticos pueden inculcar empresas que sobreexplotan y defraudan a Hacienda o bancos que engaan a sus clientes y desalojan a familias sin recursos de sus casas?

Algunos ejemplos:

Pero no slo intentan formar al profesorado y vender sus materiales, sino que, cada vez ms, entran en las escuelas para propagar sus ideas. As lo vemos en el ejemplo de la Educacin Financiera (EFEC), denunciada una y otra vez por la Plataforma por la Educacin en Economa Crtica.

Cuando intentamos ver en qu consisten estas y otras ofertas de formacin, de materiales y de propuestas de innovacin, nos encontramos con algo inslito: todos proponen lo mismo. No es mucha casualidad que estn tan de acuerdo la OCDE, los bancos, los empresarios, los movimientos pedaggicos a favor de la innovacin educativa, las escuelas religiosas y las pblicas, las plataformas y fundaciones?

Estas coincidencias se pueden resumir en cinco : 1) El gran fracaso de la educacin actual y la falta de preparacin del profesorado. 2) La necesidad de cambiar radicalmente las metodologas y pasar a educar por competencias y por proyectos. 3) La utilizacin de las TIC y los medios digitales como herramientas fundamentales. 4) La educacin centrada en el alumno y la necesidad de adaptar la educacin a las necesidades de la sociedad del siglo 21. 5) El fomento del espritu emprendedor.

Todo ello, adems, no se ha discutido en ningn foro; ha aparecido como una obligacin voluntaria del profesorado que se ve abocado a poner en cuestin todo lo que estaba haciendo y adherirse entusiasta al diseo que otros han formulado. El profesorado debe aprender de nuevo a ensear, en sus horas libres y pagando la formacin de su bolsillo. Tiene que dedicar horas fuera de su horario para planificar, buscar material y organizar las clases a partir de las nuevas rdenes. ["Es necesario sacar al docente de su zona de confort y ayudarlo a que aprenda a utilizar herramientas tecnolgicas (Instituto de Innovacin en Negocios Educativos); "El problema lo tenemos dentro de la cabeza. No hacen falta ms recursos. Hay que aprender a trabajar en equipo, tanto los alumnos como los profesores (Escola Nova 21)].

Los centros, sobre todo los pblicos ms marginales, deben hacer un sobreesfuerzo para apuntarse al carro si no quieren ser ms marginales y ser tachados de obsoletos.

Dnde estn los estudios que demuestran que la educacin por competencias y por proyectos es mejor? Es todo ello tan nuevo?Porqu viene de la mano de organismos privados? Por qu, de repente, hay que cambiar horarios, espacios, metodologas y roles sin aumentar recursos ni presupuestos? Es mejor y ms avanzado fomentar el espritu emprendedor que el espritu crtico? Es mejor la educacin financiera que la filosofa, la msica o la literatura? Qu significa una educacin centrada en el alumno?Por qu el profesor debe dejar de ser un emisor de conocimientos para convertirse en un gua De dnde aprendern ahora los conocimientos, de internet?

Pero lo ms importante: quin ha decidido todo ello y en funcin de qu intereses?

Es evidente que la sociedad est cambiando. la educacin no puede quedar al margen.hay que mejorarla , pero la falta de discusin y, sobre todo, esta avalancha impositiva de una innovacin que surge del mundo empresarial, puede desembocar en un gran fiasco. La sociedad, las familias, y los profesionales no deberan abrazar acrticamente todas estas nuevas directrices. Si dejamos la educacin en manos de agentes privados, con intereses muy concretos, estamos hipotecando el futuro de nuestra sociedad.

La educacin no tiene que estar al servicio de la economa, de las empresas o del mundo financiero, la educacin tiene que ofrecer herramientas, conocimientos y valores para que todos y cada uno de nuestros alumnos y alumnas puedan tener una vida digna, y sean capaces no tanto de adaptarse a un mundo salvaje y competitivo, sino que sean capaces a enfrentarse a l y puedan cambiarlo.

Rosa Caadell. Licenciada en Psicologa. Profesora. Exportavoz del sindicato USTECSTEs. Miembro de la Comisin Promotora de la ilpeducacio. Miembro fundador del Seminario taca de Educacin Crtica (SIEC).

Fuente: http://eldiariodelaeducacion.com/blog/2017/07/14/quien-manda-en-la-educacion/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter