Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-07-2017

Los trabajadores de esta fbrica griega demuestran cmo enfrentarse al capitalismo

Aditya Chakrabortty
The Guardian/El diario


- Un valiente grupo de trabajadores se ha convertido en ejemplo para Reino Unido y el resto de Europa al tomar el control de su lugar de trabajo

- Los dueos, en quiebra, huyeron y los trabajadores son ahora los dueos de la fbrica. No hay jerarquas y todos tienen el mismo salario

Cartel de publicidad de uno de los productos de limpieza de la fbrica Viome.

Uno podra llamar a los hombres y mujeres de Viome trabajadores de fbrica, pero eso no sera ni la mitad. Prueba con esto: de las personas ms valientes que he conocido nunca. O con esto: organizadores de uno de los experimentos sociales ms llamativos en la Europa contempornea. Y con esto otro: una leccin diaria de Grecia al Reino Unido del Brexit, tanto en la forma de trabajar como en la forma de hacer poltica.

En el punto ms alto de la crisis griega en 2011, el personal de Viome fich y empez a trabajar para enfrentarse a un dilema existencial. Los dueos de la empresa estaban en quiebra y haban abandonado la fbrica, situada en la segunda ciudad ms grande de Grecia, Tesalnica. Desde este momento, el guin se escribi prcticamente solo: la fbrica, que produca qumicos para la industria de la construccin, se iba a cerrar. Habra despidos inmediatos y se hundira a decenas de familias en la pobreza. Y viendo que Grecia estaba en la mayor depresin econmica jams vista en la Unin Europea, las posibilidades de que los trabajadores consiguiesen otro empleo eran prcticamente nulas.

As que decidieron ocupar su propia fbrica. No solo eso, sino que la han puesto patas arriba. Pas un par de das all hace unas semanas informando para Vice News Tonight on HBO y ahora parece una fbrica normal. Tras la fachada, se ha convertido en el equivalente poltico a la cabina Tardis [cabina de la serie britnica Doctor Who que se caracteriza por ser mucho ms grande por dentro que por fuera]: cuanto ms miras al interior, mayor es su importancia.

Para empezar, no hay jefes. No hay jerarqua y todo el mundo tiene el mismo sueldo. Tradicionalmente, las fbricas trabajan de acuerdo a un modelo de trabajo en cadena, donde cada persona realiza una labor de uno o dos minutos durante todo el da, todos los das: Yo pongo la pantalla, tu el protector y ella mete el iPhone en la caja. Aqu, todo el mundo se rene a las 7 de la maana para tomar un caf griego negro y hablar sobre lo que hay que hacer. Es en ese momento cuando se reparten las tareas. Y, s, se turnan para limpiar los baos.

A ver si nos entra en la cabeza. Un puado de hombres y mujeres de mediana edad que han pasado toda su carrera recibiendo rdenes a modo de ladridos sobre lo que tenan que hacer y cundo hacerlo han tomado el control de su lugar de trabajo y de su futuro laboral. Se han convertido en sus propios jefes. E inmediatamente se han alineado a los principios de la mxima igualdad posible.

Antes solo haca una cosa y no tena ni idea de lo que haca el resto. As recuerda Dimitris Koumatsioulis la fbrica cuando empez a trabajar en 2004. Y ahora? Todos estamos unidos. Hemos olvidado el concepto de 'yo' y podemos funcionar colectivamente como 'nosotros'.

El otro gran cambio se ha producido entre la fbrica y sus vecinos. Cuando los trabajadores recuperaron su lugar de trabajo (por utilizar el concepto local), solo lo pudieron conseguir con la ayuda de los residentes de la ciudad. Cada vez que llegaban los representantes de los antiguos dueos para requisar el equipo de la fbrica, tal y como les haba permitido un tribunal, centenares de residentes formaban una cadena humana en frente de la fbrica (contact con los abogados de Viome, pero a pesar de las promesas, no lleg ninguna declaracin).

Cuando los trabajadores preguntaron a la comunidad local qu deberan empezar a producir, una solicitud era dejar de hacer productos qumicos de construccin. Ahora fabrican en su mayora jabn y detergentes ecolgicos: ms limpio, ms verde y ms agradable para el olfato de sus vecinos.

El personal de la fbrica utiliza el edificio como punto de reunin para refugiados locales y he visto cmo se entregaban las oficinas a mdicos para convertirlas en una clnica para trabajadores y vecinos. El sistema sanitario griego se ha destruido por los recortes en el gasto, en ocasiones el trato a los refugiados es espantoso; y en ambos casos, los trabajadores de Viome estn haciendo todo lo que pueden para reemplazarlos.

Donde el Estado ha colapsado, el mercado se ha quedado corto y los jefes han huido, estos 26 trabajadores estn intentando llenar el vaco. A estas personas les ha fallado el capitalismo; y ahora rechazan el capitalismo en s mismo como un fracaso.

Otro veterano, Makis Anagnostoy, habla de cmo su fbrica es la prueba de que una economa alternativa es posible. Compara esto con el modo en que normalmente pensamos sobre el trabajo. En cualquier gran fbrica u oficina, los guardias de seguridad mantienen a raya al mundo exterior. En la puerta, dejas tus principios a un lado y escuchas a los jefes. Incluso se habla sobre la conciliacin entre vida personal y vida laboral como si fuesen polos opuestos. En Viome, esto se combina. Uno de los resultados es un fuerte vnculo de lealtad entre los trabajadores y su comunidad.

La tarde en que llegu, una multitud de personas se present para recaudar fondos. Se sentaron en sillas de plstico en medio del almacn y vieron una obra de Dario Fo, representada por una compaa nacional de teatro. La actriz principal modific algunas de sus lneas para referirse a este lugar y a este negocio: Venden sus jabones por todos lados Y todo el mundo los compra!. El pblico aplaude mientras a algunos se les saltan las lgrimas.

Viome es valiosa, pero tambin es frgil. Desde el tejado del edificio se puede ver la inmensa rea propiedad de la empresa matriz. Sola emplear a 350 personas; ahora, los 26 hombres y mujeres operan desde un pequeo rincn del terreno.

Ganan lo mismo que si estuviesen recibiendo la prestacin por desempleo. Y cuando cae la noche, uno de los trabajadores se queda de guardia por si acaso vuelve el antiguo dueo. Durante el da, una serie de barriles vacos actan a modo de barricada.

Por todas sus debilidades, Viome ofrece una leccin en poltica a cualquier visitante britnico. Un ao despus del referndum de permanencia en la UE, los britnicos han entrado en una era de una soberana estpida. Los acomodados polticos aseguran que lo han pillado. Hacen que escuchan, pero solo escuchan las respuestas que quieren. A los disidentes se les dice que estn menospreciando Reino Unido. Cualquier brote de democracia, tal como puede ser que el Partido Laborista quiera ms voz de sus representantes, se aplasta como un ejemplo de ley de la calle.

Mientras tanto, la poltica en Reino Unido se vende como lo que un aspirante a tory alfa le dijo a otro en una recepcin con champn. Desde Tesalnica, ves todo eso como la mentira que realmente es. Recuperar el control? Simplemente dar la posibilidad a Alexander Boris de Pfeffel Johnson de poner alguna carita en horario de mxima audiencia. Referndums? Llenos de mentiras y alarmismo.

Si ests cansado de antiguos exalumnos jugando al populismo, ven a ver cmo es la democracia cuando la pone en prctica la gente. Ven a Viome.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti.

Fuente: http://www.eldiario.es/theguardian/trabajadores-fabrica-demuestran-enfrentarse-capitalismo_0_666334003.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter