Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-07-2017

El PCB repudia la condena de Lula y la poltica petista de conciliacin de clase

Comunicado del Partido Comunista Brasileiro

Traducido del portugus para Rebelin por Alfredo Iglesias Diguez


La condena en primera instancia del ex presidente Luiz Incio Lula da Silva por el reaccionario juez Srgio Moro, difundida el 12 de julio de 2017, expresa una evidente parcialidad jurdica espectacularizada mediticamente, una clara negacin de principios bsicos del derecho y un plan predeterminado de criminalizacin deliberada de los dirigentes petistas, que perdieron el apoyo del gran capital, su principal aliado en el perodo durante el que estuvieron al frente del gobierno federal.
La condena de Lula tiene lugar al da siguiente de la aprobacin, por el Senado Federal, de la contrarreforma laboral, el ms brutal ataque a los derechos de la clase trabajadora de los ltimos tiempos. La iniciativa del juez Moro, ampliamente anunciada en los medios de comunicacin burgueses, parece querer sacar del foco de atencin las embestidas del gobierno y de los capitalistas contra los trabajadores, la juventud y los sectores populares.
El mismo da en que Lula fue condenado, Geddel Vieira Lima, brazo derecho de Temer, fue puesto en prisin domiciliaria, Acio Neves contina libre y actuando en el Senado y Michel Temer, a pesar de todo, consigue aunar apoyos en el Congreso Nacional, procurando de ese modo evitar, a cualquier precio, su cada. Las operaciones de combate a la corrupcin dirigidas por la polica federal y por sectores de la judicatura, especialmente la operacin Lava Jato, demuestran que hay una direccin poltica de cuo sesgadamente reaccionario. El objetivo de esas operaciones no es el poder econmico corruptor. Los acuerdos de clemencia [1] y las insignificantes multas impuestas a las grandes empresas envueltas, en relacin con los presupuestos que manejan, demuestran que el objetivo de las operaciones no es combatir la raz econmica de las relaciones promiscuas entre empresarios y las diferentes facciones del Estado burgus. No podra ser as. La justicia burguesa acta, esencialmente, para mantener el orden presidido por el capital. Y la corrupcin es una prctica endmica del capitalismo.
Hasta ahora, el principal crimen ya constatado del ex presidente Lula, desde el punto de vista poltico y de los intereses de la clase trabajadora, fue la decisin de gobernar con el programa y los mtodos de la burguesa. La conciliacin petista fue una pieza fundamental para el fortalecimiento de los monopolios nacionales e internacionales, del agronegocio y del sistema financiero. Lula y el resto de los lderes petistas actuaron como verdaderos lobistas al servicio de la expansin de los negocios de capitalistas nacionales en Amrica Latina y frica. Esa opcin poltica del PT implic el abandono de las seas de identidad histricas de la izquierda brasilea, como la reforma agraria, la centralidad de la lucha de masas, el respeto a la democracia de base, el fortalecimiento de la educacin y de la salud pblica, as como la lucha contra las privatizaciones y a favor de la soberana nacional. Para hacer valer el programa orientado a fortalecer el capitalismo monopolista en Brasil, los gobiernos petistas adoptaron el papel de domesticadores de los sindicatos y los movimientos populares, aparte de verse envueltos en toda una red de corrupcin intrnseca a la democracia burguesa.
As pues, al mismo tiempo que el PCB repudia la condena jurdica del ex presidente Lula, insiste con fuerza en el hecho de que el lder petista est siendo una ms de las muchas vctimas en el avance del conservadurismo y en el fortalecimiento de la derecha que est ntimamente relacionado con la decisin del PT de priorizar las alianzas con el gran capital y el cretinismo parlamentario.
En la actual coyuntura, marcada por la crisis econmica y las disputas en el seno del Estado, la burguesa realiza una verdadera tctica de guerra contra los trabajadores. A fin de mantener sus beneficios, atraer inversiones extranjeras y mantener la economa brasilea supeditada a los centros imperialistas, la burguesa brasilea adopt un programa de recorte de derechos laborales, sociales y polticos de los trabajadores. Una gran parte de los capitalistas ya no estn interesados en la poltica de conciliacin, por lo que la accin desarrollada por el capital est orientada a establecer por la fuerza un nuevo nivel de reproduccin del sistema en el que la recuperacin del crecimiento econmico descanse sobre la brutal desvalorizacin de la fuerza de trabajo, lo que se consigue destruyendo los derechos laborales y sociales. Por esa razn, sin ninguna duda, la perspectiva de conciliacin de clases representada por Lula y el PT es una perspectiva desfasada y una falsa alternativa para la lucha de los trabajadores. El mismo Lula, das antes de su condena, realizaba unas declaraciones segn las cuales, en caso de ser elegido en 2018, no anulara las reformas impuestas por el gobierno golpista de Temer.
Insistimos, por tanto, en la necesidad de hacer avanzar la lucha y la organizacin popular desde este mismo momento y ms all de la perspectiva electoral. Lo nico que va a hacer posible anular la reforma laboral, impedir la aprobacin de la reforma de las pensiones y la garantizar los derechos democrticos de los trabajadores ser la presin y la organizacin de los movimientos de los trabajadores y de la juventud. En este sentido, el PCB continuar reforzando las manifestaciones, frentes e iniciativas unitarias que, realmente, se contrapongan a los ataques y al programa de recortes y retrocesos de la burguesa brasilea.
Por la reorganizacin de la clase trabajadora, sin conciliacin!
Por la derrota del gobierno golpista, con anulacin de las contrarreformas!
Por el Poder Popular y el Socialismo!

Nota del traductor
[1] Un acuerdo inscrito en un programa de clemencia permite a las empresas que forman parte de un crtel y que pongan en conocimiento de las autoridades competentes la existencia de manejos anticompetencia, ofrecindole la posibilidad de investigar desde dentro el crtel y sus manejos, la exencin de la multa que pudiera corresponderle o la imposicin de una multa mnima en relacin con la que debera corresponderle.

Fuente: https://pcb.org.br/portal2/15039

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar la autora, al traductor y Rebelin como fuente de la traduccin.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter