Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-07-2017

Lula condenado y Temer encantado

Rafael Cuevas Molina
NODAL


La cacareada democracia ha tocado fondo en Amrica Latina. Todos la esgrimen como justificativo de sus acciones u omisiones, denuncian y buscan respaldo internacional y se erigen como impolutos defensores de sus sacrosantos valores.
Luego de las dictaduras, las guerras, los coroneles, los Planes Cndor, las Escuelas de las Amricas, los golpes de Estado, los desaparecidos y los asesinados por fin, dijimos, arribamos a un espacio de sosiego y respeto.
Pero no, era un espejismo. Cremos ingenuamente que la derecha, representante poltica de los que siempre han tenido la sartn por el mango, se avergonzara de esos aos oscuros, recapacitara y aceptara las reglas de juego del sistema que decan defender.
Es decir, que como tontos entramos por donde queran. Deben haberse redo mucho entre bambalinas porque habamos cado en la trampa que nos tendieron.
Empezamos, sin embargo, la partida siguiendo sus reglas y fuimos ganando. Increble, imposible, inaguantable. Dnde se ha visto que los antidemocrticos, los autoritarios, los dictatoriales ganen elecciones?
Haba que corregir la plana, enmendar ese espejismo que cada vez ms gente se estaba creyendo. Eso no era libertad, eso no era democracia, eso era un engao, un abuso que deba corregirse.
Y a eso march la derecha latinoamericana, a corregir los entuertos en los que haba cado la democracia que, sin ella, no es democracia; es otras cosa, cualquier cosa pero democracia no.
Tienen mucha prctica en todo esto; llevan ciento de aos practicando artimaas y descalabros; se manejan al dedillo los vericuetos del Estado que ellos mismos fundaron; han sabido, adems, construir o apropiarse de un andamiaje clave para moldear las conciencias.
Y cuando todo eso no les ha funcionado, faltaba ms, han pateado el tablero enfurecidos y echado por la borda a quien se le hubiera pasado la mano. Es decir, si la cosa no resulta por un lado, pues resultar por otro, en eso no hay problema.
Y en esas estamos. Es una farsa todo eso de si esto es legal, democrtico, constitucional o legtimo, porque lo que a la derecha le interesa es volver a apropiarse de los resortes que le permiten llenarse los bolsillos; si eso lo logran con elecciones, qu bueno; si lo logran poniendo alambre de pas para que queden ensartados los transentes, tambin que bueno.
Y nosotros que renunciamos a aquella idea que todo era lcito para tomar el poder! Nos tragamos la pildorita que no, que haba que portarse bien, ordenarse en la fila para votar y esperar hasta las once de la noche frente al televisor para ver si habamos ganado.
Escondimos la imagen del Che porque remita a otros tiempos; le cremos a las encuestas; participamos en debates televisados y llamamos dinosaurios a quienes por ah, en medio de la multitud democratizada, puesta al da, posmoderna y consumista, de pronto se atrevan a decir que el rey andaba pasendose desnudo entre nosotros.
Hasta nuestros ms preclaros liderazgos entraron en el juego y ah los tienen; Dilma fuera de Planalto por una movida sucia comandada por una caterva de corruptos que no le llega ni a los tobillos. Y ahora Lula condenado, mientras el jefe de los gnsteres brasileos se refocila en su silln presidencial y gasta sus millones mal habidos.
No aprenderemos nunca? Seguiremos aceptando esta farsa que nos han montado, en la que nos estrangulan mientras sonren para la foto que difundir maana el aparato transnacional de las noticias?

Rafael Cuevas Molina es escritor, filsofo, pintor, investigador y profesor universitario nacido en Guatemala. Ha publicado tres novelas y cuentos y poemas en revistas y es catedrtico e investigador del Instituto de Estudios Latinoamericanos (Idela) de la Universidad de Costa Rica y presidente AUNA-Costa Rica.

Fuente: http://www.nodal.am/2017/07/lula-condenado-temer-encantado-rafael-cuevas-molina/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter