Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-07-2017

Dejad que los muertos entierren a sus muertos

Manuel Ruiz Robles
Rebelin


El colectivo de militares demcratas ANEMOI saluda la reciente iniciativa del grupo promotor de la Asociacin Civil Milicia y Repblica (ACMYR) e insta a esta nueva asociacin cvica a laborar por un frente amplio para el cambio. Su patritica misin ha de concretarse, a nuestro juicio, en contribuir de forma efectiva a la unidad de accin de aquellas fuerzas polticas y sociales que muestren una clara voluntad democrtica. Se trata, pues, de acabar con la nociva y peligrosa hegemona franquista en las instituciones del Estado espaol, y ms concretamente en sus fuerzas armadas.

No vamos para atrs, nimo pues. Buen ejemplo de ello son el teniente Luis G. Segura, valeroso denunciante de corrupcin en el Ejrcito, presidente de ACMYR, y la comandante Zaida Cantera, que ejerce dignamente su funcin desde su escao en el Congreso de los Diputados.

El fraudulento rgimen del 78 est donde estaba, fuertemente anclado en la impunidad del franquismo y en el blindaje ideolgico de unas fuerzas armadas herederas del golpe militar del 18 de julio de 1936.

Prueba de lo que afirmamos son las leyes antidemocrticas an vigentes:

- Ley de Sucesin a la Jefatura del Estado proclamada por la dictadura.

- Ley de amnista 1977, en realidad una ley de punto final que incumple tratados internacionales suscritos por el Estado espaol. Una auto-amnista que garantiza la impunidad de los crmenes del franquismo y blinda al Ejrcito frente a cualquier pretensin de reformas democrticas de calado en su seno. Prueba de ello fueron la confirmacin de la expulsin del Ejrcito de los oficiales dirigentes de la auto-disuelta Unin Militar Democrtica (UMD), en 1977, y actualmente la expulsin del oficial Luis G. Segura y su confirmacin por la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo

- Leyes dictadas por generales golpistas que amenazaban con una intervencin armada si no se materializaban sus deseos en la fraudulenta constitucin de 1978: Artculos 1 (1.2 y 1.3), Artculo 2, Artculo 8, Artculo 155; totalmente impensables en cualquier constitucin de los pases democrticos de nuestro entorno: Francia, Alemania, etc.

El incesante ruido de sables prueba tambin este anlisis. Su autntico fin es el mantenimiento de la ficcin de un rey conciliador, justificando as la segunda restauracin borbnica, que intentan apuntalar frente a la imparable marea democrtica.

Su criminal determinacin la llevan a cabo golpeando constantemente el inconsciente colectivo de los pueblos del Estado espaol, a fin de que mantenga interiorizado el terror franquista ejercido durante el golpe militar, la consiguiente guerra de Espaa y una dictadura genocida de 39 aos, seguida de una transicin borbnica que pretendi consolidarse con el autogolpe del 23-F de 1981.

He aqu algunas pruebas recientes de lo que afirmamos:

El problema cataln y el Ejrcito, por el general de divisin Juan Chicharro.

El Ejrcito espaol conmemora el "alzamiento cvico-militar" de 1936

La valerosa revolucin democrtica iniciada en Catalua, que previsiblemente se ir propagando al resto del Estado espaol, debe dejar que los muertos entierren a sus muertos, para cobrar conciencia de su propio contenido

Viva la Repblica!

Manuel Ruiz Robles es capitn de navo de la Armada, portavoz del colectivo de militares demcratas Anemoi y miembro de la Junta Directiva de ACMYR.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter