Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-07-2017

Entrevista a Alfredo Rada Vlez, viceministro de Coordinacin con Movimientos Sociales
Hay que fortalecer las fuerzas comunitarias y obreras dentro del proceso de cambio

Correo del Alba

La Coordinadora de Defensa del Agua y la Vida, fue un primer ensayo de bloque campesino, obrero y popular en lucha contra las polticas neoliberales


Cuando sugerimos tratar la contingencia poltica de los movimientos sociales en Bolivia, de inmediato se nos vino a la mente la pertinencia de dialogar con el viceministro Alfredo Rada, quien, con una apretada agenda, reuniones y audiencias con distintos sectores sociales, sin embargo, hizo un parntesis en su actividad y recibi a Correo del Alba, en su despacho en Palacio Quemado.

Siempre ha sostenido que sin movimientos sociales no hay proceso de cambio, cmo se ha dado la participacin de esos movimientos a lo largo del proceso boliviano?

Este proceso poltico se gest all por el 2000, cuando en Cochabamba surgi la Coordinadora de Defensa del Agua y la Vida, que fue un primer ensayo de bloque campesino, obrero y popular en lucha contra las polticas neoliberales. Luego se expandi a nivel nacional y logr un triunfo poltico estratgico en octubre de 2003, cuando la burguesa comenz a ser desplazada del poder poltico con el derrocamiento y fuga al exterior de Gonzalo Snchez de Lozada. En ese momento, la burguesa se repleg hacia los espacios regionales de la denominada media luna, conformada por los departamentos de Santa Cruz, Beni, Pando y Tarija. Para legitimarse en los espacios polticos regionales utiliz la demanda de autonomas departamentales.

Por su parte, el bloque social revolucionario, encabezado en ese momento por los pueblos y naciones indgena originarios, a los que se sumaron la clase obrera y otros sectores populares, se moviliz para lograr la convocatoria a una Asamblea Constituyente y, despus, para defenderla, as como para respaldar las iniciativas que tom el nuevo gobierno de Evo Morales, como la nacionalizacin del excedente hidrocarburfero en mayo de 2006.

Con posterioridad a la llegada a la presidencia de Evo Morales, cmo se comport el bloque de fuerzas polticas y sociales que menciona?

Entre el 2006 al 2009 se dio el mayor avance en las transformaciones polticas y econmicas, y el mayor nivel de accin colectiva de los movimientos sociales, siendo la marcha nacional de octubre de 2008, que exiga la aprobacin de la nueva Constitucin Poltica del Estado, y que recorri 200 kilmetros desde Caracollo hasta La Paz, la ms grandiosa expresin de la fuerza de masas en ese perodo. Sin embargo, una vez logrado el objetivo de fundar un nuevo Estado Plurinacional, a partir del 2010 entramos en una etapa de reflujo de masas.

Son varios aos en los que se prioriz la estabilidad por sobre el cambio, se asentaron tendencias moderadas y pactistas dentro del Gobierno; es el momento en que se realizaron concesiones y retrocesos programticos en varias reas.

Esta etapa de reflujo de masas se mantiene?

Comenz a ser superada a fines del 2013, cuando en la ciudad de Santa Cruz, la Central Obrera Boliviana (COB) que se haba distanciado por el gasolinazo de diciembre del 2010, decidi en una reunin nacional el reencuentro con el proceso de cambio. Esto permiti, entre 2014 y 2015, dar vitalidad a la Coordinadora Nacional por el Cambio (CONALCAM), estructura creada en 2007 para defender la Asamblea Constituyente, pero que pronto entr en un prolongado debilitamiento que se extendi por tres aos, entre el 2011 y el 2013, como expresin en lo organizativo del reflujo de masas al que nos referimos antes.

Cul es el estado actual de la CONALCAM?

En los ltimos aos, la CONALCAMha sumado varias organizaciones nacionales, hasta llegar a las 30 que actualmente la conforman. Vuelve a tomar iniciativas polticas como fue impulsar el referndum de febrero de 2016 para la habilitacin constitucional del compaero Evo Morales para un nuevo perodo. El resultado de ese ejercicio fue negativo, se perdi por escaso margen, pero ello no anula la accin colectiva de los movimientos sociales que lo impulsaron. Estoy en desacuerdo con la crtica pequeoburguesa que califica a posteriori y con los resultados en mano aquella propuesta como una falta de sentido comn; sigo y seguir pensando que es mejor para los revolucionarios equivocarse junto al pueblo que acertar lejos del pueblo. De esa forma, an en la derrota mantienes unida la base social del proceso y la preparas para nuevas luchas en las que puedes salir victorioso.

Por qu le asigna tanta importancia a la CONALCAM?

Porque cada proceso revolucionario tiene su particular configuracin del nuevo poder poltico. En el caso boliviano se le denomina gobierno de los movimientos sociales y una de sus expresiones, la ms conocida aunque no la nica, es la CONALCAM. No olvidemos que el propio Evo se ha referido a ella como el gabinete de los movimientos sociales. Un gabinete en el que confluyen tres bloques: a) El bloque indgena originario campesino, que se expresa en el Pacto de Unidad de sus cinco organizaciones matrices; b) El bloque obrero conformado por las organizaciones de los trabajadores mineros y metalrgicos, fabriles, petroleros, constructores, de luz y fuerza, del magisterio, todos afiliados a la COB. Podemos incluir en este bloque a la base proletaria no sindicalizada de las cooperativas mineras;c) El bloque urbano-popular conformado por juntas vecinales, transportistas y comerciantes gremialistas.

Sostengo que si los movimientos sociales se empoderan dentro del proceso de cambio, uno de los espacios en el que se puede ejercer la conduccin poltica es la Coordinadora. Esto fortalecer el liderazgo de Evo, que siempre se ha mantenido fiel a la base plebeya de la que surgi.

Particularmente significativo ha sido una de las ms recientes resoluciones de la CONALCAM, que pidi ser parte de las decisiones econmicas y de la agenda productiva. As salieron al paso de la propuesta que la burguesa, representada en la Confederacin de Empresarios Privados de Bolivia, le hizo al Gobierno: conformar un Consejo Econmico y Productivo entre los empresarios y los ministros. Si nos fijamos bien en este debate se est expresando tambin la lucha de clases.

Lucha de clases o conciliacin entre clases?

Recuerdo los debates en la izquierda hace dos dcadas. Junto a varios otros yo sostena que la opresin de las naciones originarias por el Estado colonial republicano deba ser previamente superada para as avanzar en la lucha por el socialismo comunitario. La fundacin del Estado Plurinacional lleva a un despliegue mayor de la lucha de clases en una sociedad que an es capitalista. Lo decisivo es que fortalezcamos en este perodo a las fuerzas comunitarias y obreras, que las empoderemos. Este planteamiento no tiene nada que ver con el pactismo conciliador con la burguesa.

@CorreodelAlba

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter