Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-07-2017

La indiferencia del mundo ante las decenas de miles de vctimas civiles de Mosul es una vergenza

Patrick Cockburn
The Independent

Traducido del ingls por Beatriz Morales Bastos


Los civiles de la ciudad se enfrentaron una situacin inextricable(*): las fuerzas de la coalicin encabezada por Estados Unidos les dijeron que abandonaran las posiciones del ISIS antes de que las bombardearan, mientras que el ISIS les amenazaba con ejecutarlos si trataban de escapar.

La catastrfica cantidad de vctimas civiles en Mosul est recibiendo poca atencin internacional por parte de polticos y periodistas, lo que contrasta fuertemente con la indignacin expresada en todo el mundo por el bombardeo del este de Alepo por parte del gobierno sirio y fuerzas rusas a finales de 2016.

Hoshyar Zebari, lder kurdo y exministro de Finanzas y de Exteriores iraqu, me dijo en una entrevista la semana pasada: la inteligencia kurda cree que han muerto ms de 40.000 civiles a consecuencia de la enorme potencia de fuego empleada contra ellos, especialmente por parte de la polica Federal, en los ataques areos y del propio ISIS.

Se desconoce la cantidad real de personas enterradas bajo las montaas de escombros en el oeste de Mosul, pero en contra de anteriores estimaciones mucho ms bajas se cree que asciende a decenas de miles.

Cuesta entender por qu ha habido una prdida de vidas tan descomunal en Mosul. Un meticuloso y a la vez horrorizante informe de Amnista Internacional (AI) titulado At Any Cost: The Civilian Catastrophe in West Mosul [A cualquier precio: la catstrofe civil en el oeste de Mosul] ofrece una buena explicacin neutral.

No proporciona la cantidad exacta de muertos, pero confirma mucho de lo que indicaba Hoshyar Zebari, en especial el terrible dao infligido durante ms de cinco meses por los continuos disparos de artillera y cohetes dirigidos a una zona reducida y atestada de civiles que no podan escapar.

No obstante, ni siquiera esto explica verdaderamente la matanza masiva que tuvo lugar. A lo largo de los siglos han tenido lugar terribles prdidas humanas en muchos asedios, aunque el asedio de Mosul se diferencia de los dems en un aspecto importante: el ISIS, el movimiento ms cruel y violento del mundo, estaba decidido a no abandonar sus escudos humanos.

Incluso antes del ataque de las fuerzas del gobierno iraqu ayudadas por la coalicin encabezada por Estados Unidos que empez el 17 de octubre del ao pasado el ISIS estaba obligando a los civiles a volver a la ciudad e impidindoles que salieran para ponerse a salvo. Los supervivientes que lograron llegar a los campos para personas desplazadas fuera de Mosul afirmaron que haban tenido que aguantar el acoso de los francotiradores, de las bombas trampa y de las minas.

El ISIS, que estaba decidido a aferrarse a sus cientos de miles de escudos humanos, los fue reuniendo en lugares cada vez ms reducidos a medida que avanzaban las fuerzas progubernamentales. Patrullas del ISIS afirmaban que mataran a cualquier persona que abandonara su casa, soldaron las puertas metlicas de las casas para impedirles salir y colgaron de los postes de la luz a quienes trataban de escapar y dejaron su cuerpos pudrindose ah.

Por consiguiente, a medida que el ISIS iba perdiendo terreno en el curso de la batalla, las zonas controladas por l estaban cada vez ms atestadas de civiles, afirma el informe de AI. Las personas residentes en Mosul describieron de forma generalizada a AI que se haban refugiado en casas con familiares o vecinos en las que haba entre quince y cien personas.

Estos grupos son los que se convirtieron en vctimas de la potencia de fuego masiva de las fuerzas progubernamentales. En muchas calles est destruida cada una de las casas y ni siquiera pude entrar en muchos distritos extraordinariamente daados porque el acceso estaba bloqueado por los cascotes, crteres y coches quemados.

Fuera de Mosul la gente tiende a pensar que la mayor parte de esta destruccin estuvo causada por los ataques areas, y gran parte lo fue, pero Hoshyar Zebari seala correctamente que lo que provoc la mayor destruccin y perdida de vidas civiles fueron las bombas y cohetes de las fuerzas terrestres gubernamentales, en particular las de la Polica Federal.

Esto se puede explicar fcilmente si se tiene en cuenta el tipo de artillera utilizado por las fuerzas gubernamentales: obuses de 122 mm y 155 mm, pero tambin los tristemente clebres por su inexactitud cohetes Grand de 122 mm o municiones improvisadas de fabricacin local (IRAMs) que pueden aterrizar en casi cualquier parte .

El Grad es un arma sovitica que data de hace cincuenta aos y consiste en 40 cohetes instalados en un vehculo que se pueden disparar en salvas de medio minuto de intervalo. Versiones anteriores de este arma tuvieron efectos devastadores entre la infantera alemana fortificada en las trincheras durante la Segunda Guerra Mundial. Los civiles que estaban apiados en las frgiles casa del oeste de Mosul tuvieron pocas oportunidades de salvarse.

La coalicin liderada por Estados Unidos afirm que haba tratado de evitar llevar a cabo ataques areos donde haba civiles y que sus aviones haban arrojado panfletos dicindoles que se alejaran de las posiciones del ISIS. Las personas que estaban en Mosul lo consideraron una broma cruel porque no tenan a dnde ir y en caso de que trataran de huir el ISIS les habra disparado.

Adems, el sistema de defensa del ISIS se basaba en mover rpidamente a sus combatientes de un edificio a otro a travs de agujeros hechos en las paredes de las casas de las partes ms nuevas de Mosul, en cambio en la Ciudad Vieja, donde la mayora de las casas tienen bodegas, el ISIS las uni mediante tnenes para que pudieran disparar y retirarse antes de que el edificio en el que estaban se desplomara, en general bajo las las bombas de 500 libras.

Haba pocos miembros del Daesh [ISIS] en nuestro barrio, pero arrojaron bombas sobre ellos, me dijo Qais, 47, residente en el distrito al-Jadida de Mosul. Calcul que haban muerto entre 600 y 1.000 personas en el distrito y me ense varias fotos hechas con su telfono de la casa que estaba junto a la suya y que haba quedado reducida a un montn de ladrillos destrozados.

No haba Daesh en la casa, afirm. Pero haba siete miembros de la familia Abu Imad, cinco de los cuales fueron asesinados junto con dos personas que pasaban por la calle.

Otra razn de la devastacin que provoc la batalla por el oeste de Mosul fue el resultado de la lucha por el este de Mosul entre el 17 de octubre y el 24 de enero. El gobierno iraqu y los estadounidenses esperaban un combate duro pero una victoria r elativamente rpida, ya que calculaban que tardaran dos meses em apoderarse de toda la ciudad (de hecho, se tardaron nueve meses).

El ataque a la parte oriental del ro Tigris lo llev a cabo principalmente el muy capacitado y experimentado Servicio de Lucha contra el Terrorismo (CTS, por sus siglas en ingls), que luch casa por casa. En general l os ataques areos se hicieron contra blancos cuidadosamente seleccionados y no a peticin de las tropas de tierra al primer signo de resistencia .

 

Estas tcticas de las fuerzas progubernamentales no funcionaron. Es cierto que finalmente capturaron el este de Mosul despus de tres meses de fuertes combates y a costa de unas bajas en el CTS que se calculan entre el 40 % y el 50 %. Pero no se podan permitir que se repitiera esa cantidad de bajas en el oeste de Mosul, donde el ISIS estaba an ms fuertemente atrincherado.

Por lo tanto, cuando el 19 de febrero empez el ataque al oeste de Mosul las fuerzas progubernamentales empezaron a utilizar ms libremente la artillera, los cohetes y la fuerzas area. Y adems de al CTS, recurrieron a la Polica Federal y a la Divisin de Intervencin de Urgencia, ambas mucho menos formadas y mucho ms sectarias que el CTS. Cuando, a su vez, empezaron a sufrir grandes prdidas, dejaron de lado tipo de restriccin en el uso de poder de fuego.

Por qu no ha habido ms protestas por la destruccin del oeste de Mosul? No debera haber ninguna duda de que se produjo una enorme prdida de vidas humanas, aunque haya diferencias respecto a la cantidad exacta de personas muertas.

La razn principal de esta falta de protestas es que se consideraba que el ISIS es un movimiento excepcionalmente malvado al que haba que derrotar fuera cual fura el coste de vidas de los habitantes de Mosul.

Es un argumento comprensible, pero uno que en el pasado ha significado que Iraq nunca encuentra la paz.

(*) N. de la t.: En el original se utiliza la expresin Catch-22, que proviene del ttulo de la novela Catch-22 [Trampa 22] de Joseph Heller publicada en 1961 en Estados Unidos. El xito de la novela hizo que el ttulo se adoptara como expresin en ingls para expresar una situacin de doble obligacin, kafkiana o, como en este caso, inextricable.

Fuente: http://www.independent.co.uk/voices/west-mosul-mass-civilian-casualties-death-isis-iraq-us-coalition-aleppo-russia-a7853586.html

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter