Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-07-2017

Bolvar y Marx
A pesar de todo amigos polticos

Jos Roberto Arze
Rebelin


Hace cinco, seis o siete dcadas, muy pocos saban que Karl Marx, el terico creador del socialismo cientfico, escribi en 1858 (para la New American Cyclopdia, dirigida por Charles A. Dana) una breve biografa de Simn Bolvar, el Libertador de la Amrica Espaola, texto que algunos lo consideran como libelo por la acrsima y hostil descripcin de la personalidad histrica y poltica del personaje. Hoy casi nadie desconoce este hecho. Con esta pieza, Marx se ubica en la galera de detractores del Libertador. Pero para quienes la conocan y la conocen, antes y ahora, la interpretacin y exgesis del texto ofrece no pocas dificultades. Por qu? Intentemos responder brevemente (pues hemos dedicado a su estudio nuestro libro Anlisis crtico del Bolvar de Marx, publicado ya hace dos dcadas).

La silueta de nuestro hroe que aparece en esta biografa es la de un mantuano (esto es un miembro de la aristocracia criolla venezolana), mezquino de sentimientos, ambicioso de poder, inepto en lo militar, difuso en lo terico, tirnico en lo poltico, a quien circunstancias afortunadas lo encumbraron como jefe de la revolucin de la independencia. Tales rasgos (se lo ha demostrado analtica y documentalmente) no corresponden a la verdad histrica. Bolvar fue ms bien la figura ms descollante de la guerra contra el colonialismo espaol, de personalidad multifactica pues se halla en l no slo al conductor militar, sino al idelogo poltico y revolucionario, al diplomtico, al legislador, al reformador social, aunque a posteriori algunos de sus hechos hayan sido desvirtuados y hasta traicionados por sus sucesores que, s, hicieron lo que pudieron por mantener las lneas generales de la organizacin social de nuestro continente heredadas de la colonia. (Dejemos a salvo que seguramente los antibolivarianos baten palmas por qu un pensador como Marx haya metido lea contra el Libertador).

Por qu Marx dijo lo que dijo de Bolvar? Fundamentalmente, porque las fuentes histricas que llegaron a sus manos eran las de enemigos del Libertador, que para satisfacer la demanda de informacin existente en Europa y los Estados Unidos, recogieron cuantas falsedades y chismes divulgaron los realistas y los engarzaron en pretendidas memorias. El ms importante de ellos fue H.L.V. Doucodray-Holstein, que public sus sedicentes memorias cuando todava viva el Libertador. Otro fue, Georges Hippisley. Y el general William Miller, mucho menos insustancial, pero tambin portador de fuertes resentimientos contra Bolvar. Con tales fuentes era casi imposible formar un retrato que fuera diferente al hecho por Marx.

Pero una cosa que asombra es que los marxistas se hayan alineado en posiciones contrapuestas. Unos repiten dogmticamente lo que dijo Marx (por ejemplo, Miroshevski y hasta el mismo Anbal Ponce), otros (y estos otros son muchos: Maritegui, Jos Antonio Arze, Fidel Castro, el Che Guevara y todo el grupo de historiadores soviticos y rusos que desde la dcada del 50 vinieron rectificando las apreciaciones de Marx) ms bien rectifican a Marx y reconocen en Bolvar al luchador consecuente y victorioso por la libertad, por la transformacin del orden poltico y social y contra el colonialismo (ya sea hispnico, norteamericano o de cualquier factura).

Marx se equivoc en el retrato de Bolvar; pero el marxismo y el bolivarianismo convergen en ideales y doctrina. La doctrina de Marx y la de Bolvar postulan tres cosas esenciales: la libertad humana, la independencia de los pueblos de toda forma de sumisin colonial o imperialista, la igualdad como principio de convivencia humana.

Bolvar, hombre de su tiempo, crey que estos postulados eran los que haban enseado las grandes revoluciones de Inglaterra, Estados Unidos y Francia, encarnados en el liberalismo de avanzada de su tiempo; que el deber de todo estado era proteger la libertad, la propiedad, la seguridad y la igualdad. Marx adverta que estas proclamas haban sido desvirtuadas por el orden capitalista y que haba que hacer una nueva revolucin encaminada a convertir la riqueza (especialmente los medios de produccin) en propiedad social, sobre la base de una altsima productividad econmica. Pero ambos saban que para lograr sus ideales eran los pueblos mismos que deban luchar por ellos, aspirando a grandes comunidades integradoras de los estados.

El bolivarianismo que puede considerarse como el fundamento doctrinal de la revolucin latinoamericana de nuestro tiempo fue reivindicado y remozado por Hugo Chvez y la revolucin venezolana principalmente, en clara convergencia con las corrientes del socialismo contemporneo. En esto, lo que hizo fue encarrilarse en la tradicin libertadora continental de los grandes luchadores de nuestra Amrica que sucedieron al Libertador: Mart, Sandino, Castro, Guevara y muchos otros.

 

A pesar del equvoco de Marx al juzgar a Bolvar, se puede descubrir una convergencia en sus postulados poltico-sociales, una amistad poltica, ideolgica, post mortem, que nadie podr destruir, a pesar de los reveses coyunturales que ha sufrido la revolucin en el mundo y en Amrica


Jos Roberto Arze, Historiador y bibligrafo boliviano.

(Publicado en la edicin boliviana de Correo del Alba No. 64, junio-julio de 2017)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter