Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-07-2017

Especialistas en tica periodstica denuncian problemas en cobertura de la Lava Jato

Daniel Giovanaz
Brasil de Fato

Concentracin de los medios de comunicacin en manos de pocas familias interfiere en las noticias sobre la operacin



En determinadas coyunturas, el inters pblico es amenazado por los intereses polticos y econmicos de las empresas
(Crditos: Carlos Latuff; Fuente: Brasil de Fato)


El artculo "Consideraciones sobre la mani pulite", escrito por Sergio Moro en 2004, es un elogio a la operacin Manos Limpias, investigacin judicial que aconteci en Italia en la dcada de 1990. Principal inspiracin de la Lava Jato, la Manos Limpias tuvo un resultado desastroso bajo los puntos de vista poltico y econmico: Italia tiene uno de los ndices de corrupcin ms altos de Europa y el PIB es prcticamente el mismo de 12 aos atrs. En aquel texto, el juez del estado de Paran afirmaba que los medios tuvieron un papel decisivo durante la operacin: minar la imagen de los reos frente a la opinin pblica, deslegitimando los argumentos de la defensa.

La investigacin de mani pulite [Manos Limpias] filtraba como una coladera. Tan pronto alguien era apresado, detalles de su confesin eran publicados por LExpresso, La Republica y otros peridicos y revistas simpatizantes, describe Moro en la tercera pgina del artculo. Las filtraciones sirvieron a un propsito til. El constante flujo de revelaciones mantuvo el inters del pblico elevado y a los lderes partidarios a la defensiva. () El proceso de deslegitimacin fue esencial para la propia continuidad de la operacin mani pulite.

Ojos abiertos

A ejemplo de lo que Sergio Moro constat sobre la operacin Manos Limpias, la prensa brasilea tambin contribuy para el avance de la operacin Lava Jato. Al alimentar rumores sin la debida verificacin, promover filtraciones selectivas y condenar los reos antes incluso de la sentencia judicial, la cobertura periodstica brasilea ha sido un plato lleno para investigadores especializados en tica periodstica.

Profesora del Departamento de Comunicacin Social de la Universidad Federal Fluminense (UFF) jubilada en 2016, Sylvia Moretzsohn estudia las relaciones entre la tica y los dilemas del periodismo. Segn ella, es natural que los intereses de las empresas de comunicacin interfieran en las coberturas, pero los peridicos deberan preservar el sentido crtico y la verificacin rigurosa de las informaciones.

El periodismo no se justifica si no defiende causas. El problema es como las defiende, si es panfletario o no. Es preciso conciliar eso con una postura rigurosa en la investigacin, en la divulgacin, y no es eso lo que estamos viendo, analiza la investigadora. Los medios pasaron a reproducir la idea de que nunca se rob tanto como en los gobiernos PT. Y la intencin fue clara: derrocar el gobierno [Dilma] y hacer un acuerdo a favor de intereses [econmicos] que estaban siendo dcilmente contrariados, completa.

Superficialidad

Cuestionada sobre la cobertura de la Lava Jato despus del golpe de 2016, Moretzsohn afirma que la frmula es la misma desde 2005, cuando surgi el caso Mensalo [Mesada]. Es a partir de ah que la cosa comienza a degenerarse de manera escandalosa: la espectacularizacin de la Justicia, la preeminencia del Poder Judicial como actor poltico, critica. El Mensalo ya tiene la figura del juez salvador de la patria, que fue Joaquim Barbosa, pero la Lava Jato radicaliza eso, principalmente debido al juez de primera instancia, que ms de una vez opt por condenar sin pruebas como en el caso de [Jos] Dirceu. l [Moro] est siguiendo rigurosamente el script que describi en el artculo en 2004, de usar los medios a favor de la operacin.

En medio del fla-flu [referencia al clsico del ftbol Flamengo vs. Fluminense] ideolgico, la investigadora lamenta que el periodismo brasileo apenas refuerce el sentido comn, apostando por columnistas polticos que asocian la operacin Lava Jato a una lucha del bien contra el mal que supuestamente llevara al fin de la corrupcin. La responsabilidad de cualquier peridico que no sea fascista es no dar espacio a esas voces superficiales, que slo reproducen odio, aade la investigadora. El respeto a la tica es importante, pero no tenemos un consejo de tica con poder efectivo. Seria interesante si hubiese una legislacin de prensa que garantizase la libertad y castigase gravemente esas prcticas, que se acumulan en nuestra historia reciente.

El Observatorio de tica Periodstica (ObjETHOS), vinculado al Departamento de Periodismo de la Universidad Federal de Santa Catarina (UFSC), posee un equipo de veinte investigadores, responsables por publicar dossiers, artculos y comentarios semanales sobre la cobertura de la prensa brasilea e internacional. La operacin Lava Jato es un tema recurrente en el portal del Observatorio, justamente por ocupar la mayor parte de las noticias polticas del pas desde 2015.

Uno de los profesores responsables por ObjETHOS, Rogerio Christofoletti afirma que los peridicos brasileos estn perdidos en la cobertura de la Lava Jato. El tiempo de los medios es diferente del tiempo del Poder Judicial. El chequeo de los hechos, de las informaciones, es algo que atrasa la publicacin. Pero esa es la funcin del periodismo, resalta. Los medios precisan cuestionar lo que son pruebas y lo que son indicios, precisan cuestionar el porqu de todas esas filtraciones.

PRINCIPALES CRTICAS A LA COBERTURA DE LA PRENSA BRASILEA
Se publica antes de verificar
La credibilidad de un peridico se construye con rigor en la investigacin de la informacin. En el espectculo Lava Jato, ese principio parece haber sido dejado de lado: lo que importa es publicar antes que la competencia.
No hay crtica a los mtodos
Los medios comerciales hicieron oposicin al gobierno Dilma y la Lava Jato colabor para desestabilizarlo. En ese juego de intereses, el espacio para la crtica a los abusos cometidos por la operacin es restringido.
Se condena antes del juicio
Peridicos y revistas tienen apuro para condenar a los investigados en la Lava Jato porque eso es lo que vende. En vez de titulares periodsticos, publican sentencias basadas en sus lneas editoriales.
Falta transparencia
Empresas de comunicacin asumen un lado y defienden una causa, conforme sus intereses en cada coyuntura, sin dejar nunca de intentar convencer al pblico de la neutralidad de sus noticias polticas.
Se confunden los papeles
Juez y reo no son adversarios en una investigacin. Si un juez asume un papel que no le cabe, la prensa debe advertir los riesgos de ese desvo de su funcin, en vez de reproducir la lgica confrontacional.

***

El da 11 de mayo, Christofoletti public un texto crtico a la cobertura del peridico paranaense Gazeta do Povo sobre la declaracin del ex presidente Lula (PT) en Curitiba. Dos das antes de Moro recibir a Lula [del Partido de los Trabajadores - PT] en la sede de la Justicia Federal, el peridico haba llamado la atencin sobre la importancia del evento que estaba por venir; en la edicin vespertina, sin embargo, la portada anunciaba que era mucho ruido por (casi) nada. Es mucho cinismo de la prensa!, describe el investigador en el ttulo del artculo.

Las revistas semanales de circulacin nacional tambin patinaron en aquella cobertura, segn Christofoletti, estampando en la portada un supuesto duelo entre Sergio Moro y el ex presidente. La analoga es incorrecta porque juez y reo no son adversarios en un tribunal. No puedo creer que una revista como Veja desconozca la funcin de un juez en un proceso. Incluso as, ellos reproducen esa lgica confrontacional porque es algo que llama la atencin del pblico, analiza. Problemas tcnicos muchas veces son, tambin, desvos ticos.

Sylvia Moretzsohn comparte esa interpretacin y reafirma que, desde 2005, los medios brasileos han violado principios bsicos del periodismo, como la verificacin de las informaciones antes de la publicacin de un titular: Los ttulos son desmentidos por el propio texto. Y eso no es slo error de revisin, concuerda. Para Christofoletti, la cada de Dilma y la Lava Jato son cuestiones coyunturales, pero el problema del periodismo brasileo es estructural: los medios brasileos estn oligopolizados [en manos de pocas personas].

El investigador de ObjETHOS explica que seis familias son dueas de la mayor parte de las empresas de comunicacin del pas, cuyos vnculos polticos y econmicos no siempre son evidentes para el pblico: Los medios de comunicacin son actores polticos. Si no nos olvidamos de eso, ser bueno para la democracia, bueno para el periodismo, y bueno para el pblico. Al final, los intereses de las empresas que apoyan la Lava Jato no siempre coinciden con el inters de la mayora de la poblacin: Nosotros no podemos olvidar que, en Italia, uno de los resultados de la operacin Manos Limpias fue [el ex primer ministro Silvio] Berlusconi, que, adems de la cuestin del autoritarismo y de la corrupcin, tena una relacin muy prxima con los medios corporativos.

Paralelamente a un proceso de democratizacin de la propiedad de los medios de comunicacin en Brasil, Christofoletti apuesta por la transparencia como compromiso tico: El lector necesita cul es la posicin del peridico, cules intereses estn juego en una cobertura, saber donde se est pisando. Pero los medios brasileos tienen dificultad de abandonar el discurso de la excepcin, incluso aunque en la prctica las cosas se muestran bien diferentes, como en el caso de la Lava Jato.

Seis aos de oposicin

En marzo de 2010, en la sede de la FECOMERCIO, la entonces directora-superintendente de la empresa Folha da Manh S.A. que edita el peridico Folha de So Paulo, Maria Judith de Brito, declar: En la situacin actual, en que los partidos de oposicin estn muy dbiles, nos cabe a nosotros los peridicos ejercer el papel de los partidos. Maria Judith de Brito presida, en la ocasin, la Asociacin Nacional de Peridicos (ANJ por sus siglas en portugus). Seis aos despus, Dilma Rousseff (PT) sufri un golpe de Estado legitimado por los medios comerciales.

La investigadora Sylvia Moretzsohn interpreta la declaracin de marzo de 2010 como una sntesis de los desvos ticos cometidos por los peridicos brasileos en los ltimos aos. Eso es realmente escandaloso, porque los peridicos asumen a travs de su portavoz mxima que estn haciendo oposicin, afirma Moretzsohn. No estn fiscalizando los tres poderes, como seria hasta deseable dentro del concepto de cuarto poder, para impedir abusos, sino que se colocan en la lucha poltica como un partido, completa. Y hacer oposicin es muy diferente de hacer crtica.

Traduccin: Pilar Troya, para Brasil de Fato

Fuente: https://www.brasildefato.com.br/2017/07/27/especialistas-en-etica-periodistica-denuncian-problemas-en-cobertura-de-la-lava-jato/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter