Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-07-2017

Hasta que salt la liebre

Rodolfo Bueno
Rebelin


El Congreso de EEUU ha decretado sanciones radicales relacionadas con el sector energtico y bancario de la economa rusa, que apuntan contra el proyecto Nord Stream 2 y las empresas que hagan inversiones, vendan, alquilen o proporcionen a Rusia servicios, tecnologa, informacin o apoyo para la construccin de tuberas de exportacin de hidrocarburos. Se trata, dicen, de castigar a Mosc por intervenir en las elecciones presidenciales de EEUU y por su poltica hacia Siria, Irn y Ucrania.

Ms all de la ilegalidad de estas sanciones, que institucionalizan una nueva Guerra Fra e ignoran los intereses de otros pases, vale la pena recalcar cierto detalle: Los congresistas realmente disparan contra Trump al que, gstele o no estas acciones, meten en un callejn sin salida, pues si las aprueba su situacin se torna escabrosa, tanto en lo interno como en lo internacional, y si las reprueba ser acusado de ser agente del Kremlin y arrojado de inmediato de la Casa Blanca.

Los congresistas se oponen a la construccin del gasoducto Nord Stream 2 por considerarlo nocivo para la seguridad energtica de la Unin Europea (UE), para el desarrollo del mercado de gas en Europa Central y del Este y tambin para las reformas energticas de Ucrania. Suena racional. Sin embargo, importantes empresas estadounidenses estn contra de estas sanciones y advierten sobre las consecuencias negativas que ellas conllevan. Altos ejecutivos de empresas petroleras de EEUU piensan que las mismas pueden daar la competitividad y dificultar la produccin de gas y petrleo no solo en Rusia. El presidente del Instituto Americano del Petrleo, Jack Gerard, pide hacer una enmienda radical de las sanciones para evitar consecuencias imprevistas.

Por su parte, algunos pases europeos son crticos con las sanciones por los efectos negativos que tendrn contra sus propios productores; as, Alemania teme que las mismas arruinen sus negocios con Rusia. Previamente, el Ministro de Exteriores de Alemania, Gabriel, y el Canciller Federal de Austria, Kern, en declaracin conjunta criticaron las sanciones, subrayaron que las penalidades polticas no deben mezclarse con los intereses econmicos y expresaron el deseo de que el Departamento de Estado de EEUU modifique la normativa. Sostienen que el propsito de esta ley es la venta a Europa del gas licuado estadounidense, para desplazar al gas natural ruso y asegurar empleos en la industria de EEUU. El suministro energtico es asunto de Europa y no de EEUU! Nosotros decidimos quin y cmo nos suministra energa, basndonos en los principios de apertura y competencia de la economa de mercado, suscribieron en una declaracin conjunta. Ms claro no canta un gallo.

Wolfgang Ischinger, presidente de la Conferencia de Seguridad de Munich, escribe en un artculo para The Wall Street Journal que A menos que sea sometido a una revisin significativa, el proyecto de ley pondra en peligro la seguridad energtica europea y daara las relaciones de Estados Unidos con Europa. El beneficiario de tal resultado sera Rusia, que el proyecto de ley no solo no lograr sus objetivos sino que causar nuevos problemas por promover los intereses comerciales de Estados Unidos a expensas de Europa. Es que, esta no es una cuestin que deba decidirse en Washington, pues se trata de una cuestin europea, que los europeos deben decidir con base a la legislacin y la reglamentacin europeas. La Cancillera de Francia tambin se pronunci sobre las sanciones a Rusia, manifiesta que parecen ilegales desde el punto de vista del derecho internacional. Ojal no se rindan.

Si existiera reciprocidad, Europa debera aprobar leyes por el comportamiento blico e ilegal de EEUU, que beneficien los negocios europeos. Pero qu va! Esta es harina de otro costal y deber correr mucha agua bajo el puente antes de que el viejo continente se vea libre de la frula imperial.

Aunque no hay que ser tan pesimistas, segn comunic el Financial Times, Jean Claude Juncker, presidente de la UE, llama a examinar de manera inmediata la respuesta a EEUU si es que este pas decide imponer nuevas sanciones a Rusia sin considerar los intereses europeos, insta a Washington a que pblicamente garantice que las nuevas restricciones a Rusia no afectan a la UE, incluye la posibilidad de considerar invlidas estas sanciones en el territorio de UE y baraja medidas que se respalden en las normas de la Organizacin Mundial del Comercio.

Si as llueve, que no escampe.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter