Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-08-2017

La Mscara de Isidoro

Julio Anguita Gonzlez, Juan Rivera Reyes y Rafael Juan Ruiz
Rebelin


Cada da sorprende menos hasta dnde puede llegar la degradacin poltica de un personaje como Felipe Gonzlez, conocido por ser capaz de vender humo teido de esperanza a todo un pas. Hace decenios que, tanto elIsidoro que desde una militancia plcida y poco arriesgada se opuso al Tardofranquismo, como el Felipe encumbrado a la Presidencia del Gobierno, quedaron amortizados y engullidos por el vido estadista al servicio del mejor postor -llmese, por ejemplo, Carlos Slim- sin problema tico por sentarse en cualquier consejo de administracin de una boyante multinacional.

Hubo una poca en que sus falacias no hacan mella en su rostro porque la sordidez slo asomaba en cuchicheos de pasillo, dibujando retratos de Dorian Gray que no veran la luz ms all de un crculo de iniciados. Los aos han dado paso a la grotesca caricatura de su figura en la cubierta del yate de cualquier empresario amigo.

Hoy, dando una vuelta de tuerca, Gonzlez ha pedido que los militares venezolanos desobedezcan al presidente electo Nicols Maduro (http://www.eldiario.es/politica/Venezuela-Felipe-Gonzalez-dialogo-Zapatero-Gobierno_0_668783355.html). En romn paladn a ese acto siempre se le ha llamado Golpe de Estado. Gonzlez ha usado para justificar su boutade las expresiones mandato constitucional y respeto a los Derechos Humanos. Resulta curioso or decir esto a quien convivi sin problemas con los GAL. Tambin conmueve su preocupacin actual por el destino de Venezuela. La que no tuvo cuando su ntimo amigo Carlos Andrs Prez dio la orden, en 1989, de reprimir a sangre y fuego al pueblo venezolano levantado en protestas causando centenares de muertos y miles de desaparecidos en lo que se conoci como Caracazo.

Resultara cmico, si no fuese por las consecuencias posteriores, comprobar la similitud de su discurso con el empleado por otros encantadores de serpientes en momentos previos a grandes tragedias:

Cuando se habla por ah del peligro de militares monarquizantes, yo sonro un poco, porque no creo -y no me negaris una cierta autoridad moral para formular este aserto- que exista actualmente en el Ejrcito espaol, cualesquiera que sean las ideas polticas individuales, que la Constitucin respeta, un solo militar dispuesto a sublevarse en favor de la Monarqua y en contra de la Repblica. Si lo hubiera, sera un loco, lo digo con toda claridad (Rumores), aunque considero que tambin sera loco el militar que al frente de su destino no estuviera dispuesto a sublevarse en favor de Espaa y en contra de la anarqua... (Grandes protestas y contraprotestas). (Jos Calvo Sotelo. Diario de Sesiones de las Cortes. 16 de junio de 1936).

Gonzlez es el hombre que en 1979 hizo que el PSOE abandonara las ideas de Marx (Carlos) para seguir la senda del otro Marx (Groucho) bajo el mantra de Estos son mis principios. Si no le gustan tengo otros. O el poltico capaz de decir una cosa para hacer la contraria (OTAN de entrada, NO). Parece, por lo dicho hoy, que tambin se siente cmodo allanando el camino al coronel Casado de turno para que la oligarqua venezolana, sedienta de venganza por los aos desplazada del poder, se sacie a travs de la miseria golpista.

Llamar a la intervencin militar como solucin a los problemas actuales de Venezuela es llamar al bao de sangre. Y por muy oxidado que estuviese el olfato del decrpito actor sevillano colgado a la mscara de su impostura, seguro que no ignora las consecuencias finales que tendra la puesta en prctica de sus palabras.

Entendemos que arrojar gasolina al fuego, prenda ste en Caracas o en Barcelona, no es el modo de respetar la democracia y los derechos humanos. Y menos hacerlo, supuestamente, en nombre de un pueblo espaol cada da ms sometido a la escandalosa manipulacin meditica que se hace sobre el asunto.

Cuando se llama a la Violencia no valen silencios cmplices. Quienes apuestan por la confrontacin frente al dilogo nunca hablarn en nuestro nombre.

Julio Anguita Gonzlez. Frente Cvico Somos Mayora.

Juan Rivera Reyes. Coordinador FCSM.

Rafael Juan Ruiz. Responsable de organizacin FCSM.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter