Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-07-2017

La voz de la vocera

Guillermo Almeyra
Rebelin


Mara de Jess Patricio Martnez (Marichuy), vocera del Concejo Indgena de Gobierno (CIG) concedi recientemente una entrevista a los compaeros de las Juntas Universitarias de Defensa quienes difundieron sus palabras.

Como se sabe, hasta ahora Marichuy no registr su candidatura ante la Justicia Electoral y la utiliza para hacer propaganda de los objetivos del CIG y para organizar detrs de los mismos a los indgenas y trabajadores de Mxico. No compite pues con Andrs Manuel Lpez Obrador por el silln presidencial, al que no aspira, y ayuda en cambio a incorporar la vida ciudadana a cientos de miles de personas que si no existiese esa candidatura sui generis del CNI y del EZLN- en el mejor de los casos habran votado en blanco o anulado su voto y, en el peor, habran abandonado sus derechos electorales abstenindose o vendiendo su voto al mejor postor.

Qu les dijo Marichuy a los jvenes universitarios que la entrevistaron? Nada nuevo pero s algo muy importante que slo las agrupaciones de izquierda anticapitalista (la Organizacin Poltica de los Trabajadores-OPT- y organizaciones revolucionarias como el PRT y otras) vienen sosteniendo y que desmiente contundentemente a quienes acusan a la indgena nahua candidata-organizadora de fomentar un fundamentalismo indigenista que excluira a la mayora mestiza de los trabajadores mexicanos de la accin poltica del CIG y del EZLN y que opondra al racismo de los opresores un racismo de los indgenas oprimidos, los cuales rechazan todo racismo.

Para Marichuy, segn la entrevista, la lucha del CIG es la de todos los trabajadores y todos los revolucionarios y no slo la de los pueblos indgenas, por las reivindicaciones de cada una de las etnias agrupadas en el CIG y de las ms generales, reconocidas en el artculo 169 de la Organizacin Internacional del Trabajo.

Esto implica la participacin en la campaa organizativa y propagandstica del CIG-EZLN de las organizaciones anticapitalistas antes mencionadas (y de otras similares) y la transformacin de la campaa de Marichuy en algo que supera en mucho las elecciones de 2018 pues plantea un frente de todos los anticapitalistas para unificar y coordinar todas las luchas sociales elevando al mismo tiempo el nivel de conciencia y de organizacin de obreros, campesinos, campesinos-indgenas ms all de las etnias respectivas y de los regionalismos y unificando as de hecho al pas de los explotados contra el puado de explotadores que componen la oligarqua que es agente local del imperialismo.

Esa posicin implica construir poder y conciencia independiente a nivel de masas en cada conflicto local, sindical, popular, campesino y con motivo de cada acontecimiento importante desde el punto de vista de la defensa de la independencia nacional amenazada.

AMLO cuenta con la simpata electoral de millones de personas que, una vez ms, vern cmo les roban un triunfo electoral pues es evidente que la oligarqua gobernante, como se vio en el Estado de Mxico, jams entregar el gobierno a quienes considera peligrosos aventureros advenedizos.

Una campaa real y enrgica de los anticapitalistas sera fundamental para evitar la decepcin y desmoralizacin de esos millones de trabajadores que creen en AMLO y en la va electoral. Al mismo tiempo, una campaa anticapitalista de masas podra dar un centro a los millones de trabajadores de todo tipo hoy sometidos al racismo y la discriminacin en Estados Unidos.

Una candidatura anticapitalista de frente nico tendra mucho mayor peso que un esfuerzo exclusivamente indgena del CIG en la conciencia de los ms honestos y combativos militantes de MORENA y sera fundamental para la unidad entre campo y ciudades y las diferentes regiones que, por primera vez, construira sobre esas bases la unidad de los diversos Mxicos existentes.

Si Marichuy Patricio retomase el camino que inici Rosario Ibarra de Piedra, anticapitalista y defensora incansable de los derechos humanos, podra encauzar la protesta de las mujeres de Mxico contra las violencias, la discriminacin y los asesinatos cotidianos, que de hecho est contra el sistema, unindola con las de quienes conscientemente luchan contra l en otros campos, elevando a un nivel superior la lucha, importante pero limitada, de muchos ecologistas que creen todava en un capitalismo respetuoso de la gente y de la Naturaleza.

La fusin entre la campaa indgena y del EZLN y los anticapitalistas de la izquierda revolucionaria y obrera permitira disolver las dudas que existen incluso entre los simpatizantes de la lucha del CIG y de Marichuy sobre el contenido real del anticapitalismo, hasta ahora sobe todo declarativo, de una campaa que hasta ahora no aparece en la vida cotidiana de los trabajadores, a los que el electoralismo de los partidos procapitalistas aturde.

Esas dudas, dicho sea de paso, son abonadas tambin por la presencia en los actos neozapatistas de un puado de personas con enormes retratos de Stalin, aliado clave y conservador del capitalismo mundial, enterrador del partido de Lenin y de la revolucin rusa, jefe de un rgimen autoritario y dictatorial que abri el camino al derrumbe de la Unin Sovitica y a su transformacin actual en el imperialismo de Putin. Esos retratos de Stalin hacen propaganda a la represin de las ideas anticapitalistas, a la destruccin autoritaria de la agricultura campesina, al reino de la polica y de la escasez, o sea, a lo que es la antpoda de lo que desean los simpatizantes del EZLN y los que en el CIG aceptan el anticapitalismo.

Si las declaraciones de la vocera Marichuy fuesen apoyadas y confirmadas tambin por el EZLN y por el CIG ganaran mucha fuerza y podran cambiar la situacin poltica mexicana.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter