Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-08-2017

Gana la democracia en Venezuela

Alfredo Serrano Mancilla
Rebelin


Yo no comparto las reglas de la representacin electoral en Espaa y, sin embargo, ejerzo mi derecho a votar. De ninguna manera se me habra ocurrido hablar de fraude ni de dictadura a pesar de que la proporcionalidad electoral no exista. Cada voto en Espaa, segn el lugar donde votes, vale diferente. Pero esto no quiere decir que Espaa tenga un rgimen totalitario. La democracia est vigente desde hace dcadas, aunque podamos cuestionar la matemtica electoral.

Con la Asamblea Nacional Constituyente, se cumple la cita electoral nmero 21 de Venezuela en 18 aos. El promedio es superior a ms de una eleccin por ao. El chavismo ha vencido en 19 de ellas. En las dos derrotas, se reconocieron los resultados. La democracia en Venezuela en el plano electoral siempre ha sido un rasgo caracterstico de este proceso revolucionario y jams ha sido puesto en tela de juicio por el propio gobierno. En el prximo diciembre habr elecciones a gobernaciones regionales. Tambin se votar para refrendar el texto constitucional resultante y luego, como corresponde, se llevar a cabo la cita electoral presidencial.

Toda discusin sobre las normas para la eleccin de la Constituyente es bienvenida. Cabe todo en este debate, siempre y cuando sea por la va pacfica y poltica. Estar en desacuerdo es tan legtimo como apoyar esta cita electoral. La democracia es eso: confrontar propuestas incluso en la frmula para elegir a los representantes de la ciudadana. Lo que est absolutamente tirado de los pelos son esos titulares que hablan de jaque a la democracia, dictadura o rgimen totalitario para caracterizar un proceso electoral que lo que hace es invitar a la gente a votar.

Y finalmente lo que pas es que el pueblo venezolano sali a votar sin miedo; 8.089.320venezolanos dieron su visto bueno a la Constituyente (41,53%), muy cerca del record histrico (que obtuvo Chvez en 2012). Muchos lo hicieron porque son fieles chavistas y estn dispuestos a dar su voto en cualquier circunstancia. Ah estarn seguramente los ms de 5 millones y medio que ya lo hicieron en las elecciones parlamentarias del 2015 a pesar de las dificultades econmicas. Pero adems habrn acudido a votar todos aquellos que tuvieron algunas crticas al chavismo, o que tenan cierto descontento, pero que ahora estn absolutamente hartos de la violencia de esa minora opositora que ha impedido que exista vida cotidiana. Este es un bloque importante que la oposicin no ha sabido seducir en este tiempo desde las ltimas legislativas, sino ms bien todo lo contrario: los ha ahuyentado para que nuevamente vuelvan al lugar en el que antes estuvieron, con el chavismo. Indudablemente, esta eleccin demuestra algo que la oposicin, nacional e internacional, no quiere aceptar: el chavismo como identidad poltica sigue estando muy presente en el pas.

La realidad es que las elecciones en Venezuela no se ganan con tanta mentira desde afuera ni con exceso de violencia adentro. El pueblo venezolano hace muchos aos que se siente plenamente emancipado y no vota por lo que diga la prensa hegemnica internacional. Menos mal. Y esto es lo que no logran entender desde los centros tradicionales de poder. La gente vota segn confen en unos u otros ms all de lo que diga la CNN, El Pas, el FMI, Trump, Pea Nieto o Santos.

Una vez ms gan la democracia en Venezuela. S, la democracia. Un pas en el que vota la gente, segn los cnones liberales, es que vive en democracia. En Venezuela, la democracia representativa se aplica al pie de la letra. La cita electoral a la Constituyente es una muestra ms de ello. Y se pone as el foco en lo que viene por delante con el objetivo de seguir construyendo un pas que nada a contracorriente y que tiene mltiples desafos que atender. La Constituyente tendr que dar nuevas respuestas a las nuevas demandas que el pueblo venezolano tiene.

La poltica en Venezuela abre de nuevo sus puertas para que los conflictos se resuelvan por esta va y no por otra. Los votos seguirn siendo los que determinen el futuro del pas a pesar que otros prefieran las balas. As no, gracias.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter