Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-08-2017

Libertad para Samira Khalil
Cartas a Samira (2)

Yassin Al-Haj Saleh
Al-Jumhuriya


Sammur, piensas como yo en las casualidades del destino que hemos vivido? El rgimen comenz a buscarte apenas unos das despus de mi salida de Damasco (nunca antes en dos aos). Ahmad [1] fue secuestrado el da que sal de Duma el 10 de julio de 2013 y Firas [2] el 20 de julio, cuando yo iba camino de Raqqa. El cerco se impuso por completo en Al-Ghouta oriental el da que sal de Raqqa hacia Turqua, el da de la fiesta del sacrificio de 2013.

Meses despus, con dinero, la llave maestra que abre cada puerta cerrada en el Estado asadiano, volvi a ser posible preparar tu salida hacia Damasco. Sin embargo, los meses no te esperaron, Sammur. En dos meses habas desaparecido.

Cuando vuelvo a pensar en lo sucedido, me parece, Sammur, que pensamos y nos comportamos con la lgica que impera en condiciones normales, cuando las cosas siguen su ritmo habitual, y no con la lgica de unas condiciones excepcionales, en las que sucede lo inesperado. Deberamos haber tomado el doble de precauciones. Siento que ni siquiera medit cuando me informaron unas horas antes de que podra salir hacia el norte por la noche. Si lo hubiera pensado un poco, no me habra ido.

Supe que te haban secuestrado a travs de Ziad Majed, que me llam desde Pars. No haba encendido el ordenador cuando me llam Ziad a las diez u once de la maana. No tena Smartphoneen aquel momento. Primero me inform de que Razan haba sido secuestrada. Poco despus, me llam de nuevo y me dijo que t estabas con Razan. No s si Ziad quera prepararme para la mala noticia o de veras no saba la primera vez que te haban secuestrado con Razan, Wael y Nazem [3].

Partiendo de mi conocimiento del Ejrcito del Islam gracias a mi estancia en Duma, del aumento de su autoridad y de sus amenazas a Razan cuando estabais juntas y yo en Raqqa (estaba convencida de que ellos estaban detrs de las amenazas), dirig mis sospechas hacia ellos. No obstante, primero solicit ayuda de todos aquellos que pudieran ofrecerla, y despus, dirig la acusacin al poder fctico en Duma. Un crimen que ya era importante se volvi ms importante porque los perpetradores se esforzaron mucho en negarlo. Lo ms probable es que se asesinara a personas, al menos a Abu Ammar Jayba, por conocer demasiados detalles del crimen. Tambin se intent asesinar al Sheij Jaled Taffur porque era el juez encargado del expediente.

Tras la masacre qumica, el pacto qumico y tu ausencia, el rgimen recuper la iniciativa y, junto con sus aliados iranes, libaneses e iraques y mercenarios afganos reclutados por Irn (algunos eran presos y otros, refugiados pobres, a los que se les prometi la nacionalizad iran), volvi a ocupar Nebek, Yabrud y otras zonas. Daesh formaliz su dominio total sobre Raqqa a principios de 2014, algo que le vino de perlas al rgimen que se haba esforzado en decir que lo nico a lo que se enfrentaba eran radicales y terroristas.

El pacto qumico fue, en mi opinin, el punto de partida de la poltica de crueldad y fuerza y el listo intent imponerse sobre el terreno, adems de asegurarse lazos polticos con potencias influyentes. Con ello, la dimensin poltica y moral de nuestra lucha qued profundamente sepultada bajo una descarada capa de descaro internacional. A veces pienso, Sammur, que desde ese momento, ya no podamos hacer nada. Se acab! No puedes hacer nada para enfrentarte a la alianza de enemigos salvajes repletos de odio que se han tomado el permiso internacional de hacer lo que les viene bien contra sus infelices gobernados.

En el verano de 2014, Daesh tom el control por sorpresa de la ciudad de Mosul en Iraq, y se apoder de las armas que parece que el ejrcito iraqu haba abandonado en su huida, y tambin del dinero y muchos aparatos. Daesh proclam el Califato y en su nica aparicin pblica habl el nuevo califa, Abu Bakr al-Baghdadi, desde la mezquita de Mosul. Una escena de la cual el nico recuerdo que ha quedado en la memoria de la gente es un caro reloj suizo en la mueca del Califa. El Estado de Daesh, que se ha autodenominado Estado Islmico, se extiende desde el este de Homs, pasando por Hama, Alepo, Raqqa y otras zonas de Deir Ezzor, hasta Mosul. Naci en la guerra y est en guerra contra todos. Ha matado a cientos de personas en Deir Ezzor y Raqqa y ha lanzado a muchas de sus vctimas en un hueco natural al norte de Raqqa llamado Al-Huta. Entre los frentes en los que lucha estn Ayn Arab/Kobani, una ciudad mayoritariamente habitada por kurdos al noreste de Alepo.

Aqu, Sammur, intervino EEUU, y lanz armas y alimentos sobre la ciudad sitiada cuyos hijos, junto con otros kurdos de Turqua y otros pases en el marco la Unin Democrtica (PYD), relacionado con el PKK turco, se encargaban de defender. Tambin tuvieron la ayuda de los peshmerga kurdos iraques. Tras cuatro meses, se rompi el cerco y Daesh fue derrotado, pero la ciudad qued prcticamente destruida.

La intervencin estadounidense fue el punto final en mi opinin, Sammur, de la etapa de lucha sun-chi y el inicio de una nueva etapa y otra capa que se lanzaba sobre la revolucin siria: la capa y etapa imperialista y su doctrina justificativa de la guerra contra el terrorismo.

Naturalmente, la lucha sun-chi sigui, y Hezbollah sigui ayudando al rgimen en la guerra y el asesinato. Por suparte, el Ejrcito del Islam, el Frente al-Nusra y Ahrar al-Sham siguieron conformndose y expandiendo su discurso sectario sun. Sin embargo, en septiembre de 2014 los estadounidenses comenzaron a definir la orientacin general de los acontecimientos en Siria. La pgina del derrocamiento del rgimen que haban pasado junto con los rusos en el pacto qumico en 2013 desapareci por completo con la intervencin estadounidenses contra Daesh. El rgimen abraz la doctrina de lucha contra el terrorismo y sigui bombardeando con barriles y cloro, torturando, y haciendo todo lo que le pareca sin miedo a represalias.

Nos estuvieron exterminando en todo momento, y tras el pacto qumico el exterminio recibi la garanta internacional. Hoy, tal vez, podamos hablar de genocidio.

En Al-Ghouta oriental, el rgimen sigui bombardeando y hubo vctimas, pero otra lucha se estaba librando: una guerra entre el Ejrcito del Islam y otras formaciones. Haba asesinatos continuos. Recuerdas a Abu Adnan Flitani? Estaba con nosotros durante la campaa de limpieza (de calles). El Ejrcito del Islam lo asesin a finales de abril de 2014, unos meses despus de vuestro secuestro.

Generalmente, la situacin se ha ido dirigiendo a un estancamiento cruento. Lo que sucede en el pas sigue siendo violento, extremadamente violento, pero apenas sucede nada en el sentido poltico y estratgico. Mucha muerte, pocos acontecimientos. Sammur, todo sirve de aderezo continuo para internacionalizar las luchas de nuestra regin.

Estamos en una situacin a la que nos ha arrastrado la permisividad internacional: quien no tiene fuerza, ni dinero, ni contactos, no tiene nada que hacer. Es decir, que la mayor parte de los revolucionarios y la mayora de los sirios no tienen peso poltico ni derechos. Siria se ha convertido en un foco de violencia alimentada por partes regionales e internacionales para que se mantenga; y las partes internacionales y regionales trabajan para que todo se mantenga dentro del marco sirio. La oposicin no ha podido hacer nada: la dependencia de muchos de ellos de fuerzas regionales e internacionales ha debilitado su legitimidad y ha limitado su capacidad de actuar al unsono. A su primera lnea han llegado personas de las que antes no habas odo hablar, Sammur, ni yo, ni nadie prcticamente.

Un ao despus de EEUU, intervinieron los rusos, Sammur, del lado del rgimen. Las fuerzas de la oposicin haban arrebatado Idleb de manos del rgimen y haban logrado progresar hacia la zona de Al-Gab y la costa. La doctrina de la intervencin rusa es tambin la lucha contra el terrorismo, pero Rusia ha hecho la guerra contra todas las fuerzas de la oposicin, y apenas se ha ocupado de Daesh.

Antes de finales de 2015, Zahran Alloush [4] fue asesinado, tal vez a consecuencia de un bombardeo ruso. No sabas que lo haban matado? Claro que s. Su lugar fue ocupado por otra persona llamado Abu Humam al-Buyaidani, que se encarg de continuar la guerra civil en Al-Ghouta contra las otras formaciones, e intentar imponer el sistema de partido nico en su emirato.

He olvidado contarte que, junto a EEUU, participan Francia y Gran Bretaa en la lucha contra Daesh, adems de muchos pases rabes, sin grandes capacidades por parte de nadie. Antes bien, hay una coalicin internacional contra Daesh. China, por su parte, ha apoyado al rgimen con tecnologa y entrenamiento. Es decir, que los cinco pases del Consejo de Seguridad han sido invitados. Todo esto te resulta raro, difcil de creer o imposible? As es, pero lo imposible es precisamente lo que ha sucedido, y lo que sigue sucediendo.

Sin embargo, t s sabas antes cmo iban las cosas. En tus folios dijiste: Es una guerra mundial, pero contra el pueblo [5]. Ahora bien, ya no se puede decir que el mundo cerr su corazn y se fue de vacaciones, como tambin dijiste en tus folios, Sammur, pues la realidad es que el mundo protege a un asesino bajo la bandera de la lucha contra un asesino ms pequeo.

El mundo entero est unido contra el malvado Daesh cuyos combatientes vienen de 104 pases diferentes, segn dicen, y luchan contra l en nuestro territorio. De eso concluyo que Daesh es el deseo prohibido del mundo, el enemigo anhelado de mltiples partes, que incluso pueden ser rivales entre s. Tal consenso asesino no deja lugar para otra cosa que no sea el terrorismo.

Lo que quiero decir, Sammur, es que nuestro mundo estaba en rpida decadencia tica, legal y poltica cuando despareciste y que eso no ha ido en beneficio de los desaparecidos. Gente como Al-Kaaka [6], Alloush, Al-Shadhili [7], Al-Golani [8] y el califa Al-Bagdadi, y por supuesto Bashar al-Asad, estn en su mejor momento cuando el mundo es as de despreciable. Cuando todo est mal y destruido, su destruccin y vileza se ven menos. En un mundo en el que el mnimo de justicia y defensa de la justicia poda ejercer cierta presin sobre los muchos perpetradores, se reducan los crmenes. Un mundo de repugnantes crmenes proporciona a todo pequeo aspirante los pretextos necesarios para cometer crmenes y caminar con seguridad sobre el camino de la criminalidad.

El mundo al completo est siendo destruido y se desploma, Sammur. Se hace ms sirio. Eso no lo digo yo solo ni es una exageracin. Hay un sentimiento generalizado de que el mundo est descendiendo hacia una situacin an peor en todos los niveles. La democracia est en crisis, y tambin la justicia y la soberana de la ley. La reserva de esperanza en el mundo est en mnimos histricos.

Te seguir contando en la prxima carta. Como siempre, solo me importa que ests bien.

Besos, corazn mo,

Yassin

Notas

[1] Hermano de Yassin al-Haj Saleh. [2] Hermano de Yassin al-Haj Saleh.

[3] Los conocidos como los cuatro de Duma o Douma Four.

[4] Fundador y ex lder del Ejrcito del Islam.

[5] Se refiere a los folios incluidos en el Diario del asedio a Duma 2013 de Samira Khalil, en castellano gracias a Ediciones del Oriente y del Mediterrneo.

[6] Jurista del Ejrcito del Islam.

[7] Miembro del Ejrcito del Islam que dirigi amenazas de muerte contra Razan Zaitoune en septiembre de 2013.

[8] Lder del Frente de Al-Nusra.

Publicado por


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter