Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-08-2017

Porque nos cansamos de arrancar, el proceso organizativo en Micoahumado, Serrana de San Lucas

Jos Antonio Gutirrez D.
Rebelin


Unas siete horas hacia el noreste de Mina Vieja, San Pedro Fro, por una trocha espantosa en medio de paisajes que lo dejan a uno sin aliento, que sube lomas y cruza planicies, apenas atravesando un par de lnguidos pueblos, pero cruzando una buena parte del norte de la Serrana de San Lucas, se encuentra el corregimiento de Micoahumado, perteneciente al municipio de Morales, Sur de Bolvar. En el camino nos pas de todo: hubo que cambiar una rueda, un par de veces el chofer tuvo que meterse abajo del carro a ajustar y cambiar piezas, hubo que usar gancho y cuerda para sacar al carro del lodo, y nos tuvimos que bajar un par de veces para que el campero, con todo su peso, no pasara de largo al ro en algunos precarios puentes.

Al llegar al pueblo principal del corregimiento, Plaza de San Pedro el cual es ms frecuentemente llamado, sencillamente, La Plaza- la diferencia absoluta con Santa Rosa es evidente. No hay ese movimiento febril ni ese comercio propio del pueblo minero. Esta es una regin fundamentalmente campesina, cuya vida avanza a un ritmo eminentemente campesino. Est situada a una altura media que le da un clima bastante benigno, a un paso de las lomas de la serrana as como de la cinaga de Simoa. Tambin se encuentra cerca de una de las primeras Zonas de Reserva Campesina (ZRC), la de Morales-Arenal. Hacia el monte, est la zona minera de Mina Proyecto. Pero la vocacin de Micoahumado es evidentemente agrcola, con sus lomas con caf, pltano, yuca, ms arriba frijol, pia, maz y en el monte, un sorprendente arroz secano que no precisa de inundacin para dar el grano. Pero como todo, lo que el visitante ve hoy, es fruto de un desarrollo histrico concreto, del cual el campesinado ha sido el sujeto fundamental mediante su proceso dialctico de colonizacin y resistencia.

Les toc comer micos: la colonizacin de Micoahumado

Micoahumado, como corregimiento, comenz su historia en 1957, con la llegada de los primeros colonos a esta regin selvtica. Estos primeros colonos eran un grupo abigarrado de personas venidas del Cesar, de Santander y de Antioquia, todos personas de sensibilidad liberal, todos refugiados de la violencia conservadora y latifundista, que haban perdido sus tierras en esa oleada reaccionaria que sacudi a Colombia a comienzos de esa dcada. Siendo una zona selvtica, el principal atractivo eran los bosques de la regin, en especial los cedros. Estos aserradores, formaron tres campamentos, en los cuales sacaban la madera en bruto, en rola, y construyeron una trocha con el apoyo de una compaa que lleg a comprarles la madera. El nombre Plaza de San Pedro fue puesto porque entre los tres campamentos se limpi una plaza en la cual apilaban la madera; la mencin al santo haca referencia a la religiosidad propia de estos campesinos. Un da, algunos colonos se perdieron en la selva por algunos das, sin comida ni provisiones. Cuando el hambre comenz a carcomerles el vientre, se vieron forzados a cazar un mico choibo, unos micos grandes, negros, que pesan unos 20 kilos, y ahumarlo antes de comerlo. Cuando volvieron al pueblo, con su historia de supervivencia y que les haba tocado comer mico ahumado, ah fue que qued el nombre de Micoahumado para la regin. Hoy de los micos no queda sino el nombre. El mico choibo ya se ha retirado hacia el interior de la Serrana, con la selva que alimenta y protege a los pocos individuos que quedan de esta especie en peligro crtico de extincin.

La bonanza maderera dur hasta la dcada de 1970. En esa poca comienza a llegar una nueva oleada de colonos que estaban netamente orientados hacia la agricultura, en particular del arroz y del maz. En el perodo de 1975 a 1980, lleg la bonanza marimbera, que penetr toda la Serrana de San Lucas desde la Costa del Magdalena y por el Cesar. La bonanza marimbera cedi su lugar a otro cultivo de uso ilcito, la coca, en 1982. Con la coca los cultivos de marihuana entran en franco declive en la regin. La coca predomin en la economa regional hasta avanzada la dcada del 2000, dcada en que comienza a ganar terreno los cultivos de pan coger y el discurso de la soberana alimentaria impulsado por las organizaciones campesinas.

Segn el dirigente campesino, y uno de los directivos de la Federacin Agrominera del Sur de Bolvar (Fedeagromisbol), Pablo Santiago, esto ocurri, por una parte, por la mayor conciencia que adquiran los campesinos, as como por el efecto de las fumigaciones sobre los predios campesinos: ac hubo fumigaciones en el 2005, en el 2006, en el 2007, en el 2009, y finalmente el 2011. Despus de una bonanza fuerte en Micoahumado, hoy solamente hay algunas maticas, creo que no alcanzan a 30 hectreas en todo el corregimiento. La gente, aburrida de la persecucin y las fumigaciones, as porque ha ido entendiendo el dao social que esto causa, ms el respaldo de algunos proyectos productivos que han ido saliendo con las luchas campesinas, ha decidido dedicarse en vez a lo agrcola a la pia, al cacao, al frijol Esto se acab entre el impulso de los proyectos y la erradicacin. Pero si el gobierno no ayuda al campesino, puede volver lo de la coca, y eso sera un fracaso para el territorio despus de 6, 7 aos, sin coca. Cuando se le pregunta por la relacin entre coca e insurgencia, l es enftico el ELN al principio se opuso a la coca. Las FARC decan que dejaran que la gente la sembrara, pero nunca, jams la incitaron. Claro, ellos s tenan una economa con esto, porque impuestaban, ya que finalmente los elenos terminaron aceptando que la gente la tuviera. Ellos cobraban un impuesto que llamaban el gramaje, que consista en $100.000 por el kilo de base y $500 por la arroba de hoja. Un impuesto era pagado por el traficante, el otro por el campesino cultivador. Pero los guerrilleros pusieron una ley que deca que por cada hectrea de coca sembrada, deba tambin sembrar una hectrea de comida. Al campesino que tena ganado o que tena comida, jams le cobraron nada.

El impulso al pan coger haba comenzado en pleno apogeo de la coca, cuando se forma oficialmente, el 16 de Julio de 1997, la Asociacin de Pequeos Productores de Frijol de Micoahumado (ASOPROMIC). Esta asociacin, desde sus inicios ha sido miembro de Fedeagromisbol. Su representante legal, Juan Bautista Colorado, era un minero que lleg a La Plaza desplazado de Mina Vieja, en la serrana, de donde tuvo que escapar el 6 de Junio de 1999. El 28 de Septiembre del mismo ao lleg a La Plaza de San Pedro y desde entonces colg el casco de minero para dedicarse a las labores agrcolas. Dice l que como yo saba de nmeros, comenc a ayudarles y luego termin siendo el representante legal de la asociacin. En esa poca haba coca en la regin, y en una de esas cogieron al gerente en Santa Marta con un poco de mercanca, y entonces qued un poco al frente de esto. Ahora ya no hay coca. Esto es una zona eminentemente agrcola. Debido a la irresponsabilidad en los pagos, tuvimos una situacin complicada, porque los socios quedaron debiendo 60 millones de pesos, porque les fibamos sin ninguna garanta. Eso despus de muchos xitos de la asociacin. Como quien dice, subimos como palma, y camos como coco. Pero la constancia vence lo que la dicha no alcanza, as que seguimos para adelante, con menos socios pero con la gente responsable y comprometida. Lamentablemente, esta situacin llev a que fracasara la cooperacin que nos haba dado desde el 2005 los Laboratorios de Paz.

Despus, gracias a un proyectico pequeo del programa oportunidades rurales del Ministerio de Agricultura, superar esta situacin financiera difcil, y logran hacerse de la marca Asopromic, con los empaques para sus productos y lograron juntar as algo de recursos para afrontar la crisis. As siguieron hasta que lleg el Paro Agrario del 2013.

Conflicto social: la resistencia campesina

La historia del proceso campesino, ha sido una historia de luchas bastante larga, en la cual las protestas campesinas del 2013 han sido un episodio muy importante, pero un eslabn de una larga cadena de resistencias. En 1985 se viven las primeras acciones de protesta masiva del campesinado de esta regin, con su participacin en una marcha de unas 8000 personas que fueron desde el Magdalena Medio a Magangu, a tomarse el Parque Centenario en Cartagena, exigiendo esas cosas que los colonos suelen exigir: salud, educacin, vas, electricidad. Se tomaron el parque por una semana y volvieron a sus territorios felices con promesas del gobierno de que les solucionaran a la brevedad todos sus problemas. Pero como dice Pablo Santiago, siempre nos han mamado gallo. Nunca nos han cumplido. Despus volvimos y nos tomamos la Catedral de Cartagena por dos meses en 1997, porque aun no haban resuelto nada de lo que entonces nos haban prometido y otra vez volvieron a engaarnos. Hasta ese momento, las movilizaciones se caracterizaban por exigencias concretas y por la lucha por derechos bsicos.

1998 tambin fue el ao de una grave agitacin campesina en San Pablo, Cantagallo, Arenal, Morales y Barrancabermeja. Como de costumbre, Micoahumado se hizo presente, engrosando un grupo de 12.000 campesinos que se movilizaron para reclamar el derecho al territorio y la vida. Esta movilizacin representaba un salto cualitativo respecto a las anteriores, pues la demanda del territorio era eminentemente poltica y la demanda del derecho a la vida cuestionaba la poltica de exterminio que se vena, solapadamente, adelantando desde organismos del Estado bajo el disfraz de los tentculos paramilitares. Luego desaparecen a Edgar Quiroga en Cerro Azul. Segn Santiago, ah mismo se estanca el proceso de implementacin del acuerdo logrado en 1998, porque Edgar era miembro de la mesa de seguimiento a los acuerdos, entonces cmo as que avanzando en la exigencia de cumplimiento de los acuerdos en un momento, y desparecindonos en otro? Entonces se cae la vaina y al poco tiempo, con la llegada de los paracos ya directamente al territorio, a los lderes nos toca internarnos en la regin, en los lugares ms remotos.

De ah los procesos de resistencia campesina se vieron interrumpidos por la ofensiva paramilitar, que dejar una estela de muerte y destruccin, pero que tambin generar importantes dinmicas de resistencia que han demostrado la capacidad poltica de esta comunidad campesina.

Conflicto armado: elenos y farianos, paracos y milicos

El conflicto armado se inaugura prcticamente en la regin. En 1965 se da la primera accin guerrillera en la regin: la toma del puesto de polica de Morales por parte del Ejrcito de Liberacin Nacional (ELN). Desde entonces, los elenos han hecho presencia en la regin, de manera permanente desde mediados de la dcada de 1970. Segn un poblador, ellos han sido autoridad, han controlado todos los temas, lo de seguridad, lo poltico. Muchos jvenes se unan a ellos, crecieron mucho en esta regin. El ELN mont varios frentes en esta regin la compaa Anor, Hroes de Santa Rosa, Los Quinez, y el ms importante de ellos, el frente Luis Jos Solano Seplveda. Luego hubo una escisin del ELN, hacia 1998, llamada el Ejrcito Revolucionario del Pueblo (ERP), los cuales crecieron mucho con los impuestos a la coca, logrando una envidiable dotacin de armamento. Las FARC-EP aparecieron en la regin en 1985, con el Frente 37.

Los combates con el ejrcito se multiplicaron, al igual que los bombardeos a los campamentos guerrilleros, cuando en 1992, llega la Brigada Mvil No 1 a la regin. Llegan con bombardeos muy fuertes. Aplicaron mucha presin que llev al desplazamiento en masa de muchos pobladores. Pero la prueba de fuego vendra el 9 de Noviembre de 1998, con la irrupcin de los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en la regin. En esa fecha se produjo la primera incursin paramilitar, de cuatro en total. Ellos son recordados por la poblacin con un lenguaje cuasi bblico, como si se hubiera tratado de las diez plagas de Egipto. De hecho, aun se llama al desplazamiento masivo que generaron, el xodo de 1998. El caos se apoder de la regin, que se consumi en combates interminables bajo la luz de casas en llamas. A esa primera incursin siguieron dos ms en el 2000, las cuales fueron seguidas: una en Junio, la otra en Noviembre. En estas tres ocasiones, los campesinos optaron por desplazarse al campo, pero nunca bajaron a la cabecera municipal: la ruta del desplazamiento dentro del Corregimiento parta por lo general en La Plaza, segua por El Progreso, luego iban por la Gusima, el Reflejo, Chiquillo y luego se volva a la Plaza. En ese trnsito poda durar semanas o hasta meses. Eso era posible porque la produccin de alimentos les daba un importante nivel de soberana alimentaria, slo les tocaba conseguir sal y aceite.

Segn Santiago, hubo mucho muerto, porque a medida que los paracos avanzaban, los guerrilleros les iban minando el terreno. Les mataron mucha gente, fue horrible, porque donde se metan iban y les mataban su gente. Aunque en esas incursiones casi no duraron mucho tiempo, pues duraron 7, 9 y 13 das respectivamente en las tres incursiones, todo ese tiempo vena el rumor de que los paracos venan, as que uno viva con la zozobra permanentemente, y aunque los vimos poco, con los rumores era como si nos respiraran en la nuca constantemente. Es decir, aunque se materializaron solamente cuatro veces, estuvieron presentes todo el tiempo mediante los rumores y el pnico que sembraron.

La cuarta incursin paramilitar fue la ms dura, pues dur 45 das y llegaron 600 paramilitares del Bloque Central Bolvar de las AUC. Esa incursin empez el 2 de Diciembre del 2002. Recuerda Colorado que entrando los paramilitares, en un puesto llamado El Solito, ah matan al primer guerrillero. Ellos queran quemarlo, pero la comunidad, con las mujeres por delante, les quitan el pelado y le dan cristiana sepultura. Prosigue, los lderes nos tuvimos que retirar un poquito, porque andaban buscndonos. Yo me qued en la parcela, porque venan preguntando por los lderes, pero el pueblo no nos entreg. Igual los paramilitares se apoderan del pueblo. Pero en esa cuarta incursin, teniendo como precedente la disputa por el cuerpo del guerrillero en El Solito, ocurri algo que le cambi la dinmica a la confrontacin, cuando la comunidad puso lmites a la guerra. Recuerda Colorado que el frente Luis Jos Solano Seplveda del ELN le dice a la poblacin que salga del casero porque ellos van a iniciar los combates, el bombardeo, y el pueblo no quiso salir. Ya se haba cansado la gente de arrancar. Entonces comienza el tiroteo, el combate eso era da y noche. Aunque tampoco era todo el tiempo, porque la guerra tambin tiene sus horarios. A la hora de desayuno o de almuerzo no se oa nada. Y despus si voleaban plomo muy intenso. El ELN entonces amenaz con bombardear el pueblo y los paramilitares que no se iban. Entonces se form una Comisin de Dilogo integrada por mujeres. Ellas van a donde los paras y les dicen que quieren interlocutar con la guerrilla. Los paras les dicen vayan, conversen. La guerrilla enva el mensaje de que no bombardearn el pueblo si los paras salen del pueblo. Entonces los paramilitares salieron a 500 metros del casco urbano. Los elenos tambin dejaron entonces el bloqueo y dejaron que al pueblo entraran alimentos y medicamentos. Ah siguieron los combates en esas condiciones hasta el 17 de Enero del 2003. Para los paramilitares anocheci para no amanecer. Salieron apenas 150 paramilitares de esos 600, el resto desaparecieron y murieron en los combates.

Segn cuenta la gente de la comunidad que vivi esa confrontacin, fueron solamente 22 los guerrilleros del ELN, con el apoyo logstico de unos 20 milicianos, y algunos cuantos guerrilleros del Frente 37 de las FARC-EP, que derrotaron a esos 600 paramilitares. Segn comentan, los muchachos conocan la regin y saban donde escabullirse, desde donde hostigarlos y donde ponerles las minas para causar el mximo dao posible. Segn Colorado, la actitud de los paras en el combate, era como si estuvieran drogados, pasaban encima de sus muertos como si nada. La mayor arma de los guerrilleros fueron los explosivos: cilindros y minas. Todo hechizo. El carcter destructivo de esta guerra, se ejemplifica con una ancdota que nos comenta este dirigente campesino: Por el lado del Progreso, haba un muchacho que se llamaba Horacio, guerrillero l. Le dicen quin fue el paraco que mat a su hermano, que tambin haba sido guerrillero, porque lo haban visto cargando su fusil y la fornitura. Entonces este muchacho Horacio lo ubica, se va a buscarlo as de civil, lo ubica y le pega unos tiros. Le quita la fornitura tambin. Pero ya cuando el paramilitar est agonizando saca un revlver y le dispara en la frente. As mueren los dos.

Acuerdos por el territorio

Despus de la salida de los paramilitares, el territorio qued plagado de minas. 20 kilmetros de carreteras, desde La Plaza hasta la Gusima estaban minados. Aun cuando los elenos haban indicado a la comunidad donde estaban los minados, la comunidad no estaba conforme. Estaba la comunidad en esa poca buscando implementar los proyectos que les haban asignado con los Laboratorios de Paz para el Magdalena Medio, pero el minado dificultaba el ingreso de los insumos para materializarlos. Segn Colorado, en esa poca comienza a usarse una frase, como un saludo que se volvi popular, que era decirles a los elenos cada vez que los veamos cundo nos van a desminar la carretera?. Entonces nos mandan llamar los comandantes y nosotros les explicamos la situacin: vea, es que necesitamos entrar tantas toneladas de semillas y maquinarias. Porque la Unin Europea nos haba ofrecido 100 millones de pesos para arreglar la trocha. Entonces logramos alcanzar un acuerdo pastoral y comunitario con el ELN. El padre Pacho de Roux, pero sobre todo el padre Joaqun Mayorga, y el obispo Moseor Leonardo Gmez Serna, ambos de Magangu, fueron muy importantes para este acuerdo. Los dos ltimos nos haban dado apoyo espiritual durante los combates, porque por fuerte que est la plomacera, una no debe olvidarse de Dios, verdad?. Tanto el padre Mayorga como Moseor Gmez han pagado un precio por su intervencin humanitaria en conflictos: las denuncias de los atropellos del Batalln Nario en el Sur de Bolvar llevaron en el 2004 al padre Mayorga a enfrentar un juicio por difamacin adelantado por uniformados, mientras que Monseor Gmez haba enfrentado un proceso abierto en su contra por la Fiscala por ser colaborador del ELN en los 1990 por su participacin como mediador en Santander entre insurgentes y comunidades.

Tambin hay que mencionar a Redepaz, que siempre estuvo con nosotros y nos apoy a permanecer en el territorio. Con el apoyo de todos ellos, explica Colorado, hicimos una gran asamblea de todos los delegados y de ah sale la Asamblea Popular Constituyente el da 14 de Marzo del 2003. Esto reforz el trabajo que se vena haciendo desde antes con el Proceso Soberano Comunitario por la Vida, la Justicia y la Paz de Micoahumado y Corcovado, formado el 2001. Este proceso de la APC tiene vida legtima, pero no jurdica. Digo esto, porque no existe formalmente como organizacin con vida jurdica pero funciona en nuestro territorio mediante dos delegados por vereda, por lo que tiene mucha legitimidad. Cada14 de Marzo hacemos asambleas y consultas, de las cuales emanan mandatos para el ao, de ah salen nuestras normas de convivencia. Planeamos as el ao, acordando las normas sobre la prohibicin a la tala de bosques, prohibicin de quemas, normas para evitar el desperdicio del agua, una serie de normas para nosotros vivir en armona. Los ltimos sbados de cada mes se hacen cvicos por vereda [ie., trabajos comunitarios], y si la situacin lo amerita, se hace un cvico general. Este 29 de Julio se hace un cvico general para arreglar la carretera y trabajar en el alcantarillado.

Una vez formada esta gran convergencia comunitaria, la comunidad estaba en capacidad de convertirse en interlocutora con el ELN ante uno de los temas ms sentidos por la comunidad: el desminado. Nos comenta Colorado que de tanto insistir con lo del desminado, finalmente tuvimos respuesta. El 31 de Diciembre del 2004 el Comando Central del ELN, el COCE, nos dice que nuestra voz como comunidad ha sido oda el 26 de Enero del 2005 la carretera amanecera desminada. Nosotros siempre hemos credo en el valor de la palabra, entonces esa maana nos madrugamos y salimos en Romera hacia La Caoba para celebrar este hecho. El ELN sali al encuentro ah, y nos hizo una demostracin de su labor, y revent como dos. Al evento tambin lleg una seora de la vicepresidencia y periodistas de todo el mundo. Pedimos verificacin de este hecho, pero el gobierno no quiso, porque habra sido un golpe poltico que los elenos desminaran 20 kilmetros de carretera con el ejrcito aqu mismo. No pudieron sacarlas todas, aunque s sacaron todas las de la carretera, pero quedaron algunas en el campo porque los guerrilleros que las haban puesto se haban muerto y no se saba especficamente dnde estaban. Pero nos dieron un mapa y nos indicaron donde no debamos entrar por el peligro. Con el tiempo esas explotaron solitas.

Entonces las condiciones ya estaban para implementar los proyectos de Laboratorio de Paz. Pero los contratistas no queran trabajar en la carretera por miedo, entonces nos comprometimos a limpiar el territorio para asegurarnos que no hubiera minas. Trabajamos de vereda en vereda: los de la Junta de La Plaza llegamos hasta el Reflejo y de ah los de la Junta nos relevaban hasta la prxima vereda y as hasta llegar a La Gusima. bamos asegurando que no hubiera minas. No hubo ningn problema. El ELN haba cumplido su palabra. Entonces un seor se atrevi a hacer el trabajo. As pudimos meter 600 toneladas de semillas de caa, se sembraron 100 hectreas de cacao, 100 de caf, ganado doble propsito, se meti maquinaria se fue invirtiendo en la regin, eso nos sirvi mucho, explica Colorado.

Vuelta al conflicto social: las movilizaciones despus de la paramilitarizacin

En el 2005, cuando el paramilitarismo comienza a bajar su accionar, en parte por los cambios ocurridos con la desintegracin de las AUC, y en parte por los fuertes golpes sufridos a manos de los insurgentes, la gente comienza a volver a los pueblos y a salir de los rincones recnditos en que se haban visto confinados con la arremetida paramilitar de finales de los 1990 y principios de los 2000. Todava quedan paramilitares en el territorio del Sur de Bolvar como los Urabeos, los Gaitanistas, los Paisas, pero ya no por el lado de Micoahumado, sino que fundamentalmente en las cabeceras municipales de Montecristo, Barranco de la Loba, San Pablo, Tiquisio, pero ya no ejercen el mismo control territorial de antes ni hacen presencia directa en el corregimiento. Entonces, se retoma la negociacin con el gobierno, aunque prosigui la persecucin contra los dirigentes sociales, que se cobr la vida del dirigente minero Alejandro Uribe Chacn en Septiembre del 2006 en un falso positivo del ejrcito. Ante la fuerte movilizacin de la comunidad, se establece una agenda de cuatro puntos fundamentales: derecho al territorio, minera, derechos humanos e inversin social. Segn Santiago ah nos vacil el gobierno hasta el 2013 ah nos movilizamos con el paro agrario en el Cerro de los Chivos. Fuimos los ltimos que salimos al paro, pero ah estbamos. Con ocasin del Paro Agrario, la movilizacin campesina que haba estado un poco quieta, surge con fuerza, conmocionando a todo el territorio colombiano por dos meses, y del cual sali la Cumbre Agraria como una instancia de convergencia de las organizaciones rurales de todo el pas.

Segn Colorado, estuvimos en la carretera en el Cerro de los Chivos por 42 das, de los cuales esperamos pacientemente 28 das ah parados al lado de la va. Y el gobierno que nada. Hasta que el da 29 decidimos en asamblea bloquear la va, porque los mineros se rebotaron ante la indolencia del gobierno. Bloquearon el paso a las tractomulas, y cogieron las que tenan aceite y lo regaron. As no haba tanqueta que subiera a reprimirnos. Subi el ESMAD a pie, no tenan de otra, pero los vencimos los campesinos unidos a los mineros, a palo y piedra, y una que otra gasolina embotellada con mechas, que usamos para defendernos. Se cogieron dos policas que fueron entregados a una comisin como gesto humanitario ya que tenan algunas heridas, y entonces ah el gobierno s que mostr la voluntad para arreglar con nosotros. De ah salen los acuerdos de la cumbre.

Segn este dirigente, el gobierno nos mam gallo hasta que la Cumbre Agraria se tom el Ministerio de Agricultura en el 2015. Ah si salieron los proyectos. Asopromic ejecut proyectos por $545 millones, que se invirtieron en 40 hectreas de cacao, 15 de caf, 500 matas de pltano, 15 hectreas de maz y 15 de frijol. Reunimos a los presidentes de las Juntas y les pedimos que escogieran a los beneficiarios. Ellos eligieron alguna gente que no eran afiliados, pero ahora son socios en los proyectos y algunos estn pensando en afiliarse. Hay 85 familias beneficiarias en el corregimiento, a las que se les dio 1 gallo, 10 gallinas y 3 cerdos, uno de ellos macho, por familia. Este viernes tambin dimos 24.000 alevinos de cachama y tilapia roja. A cada uno de los beneficiarios les tocaron 283 peces. Tambin hemos recibido apoyo de la Corporacin Sembrar y de Paz con Dignidad del Pas Vasco, que nos han apoyado en proyectos de pia, reforestacin de las bocatomas y nos apoyaron con un camin. Con esta ayuda, hemos venido resucitando y entendemos este territorio cono un territorio agroalimentario en el cual buscamos es la soberana alimentaria.

Santiago, tiene una visin un poco ms crtica de la situacin con los proyectos de la Cumbre Agraria: de ah para ac el gobierno nos sigui vacilando, nos vacil el 2014 que intentamos movilizarnos, nos vacil el 2016 que salimos a exigir garantas. Y siempre nos ha vacilado y nos ha engaado con proyectos, porque da plata para proyectos productivos, embolata as a las organizaciones, amarra con proyecticos y lo fundamental eso s no avanza. As nos van debilitando, porque sigue igual el problema de la educacin, que ac es muy mala, casi inexistente, el problema de vas, de la escasa electricidad, el problema de la salud. Se avanza algo econmicamente con los proyectos, para qu, pero los problemas de fondo siguen adems del problema que tenemos con los precios, que ese es el problema de siempre, las fluctuaciones. En un ao, la carga de caf pas de $1 milln a $600.000, la carga de frijol, pas de $500.000 a $200.000 la carga de maz est en $80.000. As es muy difcil que el campesino pueda prosperar.

La militarizacin del territorio

El 17 de Enero del 2003, cuando los paramilitares se retiran, es cuando ingresa ya de manera permanente el ejrcito. Llegan el da 26 de Mayo del 2003, pero permanecen sobre todo en las bases militares, hasta que se produce el desminado en el 2005, que entonces comienzan a patrullar por todas partes del corregimiento. Debido a esa situacin, en el 2015, el ELN volvi a minar algunas partes de la regin, las cuales indicaron con unos carteles rojinegros advirtiendo a la comunidad de no transitar por esas zonas. Desde entonces, apenas patrullan y ya casi ni se les ve por las trochas. Ahora se han volcado ms a los bombardeos a los campamentos y la utilizacin de los llamados zorros-zorros, que hacen inteligencia y golpes selectivos tipo comando a los insurgentes. A raz de esta situacin, los guerrilleros del ELN han debido replegarse a las partes altas de las montaas, han abandonado los pueblos y se han internado selva adentro. Los guerrilleros de las FARC-EP en la regin se han ido totalmente a las zonas veredales para su concentracin.

La persecucin a los dirigentes campesinos se ha intensificado en el ltimo tiempo. En Micoahumado hay 10 personas detenidas y se sospecha que varias rdenes de captura, todas a dirigentes acusados de rebelin y delitos conexos. Esta situacin afecta indistintamente a las 10 asociaciones y 10 Juntas de Accin Comunal del corregimiento. Pablo Santiago ha sido vctima de esta ola de persecuciones l mismo, como nos explica: el ejrcito ingresa a La Plaza el 22 de marzo de este ao, y uno todo confiado, porque como dirigentes que somos, nos movemos a nivel regional y nacional. Pero nos enteramos que el ejrcito vena ya capturando a una decena de personas en todo el Sur de Bolvar entonces, por seguridad, salimos y nos guardamos, por las amenazas. Entre los dirigentes del corregimiento que arrestan se encuentra Milena Quiroz, una dirigente de la Cumbre Agraria, Isidro Alarcn, otro reconocido lder de la reginManuel Zabaleta uno de los ms antiguos dirigentes regionales, Flix Muoz, un lder de la Junta de Accin Comunal de Cao Hondo. Capturan tambin a Joaqun Gmez Quionez todos acusados de rebelin y concierto para delinquir. Eso ha desestabilizado mucho a la regin.

Ante la incertidumbre generada entre los dirigentes por las rdenes de captura, la regin se ha convertido en una crcel de la cual no se puede salir. Casi todos los dirigentes de la regin hoy sufren la angustia de no saber cundo los pueden capturar y cundo terminarn pagando condena por su defensa del territorio. La parcialidad y las motivaciones polticas detrs de este juicio, son evidentes: de hecho, la fiscal 3 especializada de Cartagena, Mara Bernarda Puentes, que es la persona detrs de esta persecucin judicial, hoy se encuentra ella misma tras las rejas, por favores a estructuras paramilitares como el Clan del Golfo y Los Paisas.

En la televisin pasaban el reality show Soldados 1.0 mientras terminbamos la conversacin con Santiago. En esa edicin del programa, tenan que simular la represin a un grupo de manifestantes encapuchados, con el equipo del ESMAD. Para gente como Pablo Santiago o Juan Bautista Colorado esa represin que, frvolamente, este programa televisivo muestra como un mero pasatiempo, ha sido una realidad extraordinariamente dolorosa que se ha cobrado la vida de dirigentes, amigos, compaeros y familiares. Y aun as, persisten y resisten. Esta clase de gente, son las personas realmente dignas de admiracin en un pas en el cual la esperanza brilla con intensa luz en medio de una obscuridad aterradora.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter