Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-08-2017

Punto de partida
Es viable la supresin de la libreta de abastecimiento en Cuba?

Pedro Monreal Gonzlez
El Estado como tal (Blog)


La eliminacin de la libreta de abastecimiento parece haber sido un tema discutido durante un reciente evento dedicado a la economa cubana. No se trata de un tema nuevo. Vale recordar que la posible supresin de la libreta fue el asunto que provoc la mayor cantidad de intervenciones de los participantes en el debate de los Lineamientos de la Poltica Econmica y Social del Partido y la Revolucin, en 2010 y 2011. (Ver Ral Castro: Libreta de abastecimiento no se quitar de golpe, Juventud Rebelde, 16 de abril de 2011, http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2011-04-16/raul-castro-libreta-de-abastecimiento-no-se-quitara-de-golpe/).

La informacin detallada sobre lo debatido en la edicin 27 de la Reunin Anual de la Asociacin de Estudios de la Economa Cubana (Association for the Study of the Cuban Economy, ASCE), efectuada en Miami entre el 27 y el 29 de julio, todava no est disponible, pero la prensa ha reportado las opiniones expresadas por varios especialistas. (Ver Economistas aseguran que libreta cubana de abastecimiento es un fsil, 29 de julio de 2017 http://cuba.eurodermspa.info/latest-news/economistas-aseguran-que-libreta-cubana-de-abastecimiento-es-un-fosil/).

Los criterios se resumieron en tres puntos: la libreta es un mecanismo obsoleto, es un subsidio resultante de la existencia de salarios estatales inadecuados, y no ser suprimida en el corto plazo, principalmente porque sera una accin impopular.

La discusin no se limita al plano econmico ni se restringe a los foros acadmicos. Es un problema poltico relevante. Fue un tema abordado en el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba (abril de 2011), donde se caracteriz como una de las principales medidas que se aplicarn con el objetivo de erradicar las profundas distorsiones existentes en el funcionamiento de la economa y la sociedad en su conjunto, aclarndose que una medida de ese tipo no puede hacerse de golpe, sin crearse previamente una serie de condiciones. (Ver Ral Castro: Libreta de abastecimiento no se quitar de golpe, Juventud Rebelde, 16 de abril de 2011, http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2011-04-16/raul-castro-libreta-de-abastecimiento-no-se-quitara-de-golpe/).

Seis aos despus, la libreta sigue vigente, ofreciendo una canasta familiar normada que beneficia a la totalidad de los hogares cubanos mediante el aseguramiento de un conjunto de alimentos bsicos a precios altamente subsidiados. A pesar de sus conocidas insuficiencias, la libreta contina siendo un mecanismo crucial para la vida de millones de cubanos y funciona como un factor de estabilidad social y poltica del pas, lo que a su vez le confiere una funcin positiva en la seguridad nacional.

Sin embargo, dos preguntas son pertinentes:

Representa la libreta de acceso universal el mecanismo ms efectivo para la utilizacin de los casi 4 mil millones de pesos que el presupuesto nacional destina anualmente al subsidio de los precios de la canasta de alimentos normados?

Pudiera mejorarse la alimentacin de las familias necesitadas con la misma cantidad de recursos que hoy se destinan a ese subsidio?

Abordar el tema desde una perspectiva econmica estrecha pudiera convertir cualquier propuesta de solucin en una caja de Pandora, con potenciales consecuencias imprevistas y desastrosas. Esto es algo que parece ser ampliamente reconocido. El problema entonces radica en poder avanzar hacia los detalles de propuestas que, abarcando mltiples dimensiones, permitiesen avanzar hacia una posible solucin.

No obstante, antes de llegar a esa fase de la discusin es imprescindible tratar de identificar, con la mayor precisin posible, cul es el punto de partida. A riesgo de omitir involuntariamente algunos aspectos, las principales circunstancias que deberan tomarse en cuenta para comenzar a pensar en una posible transformacin pudieran ser las siguientes: los hogares cubanos, la nutricin, y el presupuesto nacional.

Los hogares cubanos

En Cuba existen 3,853,236 hogares que constituyen la unidad alrededor de la cual se estructura el subsidio de precios que reciben los ciudadanos mediante la libreta. No existe una coincidencia exacta entre esta cifra de hogares que proviene de un ejercicio censal y la cantidad de ncleos que cuentan con una libreta, que provienen de un proceso administrativo, pero se asume que la diferencia no es significativa.

Como no se dispone de informacin precisa acerca de los ncleos, se adopta entonces aqu la cifra de hogares. [Ver ONEI, Proyeccin de Hogares segn edad del jefe y tamao del hogar. Cuba y provincias, 2015-2030 (ejercicio experimental) http://www.one.cu/publicaciones/cepde/proyeccion_hogares_cubanos_2015_2030/0_PROYECCION_HOGARES_PUBLICACION.pdf]

Esos hogares reflejan familias cubanas que han experimentado cambios y que los continuarn teniendo. Entre ellos:

(Ver Cunto ha cambiado la familia cubana?, Juventud Rebelde, 19 de febrero de 2017, http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2017-02-19/cuanto-ha-cambiado-la-familia-cubana/).

La nutricin

El objetivo directo de la libreta es contribuir a asegurar un nivel adecuado de nutricin a la poblacin. La libreta no garantiza completamente ese nivel nutricional, el cual requiere efectuar gastos adicionales por parte de las familias y de otros mecanismos del Estado (por ejemplo, subsidios adicionales para la alimentacin de determinados grupos sociales), pero la libreta impide que exista un problema de desnutricin crnica en el pas, tal y como ha sido reconocido reiteradamente por organismos como la FAO y la UNICEF.

Los datos ms recientes de la FAO ubican la cifra media calrica de Cuba entre las ms elevadas de Amrica Latina, prxima a los niveles de naciones como Brasil, Argentina, y Mxico, y con una tendencia creciente. (Ver FAO http://www.fao.org/​fileadmin/​templates/​ess/​documents/​food_security_statistics/​FoodConsumptionNutrients_es.xls).

A diferencia del nfasis en el dato calrico de los anlisis utilizados hasta los aos noventa, los anlisis alimentarios contemporneos tienen ms en cuenta el equilibrio nutricional. Como se conoce, el cierre de comedores obreros y la disminucin de los alimentos bsicos subsidiados de la libreta han reducido la participacin del Estado en la cobertura de la ingestin calrica de la poblacin y esto ha afectado a los hogares de bajos ingresos que dependen en mayor medida de los subsidios de precios proporcionados por el Estado. Esta situacin se refleja en desigualdades nutricionales.

Sin embargo, existen estudios que sin ser concluyentes pues se basan en un nmero pequeo de observaciones- presentan resultados interesantes que deberan ser profundizados mediante anlisis suplementarios, y que seran cruciales para poder informar adecuadamente la toma de decisiones en un tema como la posible modificacin del sistema de la libreta. En ese sentido, los resultados ms llamativos son:

Un dato interesante, relacionado con el punto anterior (cambios en la familia) es que la necesidad nutricional de hogares crecientemente expuestos al envejecimiento demogrfico tiende a ser diferente al tipo de nutricin que necesita el hogar promedio para el cual fue originalmente diseada la libreta.

(Ver Margalida Mulet Pascual, Alimentacin y anlisis nutricional en La Habana bajo el prisma de la etnocontabilidad: el caso comparativo de las familias Vzquez y Lpez, Cahiers des Amriques latines, No. 84, 2017: Cuba: les temporalits et tensions du changement. https://cal.revues.org/4547#entries).

El presupuesto nacional

El plan del presupuesto nacional para 2017 incluye gastos en subsidios por 3 mil 740 millones de pesos para cubrir la diferencia del precio minorista de los productos de la canasta de alimentos normados. Esto equivale a un promedio de 970,6 pesos anuales por hogar. (Ver, Servicios sociales concentran mayor parte del Presupuesto del Estado, Cubadebate, 17 de febrero de 2017 http://mesaredonda.cubadebate.cu/mesa-redonda/2017/02/17/servicios-sociales-concentran-mayor-parte-del-presupuesto-del-estado/).

Est fuera de discusin el hecho de que no todos los hogares cubanos pueden ser catalogados como hogares con familias necesitadas (ese es el trmino formal que se utiliza para caracterizar a las familias que reciben otro tipo de subsidios en Cuba). Es decir, que la posible supresin de la libreta para los hogares que no clasificasen como familias necesitadas pudiera tener tres efectos posibles:

Obviamente, la posibilidad de lo anterior depende de la factibilidad de poder establecer un criterio de elegibilidad bien fundamentado que permita reducir el nmero de hogares que se beneficiaran de la libreta, sin que ello cause un malestar social extendido.

Sobre este punto volveremos en los prximos das.

Fuente: http://elestadocomotal.com/2017/07/31/es-viable-la-supresion-de-la-libreta-de-abastecimiento-en-cuba-el-punto-de-partida/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter