Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-08-2017

La Constituyente: su composicin, sus tareas y su fuerza bolivariana y brava

Antonio Maira
Rebelin


La Constituyente venezolana ser instituida dentro de pocos das como poder originario y soberano, truene, llueva o relampaguee -como ha repetido innumerables veces el presidente Maduro-; y se proyectar hacia el futuro por un perodo indefinido de tiempo: el suficiente para asegurar la paz, perseguir severa y penalmente las incitaciones a la rebelin, sin olvidar los actos criminales ya cometidos, de las guarimbas especialmente de sus instigadores- que han quemado y matado a decenas de ciudadanos por supuesta apariencia bolivariana y aspecto racial (los crimines de odio); y asegurar el cambio drstico de la situacin econmica y financiera.

Tronar ha tronado desde el mes de abril y relampagueado tambin con continuas guarimbas de mercenarios armados, financiados y adiestrados desde el exterior. Sus componentes son jvenes de las clases altas y medias enfurecidos, rabiosos, insolidarios, bien pagados y jaleados como hroes por los medios de comunicacin nacionales e internacionales. Defienden sus intereses y sus niveles de consumo, no le hacen ascos a la desigualdad, producen y se benefician del acaparamiento econmico, y no pueden soportar al pueblo con color y aspecto de pueblo. Para demostrar sus valores y sus desprecios han destrozado centros de salud, colegios y guarderas, y han bombardeado el Tribunal Supremo de Justicia y otros centros institucionales fundamentalmente los que garantizan un progreso hacia la igualdad, la salud y la enseanza gratuitas. Tambin queman urnas segn la ms tradicional prctica nazi, bloquean accesos a los centros de votacin con amenazas de muerte, y papeletas electorales para afirmar, impunemente y sin posible recuento de grandes resultados en un plebiscito ilegal y sin garanta alguna. Ellos tienen garantizada su invisibilidad y su impunidad ante los medios de comunicacin, en su mayora privados, y ante los medios y agencias internacionales.

En el tronar de las guarimbas ha participado tambin el lumpen despedido por la delincuencia comn y pagada por la oligarqua a tantos dlares por trancazo, a tantos por guarimba violenta, a tantos por asesinato, a tantos por ataque a la Guardia Nacional Bolivariana. Todo tiene un precio en el mercado del odio y de la acumulacin de violencia hasta sembrar el terror y paralizar a la poblacin venezolana. Es una estrategia mal llamada guerra de baja intensidad en una guerra irregular cuyas mximas expresiones las hemos visto en Irak, en Libia y en Libia. Es el terror que pretende desanimar, bloquear conciencias y paralizar el recurso supremo al poder soberano: el pueblo constituyente.

El relampagueo contina con la detencin, hoy mismo, de Capriles (un energmeno guarimbero), y otros golpistas notorios como la ex fiscal general del Estado, Luisa Ortega.

 

La Constituyente ha tenido ms de 8 millones de votos (el mayor nmero que ha obtenido el chavismo en toda su historia). El PSUV propondr en ella una modificacin legal de la, tambin bolivariana, Constitucin de la Repblica Bolivariana de Venezuela, aprobada el 15 de diciembre de 1999.

La convocatoria al poder soberano es escrupulosamente legal segn la propia constitucin precedente, y aconsejada por el propio Chaves, que seal algunas ambigedades y deficiencias de la anterior Carta Magna y la necesidad imperiosa de su modificacin.

El Presidente Maduro ha prometido varias cosas para que sean introducidas como modificaciones en la actual Constitucin que se aprobar, en un perodo indefinido, los prximos meses: entre ellas la inclusin de las Misiones (que tanto ha protegido a los y las ciudadanas ms humildes de Venezuela en asuntos tan vitales como la salud y la educacin pblicas, el acceso a la vivienda, la proteccin de la mujer, la proteccin de las comunidades indgenas, el reparto de las grandes haciendas y la proteccin de las tierras comunales, la creacin y proteccin de unidades de produccin comunales, la creacin de fuentes de financiacin pblicas, la nacionalizacin completa del petrleo, y de las grandes empresas, la creacin de centros de distribucin, etc.

La segunda gran promesa del Presidente ha sido que la Constituyente determinar con precisin los orgenes de la crisis econmica y de la especulacin monetaria, as como la existencia de una economa paralela que privilegia al dlar y a los propios agentes de la crisis econmica y, derivadamente, poltica.



El frente interior en la batalla meditica y ante las amenazas de intervencin


Obviamente otra gran tarea es formular leyes que aseguren la circulacin de una informacin objetiva que no manipule la opinin pblica, y que no fabrique mentiras y falsedades sin ningn riesgo. Esto supone, necesariamente, la nacionalizacin de las grandes empresas de comunicacin social, pblicas y comunales, sometidas a un cdigo tico y a sanciones penales que protejan la vida y la obra social de la revolucin, manteniendo su pluralidad y asegurando la verdad de los hechos difundidos y la presencia de todos los sectores sociales. Por supuesto supone considerar la difusin meditica como una verdadera guerra sicolgica que transmite la amenaza y el terror destruyendo la democracia y fabricando la opinin pblica.

La Constituyente, soberana desde su establecimiento, tiene tres instrumentos de intervencin y organizacin pblicas: en primer lugar la Nueva Constitucin con sus debates y mesas de discusin; en segundo lugar las Leyes Constitucionales que constituyen tambin un cuerpo legislativo de carcter constitucional, y en tercer lugar los Decretos Constitucionales, de elaboracin ms rpida y que deben asegurar las contingencias en el perodo constitucional.

En posterior artculo hablar de los efectos de la propia convocatoria de la Constituyente y de la enorme prueba de valor que ha dado al mundo el pueblo venezolano. Tambin me referir a la consolidacin de la Alianza Pueblo-Fuerzas Armadas y, finalmente al impacto de la convocatoria realizada en lucha en toda Amrica Latina.





Informacin dirigida al pueblo soberano y a los miembros de las Fuerzas Armadas en Espaa:

 



http://www.rebelion.org/noticia.php?id=179199


http://www.rebelion.org/noticia.php?id=199024


http://www.rebelion.org/apartado.php?id=454



(*) Antonio Maira es politlogo, articulista en medios informativos y cofundador del Colectivo de militares republicanos, antifascistas y antiimperialistas Anemoi

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter