Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-08-2017

EE.UU. y su obsesin enfermiza por dominar a Rusia

Vicky Pelez
Sputnik

Durante ms de dos siglos, los diferentes gobiernos de Rusia han soado con tener buenas relaciones con Estados Unidos sin entender nunca ni sus zares, ni sus lderes socialistas, ni los representantes de la perestroika que para Washington 'buenas relaciones' con algn pas slo significa su total sometimiento.


"Ahora somos un imperio y cuando actuamos estamos creando nuestra nueva realidad" -Karl Rove, 'arquitecto' de las guerras de George W. Bush

Inclusive, las desastrosas y trgicas consecuencias para el pueblo eslavo de la 'amistad' con EEUU durante el gobierno de Boris Yeltsin no pudieron mermar la fe de los lderes del pas en Washington. Recin con la instalacin del capitalismo en su forma casi salvaje, los rusos empezaron a darse cuenta de lo absurdo de sus sueos por tener relaciones de armona con la nica superpotencia en el mundo.

Las deportistas de esgrima de EEUU y Rusia SPUTNIK/ ALEXEY FILIPPOV Rusia y EEUU: cronologa de una relacin llena de altibajos

El olvidado fundador ruso de la ciencia de geopoltica, el general Alexi Vandam Edrijin (1867-1933) ya haba afirmado en su libro Nuestra situacin (1912) que "el mayor oponente del avance de los anglosajones para el dominio del mundo es la gente de Rusia" (los angloamericanos son parte de los anglosajones). Tambin este autor advirti que "es malo tener un anglosajn como enemigo, pero Dios prohbe tenerlo como un amigo". Conclua Vandam profetizando que "los rusos solo deben contar consigo mismos". El tiempo est confirmando lo que dijo el general Vandam.

Lea ms: Por qu EEUU no quiere un mundo sin armas nucleares?

Basta analizar una reciente entrevista del especialista en geopoltica e inteligencia Bill Gertz con el director de la CIA, Mike Pompeo para darnos cuenta de lo correcto de las conclusiones de Vandam. El director de la CIA declar que sean soviticos o rusos siempre representarn "un peligro" para Occidente. Segn Pompeo, los rusos tienen la costumbre de formar la opinin pblica occidental a travs de su propaganda y otros medios, "nosotros tenemos la obligacin de hacerlos retroceder, derrotarlos o hacer todo lo posible para que sus acciones sean dolorosas para ellos y de esta manera reducir la magnitud de sus acciones" (Washington Free Beacon, 26-06-17).

El logotipo de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) se muestra en el vestbulo de la Sede de la CIA en Langley, Virginia AFP 2017/ SAUL LOEB CIA vuelve a acusar a Rusia de amenazar a EEUU

En trminos del director de la CIA Pompeo, no es EEUU el que est tratando de imponer su hegemona ideolgica, econmica y militar al mundo entero sino que es Rusia la que est empujando su agenda geopoltica para debilitar a Norteamrica y crear tensiones entre Washington y Bruselas. Todo esto supuestamente produce, como lo explic el periodista Bill Gertz, el incremento cada da mayor de la "histeria antirrusa" en Estados Unidos.

Los congresistas norteamericanos estn repitiendo esta explicacin metdicamente a travs de sus medios de comunicacin globalizados en manos de seis mayores corporaciones que controlan la opinin pblica de un 98% de la poblacin estadounidense. Han logrado contagiar al pueblo norteamericano con el 'Sndrome James Forrestal'.

El 22 de mayo de 1949 el secretario de Defensa, James Forrestal se mat saltando del piso 17 gritando "The Russians are coming. The Russians are coming. They are here. I saw Russian soldiers around the corner"! (Los rusos estn viniendo. Los rusos estn viniendo. Estn aqu. Vi a los soldados rusos a la vuelta de la esquina!" Libro: 'Driven Patriot, the Life and Times of James Forrestal').

El poder de las imgenes: carteles soviticos de la poca de la II Guerra Mundial SPUTNIK/ El poder de las imgenes: carteles soviticos de la poca de la II Guerra Mundial

As lograron convencer a la mayora de los norteamericanos y europeos que la Segunda Guerra Mundial fue ganada no por los soviticos sino gracias a Estados Unidos. Por supuesto, han ocultado que Washington haba creado el Plan Daves en 1924 y el Plan Yung en 1930 aportando billones de dlares para convertir a Alemania en una potencia capaz de destruir a la Unin Sovitica. En Alemania, en vsperas de la guerra en 1939, el 100% de las acciones de Volkswagen y de Opel estaban en manos de Ford y que en general, Ford y General Motors controlaban el 70% del mercado automovilstico de Alemania.

Segn el informe del Comit Judicial del Senado norteamericano hecho pblico en 1974, "General Motors fue ms importante para la mquina de guerra nazi que Suiza. En Suiza se depositaban los fondos saqueados. GM fue una parte integral del esfuerzo de guerra de Alemania. Los nazis no hubieran podido invadir Polonia y Rusia sin General Motors". Para el colmo, el Gobierno norteamericano compens a la GM por la destruccin, por los aviones norteamericanos, de su fbrica en Russelsheim, Alemania con 33 millones de dlares.

As es el cinismo norteamericano donde la tica de un Estado supuestamente democrtico haba sido reemplazada durante ms de 200 aos por la consigna de exclusividad norteamericana determinada por la Providencia, segn los Padres Fundadores de esta nacin. El hecho de poseer exclusividad fue establecido por los intereses econmicos de EEUU que necesitaban el dominio global para alimentar su riqueza y su capital. El historiador sueco norteamericano Fredric Logewall escribi que "EE.UU. representa la ms alta forma de civilizacin y sus instituciones deben ser repetidas por todos. Cualquier forma de enemistad hacia EE.UU. est dirigida contra el progreso y entonces est fuera de la ley".

Con esta consigna, Norteamrica logr dominar el mundo y facilit inclusive la desintegracin de la Unin Sovitica, pensando que por fin lograra desintegrar tambin a Rusia, segn el diseo de Zbigniew Brzezinski en unos 10 miniestados. Hizo rodear al Gobierno de Yeltsin con unos 2.000 asesores que participaron activamente en el desmantelamiento del sector productivo y cientfico que Rusia hered de la URSS y que orientaron a los nuevos ambiciosos y descarados amos de Rusia en la creacin de la nueva constitucin del pas. Pensando en la futura desintegracin de Rusia y la posibilidad de una guerra civil o resurgimiento de una Rusia nueva, los norteamericanos hicieron expandirse a la OTAN, el brazo derecho militar de Norteamrica en Europa de 16 miembros en 1990 a 28 pases.

Sin embargo, se descuidaron en sus clculos respecto a Rusia al no darse cuenta de la posibilidad de aparicin de un nuevo lder, Vladmir Putin capaz de enrumbar Rusia hacia una recuperacin moral, espiritual, econmica y militar decidida a no permitir a EE.UU. imponer su voluntad a su pueblo con el pretexto de acceder cmodamente al 37% de todos los recursos naturales del mundo en manos de Mosc. Se repiti lo que advirti Winston Churchill el 1 de octubre de 1939 sobre lo impredecible que es Rusia. Aquel da Churchill declar: "No puedo predecir las acciones de Rusia. Es un acertijo encubierto dentro de un rompecabezas; pero posiblemente existe la llave. La llave es el inters nacional ruso".

Este 'inters nacional' se impuso finalmente, despus de mucha cautela, paciencia, pragmatismo y la lentitud rusa en tomar las decisiones, en relaciones con Estados Unidos absorto ciegamente por tratar de encontrar una forma de destruir Rusia. Primero, los norteamericanos fracasaron aplicando el consejo de Brzezinski de que al alejar Ucrania de Rusia y convertirla en su enemigo, Mosc dejar de ser fuerte. Result al revs, Rusia logr recuperar Crimea lo que la fortaleci geopolticamente al no permitir al Pentgono dominar el mar Negro. Segundo, los intentos de Washington de crear un Maidn en Rusia fracasaron rotundamente. Tercero, su extremadamente cnica guerra meditica contra Rusia no tuvo los resultados esperados por el Departamento de Estado por mucho dinero que transfirieran a sus Organizaciones No Gubernamentales (NGO) a lo largo y ancho del pas.

Fracasada la guerra meditica empez la guerra econmica en forma de cada vez ms fuertes sanciones contra Rusia en detrimento inclusive de los socios incondicionales de EE.UU. en la Unin Europea. Se calcula que debido a las sanciones contra Rusia la UE perdi unos 200.000 millones de dlares, mientras que la prdida de Rusia se estima en unos 15.000 millones de dlares. Ahora el mayor e incondicional socio de Washington en todas sus aventuras blicas y econmicas, la Unin Europea est frente al dilema: obedecer a Norteamrica y alejarse de su mayor y cmodo abastecedor de petrleo y gas, Rusia, o desobedecer a Washington y aliarse con Putin.

Conociendo la historia de la formacin de la Europa moderna bajo el tutelaje norteamericano despus de la Segunda Guerra Mundial, hay ms posibilidades de que Europa obedezca a EEUU y siga aplicando las sanciones contra Rusia a que tenga el coraje de rebelarse contra su amo de Washington.

Infografa: Los ingresos por petrleo y gas de Rusia

Frente a todos estos acontecimientos envueltos en la histeria antirrusa, casi ya globalizada, promovida prcticamente con unanimidad por el Congreso norteamericano (98 contra dos votos en el Senado y 419 votos contra tres en la Casa de Representantes autorizando ms drsticas sanciones), Mosc ha puesto fin a sus ilusiones de mejorar las relaciones con EEUU y empez a fortalecer sus intereses nacionales ajustndose a la realidad.

Le tom a Rusia 179 das despus de la expulsin de 35 diplomticos rusos de EE.UU. y el desalojo de dos locales diplomticos aplicar las primeras medidas de respuesta. Mosc le dio un mes a Washington para reducir el nmero de su personal diplomtico de 1.200 personas a 455, misma cantidad que tiene Rusia en EE.UU. Tambin Norteamrica tendr que desalojar su bella residencia de campo a orillas del ro Moscova y las bodegas en la ciudad. Esta respuesta de Mosc podra parecer dbil y tmida a primera vista pero al analizarla vemos que por la expulsin de 35 diplomticos rusos, Putin orden el recorte de ms de 700 diplomticos estadounidenses en Rusia. Y esto es algo ms que "el ojo por ojo y el diente por diente".

Adems: "La histeria antirrusa sigue prevaleciendo en las sesiones de la OTAN"

As, con paciencia y tomndose su tiempo Rusia ajusta su poltica a las acciones y la realidad norteamericana dejando de lado las ilusiones de una amistad con Norteamrica, pas que lo nico que respeta es una fuerza brutal capaz de golpearlo fuerte en respuesta a la habitual agresividad 'exclusiva' estadounidense.

Fuente: http://mundo.sputniknews.com/firmas/201708031071265138-washington-moscu-relaciones-bilaterales/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter