Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-08-2017

Entrevista al doctor Jaime Breilh, rector de la Universidad Andina de Ecuador
"El principal condicionante del nivel de salud de una poblacin es su nivel socioeconmico"

Renata Padn
Pgina/12

El doctor Jaime Breilh cuestiona el modelo tradicional de salud pblica. Terico de la epidemiologa crtica, impulsa una universidad que adopte los valores culturales de la sociedad a la que pertenece. Y rescata la resistencia cultural de los pueblos de Amrica.



Jaime Breilh es un terico reconocido de la nueva visin de la epidemiologa crtica.

Jaime Breilh es un terico reconocido de la nueva visin de la epidemiologa crtica.

Imagen: Pablo Piovano

No hay enfermedades de la pobreza. Hay enfermedades de la riqueza con desigualdad. Es necesario cambiar el punto de vista, porque si no aparecen los pobres como responsables de las enfermedades. Lo que el modelo de salud pblica dominante llama enfermedades de la pobreza debera llamarse enfermedades generadas por un sistema social que necesita de la desigualdad.

El doctor Jaime Breilh es un terico reconocido como uno de los mayores impulsores, desde la dcada de los 70, de una nueva visin de la epidemiologa crtica rama fundamental de la nueva salud pblica y promotor de la aplicacin sistemtica de la categora determinacin social de la salud. Sus obras circulan en tres idiomas y varias de ellas estn reconocidas como clsicos de la literatura cientfica en salud de Amrica Latina. Establece cuestionamientos esenciales al modelo de investigacin convencional (positivista) ligado al funcionalismo y abre caminos innovadores para la metodologa cientfica. Estudiosos de la salud pblica y epistemlogos lo han catalogado como uno de los cuatro tericos sobresalientes de Amrica Latina en el campo de la Epidemiologa junto a Asa Cristina Laurell, Naomar Almeida y Cecilia Donnangelo. La Organizacin Panamericana de la Salud ha incorporado su obra Epidemiologa Crtica a su programa de textos.

Usted habla de epidemiologa crtica, de medicina social y de salud colectiva. Podemos desarrollar un poco estos conceptos?

Son nombres distintos para un proyecto que fue cambiando con el tiempo, pero que bsicamente se opone al concepto de salud pblica imperante. La medicina social est en el camino de Ramn Carrillo, de Salvador Allende... Como ministro de Salud, Allende public La realidad mdico-social chilena, obra sobre la salud pblica con nfasis en la medicina social, en la que se sealaba claramente que el principal condicionante del nivel de salud de una poblacin es su nivel socioeconmico. La medicina social busca entender cmo las condiciones sociales y econmicas impactan en la salud, as como su importancia en la medicina. Y tambin fomentar las condiciones en las cuales la comprensin pueda conducir a una sociedad ms sana. Ahora hablamos de salud colectiva, entendiendo salud como el articulador de las caractersticas personales con los condicionamientos sociales.

Aj, por eso es importante hablar de enfermedades de la riqueza con desigualdad si hablamos de diarrea infantil, mal de Chagas...

Es que la salud pblica tradicional no mira el contexto social. Por ejemplo, las poblaciones infantiles en Amrica latina estn sometidas a productos qumicos desde la vida intrauterina. Hay innumerables obras, estudios, trabajos cientficos sobre este tema. Basta recordar a Andrs Carrasco...

Con su lucha contra el glifosato y los problemas que eso le acarre...

Bien. Ahora veamos las diferencias entre los enfoques de la salud de los que hablbamos al comienzo. La salud pblica tradicional descubre que hay muchsimos chicos anmicos en Amrica latina, y los trata con suplementos de hierro. La salud colectiva, adems de tratar la anemia, llama a suspender las fumigaciones, busca cortar la causa.

De ah su referencia a Carrasco...

Pero el modelo imperante, el farmacobiolgico, es muy poderoso. No estudia los problemas de salud como una totalidad sino que lo divide todo, y para cada porcin tiene un medicamento.

Es un negocio que cierra bien redondito... Las fumigaciones favorecen su renta y aumentan las ventas de medicamentos.

Y as es como las matrices de poder determinan las potencialidades de defensa y los problemas. La agricultura se torna entonces una economa de la muerte por destruccin ecolgica. Los recursos naturales se toman slo como recursos para hacer negocios. Muchas de las actividades econmicas actuales, como la minera extractivista, la agroindustria con transgnicos, estn ligadas a grandes intereses. Y todo se reduce a una cuestin de ganancias, no hay un enfoque ecolgico.

Y volvemos a las verdaderas causas de las enfermedades...

S. Hay que cambiar el objeto de la salud. Se debe trabajar sobre el proceso de enfermedad, cmo y por qu se enferman las personas. Voy a darle un ejemplo claro. Una cosa es estudiar el dengue y cmo combatirlo. Y otra muy distinta es entenderlo en relacin con los sistemas de produccin que hacen que prolifere el vector. Los determinantes sociales de la salud son las condiciones sociales y econmicas que influyen en las diferencias individuales y colectivas en el estado de salud. Son los riesgos asociados a las condiciones de vida y de trabajo por ejemplo, la distribucin de ingresos, bienestar, poder, ms que factores individuales como sera el estilo de vida individual o la herencia gentica, que aumentan la vulnerabilidad hacia las enfermedades.

Entonces esa imagen buclica del campo como un lugar sano, con la naturaleza en su esplendor...

Ya no. Ya hablamos de la agricultura de la muerte. Se produce lo que llamamos hoguera txica, que es desencadenar los efectos deletreos del calentamiento global en zonas cada vez ms chicas. Con el uso de agrotxicos, se destruye la naturaleza.

Y qu justifica esa destruccin? Slo el afn de riqueza?

S. La biodiversidad es un psimo negocio.

Es cierto... Impide la explotacin a gran escala, el trabajo en serie... Exige mtodos casi artesanales...

Por supuesto! El monocultivo eleva la renta. Y est tambin el tema de la aplicacin de la tecnologa. La mala aplicacin va destruyendo la vida, al destruir la biodiversidad.

Pero sigue siendo econmicamente rentable.

Ya empieza a quedar en evidencia que no es as, por los enormes gastos que exige la salud pblica. Esto demuestra que el actual modelo no sirve.

Usted es rector de la Universidad Andina de Ecuador. Cmo juega la universidad en este contexto? No se forma igual a los profesionales en esquemas tan distintos.

Claro que no. Pero el tema del modelo universitario es mucho ms amplio. Queremos cambiar el concepto de riqueza acadmica. No todos los modelos de universidad son igualmente vlidos en todas las circunstancias. Queremos una universidad abierta a la comunidad, que sea un proveedor de pensamiento crtico, no un proveedor de datos.

Hay que repensar, entonces, nuestras universidades.

S. No todos tenemos que parecernos o imitar a Harvard. Pero tampoco vale la actitud cerril de rechazar o negar todo lo que venga de Harvard, que es una institucin maravillosa y muy valiosa. Nosotros propugnamos una metacrtica del poder capitalista, con la articulacin de los buenos saberes.

Qu lindo eso de adaptar las universidades a nuestras comunidades! Es un alivio que haya catedrticos para los cuales nuestra cultura sea valiosa.

Es que yo rescato algo muy importante en nuestra Amrica, que es el concepto de resiliencia en lo social y en la vida cultural.

Tiene razn... Ms de quinientos aos despus de ese genocidio que la cultura dominante llama Descubrimiento, las culturas indgenas en Amrica.

Y sus aportes tienen que ser integrados a nuestro corpus acadmico.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/53910-no-hay-enfermedades-de-la-pobreza



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter