Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-08-2017

El obispo Angelelli y la desocupacin

Luis Miguel Baronetto
Pgina/12


Advertimos azorados un porvenir inseguro, efecto de una de esas situaciones graves que se manifiestan bajo las formas inhumanas de la desocupacin, caresta de la vida, bajos salarios, escaso rendimiento del poder adquisitivo, alto dficit de vivienda, hospitales abarrotados, nios enfermos y desnutridos, carencia de una asistencia mdica social y vigorosa y congruente. Se suma a esta situacin desalentadora el cierre de plantas industriales, suspensiones masivas de personal, retraccin en los sectores de la produccin, desniveles marcados entre produccin y consumo, y una paralizacin virtual del aparato financiero econmico, ya sea estatal o privado, que hace difcil un cambio o una salida del estancamiento en que nos encontramos. Esto configura algo ms que una crisis; es la conculcacin, la negacin misma de los derechos humanos y cristianos de la personaDebemos llamar especialmente la atencin, sobre la ilicitud de las ganancias usurarias fruto de este espritu, que han practicado en estos ltimos aos muchas de las llamadas empresas financiadoras. Este proceso ha encarecido enormemente el valor del dinero haciendo perder la funcin social y natural del ahorro. Lo que a su vez, ha incidido directamente sobre el incremento desmesurado de los costos de la produccin y de los precios de venta al consumidor. Todo lo cual, finalmente ha desembocado en la inflacin que padecemos y, particularmente el sector obrero y ponderables ncleos de la clase media, que han visto disminuir vertiginosamente el poder adquisitivo de sus magros ingresos.

Este diagnstico de Enrique Angelelli en 1963, cuando era Obispo Auxiliar de Crdoba, cobra una vigencia preocupante ante la grave situacin que padecen hoy especialmente los ms empobrecidos.

Los datos de la dura realidad nos dicen que el ao pasado perdieron su trabajo unas 100.000 personas y en lo que va de este 2017 rondan las 25.000, sin contar los empleados en negro, changarines y cuentapropistas. Segn las estadsticas oficiales el desempleo en el conurbano bonaerense supera el 11,8 por ciento, en Rosario creci al 10,3 y en Crdoba al 9.9. El Indec la oficina de estadsticas del gobierno nacional dice que a unos 3,5 millones de autoexcluidos por el denominado efecto desaliento que ya no buscan trabajo se le suman 1.200.000 desocupados y otro tanto de subempleados, ms 3.4 millones de ocupados en negro, lo que totaliza ms de 8.000.000 de personas fuera del mercado laboral. La consultora Ecolatina dice que en 31 aglomerados urbanos hay 1 milln 24 mil trabajadores subocupados.

El aumento desorbitante de los niveles de pobreza ha sido sealado en los ltimos informes de la Universidad Catlica Argentina. En Crdoba 618.000 personas estn en el umbral de la pobreza, es decir con lo que ganan no les alcanza para la canasta bsica alimenticia y de servicios. Algo ms de 453.000 son pobres y 165.000 indigentes. Esto representa el 40,5 por ciento de la poblacin de la ciudad de Crdoba, con el 10,8 por ciento de indigentes. Por su parte, el Centro de Investigaciones Participativas en Polticas Econmicas y Sociales (CIPPES) indica que en Crdoba 564 mil nios y adolescentes (el 55,63) estaban en condicin de pobreza al tercer trimestre de 2016. En La Rioja se han perdido 1.600 puestos laborales en el ltimo ao y medio por la apertura de las importaciones textiles.

Al cierre de innumerables fbricas textiles, alimenticias, qumicas, electrnicas y metalrgicas en todas las provincias argentinas se le agrega las reducciones de personal en otras que ya lo vienen anticipando para despus de las prximas elecciones. La calidad de vida de las familias argentinas ha sido abruptamente degradada.

A este triste y fro panorama en nmeros, que esconden el drama de ciudadanos de todas las latitudes del pas, se le suma la respuesta del gobierno mediante una feroz represin que se va incrementando, con nuevos equipos y armamentos para acallar la protesta social. Y el mayor empobrecimiento que significarn las modificaciones a la legislacin laboral, sindical y previsional. Sin duda el desamparo ms cruel e injusto es el que sufren los nios, los ancianos y los discapacitados, que padecen la quita de derechos reconocidos en las leyes.

En este nuevo aniversario del asesinato del Obispo Angelelli, su memoria cuestiona desde la fe y la esperanza a no quedarnos en el lamento; y buscar formas organizadas de solidaridad y lucha, acompaando los diversos reclamos de las vctimas directas de estas injusticias.

Traemos el mensaje escrito que nos dej como legado para actualizarlo en nuestros das. Compartiendo la vida de los pobres, en La Rioja, reflexion: En el sufrimiento de nuestro pueblo est el grito de Dios Encarnado que nos debe hacer pensar en el cambio de sistema de vida que llevamos. Todo lo que atente contra la dignidad de cada hombre es una ofensa a Dios, es un ultraje a l. (1-1-1972). Pareciera que Dios quiere ensearnos cmo construir un verdadero proyecto que haga feliz a un pueblo, slo cuando le ponemos en serio el odo a ese mismo pueblo. (28-7-1974).

Pero esta actitud de servicio siempre afect y afecta los intereses de minoras con privilegios. El Obispo Angelelli lo asumi y lo dijo: Por eso, la Iglesia deber jugarse hasta el martirio si fuere necesario, en el cumplimiento de su misin, para que los hombres y los pueblos sean siempre templos vivos de Dios y tratados como tales. (9-6-1974). Su mensaje es denuncia y propuesta. Su memoria sigue interpelando. Su martirio es el sello de las palabras convertidas en acciones de justicia y solidaridad.

Trabajo, trabajoCuando la gente pide trabajo est gritando contra este tipo de sociedad que tenemos E. Angelelli, (Reportaje en Familia Cristiana, abril 1975).

Esta voz proftica de un obispo debiera interpelar tambin a la actual jerarqua catlica, como a la de otras iglesias, para denunciar la grave situacin y exigir medidas que hagan justicia para la vida digna de los pobres.

Luis Miguel Baronetto. Querellante en la causa judicial por el asesinato de Angelelli.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/54308-el-obispo-angelelli-y-la-desocupacion



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter