Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-08-2017

Que el hacker Seplveda ingrese a la JEP

Alexander Escobar
REMAP


El trato dado a estos casos ha sido el desligarlo polticamente del conflicto colombiano, cuando en realidad son una continuidad del mismo: una expresin ms de la guerra sucia. Esto se comprueba al analizar los correos de Bajaa y las interceptaciones de Seplveda que incluyen a Piedad Crdoba.



En 2014, mientras trabajaba en Pazfico Noticias en Cali, divulgamos los correos del hacker ecuatoriano Andrs Bajaa, quien realiz actividades de espionaje para la inteligencia del ejrcito y adelant interceptaciones ilegales para el hacker Andrs Seplveda que trabajaba para la campaa presidencial del candidato del Centro Democrtico, Oscar Ivn Zuluaga.

Leer: Paramilitarismo informtico en Colombia

David Seplveda hoy se encuentra pagando una condena de diez aos al comprobarse que compr informacin de inteligencia, realiz espionaje e infiltr las comunicaciones del proceso de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC.

Sin embargo, el lder del Centro Democrtico Oscar Ivn Zuluaga, a pesar de existir un video donde se ve y escucha conversando con Seplveda sobre las actividades ilegales, fue exonerado de cualquier responsabilidad.

Tanto en el caso de Andrs Seplveda como en el de Andrs Bajaa, reina la impunidad. Porque al igual que en el paramilitarismo, los financiadores y clase poltica beneficiada por las actividades de los hackers, permanecen sin castigo.

El trato dado a estos casos ha sido el desligarlo polticamente del conflicto colombiano, cuando en realidad son una continuidad del mismo: una expresin ms de la guerra sucia. Esto se comprueba al analizar los correos de Bajaa y las interceptaciones de Seplveda que incluyen a Piedad Crdoba. Revisando esta informacin se comprueba que la oposicin poltica del pas tambin fue objetivo de infiltracin, como continuidad de un conflicto que utiliza la interceptacin ilegal y el sabotaje (recurdese el caso de las chuzadas del DAS) para estigmatizar, perseguir y asesinar a los contradictores polticos, vctimas del conflicto colombiano.

Dnde est la clase poltica y los financiadores de estos hackers? Reducir estos casos a simples peleas entre el uribismo y el santismo ha sido la agenda a imponer , cuando realmente hacen parte de una estrategia de guerra, una forma de paramilitarismo informtico empleada antes, durante y (seguir) despus del proceso de paz con las FARC.

Hace pocos meses Andrs Seplveda solicit ingresar a la Jurisdiccin Especial para la Paz (JEP) que contempla el Acuerdo de Paz para obtener beneficios jurdicos. Seplveda tambin ha manifestado querer aportar nueva informacin a la Fiscala. La informacin que guarda y su relacin con ataques a la oposicin poltica (vctimas del conflicto), es de suma importancia para encontrar a los responsables polticos detrs de los hackers. Sin embargo, la solicitud de ingresar a la JEP fue negada.

La informacin que puede aportar Seplveda es de vital importancia para esclarecer una pequea parte de la guerra sucia dentro del conflicto colombiano, de la cual la oposicin poltica ha sido vctima. Su inclusin dentro de la JEP es ficha clave para descubrir a los responsables polticos y financiadores de este accionar. Los delitos del hacker Andrs Seplveda s hacen parte del conflicto colombiano, una forma de violencia que algunos pretenden ocultar relegndola jurdicamente a un trato delincuencial comn.

Fuente: http://www.laremap.com/2017/08/que-el-hacker-sepulveda-ingrese-la-jep.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter