Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-08-2017

Franja de Gaza
Mi nio se muri ante mis ojos

Sarah Algherbawi
The Electronic Intifada

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Una nia palestina enferma de cncer recibe t

Tratamiento en un hospital de Ciudad de Gaza el pasado mes de junio (Muhammad Asad/Apa images)

Wisam, un nio de seis aos, tose fuertemente mientras su padre le observa junto a su cama. Wisam padece fibrosis cstica pero los hospitales de Gaza carecen de los tratamientos enzimticos que necesita para mantenerle con vida.

La incertidumbre sobre lo que va a pasar con Wisam le est creando a su padre, Bahjat Abu Rashid, una gran ansiedad. Hace dos aos que muri el otro hijo varn de Bahjat, Muhammad. Bahjat dice que Muhammad tena un problema de corazn y que no se permiti que pudiera salir de Gaza para ser operado.

Si esta situacin contina, perder a mi segundo hijo, dijo Bahjat. Estamos pagando el precio de los conflictos polticos.

Wisam est siendo tratado en el hospital peditrico Abdelaziz al-Rantisi, en Ciudad de Gaza. Los doctores le han dicho a Bahjat que su hijo puede morir en cualquier momento.

Como el tratamiento de fibrosis cstica es caro, poder disponer del mismo para las necesidades mdicas de la gente que tiene este desorden gentico es difcil en cualquier circunstancia. Pero los problemas de los pacientes de Gaza se han agravado muchsimo recientemente.

La Autoridad Palestina, que tiene su sede en la Cisjordania ocupada, haba estado dedicando a los hospitales de Gaza alrededor de 4 millones de dlares al mes hasta principios de ao. Esa suma se redujo a 2,3 millones de dlares en abril y a slo 500.000 al mes siguiente.

Las pldoras Kryon que necesitan las ms de 300 personas en Gaza que padecen fibrosis cstica, muchas de ellas nios, ya no estn disponibles.

La AP ha introducido esos recortes al albur de las ltimas fricciones entre Fatah, el partido que domina la Autoridad, y Hamas, que est a cargo de los asuntos internos de Gaza. Esos recortes estn infligiendo un enorme sufrimiento a los palestinos de Gaza, que llevan ms de una dcada bajo asedio israel.

Ni siquiera los bebs han logrado salvarse. Tambin se han agotado las existencias de leche teraputica para alrededor de 240 bebs con deficiencias enzimticas. La consecuencia va a ser que esos nios sufrirn problemas de desarrollo toda su vida, afirma la organizacin Mdicos por los Derechos Humanos-Israel.

Vergonzoso

Los recortes se superponen a la congelacin de la financiacin de la energa. En abril, la AP anunci que iba a dejar de pagar a Israel el suministro de electricidad a Gaza. Desde entonces, dicho suministro ha cado hasta mnimos histricos todo el tiempo. Desde hace muchos das, Gaza slo est recibiendo tres horas diarias de electricidad, quiz menos.

Los hospitales han sido especialmente castigados por esa medida. Las operaciones que necesitan de un suministro continuado de energa durante varias horas han tenido que ser aplazadas. Adems, las mquinas de dilisis renal no han podido funcionar.

Huda Abu Madlala, de 44 aos, est entre las ms de 300 personas que dependen de 45 mquinas de dilisis en al-Shifa, el hospital ms grande de Gaza.

Abu Madlala tiene miedo de morir al tener que prescindir de la dilisis debido a los cortes de energa.

Nos estamos muriendo porque no hay suficiente electricidad, dijo. Esto es vergonzoso. Para los polticos, slo somos nmeros. No s cmo mis hijos van a poder vivir sin m en un lugar por el que nadie siente compasin, ni siquiera por los enfermos.

Ashraf al-Qidra, portavoz del Ministerio de Sanidad en Gaza, dijo que la AP en Cisjordania se comporta con nosotros de forma maliciosa.

Cuando los pacientes de Gaza necesitan tratamiento fuera de la Franja, se da traslado de sus casos a la sede de la AP en la ciudad cisjordana de Ramala. Segn al-Qidra, la AP ha dejado de autorizar cientos de esos casos a los largo de los ltimos meses. Sin dar ninguna razn por tal conducta, aadi al-Qidra.

Veintids pacientes han muerto hasta ahora en lo que va de ao esperando el permiso para ser tratados fuera de Gaza, segn los datos del Ministerio de Sanidad. Casi la mitad de ellos eran nios.

Sin embargo, es muy probable que la cifra sea ms alta ya que el ministerio no tiene conocimiento de todos los casos.

Yara Ismail Bajit, de tres aos, que padeca una cardiopata, est entre los pacientes que han muerto porque no pudieron conseguir que la AP les sacara de Gaza.

Los pacientes que requieren un traslado fuera de Gaza tienen que lidiar con diferentes capas de la burocracia. Incluso cuando son transferidos a hospitales dentro de Israel, tienen que enviar primero su solicitud de permiso para viajar a la Autoridad Palestina.

Ms del 90% de los pacientes de Gaza que remitieron sus expedientes a la AP el pasado mes de mayo, no han recibido an respuesta, segn Mdicos por los Derechos Humanos-Israel.

La vida en un cementerio

Maysa Ashour est intentando que trasladen a su hija Liyan de Gaza a Jerusaln porque tiene cncer de estmago. Tras varios meses de espera, Maysa ha agotado ya sus esperanzas.

Parece que Liyan se morir a menos que la operen, dijo Maysa. Hemos apelado a todo el mundo, pero ha sido completamente intil.

Faris Afana, que trabaja como paramdico, ha perdido a Anas, su hijo de nueve aos. Anas muri a primeros de mes. Necesitaba una intervencin quirrgica para corregir una cardiopata. Tampoco su familia pudo conseguir permiso para que le trataran fuera de Gaza.

Anas se muri ante mis ojos, dijo Faris.

A pesar de haber pasado una dcada trabajando para el Ministerio de Sanidad en Gaza, Faris no pudo conseguir los permisos necesarios para el tratamiento de su hijo. No pude salvarle, dijo.

Estamos viviendo en un cementerio, dijo Inas al-Najar, la madre de Anas. Mi hijo no fue el primero en morir. Y, desgraciadamente, no ser el ltimo.


Sarah Algherbawi es una escritora y traductora freelance de Gaza.

Fuente: https://electronicintifada.net/content/my-child-died-my-eyes/21236

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.

 

 

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter