Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-08-2017

Mitos y leyendas sobre el ELN [Segunda parte]

Hctor Useche
Rebelin


Seguimos brindando argumentos para defendernos (nosotros y ustedes, lectores y lectoras) de la manipulacin informativa a la que nos tienen acostumbrados los dueos del poder.

La semana pasada publicamos una primera parte que desmenta mitos sobre el ELN, como: 1. no tienen voluntad de paz, 2. dilatan los tiempos, 3. tienen una agenda abstracta, 4. no van a dejar de secuestrar. En los grandes medios de des-informacin no suele haber espacios para el debate de ideas o, algo ms elemental, para refutar mentiras. Por eso presentamos la segunda parte de "Mitos y Leyendas sobre el ELN":

Cinco: pretenden hacer la revolucin en la mesa de negociacin.

No es cierto que el ELN pida solo tres cosas (como se nos cuestiona con irona): lo poltico, lo econmico y lo social. El ELN pide, eso s, unas transformaciones mnimas y bsicas para avanzar en el camino de la paz. No se trata de hacer la revolucin en la Mesa, pero tampoco de renunciar en la lucha a cambio de nada para el pueblo. Adems, no pedimos nada que no est en la Constitucin de 1991 o en un Estado decente, donde la nocin de Estado social de derecho sea una realidad. Si a alguien la parece que discutir sobre la pobreza y la exclusin social es hacer la revolucin, entonces desde el Papa Francisco hasta Nelson Mandela deberan ser medidos con esa misma vara.

Seis: la propuesta de participacin no se entiende

No es verdad que estemos planteando una asamblea de 49 millones de colombianos para, recin entonces, avanzar en los dilogos; o que solo invitamos a los sectores populares organizados a la participacin. Lo hemos dicho en muchos medios, queremos que la participacin de la sociedad involucre tambin a las grandes ciudades, a los empresarios grandes y pequeos, a los militares, a las iglesias, y a todas las expresiones sociales que quieran participar. Pero no somos nosotros los que le tenemos miedo a la participacin. Por qu insistimos en este punto? Porque una de las causas del conflicto es la exclusin poltica; si no se tocan, as sea mnimamente, dichas causas, la paz se reducira al desarme de las insurgencias y no a los cambios sociales que el pas espera.

Siete: el ELN no tiene unidad interna

Es cierto que somos una organizacin asamblearia, pero eso no nos hace una confederacin. Hay una direccin y una poltica en la que se expresan todas las tendencias polticas y todas las regiones del pas. Tenemos, como todo grupo humano, diferencias internas, pero podemos decir que nunca en nuestra historia la organizacin ha estado tan unida. Por eso, las rdenes que se han dado, desde la tregua unilateral con motivo del plebiscito de octubre de 2016 hasta la liberacin de personas retenidas en Choc o Catatumbo, han sido acatadas por las unidades del caso. Es ms, la Delegacin de Dilogos tiene en su composicin a miembros de diferentes estructuras, incluyendo a alguna que se seala (como parte de la construccin malintencionada del mito), de estar separada del resto de la organizacin.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter