Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-08-2017

El organismo interamericano public los argumentos del fallo que hizo lugar a la medida cautelar de la defensa de la dirigente social jujea
El crudo informe de la CIDH sobre la prisin de Milagro: vejaciones, violencia y extremo peligro

Tiempo Argentino


Los casi 600 das que lleva detenida la dirigente social Milagro Sala han causado estragos en su integridad. Padece llanto recurrente, palpitaciones, ansiedad generalizada, ideacin suicida, rasgos paranoides, sensacin de ahogo, indefensin e hipobulia. Cree que si ella estuviera muerta, sus compaeros de la Tpac Amaru dejaran de ser perseguidos puertas afuera de la crcel. La situacin en el penal de Alto Comedero es tan tensa que la propia Sala le confes a los integrantes de la Comisin Interamericana de Derechos Humanos, aludiendo a las celadoras que la controlan 24 horas al da: si no me matan ellas me termino matando yo aqu dentro.

La descripcin sobre cmo est Milagro Sala hoy luce cruda y descarnada en las 17 pginas de la Resolucin 23/2017 de la CIDH, la medida cautelar del organismo humanitario que depende de la OEA, que todava no se ha concretado.

El documento describe situaciones de extremo peligro para la vida de la dirigente social. Una vicedirectora de la Unidad, tras tener serias diferencias con la seora Milagro Sala, le habra manifestado en una ocasin que si a esa negra de mierda no la han matado afuera yo la mato acᒔ.

Una suerte de articulacin para quebrar a Sala es moneda corriente en el penal en el que est encerrada. Una de las formas de esas presiones son las constantes sanciones que padece por cualquier cosa, por alzar la voz, a cada rato. Adems, cada vez que la seora Sala recibira una notificacin en lugar de recibirla en la propia Unidad o a travs de sus abogados, es trasladada en vehculos bajo un fuerte esquema de seguridad al juzgado, lo cual se realizara con el nimo de hostigarla, someterla al escarnio pblico y exhibirla a la prensa de manera repetida. Ni siquiera los propios carceleros saben cuntas sanciones le aplicaron: tras preguntar a las autoridades penitenciarias sobre el nmero de procesos disciplinarios que se tendran abiertos en contra de la seora Milagro Sala, los funcionarios no pudieron portar el nmero e indicaron que, en general stos se deban por desobedecer o por faltar al respeto a la autoridad.

Al menos una de las agresiones que sufri Sala fue tcitamente admitida por los carceleros. Sala denunci haber sufrido agresiones fsicas por parte de una autoridad penitenciaria consistente en bofetadas y una patada. Dicha autoridad penitenciaria la habra a su vez amenazado de muerte. Esta persona ya no trabaja en el centro de detencin.

El informe aade que otra de las formas del intento para quebrarla consiste en la catarata de causas nuevas en su contra que le comunican estando encerrada. La Comisin observa que a la seora Sala se le han notificado nuevas causas de manera prcticamente simultnea y en circunstancias en las cuales prima facie podra afirmarse que pudieran perjudicar significativamente el estado de salud mental de una persona, lo que se agravara frente a la fuerte conviccin de la seora Sala en cuanto a que el ejercicio de poder punitivo del Estado constituye una persecucin del poder instituido en la Provincia en su contra.

El documento tambin denuncia presiones contra otros integrantes de la Tpac para que la incriminen. La Comisin advierte que, segn la informacin aportada por la seora Sala, como resultado de una presunta estrategia para desarticular el movimiento de la Tpac Amaru mediante la criminalizacin de su persona, miembros de la asociacin se encontraran siendo hostigados o amenazados para declarar en su contra. La delegacin tom conocimiento del caso de una persona que presuntamente fue hostigada para revelar dnde estara el supuesto dinero recibido por la Tpac Amaru y Milagro Sala.

La Comisin considera que el hecho objetivo de continuar privada de la libertad a pesar del pronunciamiento de un organismo internacional del cual Argentina es parte constituye un posible indicio que reforzara lo alegado por los solicitantes en cuanto a la presunta intencin de criminalizar su liderazgo social, de tal forma que la continuidad de la privacin de la libertad calificada como arbitraria tiene un especial impacto en la integridad personal de la seora Sala, resume el documento.

Fuente: http://www.tiempoar.com.ar/articulo/view/69499/el-crudo-informe-de-la-cidh-sobre-la-prisia-n-de-milagro-vejaciones-violencia-y-extremo-peligro



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter